Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

sinking [Contactar]

Usuario: sinking [Contactar]
Nombre: Daniel
Miembro desde: 05/10/19
Tipo de usuario : Miembro
Bio:

 


No soy nuevo en esta pagina, pero gracias por interesarte. 

Sexo: Hombre


Series [0]


Fanfics por sinking

InquebrantableNuevo por sinking

No menores de 18 años; Reviews87
Resumen:

 

Desde la primera vez que habían intercambiado palabra se había formado un vínculo que ninguno de los dos entendía. Lo rondaban. Lo negaban. Lo repelían. Eran solo dos chicos de instituto empujados por las circustancias.

Para Aaron, descubrir de la peor forma imaginable que es lo que se denominaba un Omega, no era más que otro infortunio en su ya de por si decadente vida.  Pero se esforzaba, por lo contrario, por aparentarlo. Ser solo otro alguien con perfil bajo.

Brian lo tomaba como herida en su orgullo. El culmine de todos sus errores juveniles. Ser un maldito Alfa era un insulto, la sola idea de tocar a otro hombre lo asqueaba. Y, sin embargo, el tiempo no hacía más que poblar de dudas su mente. De retarlo de una vez por todas a afrontar sus fantasmas.

Los errores oponían el pasado de ambos, y el resentimiento dictaba el presente. Y cada vez que se veían lo hacían con miedo, con pudor, con recelo…

Pero aprenderan que la soledad siempre tira de los corazones afligidos.



Frio por sinking

No menores de 18 años; Reviews1
Resumen:

Benjamín sabe lo que es ir en la autopista.

Conducir con las primeras horas de la madrugada, desayunar en una estación de servicio, y dormir en moteles al paso ha marcado la pauta durante toda su vida.

Descubriendo lugares y conociendo personas, de un lado a otro, cargando en maletas el peso de no pertenecer a ningún lado.

Cuando su madre por fin parece realmente establecerse, y comenzar de nuevo, lo empuja a que de un último viaje forzado con sus nuevos amigos de la facultad.

Pero las cosas siempre se tuercen y, como una rueda desinflada, terminan por descarrilarse.

La nieve cae incesante; se pronostica lluvia, ventisca, y tormenta. Y Benjamín, demasiado acostumbrado a su pulso tras el volante, descubrirá que lo que uno busca no está en el destino ni en el viaje, sino que lo espera al costado de la carretera.