Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El Infortunio de Kai. por Ivanov Syuusuke

[Reviews - 4]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

 

 

Primero que nada dire que este es mi primer fanfic de EXO  por tanto, no me maten si Kai no les gusta como Uke (porque aquí lo será) o si no les parece buena la historia, y del mismo modo pido una oportunidad para este fic,ya que esta aquí lean y vale que digo desde ya que espero comenten para asi saber que tal va y si he de continuarlo o mejor me dedico a otra cosa (¿????)

 

Notas del capitulo:

creo que ya dije todo arriba, solo lean y si les gusta dejen review y si no tambien xd, agradesco desde ya que esten aqui y bueno a leer

 

a si... ni EXO ni ninguno de sus integrantes me peryetenece esto es por mero entretenimiento y bueno,seamos honestos, nadie me paga ni me pagaria por esto

Prefacio.

 

En aquel momento, a tan altas horas de la noche ni el cuerpo ni cerebro de JongIn funcionaban de la manera correcta.

 

Y la culpa de todo la tenía el alcohol.

 

Parpadeo un par de veces intentando enfocar al chico que tenía frente suyo. - Tus labios son exquisitos…- Le susurra el muchacho muy cerca de sus labios y mientras correspondía el beso sus pensamientos intentaron llevarlo al momento justo en el que él, y el otro habían terminado metidos en esa habitación, que por cierto, no le resultaba nada familiar. JongIn soltaba pequeños jadeos entre cada uno de los besos, mismos que aumentaban de intensidad a cada paso que daban hacia la enorme cama que yacía en el centro de la habitación. Y mientras los pensamientos de JongIn daban de vueltas en su cabeza, aquel chico ligeramente más alto, de tés blanca y aparentemente de su misma edad, recorría con ansia su cuerpo y le besaba con pasión los labios para luego atender su cuello, zona donde se dedicó a realizar pequeñas succiones llegando incluso a morder la bronceada piel de este.

 

Una vez estuvieron junto a la cama JongIn fue arrojado a la misma y entonces aquel chico clavo sus ojos en él a la par de ir desabotonando su camisa.

 

— ¿Estás seguro de esto? — le pregunta el muchacho con voz suave y JongIn, seguro o no, asiente y es que el alcohol a uno le hace perder la cordura colocándonos en un punto donde normalmente nos guía el deseo y los instintos y él esta noche está dispuesto a hacer caso a sus impulsos los cuales le dicen que se deje querer, total, es solo esta noche.

 

—Me gusta... – susurra él y el adverso sonríe ladino y algo presuntuoso mientras le retira una a una sus prendas comenzando por el la playera, sus viejos converse y sin detenerse le retiro los vaqueros y finalmente el bóxer dejando así expuesto el ya más que despierto miembro de moreno, el otro muchacho se relamió sus labios ansioso y deseoso porque sabía lo que venía después.

 

Pero este es un juego es  de dos y JongIn lo sabe, por eso ha decidido tener algo más de iniciativa comenzando por retirar la  camisa de seda del otro para besar sus labios después y, mientras desabrocha el pantalón de este aquellos besos bajaron al cuello del otro chico y devolviendo el favor anterior mordió la piel de  esta zona mientras su mano se colaba traviesa dentro del pantalón y bóxer ajenos tomando en el acto el falo del chico apretándolo un poco, ante ello, el adverso busco sus labios y mordió estos con algo de fuerza y sin romper el contacto introdujo su lengua en la boca del moreno saboreando en el acto el sabor del wiski que el chico había estado ingiriendo aquella noche.



Al cabo de unos pocos minutos ambos cuerpos estaban completamente desnudos y es entonces donde lo interesante comienza, y es que cuando dos chicos que acostumbran a tener el dominio se encuentran en la misma cama la cosa no es nada sencilla y es por eso que ambos inician una lucha por la dominación empujando, besando y mordiendo el cuerpo ajeno.  Entre todo aquello y caricias que a ambos le sacaron jadeos de placer JongIn se vio acorralado bajo el cuerpo ajeno y pese a que no fue del todo capaz de entender la situación no opuso demasiada resistencia cuando quien era más alto separo con extrema delicadeza sus piernas y se colocó entre ellas comenzado en seguida una nueva ronda de fogosos besos  y caricias. Sin embargo el otro chico se sentía deseoso y el palpitar de su erección le exigía ir mas haya, por ende, tomo su erección y sin decir demasiado la guio hacia la entrada anal del joven bajo de él comenzando a invadir su, hasta entonces, virgen entrada, JongIn soltó un gruñido y no era exactamente de placer.

 

Aquello dolía como los mil demonios.

 

Arqueo su espalda y tensó su cuerpo impidiendo que el otro tuviera un acceso del todo limpio, por  eso el chico de pálida piel acaricio su mejilla y beso su frente pidiéndole que se calmara y que pronto todo estaría mejor, el moreno respiro profundo y beso los labios contarios en busca de algún consuelo , al final el otro chico lo lleno por completo y ante eso JongIn mordió su cuello con tal fuerza que el adverso gruño e incluso le miro molesto, pero no se quejó porque de cierto modo era algo justo.

 

JongIn se aferró a la espalda del adverso y oculto su rostro en el cuello de este y fue por ello que no noto el placer en las facciones de este y es que el moreno era jodidamente estrecho fue por ello que no espero más y comenzó a moverse dentro de este iniciando así un vaivén que en un inicio fue con calma pero entre más pasaba el tiempo más aumentaba el ritmo, por su parte JongIn había encontrado al fin placer en aquella acción, justo ahora fuertes gemidos escapaban de sus gruesos labios y mientras empujaba sus caderas contra el cuerpo ajeno en busca de más contacto el otro chico le tomaba de las caderas y le daba eso, más y más placer sumiéndose totalmente dentro de aquel delicioso cuerpo sintiendo en ese momento que podían llegar a ser uno solo y con ese pensamiento en mente continuo aquella entrega besando y acariciando cada parte del cuerpo del moreno y JongIn lo disfrutaba al máximo mientras con su diestra se masturbaba subiendo y bajando su mano por la extensión de su erección al ritmo de las estocadas.

 

Al cabo de varios minutos ambos sintieron el clímax aproximarse y como si hubiera sido planeado terminaron juntos; JongIn entre su abdomen y el adverso y el otro chico dentro del moreno llenándolo por completo de su esencia, ambos gimieron con fuerza y al final de la entrega el chico que seguía siendo un desconocido para JongIn salió de él recostándose a su lado, el cansancio los invadió entonces y sin poder decir más el sueño los venció.

 

                   000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

 

Cuando Oh SeHun abrió los ojos lo primero que a su mente vino fue el caliente encuentro que tuvo la noche anterior y por mero instinto sus ojos se fijaron en el lugar que había junto a él encontrándolo totalmente vacío.

 

Y eso le resulto lógico, más no aceptable.

 

Porque de cierta manera tenía la esperanza que aquel chico de sonrisa traviesa y arrebatadora personalidad se hubiera quedado un poco más, si, le hubiera gustado conocerle un poco más y quien sabe, quizá repetir el acto en sí, pero como lo había dicho, la situación era lógica y es que cuando conoces a alguien en medio de música y alcohol esas cosas pasaban ,todo era calentura del momento y la mayoría de personas escapaban no queriendo recordar las estupideces a las que el alcohol las había llevado, SeHun bostezo y pensó que lo mejor era irse de aquel lugar, porque claro estaba, esa no era su casa.

 

—¿Puedo pasar? —El oportuno dueño apareció tocando la puerta de aquella enorme habitación un par de veces. SeHun sin muchas ganas se sentó en la cama.

 

—claro, adelante SuHo hyung —musito y es que siendo el un invitado no podía negarse.

 

El otro chico entro al cuarto y se encamino a las ventanas comenzando a correr la persiana, ya era tarde y nos es que quisiera correr a su amigo, pero este debía irse ya.

 

-Ayer al parecer te divertiste mucho ¿verdad?

 

- Supongo…-Responde SeHun al chico que era mayor que él.

 

- ¿Qué tal estuvo? Ah no me sorprende que en tu primera noche aquí te hubieras logrado llevar a alguien a la cama.

 

-Fue maravilloso…- el joven se talla los ojos debido a la molesta luz y bosteza algo cansado- Lo malo es que no se quien sea ¿lo conoces?

 

—¿Te gustó, cierto?

 

—No, para nada, solo tengo curiosidad.

 

El mayor le mira fijo y de cierto modo sabe que su menor miente, pero igual no insiste en el tema. – No sé quién sea, es amigo de una de las chicas que es amiga de Jessica, así que has de preguntar a ellas, solo sé que va en nuestro mismo instituto, bueno, al que asistirás, es uno de esos niños que tienen popularidad, pero no parecen desearla, no se mucho…-retiro las cobijas del cuerpo ajeno en espera a que el menor captara el mensaje.

 

—Lo sé. Lo sé, tus padres…ya me voy…-el chico se puso de pie y busco su ropa comenzando a vestirse, entre tanto sus pensamiento eran ocupados por el chico con quien había tenido aquel encuentro sexual la noche anterior.

 

000000000000000000000000000000000000000000000000000000000

 

Al día siguiente de la fiesta JongIn suspiro mientras caminaba en dirección a la escuela con una jaqueca tan fuerte que pensaba la cabeza le explotaría y sus sesos quedarían esparcidos en el pavimento, ah malditas fiestas que sus amigos hacían y a las cuales le invitaban, maldito alcohol que consumió en exceso, al menos ahora sabia porque estaba prohibido para los menores, y es que, asistir a clases con resaca no era lo mejor del mundo, igual ya de nada serbia quejarse además la fiesta no fue tan mala pues pese a todo tuvo su momento de locura y diversión, aquel donde experimento cosas que eran nuevas para el pero no por eso del todo malas,  era una suerte que aquel chico no fuera a su instituto porque después de lo sucedido no tendría cara para mirarle, pues el Kim JongIn tenía una reputación que le precedía y no pensaba perderla por una noche donde el alcohol le hizo perder la conciencia…entre otras cosas.

 

- Como sea…-susurro y sin muchos ánimos entro al lugar donde desde hace más de dos años y había iniciado la preparatoria, sus pasos los dirigió a su aula mientras cada tanto saludaba a sus amigos y uno que otro conocido, al entrar vio cierto alboroto que no era tan acostumbrado entre las chicas de sus clase, mismo alboroto que iniciaban cuando algún chico nuevo llegaba al salón, en silencio y sin mucho interés miro hacia donde las otras chicas señalaban y grande fue su sorpresa cuando aquel chico que la noche anterior había conocido estaba en la entrada en espera quizá del profesor, suspiro, esa si era una suerte más que mala jodida.

 

Y JongIn maldijo a su suerte cuando Oh SeHun giro su rostro y su mirada encontró la suya.

 

Y mientras en su mente repetía un “en mi clase no, en mi clase no” entro a su aula ignorando la mirada del otro, tomo su lugar y no paso mucho cuando el profesor llego he invito al chico a pasar, el mismo se presentó como Oh SeHun y argumento que era nuevo en la ciudad y a partir de ese momento seria su compañero de clase, JongIn apoyo su frente contra su escritorio lamentando ese hecho, motivo por el cual no noto cuando a SeHun le fue asignado un lugar.

 

Justo junto a él.

 

— Hola, llevémonos bien…- le dijo y el moreno elevo la mirada reflejando en ella el pánico total, porque la presencia de ese niño le parecía peligrosa, mucho.

 

-Yo…soy JongIn…dijo en un susurro y SeHun estrecho su mano con una juguetona sonrisa, porque el tener a ese muchacho justo ahí era un golpe de suerte magnifico.

 

C O N T I N U A R A….

 

 

 

Notas finales:

si llegaron hasta aqui haganme saber sus impreciones mediante un review y si recibo suficientes  actualizo mas rapido

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: