Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Auténtico

Autor: ReveursAiles

[Reviews - 6]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Basado en los aos 2002-2007



Crisis

Apenas lograba reconocer mi rostro en el espejo.

“Este no soy yo” me repeta a m mismo.

Encend el cigarro y cerr los ojos. No ahora, no ahora por favor, contrlate.

- Seor es hora... Seor?
Ignore conscientemente al staff, no me senta preparado para mirar lejos del espejo.
Mire mis manos por unos segundos, Puedo tomar una decisin en este estado?

- Hyde es hora de subir al escenario – Dijo Tet-chan, lo mire sorprendido, al parecer estaba tardando demasiado.

Asent como respuesta, aun sin mirar.

Le di una ltima mirada a aquel hombre vaco con lgrimas en los ojos que me contemplaba desde el espejo. Y camine hacia el escenario repitiendo con suma angustia “Este no soy yo”.

Segundos antes de que la cancin comenzara, luche por concentrarme en el momento, “tal vez este sea mi ltimo concierto” me dije. Comenc a apreciar el aire que respiraba, como capturando la esencia de un momento que tal vez nunca se repetir… tal vez toda esta angustia se termine hoy.

Los temperamentos en la banda cada vez se hacan ms difciles de llevar, al parecer nadie estaba dispuesto a ceder en ningn punto, por lo que ponernos de acuerdo en algo resultaba ms un acto de solidaridad con otro, que un trabajo de tolerancia entre compaeros. Yuki sola apoyar mis decisiones y validar mis opiniones, pero yo saba que su razn se justificaba en que Tet-chan siempre estaba de acuerdo con Ken-chan, por lo que l me apoyaba solo para mantener un equilibrio de dos contra dos.

La banda ya no me hacia feliz. Esa era la verdad y yo lo saba. Las discusiones eran tan constantes que todos saban que yo estaba por explotar, todos saban que yo quera retirarme mientras aun quedaba algo de m por salvar, yo estaba tocando fondo.

Lo nico que rescataba de m ese entonces, era mi talento y mi creatividad. Sin embargo desde hace tiempo que todo lo que quera hacer se frenaba por lo que quera hacer Tet-chan, algunas de mis ideas ms preciadas se estaban perdiendo por qu nuestros gustos eran demasiado diferentes y mi ego no me permita conformarme con ello. La banda, que era lo ms preciado en mi vida, lo nico permanente que exista para m, lo nico que se llevaba mi compromiso… ya no me perteneca, yo no le perteneca.

La cancin comenz, la cancin comenz desde hace casi un minuto… yo no reaccione.

“Hideto vuelve en ti!” me dije a m mismo. Pero mi voz no sala, la letra de la cancin no estaba en mi memoria y de pronto… perd el control.

Me sacudi un dolor agudo en el pecho y ca al suelo, no poda respirar y lo ltimo que pude observar fue el micrfono rodar por el piso del escenario, sent unas manos fras sujetar mi cabeza pero al mirar a Ken-chan no pude or lo que deca, fue como no existir en un escenario frente a miles de personas, mi sueo de desaparecer al fin se cumpla.










Vigilia

No, no es posible. Estoy durmiendo no es as? Las personas no piensan mientras duermen, maldita sea! Siempre que necesitaba descansar, me atacaban los estados de vigilia, la vida es injusta.

Escucho voces en la habitacin, hablan de m, pero no quiero abrir los ojos, solo unos momentos ms djenme… pero no pude evitar concentrarme en lo que decan aun sin abrir los ojos.

- Es demasiado, hay que darle un descanso a Hyde, uno largo – Escuche la voz de Yuki.

- Hyde quiere dejar la banda, todos lo sabemos, nose si un descanso sea lo ms indicado en este momento. Tal vez debamos tener la opcin de buscar otro vocalista, lose, no me miren as, yo tambin odio la idea, pero todos estamos conscientes de que Hyde nos abandonara tarde o temprano, si no lo dice con palabras sus actitudes si lo han dejado claro. – Ken sonaba molesto.


- No seamos precipitados, si existe la opcin de buscar otro vocal, solo tiene que ser despus de una respuesta concreta de Hyde. – Yuki otra vez sonaba sabio.

- Est bien- Dijo Tet-chan. – Tommonos un descanso, de todas maneras ya estaba planeado, si al terminar este descanso Hyde no ha tomado una decisin concreta con respecto a lo que quiere, comenzaremos a buscar a otro vocal, pero dmosle tiempo, la presin le est pasando la cuenta.

- A todos, pero… dime que se llevara un sermn por no comer antes del concierto, est siendo demasiado irresponsable.- Dijo Ken ahora ms tranquilo, al parecer mi irresponsabilidad era la razn de su enojo.


Nadie dijo nada mas, despus de unos minutos en que contine en mi posicin y manteniendo mi respiracin acompasada, se retiraron, solo all decid abrir los ojos.

Mire a mi alrededor, al parecer estaba en un hospital…. Vaya, el concierto se tuvo que a ver cancelado por mi estupidez…Ken hacia bien en estar molesto. Mis fans… oh, no. Deben estar preocupadas, despus de todo me desmaye en el escenario… por dios, Que hice? Estpido! Estpido! Estpido!

De repente la angustia volvi, pero ahora estaba solo, me poda permitir liberarla.










Existencia

Durante el descanso de la banda, decid dedicarme a hacer solamente lo que yo quisiera, es decir NADA.

Me pasaba el da durmiendo, me levantaba a comer cuando la fatiga haca temblar mis manos y se haca molesta, por las noches tenia preguntas hostigosas en mi cabeza acerca del sentido de la vida, dios o la humanidad y de pronto me llenaba de impotencia por lo horrible que es el mundo. Nunca les ha pasado que se sienten insignificantes? Es decir, todos somos buenas personas ante nuestros propios ojos, pero qu hay de cmo nos ven los dems? En este preciso momento, yo no estoy haciendo nada por cambiar el mundo, ni siquiera mi propio mundo! Me estaba ahogando en una depresin y no estaba haciendo nada al respecto. El mundo estaba lleno de guerras y yo no estaba haciendo nada al respecto. El planeta se est asfixiando en contaminacin y yo aun aqu, sin hacer nada. Pero me senta bien conmigo mismo, por que por lo menos yo me angustiaba al respecto, haba gente que se pasaba la vida sin darse cuenta que todo a su alrededor era un verdadero asco. Tal vez as se lograba ser feliz, siendo estpido y superficial, pero yo ya haba recorrido camino en esto de las crisis existenciales, ser superficial ya no era una opcin accesible. Ya ni siquiera me importaba que pasara en el mundo, todo era ficticio, exista en las mentes de las personas para engaarse a s mismas y no sentir el dolor, la impotencia y la angustia ante ser tan insignificante y no poder hacer nada por nadie. Yo no poda concentrarme en cosas tan absurdas como la moda, gracias a eso hasta la msica se estaba perdiendo, las canciones ya no decan nada, eran vacas con un ritmo pegajoso para agitar cuerpos pero no corazones, darme el lujo de perderme en un mundo as, nunca seria opcin para m.

Comenc a escribir… con la auto escusa de estar componiendo escrib hojas y hojas y no me detuve hasta que la tinta del lpiz se acabo. Por primera vez, escribir se me hizo sumamente fcil, aunque tal vez lo que escriba no tena sentido, ya que solo segua la corriente de pensamientos que me atacaba constantemente, tal vez algn da estas letras se transformaran en canciones que denotaran mi angustia y mi rabia contra este mundo y lo que existe en el.






Plenitud

Al despertar, sent un leve dolor en el pecho, vaya… haba estado soando con aquellos aos tristes que se me hacan tan lejanos ya… mire al hombre que dorma abrazado a m, mord suavemente su nariz en un gesto de amor y este arrugo su rostro, me re en silencio, no quera despertarlo.

Lo mire dormir durante unos minutos… toda la angustia que sent en mis sueos se haba esfumado al verlo abrazado a m, recuerdo que en aquellos tiempos tristes, asum que la soledad no me dejara, a pesar de que pudiera tener desahogos fsicos, jams los tendra sentimentales… en aquel tiempo no exista nadie que comprendiera la complejidad de mis emociones, en ocasiones yo tampoco lograba descifrarme. Pero el apareci y todo se ha aclarado, se ha vuelto simple. Gracias a l no haba perdido nada de lo que amaba, L’arc segua en pie y nacieron nuevas canciones con aquellas letras que escrib llenas de confusin y dolor.
El convirti mis aos oscuros en msica y mi vida se transformo en una esfera de pasin grande y permanente, si el aura tuviera color, imagino que en este momento la ma es de un color brillante y cegador, estoy feliz.

Me levante con sumo cuidado para no despertarlo, fui al bao y tuve una enorme necesidad de mirarme al espejo, observar al hombre de los ojos brillantes y decir en voz alta y firme: “Este soy yo.” Le sonre al hombre del espejo que reconoc como Hideto y me re solo, como un verdadero idiota.
Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: