Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Persiguiendo Sueños

Autor: DanyNeko

[Reviews - 28]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Ni Pokemon ni Yu-Gi-Oh! Me pertenecen, son de sus respectivos creadores Satoshi Taijiri y Kazuki Takahashi. Yo solo los utilizo y junto en mis locas ideas de fan-girl-medio-fujoshi xD.

─Jolteon, usa Rayo Carga! ─el pokemon eléctrico disparó el ataque desde su boca hacia a los tres Garbodor que tenía al frente.

─Umbreon, Pulso Umbrío! ─el pokemon siniestro disparó a quemarropa contra los tres Chandelure que tenía en su frente.

Solo quedó uno de cada especie en pie, el líder de cada grupo. Los entrenadores de las Eevee-evoluciones mostraron una sonrisa arrogante, intercambiaron una rápida mirada y un asentimiento, listos para terminar con esa batalla.

─Umbreon/Jolteon ¡Bola Sombra! ─ambos pokemons, que estaban de espaldas entre sí, dieron una ágil voltereta con las esferas fantasmales brillando en sus bocas y arrojándolas a sus contrincantes, debilitándolos.

Los entrenadores soltaron un bufido arrogante mientras sus pokemons regresaban tranquilamente a su lado.

─Excelente trabajo Jolteon ─felicitó uno de ellos, el de menor estatura con peculiares cabellos tricolor: morado, negro y flequillo rubio, tenía bellos ojos color vino, piel dorada y un cuerpo no demasiado fornido pero si trabajado. Vestía pantalones ceñidos de cuero, una playera negra ajustada y una chaqueta azul oscuro junto con botines de igual color.

─Así se hace, Umbreon ─imitó el entrenador del pokemon siniestro, un joven un poco más alto que el tricolor, de cabellos alborotados y blancos, hechizantes ojos marrones y piel clara, vestía un pantalón gris ceñido, tenis blancos con negro una playera a rayas blancas y negras bajo una gabardina roja.

─Nada mal para nuestra última batalla antes de irnos ─dijo el tricolor a su acompañante con una sonrisa de lado.

El albino lo miró con una sonrisa parecida ─sí, nada mal para la despedida ─le respondió llevándose una mano del bolsillo.

─La próxima vez que nos veamos estaremos camino a las ligas Jotho y Sinnoh, eh Bakura ─comentó mientras ambos entraban al puerto de Ciudad Castelia.

─Cuenta con eso, Yami ─le respondió al albino mientras su compañero Umbreon se trepaba por su brazo izquierdo, la bocina de un barco sonó junto con el aviso de un marinero ─ya va a zarpar mi barco ─le tendió la mano derecha con su actitud confiada ─nos veremos pronto… y entonces nos enfrentaremos ─aseguró con competitividad.

─Dalo por hecho ─respondió al apretón, también con su actitud confiada. Un aviso diferente sonó del lado contrario ─ese es mi barco, nos vemos ─se dieron la vuelta y se dirigieron a su respectivo transporte junto a su pokemon acompañante. Yami con destino a la región de Sinnoh, Bakura mientras iba camino a Jotho.

Mientras en Sinnoh

─Hai Ryou ¿Qué tal estás? Llegaste bien a Jotho? ─preguntó dulcemente un adolescente de corta estatura, bellos y brillantes ojos amatistas, cabellos tricolores y piel clara; vestía una camisa blanca bajo una chamarra azul con el diseño de una pokeball en el pecho con un pantalón igualmente azul y tenis grises.

─Hola Yugi ─ saludó de  vuelta en la pantalla de un video-teléfono ─estoy perfectamente, mi vuelo llegó sin problemas y el profesor Hopkins me recibió en el aeropuerto ¿Cómo estás tú? ─hablaba un joven albino de piel pálida con brillantes ojos color chocolate, usaba una playera de rayas blancas y celestes, una chaqueta azul y pantalones gris claro.

─Me alegra, yo igual llegué bien, el abuelo estaba contento de que regresara a ayudarle después de nuestras vacaciones ─dijo divertido ─estuve un rato jugando con los pokemons del rancho, los extrañé aunque me encantó pasar estas semanas contigo, primo ─le sonrió dulcemente a su familiar.

─Sí, me divertí mucho contigo Yugi… recordé cuando viajábamos juntos primo ─le respondió el albino con una sonrisa.

─Cierto, recuerdo cuando comenzamos nuestro viaje ─correspondió con nostalgia el tricolor ─y pensar que dos años después te convertirías en el campeón de Jotho ─le dijo con una risilla ─Príncipe Helado ─mencionó con burla, refiriéndose al apodo que su primo se había ganado tras coronarse como campeón de la liga Jotho y haber vencido a su alto mando. Ryou se ruborizó un poco.

─Y tú en el campeón de Sinnoh, Príncipe de Luz ─le regresó del mismo modo.

Los dos primos se echaron a reír hasta que dos pokemons les saltaron juguetonamente a su respectivo entrenador. A Ryou una bella Glaceon, a Yugi una elegante Espeon. Los adolescentes de 15 y 16 años los recibieron cariñosamente. Ambas pokemons se reconocieron por la pantalla y se saludaron.

─Bien, nos vemos luego Yugi, cuídate mucho ─se despidió el albino con algo de tristeza en la voz y las cejas arqueadas, extrañaría mucho a su primo pequeño, ambos eran muy unidos.

─Te echaré de menos Ryou, tú también cuídate ─lanzó un pequeño beso hacia la cámara, gesto que Ryou imitó y entonces la pantalla se oscureció. Ambos chicos soltaron un suspiro.

─Yugi ¿Quieres salir a cenar? ─le habló su abuelo, el profesor Solomon Motou, bajando por las escaleras.

─Por supuesto abuelo ─se levantó con su Espeon en brazos, sonriéndole al anciano.

En Jotho

─Profesor Hopkins, si no le molesta Glaceon y yo iremos a dar una vuelta por la reservación ─avisó Ryou cortésmente, entrando en el despacho del investigador con su Glaceon en brazos.

─Por supuesto Ryou ─concedió amablemente, sin despegar su mirada de unos documentos ─pero ten cuidado que dentro de poco oscurecerá ─aconsejó.

─ ¡Claro, gracias! ─sin más salió corriendo junto con su compañera ─Hace rato que no estábamos en Jotho, eh Glaceon? ─le sonrió a su amiga ─quizá encontremos un nuevo amigo que unir a nuestro equipo ─tomó una pokeball de su cinturón. Su compañera asintió, de entre el bosque se les unió un nuevo Pokemon, una Froslass ─ ¡Ey Froslass! ¿Feliz de volver a casa? ─saludó a su pokemon, quien se le acercó amistosamente, Ryou le sonrió con cariño, a esa pequeña la había capturado como una traviesa Snorunt cuando estuvo con Yugi en Sinnoh, hace más o menos un año ─ ¿vienes con nosotros? Vamos a dar un paseo ─Froslass accedió feliz.

El tierno albino siguió su camino despreocupadamente por el bosque de la reservación, conversando alegre con sus pokemons, algunos de los que vivían allí le saludaban al pasar. Luego de un rato Ryou llegó a un claro lleno de colinas, escogió una con vista al prado por donde galopaban Tauros, Rapidash, Donphans, Stanlers y Girafarigs. Allí se sentó a observar el atardecer con sus dos acompañantes.

Era un escenario precioso.

─El mundo es tan grande y maravilloso ─soltó en un suspiro, provocando que sus pokemons lo miraran atentas ─quisiera seguir viajando y poder ver toda clase de lugares y personas ─continuó, mirando al cielo.

─Glace Glaceon Glace? ─Ryou interpretó las palabras de su compañera como “qué te detiene?”

─ ¿Qué caso tiene recorrer Jotho yo solo de nuevo? ─suspiró ─siento que hay algo que me falta para poder emprender el camino de vuelta… pero no sé qué es ─les confesó, reposando su rostro entre sus palmas desanimado.

─Fros Froslass ─gracias al gran vinculo que Ryou tenía con sus pokemons, entendía prácticamente todas sus expresiones. “Lo encontrarás” le había animado su Froslass.

Ryou sonrió a ambas y se levantó ─creo que va siendo hora de regresar ─les dijo al ver el azul oscuro que se había apoderado del cielo.

Glaceon saltó a su hombro y Froslass flotó a su lado, dispuestas a acompañarlo, pero justo cuando iba a darse la vuelta el albino pudo ver una veloz figura resplandeciendo de color celeste que cruzó el cielo. Ryou observó atónito como aquello descendía torpemente hasta aterrizar de forma brusca en las montañas nevadas, cerca de donde estaba: la zona de los pokemon tipo hielo.

Ryou permaneció en shock unos segundos ─ ¿También vieron eso? ─corroboró con sus pokemons, quienes afirmaron igual de anonadadas. Luego de la sorpresa inicial Ryou se puso serio ─hay que ir a ver ─dicho esto se llevó dos dedos a la boca, soltando un silbido peculiar y al minuto un elegante Dragonair apareció a su lado ─Dragonair, necesito llegar rápido a la zona de los pokemon tipo hielo ¿Me ayudas?

El pokemon Dragón asintió a su entrenador y bajó al suelo para que Ryou y Glaceon subieran a su lomo, entonces él y Froslass volaron rumbo a las montañas nevadas. Al llegar Dragonair aterrizó en la nieve fresca para que Ryou bajara sin problemas, al Dragón azul no pareció molestarle mucho el frio, resistencia adquirida gracias a sus entrenamientos especiales con el joven albino, después de todo la mayoría de los pokemon de Ryou eran tipo hielo.

Ryou recorrió con su vista el lugar mientras avanzaba lentamente, tratando de identificar el lugar del impacto.

─Glace Glace ─de la nada Glaceon soltó de su hombro, señalando hacia la izquierda. Ryou pensó que encontraría un cráter con un meteorito en medio o algo por el estilo, pero nada lo preparó para lo que vería.

El suelo estaba congelado, literalmente, parecía que varios pokemon hubieran usado Frio Polar al mismo tiempo, el camino de hielo denso se extendía unos seis metros hasta una cueva mediana sin demasiada profundidad. En la entrada se aglomeraban algunos Swinubs, Smoochums, Sneasels e incluso algún Snover. Ryou se acercó lentamente con Glaceon al frente, quien se abrió paso junto con Froslass entre la multitud de tipo hielo.

Muchos pokemons los dejaron avanzar sin problema: los que llevaban más tiempo en la reserva y conocían al albino, unos pocos intentaron oponerse y gruñirle pero los demás los detenían.

─ ¿Qué sucede chicos? ─preguntó Ryou a todos a su alrededor, los pokemon -con expresiones preocupadas- simplemente señalaban al interior de la cueva ─Dragonair, dame un poco de luz, por favor ─pidió amablemente, el pokemon dragón hizo brillar las joyas de su cola y cuello en celeste y se posicionó junto a Ryou para que este pudiera ver lo que había dentro.

Un pokemon inconsciente fue lo que encontró.
Un pokemon grande, azul. Un pokemon herido.

Ryou se llevó ambas manos a la boca, abierta de par en par, haciendo lo posible por no gritar. Sus tres acompañantes estaban igual de atónitos.

¿Cómo había terminado ese Pokemon allí, herido de tal manera?

…Continuará xD

Notas finales:

Muuuuuuuy buenas, mis lindos y adorados nekitos. Que Ra y Arceus me los guarden ¿qué les ha parecido el primer capítulo de esta fantabulastica mezcla de animes? *o*

Llevaba MESES anhelando empezar este fic ¡y al fin aquí está! *w* espero que les guste tanto como a mi

¡Por favor si les ha gustado/intrigado/agradado/emocionado este primer cap apoyarlo con un review! Así sabré que os gusta y que debo continuarlo.

¡Saludos mis amores! Ja ne~nya

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: