Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Abracadabra

Autor: MisagiRyuk

[Reviews - 134]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Hola, ¿cómo están?. Gracias por entrar al tema...verán, es la primera vez que publico en este sitio, así que apenas estoy aprendiendo a menejarlo xD. Bueno, este fic ya está bastante avanzado y está siendo publicado en otro sitio. Espero les guste la historia; si todo va bien estaré publicando a diario hasta que vayamos a la par, ¿si?.

Notas del capitulo:

Disclaimer: obviamente el los anime Junjou romantica y Sekaiichi Hatsukoi no me pertenecen, son propiedad de Shungiku Nakamura.

 

Y he aquí, que nos adentramos a una de las más humildes casas. Ésta no pasaría a ser más grande a lo que abarcaría normalmente una habitación, donde solo había una mesa de madera que les servía de comedor, una cama con varias cobijas viejas para pasar el frío, una fogata para coser los alimentos y mantener el calor en las frías noches y una caja donde guardaban celosamente ropa y demás objetos que tenían valor para ellos. Y sobre la cama mal tendida, bajo todas las frazadas se encontraba un pequeño niño, de quizás algunos 9 años de edad, mientras una mujer se conformaba con cubrirse con una delgada manta, mientras esperaba que su niño al fin pudiera dormir.

 

 

 

-mami… ¡cuéntame otra vez la historia del príncipe conejo!- pedía el pequeño mirando con sus orbes verdes a la mujer que era su adoración. Ésta le sonrió con cariño.

 

 

 

-pero ya te la he contado como 20 veces, mi niño- rio un poco, el pequeño hizo un puchero enterneciendo a su madre.

 

 

 

-¡anda!, por favor- insistió

 

 

 

-está bien…-dijo la mujer después de suspirar y dedicarse a acariciar los castaños cabellos de un sonriente niño- “hace mucho tiempo, en un reino muy lejano, la reina dio a luz a un hermoso varón, el rey regocijante de alegría organizó un gran banquete para festejar el nacimiento de su primogénito, y como era de esperarse surgieron de inmediato pretendientes para el pequeño, pues reyes de mucho reinos vecinos querían comprometer a sus hijas o donceles con el recién nacido…ya que éste reino era muy prospero en riquezas de todo tipo.

 

 

 

La reina jamás permitiría tales cosas, pues ella era fiel a que su niño se casaría con la persona que él quisiera…solo por amor; ésta decisión decepcionó a todos los monarcas de los reinos, pero lo dejaron pasar. Pasó el tiempo y un mal día la reina de la prospera ciudad enfermó…buscaron a todos los magos del reino e incluso de otros reinos lejanos pero no pudieron hacer nada, desesperados y con temor también buscaron entonces a los brujos…y he aquí que dieron con la más malvada y oscura de todas las brujas…ella prometió ayudarles con tal de que casaran a su hijo con su muy amada hija…de mala manera y resignado el rey aceptó…y la bruja curó a la reina.

 

 

 

Pero fue una mala decisión la del rey al no cumplir su promesa y quererla negociar por dinero, la bruja indignada lo rechazó y enfurecida por la traición amenazó a los reyes prometiéndoles que se vengaría por tal ultraje. Los años pasaron y cuando el pequeño príncipe cumplió los 5 años, la bruja volvió y se llevó consigo al niño.

 

 

 

Los años pasaron y los reyes nunca encontraron a la bruja que les había arrebatado a su querido hijo…los buscaron por todas partes , pero nadie les supo decir nada. Un buen día un joven hechicero llegó a su palacio trayéndoles noticias de su hijo, aunque no eran del todo buenas…había una esperanza: “El príncipe permanecerá convertido en conejo para toda su vida, pagará de esta manera el ultraje que su padre cometió con la bruja…sin embargo solo hay una persona que puede deshacer el hechizo…solo una…y si esa persona supera todas las pruebas…el príncipe será liberado de su hechizo”….y eso es todo pequeño….ahora si a dormir- sonrió la mujer, mientras el niño maravillado aun pensaba en la historia.

 

 

 

-pero mamá¡¡¡…¿Por qué nunca la terminas?...¡yo quiero saber que pasa después!- insistía el oji-verde.

 

 

 

-ni hablar cariño, ya es tarde y necesitas dormir- acarició la mejilla de un inconforme castaño.

 

 

 

-pero…-

 

 

 

-a dormir- habló la mujer cubriendo a su pequeño.

 

 

 

-está bien…buenas noches mamá-

 

 

 

-buenas noches…Misaki-

 

 

 

La mujer de orbes mieles y cabellos castaños sonrió con ternura pensando en la pregunta de su niño…”¿Por qué nunca la terminas?”…-es que aún lo siguen buscando- respondió la mujer en un susurro…

Notas finales:

Espero le haya gustado un poco :)....nos vemos

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: