Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

NO TE ENAMORES

Autor: Cafetonight

[Reviews - 64]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Seunghyun, un talentoso curador de arte y Jiyong, un ingenioso arquitecto, son una pareja que tiene un matrimonio arreglado. Seunghyun vive enamorado de Jiyong,  pero este ultimo solo piensa en su primer amor.
Las circunstancias llevaran a la pareja a pasar por muchas pruebas durante su convivencia, pero ¿podrán solucionar sus problemas?, ¿Seunghyun se mantendrá firme hasta el final?, ¿Jiyong buscara otra salida?. ¿Como afrontarán su convivencia?, o finalmente cederan ante sus sentimientos para darse cuenta que no siempre el primer amor tiene que ser el amor de tu vida.

Notas del capitulo:

Un agradecimiento especial a YSY por alentarme a escribir esta historia.

El único sonido que escuchaba en toda la habitación era el latir de su corazón golpeando en su pecho, no era la primera vez que se sentía de esta forma con Jiyong en la misma habitación, incluso su respiración parecía más agitada que de costumbre obligándole a cerrar los ojos un momento para relajarse. El aire entraba y salía de sus pulmones lentamente.

 

“Me estas escuchando Seunghyun, ¿Seunghyun?”

 

La situación era incomoda, la habitación estaba vacía, a excepción de Seunghyun y su jefe.

 

“Lo siento señor, me distraje.” Respondió Seunghyun avergonzado.

 

“¿Qué es lo que te pasa Seunghyun?, ¿Quizá algún problema con el que pueda ayudarte?”, le pregunto su jefe.

 

A Seunghyun le encantaría decirle que el problema era Jiyong, su hijo; pero jamás se atrevería siquiera a mencionarlo, primero por respeto y segundo porque no era alguien que podría aspirar a ser su yerno.

 

“No señor, solo me distraje, no se preocupe.”

 

“Está bien, solo no olvides la reunión de esta noche en mi casa.”

 

“Ahí estaré señor.”

 

“Muy bien.”

 

Realmente estaba muy cansando, pero decir un “no” sería un desplante muy grande de su parte hacia la familia de su jefe; si había alguien a quien agradecer era al señor Kwon, después de todo él se había hecho responsable  de su educación como curador de arte y de ser actualmente uno de los mejores y más solicitados dentro del negocio, aunque eso también se le atribuía gracias a su creatividad, responsabilidad y actitud para aprender.

 

Jiyong por otro lado era hijo único y como tal siempre había tenido todo. Durante sus años de estudiante gozaba de una gran popularidad que actualmente seguía vigente, siempre se había destacado por sus buenas calificaciones y por ser un artista nato pero con un defecto muy notorio, ser testarudo, algo que en algunas situaciones lo hacía parecer arrogante frente a los demás. Al igual que sus padres se había involucrado en el mundo del arte pero de manera diferente, gracias a la arquitectura había encontrado su pasión y se había destacado en el mismo, al igual que su carisma y belleza que no pasaban desapercibidos. Una de las cosas que Jiyong siempre había querido era independizarse de sus padres algo que no fue una tarea fácil.

 

“No siento mis pies, creo que voy a morir.”

 

“Jajajaja, cualquiera de nuestros clientes que te oyera dejara su proyecto en otras manos.”

 

“Ja ja ja, que gracioso, hablo en serio, tendrías que haber visto el lugar.”

 

“Bueno, ese es nuestro trabajo.”

 

“¡Ay Jiyong!, te golpearía si no fueras mi socio.”

 

“Y mejor amigo”, aclaró Jiyong.

 

“Si, lo que tú digas, ahora ayúdame a sentarme.”

 

Soojoo era la mejor amiga y socia de Jiyong, se conocieron en la universidad y desde entonces se convirtió en la hermana y confidente que nunca tuvo pero que siempre había deseado. Soojoo se había destacado por su lealtad, complicidad y carisma, algo que Jiyong había amado desde el día en que la conoció.

 

“¿Pudiste llegar a un acuerdo con nuestro cliente?”, Pregunto Jiyong curioso.

 

“Si, y aunque no había planeado visitar el lugar pude visualizar lo hermoso que será cuando nuestro arte esté terminado”, le contesto Soojoo con una sonrisa.

 

“Estoy de acuerdo, un buen proyecto tiene buen arte.”

 

“Y buen arte, tiene buenos ingresos jajajaja”, la rubia parecía divertida ante sus palabras.

 

“Jajajaja sí, eso también, aunque es una lástima que con todo y ese dolor tengas que acompañarme esta noche.”

 

“¿Acompañarte?, espera, espera, ¿de que estas hablando Jiyong?, pregunto Soojoo confundida.

 

“No me digas que lo olvidaste.”, le contesto Jiyong a la espera de su amiga quien estaba tratando de recordar.

 

“¡LA FIESTA!, oh! rayos. Creí que sería el próximo fin de semana”, Soojoo comenzó a golpear el mueble con ambas manos como una forma de liberar su frustración. “¡Dime que es una broma Jiyong, ni siquiera tuve tiempo de ver que me voy a poner!.”

 

“Tengo una solución”, Jiyong observo su reloj para calcular el tiempo, “Iremos a comer ahora y después compraremos algo bonito que lucirás esta noche.”

 

“Si no queda de otra supongo que está bien”, respondió cabizbaja.

 

“Vamos cambia esos ánimos, todo saldrá bien Soojoo”, Jiyong parecía muy animado.

 

 

 

Seunghyun como en muchas de las reuniones familiares a las cuales había sido invitado, estaba sentando en la misma mesa que los Kwon, y al igual que la última vez en la oficina, se sentía nervioso.

 

“¿Le informarte a Jiyong de esta reunión?”, Pregunto el señor Kwon a su esposa.

 

“Por supuesto, el estará aquí, no te preocupes.”

 

“Bien.”

 

El vino giraba y giraba dentro de la copa de Seunghyun, él había aprendió a beberlo gracias a su madre volviéndose un amante del líquido dulce, algo que disfrutaba mucho, aunque en esta ocasión, beberlo le servía para darse más confianza así mismo.

 

“Espero que mi retraso no se notara mucho.”

 

“¡Jiyong, hijo mío!”, la madre de Jiyong exclamo con entusiasmo al ver llegar a su hijo.

 

“Madre, padre, buenas noches”, Jiyong se fundió en un abrazo con su madre y en otro con su padre, “Oh!, papa, cambia esa cara, ya dije que lo siento.”

 

“Muchacho mimado, si no fueras mi hijo, Dios sabe que  haría de ti.” Jiyong sonrió ante esto, muy en el fondo sabía que su padre no podía estar tanto tiempo molesto con él.

 

“Hola Seunghyun, esa camisa te queda muy bien, ¿no lo crees Soojoo?”, Seunghyun no sabía cómo reaccionar ante esto, era la primera vez que Jiyong le decía algo directamente.

 

“Buenas noches… Jiyong, buenas noches señorita Soojoo, bienvenidos.”, Seunghyun trato de mantenerse lo más neutral a pesar del pequeño temblor que  producía su cuerpo.

 

“Tienes toda la razón Jiyong, esa camisa queda perfecta con Seunghyun y buenas noches a todos y perdonen por el retraso, fue culpa mía”, expreso la rubia.

 

“No te preocupes querida, nosotros entendemos, y gracias por acompañarnos esta noche”, respondió la señora Kwon.

 

Todo estaba marchando bien esa noche, la fiesta, los invitados, la comida; pero para Seunghyun estar sentando tanto tiempo junto a Jiyong se sentía como estar en el paraíso, el olor de su perfume eran tan embriagador como el vino que se deslizaba por su boca, Seunghyun se preguntaba si sus labios serían tan dulces como la forma en que olía.

 

¡Oh! si, Seunghyun sabía que tomar mucho podría afectarle, más si estaba en compañía del hombre que amaba, así que antes de cometer algún exceso o imprudencia decidió permanecer alejado de Jiyong contra su voluntad.

 

“Esto realmente es agradable, me gusta, me gusta mucho”, pronuncio Daesung.

 

“¿Lo dices por la comida o por la bebida?”, pregunto Seunghyun.

 

“Lo digo por todo, ninguna fiesta a la que he asistido en los últimos tres años se asemeja a esta, y no solo por la comida o la bebida, si no por las hermosas mujeres.

 

“Jajajajajajajaja, si la gente supiera como eres realmente Daesung, pagaría por ver cómo te desenmascaran delante de todos.”

 

“Es una lástima que nunca pasara Seunghyun, no a menos que tú se lo digas alguien jajajajajajaja.”

 

Realmente era agradable estar en compañía de Daesung, un curador con una magnifica habilidad para desarrollar estrategias de exhibición, quien de la noche a la mañana se había ganado su amistad y confianza, convirtiéndose en su mejor amigo.”

 

“¿Y cuándo se lo piensas decir?”, comento Daesung con una sonrisa.

 

“¿Decir qué?, ¿A quién?”, pregunto Seunghyun.

 

“Sabes bien a quien me refiero Choi Seunghyun”, afirmo Daesung.

 

“No, no sé qué hablas Daesung.”

 

“Si, si sabes, y su nombre empieza con el Ji y termina con el Yong.”

 

Ambos amigos se miraron uno al otro por un tiempo y comenzaron a reírse.

 

“Eres un maldito tramposo, quedados en que no hablaríamos de eso delante de los demás, que pasa si alguien te escucha”, murmurio Seunghyun preocupado.

 

“¡¡Vamos!!, no seas paranoico, ¿Quién podría escucharte aquí en el jardín de la casa?”.

 

Mientras el vino seguía haciendo efecto en el organismo de Seunghyun y después de un silencio cómodo Daesung tomo la palabra.

 

“¿Piensas que es bueno que tengas que guardar tus sentimientos así como así?, le pregunto Daesung a su amigo.

 

“¿Y qué debo hacer?, ir delante de todo el mundo y confesar que estoy enamorado de Jiyong, ¿o quizá debo decírselo al señor Kwon?”.

 

Después de un breve momento Seunghyun se sento delante de Daesung, y comenzó hablar, “Hay algo que he estado guardando por tanto tiempo, algo que quema como el fuego cada vez que te veo, cada vez que hablas; me queda de tal manera que está consumiendo mi corazón, Jiyong... yo te amo… si tan solo me dieras una oportunidad, te entregaría mi vida entera para hacerte feliz…”. Seunghyun hablaba con tal entusiasmo que se preguntaba porque Daesung tenía una expresión de espanto en su rostro.

 

“¿Qué sucede, porque me miras así?”, pregunto Seunghyun girando la cabeza para observar que es lo que había asustado tanto a su amigo. Ni siquiera el mismo Seunghyun estaba preparado para lo que iba a ver, cuando vio como sus pesadillas se volvían realidad; el aire parecía más frio que de costumbre y su cuerpo apenas se había movido un centímetro después de ponerse de pie para ver a Jiyong, a su madre y SooJoo, delante de él, lo que más le asustaba a Seunghyun era la expresión de incredulidad y enojo en el rostro de Jiyong, algo que nunca había visto antes.

 

“Yo… yo puedo explicarlo, yo…”, la lengua de Seunghyun no estaba cooperando, era como si se hubiese confabulado para impedirle emitir algún argumento coherente con el cual defenderse, “No es lo que parece, yo solo estaba…”

 

“¿Es mentira lo que escuche, entonces?”, pregunto Jiyong acercándose a Seunghyun. Su corazón estaba tan acelerado por el miedo.

 

“¡¡¡TIENES EL DESCARO DE BURLARTE DE MÍ FRENTE A MI MADRE Y MI MEJOR AMIGA!!!, ¡¡ES ESE, EL TIPO DE MODALES QUE MI PADRE SIEMPRE RESALTA EN TI!!”,  exclamo Jiyong con enojo.

 

A pesar de que Seunghyun quería decirle que todo lo que dijo era verdad, el silencio era todo lo que podía escuchar como respuesta.

 

“¡¡Estoy tan decepcionado de ti Seunghyun!!, creí que eras una persona diferente, pero créeme mi padre va a saber esto y…”

 

“¡Por favor!, no, no se lo digas, yo… yo en verdad te amo”, era apenas un susurro audible, quizá ni el propio Jiyong pudo escucharlo.

 

“¡MIDE TUS PALABRAS SEUNGHYUN, NO ESTÁS HABLANDO CON EL HIJO DE UN EMPLEADO, NO ME TRATES COMO UN DON NADIE!”, replico Jiyong.

 

“¡¡No es una mentira, es lo que realmente siento por ti Jiyong!!”.

 

“¡¡Deja de decir estupideces!!”. Eso fue lo último que recordaba de esa noche.

 

Seunghyun no sabía cómo había llegado a su casa, pero si sabía en qué estado se encontraban sus ojos, hinchados y enrojecidos.

 

Sabía que todo estaba acabado para él, lo supo desde el día en que sus ojos no se separaron de Jiyong; perder su trabajo no era lo que más le dolía, si no el rechazo grabado en los ojos. Seunghyun sabía que solo había una única opción para el cuándo entro por la mañana en las oficinas de la galería.

 

Con solemnidad espero sentando en el pasillo a la espera de ser recibido por el señor Kwon.

 

“Seunghyun, el señor Kwon te está esperando”, le informo la asistente de su jefe.

 

Agradeciéndole Seunghyun se puso de pie  y tomo una respiración profunda antes de girar el pomo de la puerta y enfrentar sus miedos.

Notas finales:

Lo sé, mis capítulos son muy cortos, me agradaría hacerlos más largos. Gracias leer.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: