Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

In The Light por MidNightFlower

[Reviews - 8]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Espero que esta historia sea de su agrado! para mi fue muy divertida y enternecedora escribirla y espero que asi sea para leerla jiji! 

 

 

Pareja: Harry Potter/ Draco Malfoy

Disclaimer: Nada del mundo de Harry Potter me pertenece, todo es de J.K. Rowling y a la Warner Bros.

Advertencia: Es un EWE, con contenido SLASH (relación Chico /chico)

Título: In The Light”

Capítulos: 1/4

Warm Hugs

 

La guerra que había sucedido ocho meses atrás, parecía solamente producto de un muy mal sueño o una loca y fluida imaginación que a Harry a veces le costaba creerlo, aunque claro, las pesadillas era algo que le reiteraba todas las noches sin falta que si fue muy real y que todas esas vidas perdidas y sangre cimentada en esos muros ancestrales aún estaba ahí invisiblemente atormentando a los aun sensibles héroes de guerra de su generación.

 

Sobrellevarlo había sido difícil, pero con buena determinación a enfrentarse a un nuevo mundo donde un maniático no estaba a la vuelta de la esquina buscando matarlo, sabía que ahora si podría respirar mejor.

 

-Hey Harry, tu novio te está buscando- dijo jocosa Ginny a su lado dándole un codazo amistoso.

 

Las cosas estaban más que bien entre ellos, pues después de su bochornoso y efímero romance, descubrieron tras insulsos intentos, secos besos y toqueteos inexpertos, que como amigos era mucho mejor su relación.

 

-Que no es mi novio Gin…- murmuró avergonzado Harry rodando los ojos para regresar a ver a cierto rubio Slytherin que le estaba haciendo señas de que lo siguiera.

 

Con reticencia tomó su mochila dándole un último vistazo a Ron y Hermione que estaban en la novena nube deleitándose el uno del otro que ni siquiera cayeron en la cuenta de su presencia. Harry no pudo evitar alegrarse por ellos y dándoles a sus compañeros un escueto “nos vemos más tarde” se levantó de la mesa.

 

-Aja y yo soy la reina de Inglaterra- dijo la pelirroja con mofa viendo como el moreno se ruborizaba hasta la punta de su cabello mientras se alejaba.

 

Ok era obvio que tendría que hablar calmadamente con Ginny Weasley para sacarle tremenda idea que se había plantado y diseminado por su mente, pues, aunque Harry había descubierto que los chicos no le eran tan indiferentes como creía, no se sentía emocionalmente para encarar cualquier relación, al menos no por el primer momento que tenía donde podía ser simplemente Harry, un chico normal… “o más o menos” pensó con hosquedad pues aún había muchas personas que lo miraban como si fuese la bendita reencarnación de Merlín.

 

Tras llegar al lugar al que había seguido al rubio, arrojó su mochila a una esquina y respiró profundamente.

 

-¿Tienes tarea?- preguntó Draco sentándose en el borde de la ventana de su lugar no tan secreto en el quinto piso. Harry negó esbozando una sonrisa llegando a su lado para poder recargar su cabeza sobre su hombro. Inhaló profundamente la deliciosa esencia cítrica del rubio y exhaló todo el aire contenido. Ahí si se podía volver a respirar con normalidad.

 

Era increíble lo bien que podían llegar a congeniar, pues en los tiempos tranquilos  del retorno a Hogwarts, apenas y podían verse y ya ni hablar de saludarse con esa cortante cordialidad en los pasillos como los meros extraños que eran pues entre riñas y riñas jamás existió la oportunidad de conocer al otro.

 

Tal vez en ese momento ser amigos era prácticamente imposible por toda su historia de antagonismo, pero todo mejoró hacia solo cinco meses atrás, cuando Harry sintiéndose asfixiar por esa tan prolongada calma, donde no sucedía nada y todo perfilaba para quedarse estático, volvió a estar al pendiente de Draco Malfoy como si el sexto año se hubiese vuelto a repetir pero de manera diferente.

 

Necesitaba a Malfoy en su panorama para tener una especie de propósito y así fue la primera vez que se puso en marcha tras el profundo letargo la guerra. Siguiéndolo, observándole en el mapa del merodeador en las incontables noches de insomnio, esperando inocentemente que estuviese tramando algo, lo que sea, un atisbo de que todo había vuelto a la realidad.

 

Cubierto con su capa de invisibilidad, siguió al chico al salón en desuso del quinto piso en el que se encontraba noche tras noche sin falta en las semanas que estuvo al pendiente; pero tal fue su sorpresa que Draco Malfoy solo estaba tranquilamente contemplando la ventana. Tan absorto en su cometido, con el mismo semblante de tristeza que se cargaba desde el final de la guerra, perdido en el abismo de las tonalidades naranjas y rojizas del fin del atardecer que no lo podía creer.

 

-¿No se supone que debes de estar en tu sala común ¡Oh! gran salvador del mundo mágico?- preguntó pausadamente sin burla alguna en su tono.

 

-Lo mismo va para ti…- contestó Harry saliendo de su escondite en las sombras. El chico rubio solo se alzó de hombros murmurando algo que sonó aun “touché” pero Harry no podía estar seguro.

 

La mínima oscuridad que comenzaba a trepar y expandirse por todo el recinto le daba un aire místico y secreto como si fuera uno con el ambiente general, el cambio de luz de las velas de la habitación hacia resaltar la piel pálida del Slytherin, haciendo que Harry cayera en cuenta de lo demacrado que se veía, con marcas negras bajo sus ojos, como si hubiese dejado de dormir desde hacía mucho tiempo…

 

Harry se acercó por inercia sintiendo algo que nunca había sentido en su totalidad por el otro chico; empatía y unas irrefrenables ganas de reconfortarlo.

 

El esbelto rubio apretó sus piernas contra su pecho cuando el último rayo de sol se ocultó en el horizonte -Solo quería ver el crepúsculo antes de la llegada de las pesadillas… aunque sea para darme un instante de paz…-

 

Harry se quedó mudo. Él también conocía de las pesadillas que rondan en los rincones de oscuridad y desdicha, donde el pesar y la muerte danzan en una turbulenta compañía y la desdicha lo lleva de la mano a la locura.

 

-Antes de que los demonios salgan y revivan una y otra vez lo vivido…- murmuró Harry sin poder creer que le había contestado con voz afectada. El rubio le dedicó una media sonrisa antes de regresar su mirada gris al cielo cambiante.

 

El viento soplaba vigorosamente colándose desenfrenado por la ventana abierta, dejando que el aroma a pino y encino invadiera el ambiente, que Harry tratando de emular al rubio cerró los ojos, dejándose impregnar por él.

 

El aire de noviembre los golpeaba con fuerza mientras trazaba espirales en el suelo, levantándose imponente al techo, haciendo que las luces del recinto temblaran y tanto Harry como Draco se erizaron por la súbita oscuridad que los invadió, siendo este último quien dio un brinco cerrando los ojos y se aferró como un niño desamparado a lo primero que encontró, que en este caso fue a Harry.

 

-Detesto la oscuridad…- murmuró tratando de calmar su acelerado corazón ocultando su cara en su pecho –es como si él no hubiera muerto… y aun pudiera aparecer nuevamente….-

 

-Yo también la detesto… pero él ya no puede volver… ya no puede hacer más daño…- contestó abrazándole con fuerza para calmar su miedo y el propio, lanzando a su vez pequeños incendio a las velas para que volvieran a encenderse.

 

En sus brazos encontró la tranquilidad que hacía meses no tenía, esa extraña serenidad y calidez que no consiguió con sus amigos o cono ninguno de los Weasley lo encontró en esos brazos que se aferraban a él como si fuese el único faro en esa profunda oscuridad que los sumía intentando tragarlos sin piedad.

 

Aquel rubio le dedicó una mirada curiosa cuando su corazón volvió a normalizar, comprendiendo completamente lo que acababa de pasar pero aun así no lo soltó.

 

Las cosas a partir de ahí se volvieron diferentes. En realidad su instinto siempre le había dicho que necesitaba a Draco Malfoy de una u otra forma y parecía ser cierto hasta en ese momento pues podía darle lo que nadie más podía darle y al parecer era mutuo.

 

Draco era ese pedazo de aire que había que respirar.

 

 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: