Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El encanto del ave enjaulada. por Lubay Nue

[Reviews - 8]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Mencion he insinuación de parejas (creo que así se escriben)

Papyton

HoneyMustad

AsgorexGaster

 

El principio de este fic está basado con el permiso de mi amiga HikariTaisho de quien me he basado en gran parte, para lo que es el comienzo de este fic. De hecho, por ella ha nacido la inspiración para este fic en particular

Notas del capitulo:

El verdadero crédito de esta idea se lo debo enteramente a mi amiga HikariTaisho que me dio permiso de basarme de su fic “Reinas” para hacer este fic, aunque claro, las parejas son algo diferentes, desde que yo vi de esta pareja (EdgexClassicSans) me atrajo y como soy multi ship pues nada XD me gusto y se volvió una de mis preferidas, es una lastima que no haya mucho sobre ellos y menos cuando me meten los demás la idea de ver a Sans con vestido XD otra razón para hacer este fic y otros que están en proceso también

 

Bien, como basado no significa “copiar y pegar” aunque es una base, las ideas son algo diferentes, o bueno, las razones por las que se llega a ciertas situaciones que son “idénticas” entre fics es otra cosa, reitero, solo me estoy basando y apoyando en algunas escenas, no estoy copeando y pegando (o al menos eso espero yo) de todos modos, doy las gracias a mi amiga que me dio permiso y aquí esta lo prometido linda XD, espero te guste también

 

Una última cosa, traigo este fic por que no podre actualizar este fin de semana “Ecos carmesí” ni “Sinfonía Asesina” pido una disculpa U///U ahora si

 

¡A leer!

-el humano se irguió con poderío y envainando su brillante espada plateada señaló al rey tirano y con voz segura acotó “¡yo seré el vencedor y daré libertad a mi amada reina!”  dijo él con convicción-  termino de contar pasando a la siguiente hoja, su hermano Papyrus veía con unos grandes ojos llenos de emoción a su hermano quien, con su carismática voz daba vida a cada personaje impregnando la sensación de casi vivirlo ahí mismo

 

-¡tú puedes rey Edward, no te rindas!-  animo Papyrus al humano de la historia, casi saltando de su cama para ver tanto al libro como a su hermano con emoción, Sans levanto la mirada del libro y sonrió divertido, esto siempre pasaba cuando le leía la misma historia que era su favorita

 

-hehe, vamos Paps, vuelve a la cama o no acabaré la historia-  le dijo y aun cuando Sans trataba de hacerlo sonar como un regaño, le parecía tan adorable las acciones de su propio hermano que no podía evitar sonreírle con dulzura y ternura… después de todo, aun cuando Papyrus, el más joven de ambos hermanos esqueletos ya fuera un joven hecho y derecho, un muy apuesto esqueleto que le sobrepasa casi al doble por la altura, seguía siendo tan amable, tan gentil e incluso tan inocente como para actuar como un niño solo a la hora de dormir; pidiendo a Sans, su hermano mayor que le leyera un cuento antes de dormir; era una costumbre que para ambos hermanos esqueleto aun no desaparecía y realmente a ninguno le molestaba, no si Sans podía ver en Papyrus esa dulce inocencia y esa esperanza por libros de “cuentos de hadas” así mismo, Papyrus se seguía emocionando por la energía carismática que le impregnaba Sans… aun cuando el mismo fuera un esqueleto flojo casi todo el tiempo… Papyrus podía decir con seguridad que tratándose de historias, Sans dejaba de ser flojo para volverse un genial contador de historias… como hacía con su historia favorita

 

-nye… lo siento… no puedo evitar emocionarme-  se excusó apenado mientras volvía a acomodarse en la cama, Sans solo rio suavemente asintiendo. Una vez que Papyrus volvió a su posición anterior Sans se inclinó sobre el libro y continúo leyendo

 

Cuando alzó la mirada, los parpados de su hermano ya se encontraban más cerrados que abiertos, pero aun así consciente del final de la historia, Sans sonrió y Papyrus se acomodó y estiro en su cama, dando las gracias a su hermano y deseándole las buenas noches, lo último que Papyrus siente es como su hermano le regala un pequeño “clank” sobre su frente mientras también le desea las buenas noches

 

Una vez que Sans se cercioró de que su hermano estuviera dormido se dedico a acomodar el libro en la estantería y salir con cuidado de su alcoba para dirigirse directamente a la suya a su costado izquierdo, Sans soltó un cansado suspiro mientras veía su humilde casa arreglada, sonriendo felizmente regresa a su habitación y se recuesta preparado para dormir, aunque aun en su mente se mantiene pensando en la historia…

 

Era divertido suponer que los humanos alguna vez existieron… aunque, también era cómico, según “asuntos de científicos” había una gran probabilidad de que existieran, la más clara prueba eran los esqueletos como tales, ya que gracias a ellos se podía suponer de su existencia, aunque era tan probable encontrar humanos como lo era suponer que eran cuentos de hadas con sus partes verídicas. Sans soltó una leve risa… el sabia que en algún punto del universo y de las líneas temporales existían humanos y por mera lógica sin muchos fundamentos también podía apostar por que, si en este mundo solo existían monstruos, en otro existirían solo humanos… y aunque era solo una suposición que soltó hace tiempo, a su hermano menor le pareció la verdad más fascinante de toda su vida y desde ahí se volvió fanático por conocer historias sobre humanos

 

Volviéndose sus cuentos de hadas los favoritos, en especial esa donde eran guardias, caballeros o príncipes que rescataban princesas y esas cosas… siempre había algo nuevo que contarle así que las historias no acababan. Soltando un último suspiro de alivio cierra sus ojos y se deja llevar por el sueño mientras rememora mejor a su hermano y sus sonrisas y miradas de emoción cuando le cuenta esas historias ficticias

 

----------------

 

El reino Undertale se encuentra situado en un gran valle con una biodiversidad tan basta como variada, volviéndose así un reino prospero… o es así como se podría ver de no ser que ha estado durante años en una guerra con el reino vecino Underfell quien por cierto, por alguna razón que sus habitantes ya no recuerdan, comenzaron una guerra contra ellos

 

La guerra se había extendido durante tantos años que incluso los reyes que habían envejecido entre la guerra por fin terminaron por morir en una última batalla, siendo el rey quien murió en batalla y la reina quien poco después del deceso de su esposo falleció en situaciones extrañas. Llegada esta situación el reino entro en una fuerte crisis al no haber heredero al trono por parte de los antiguos y ahora fallecidos reyes Dreemur

 

Así que lo único que pudieron hacer los grandes líderes del momento fue elegir a alguien entre los muchos aspirantes a la corona y; aunque no había mucho sentido que Papyrus, un apenas principiante en la guardia real fuera elegido como el nuevo rey del Undertale, realmente no pareció molestarle a nadie. Los habitantes tomaron más que bien que Papyrus se volviera su nuevo rey, incluso aun cuando Sans no estaba muy de acuerdo con la idea

 

Por si no fuera suficiente, así como Papyrus se volvía el nuevo Rey del Undertale, nombró a Sans como su reina, aun cuando sabia que “clase” de titulo era aquel, era cierto que Papyrus no podía estar sin Sans ya que era su mano derecha para todo, se complementaban bastante bien, así que lo único que podía hacer Papyrus era seguir siendo ayudado por Sans… además que así Sans le ayudaba en más de un sentido… después de todo, el corazón del esqueleto más alto ya había sido cautivado por la estrella del momento Mettaton con quien tenía una relación secreta para no ser el foco de atención de la prensa

 

Sans había aceptado si con esto apartaban la idea de que Papyrus se casara con alguien más para que tuviera una reina… Mettaton no podía abandonar su profesión por el momento, no porque le importara la fama, sino porque era este quien mantenía la esperanza en la gente, además de comenzar a abrir los horizontes del reino mas allá de la guerra, cosa que necesitaban justo ahora, además, Papyrus haría un buen trabajo como un guía del reino, así que por el momento, aun cuando su amor fuera fuerte, tenían que seguir en sus deberes para poder lograr un futuro mejor para las siguientes generaciones… cosas por las cuales, ambos monstruos estaban más que determinados a lograr y Sans… como buen hermano los había apoyado en todo momento, sabía que los sentimientos de ambos eran honestos, no podía negarle a su hermano la felicidad…

 

El había avocado su vida a ver que la de Papyrus fuera feliz, ese fue el deseo de su padre antes de morir… y hasta el día de hoy había sostenido la promesa por su propia cuenta, no solo por aquello, sino por amor a su propio hermano a quien veía siempre feliz estando al lado de Mettaton…

 

-----------

 

-buenos días su majestad-  se inclino con respeto Red mientras se encaminaba de un modo lento en dirección al trono, pasando frente de su hermano menor y sentándose en el trono que le correspondía a la reina, soltando un disimulado suspiro de cansancio, se acomodó mejor en el gran trono y entrelazo sus manos delante de sus piernas esperando por comenzar otro día de aburrido y agobiante trabajo

 

-esta vez no demoraste tanto que ayer-  le felicito por lo bajo su hermano mientras se enderezaba en su lugar, Red se tomo un momento para girar su vista en dirección de su hermano y sonreírle suavemente en señal de felicidad, aun cuando el más alto no lo hubiese visto. Acomodó su vestido y carraspeo un poco

 

-bueno… estoy mejorando, jefe-  susurro lo ultimo lo más bajo para que solo su hermano pudiera oírlo, al segundo, creando una sonrisa divertida en la afilada mirada de este, Red regreso solo entonces su mirada al frente viendo como comenzaban a entrar las personas

 

Y mientras los ciudadanos comenzaban aquejarse amargamente y ser escuchados atentamente por su hermano Sans, una parte de él se desprendió de esa actual realidad para volver al pasado, cuando el aun era un capitán de la guardia real, aunque capitán, no era enviado a la guerra puesto que era un habilidoso estratega y, a como lo había dicho el rey Asgore en ese momento. Servía más vivo dentro del reino, rigiendo la mayoría del ejército que muerto en batalla por algún idiota

 

Si bien, Papyrus era un poderoso guerrero, era cierto que aun le faltaba experiencia (solo en ese entonces) Papyrus, ya cansado de la guerra había optado por una idea bastante descabellada, se había entrenado en silencio junto a su hermano Sans, se habían vuelto abrumadoramente más fuertes y finalmente, después de una fiera batalla contra el actual rey tirano, Papyrus había ganado

 

Por ley en Underfell, la ley del más fuerte, Papyrus fue coronado como el nuevo rey, Sans derrotó a la reina tirana volviéndose la nueva reina aun para sorpresa de todos, así que ahora eran ellos los nuevos reyes; ambos hermanos se habían vuelto imparables y al mismo tiempo, como a un acto de magia, como aquellas que solo se mostraban en los cuentos de hadas humanos… la vida dentro del reino comenzó a ir a mejor. La delincuencia bajo, la guerra de a poco fue disminuyendo…

 

*ha pasado ya un año desde que tomamos el control del reino*  pensó Papyrus dejándose ir mas por sus recuerdos; era cierto que al principio fue un completo desafío aun para alguien tan analítico y estratégico como él, después de todo, sus estrategias eran para matar, no para hacer prosperar a alguien, pero con la ayuda de su hermano Sans todo había ido de bien a mejor, aun en los últimos meses, pareciera que de a poco su propio reino marchito volvía a florecer… sin embargo, aunque hacia un año que había logrado tomar el poder junto a su hermano aun estaba el problema de la guerra

 

Y la respuesta que le había dado su hermano había sido si bien, descabellada, era algo que sabia su hermano podía lograr perfectamente sin problemas…

 

*/yo asesinare al rey del Undertale/*  dijo una vez mientras ayudaba a Papyrus a arreglar su armadura dentro de la habitación que compartían al ser los reyes; ambos se quedaron en silencio, incluso olvidando lo que hacían en ese momento, se vieron entre ambos y Sans asintió tranquilo, haciendo que su hermano volviera a verse al espejo de su habitación para continuar ayudando a acomodarse la armadura de complejo arreglo

*/si acabamos con el rey del Undertale y luego nos hacemos con el reino podríamos acabar con esta guerra/*  continuó explicando, por supuesto, a su “brillante” plan le faltaba un detalle de suma importancia. ¿Cómo rayos iba a hacer Sans para adentrarse al reino y asesinar al rey y a su familia?, a lo cual, junto a una risa burlona recibió una sonrisa de esas prepotentes, burlonas y divertidas que pocas veces podía verle a su hermano

 

*/¿En serio no se te ocurre como?/*  pregunto y al ver la mirada seria de este, su sonrisa desapareció unos segundos, como si sopesara sus palabras impertinentes y volviera a esa posición sumisa, cambiando su sonrisa a una tranquila, demasiado segura de sí mismo

*/si ofrecemos una tregua y luego me ofreces como representación de tratado de paz, alegando que me casare… no sé, con quien sea del reino, podríamos forjar una especie de acuerdo, una vez dentro del castillo, asesinar a los reyes será mas fácil que haber entrado… y nosotros nos quedaremos con el lugar y la guerra acabará/*  explico como si fuera lo más normal del mundo

 

Y en ese omento le había parecido la idea más brillante dentro de las que a Sans se le ocurrían, pero antes de comenzar con la idea, justo cuando había enviado la carta que comenzaría el tratado de paz y sus planes, estos tuvieron que cambiar abruptamente al saber (varios días después de haber enviado la carta) que los reyes habían muerto. El rey en batalla y su esposa unos días más tarde después de saber la noticia, así que ahora, sus planes tenían que volver a cambiar junto con la llegada del nuevo rey a quien por cierto, ni siquiera conocía en persona

 

-¿Su majestad?-  la voz de un súbdito le hizo salir de su pasado para centrarse en el presente, haciendo un gesto de estar prestando atención, el humilde súbdito se despide, con él, han acabado las visitas al castillo y todo parten, ahora, tanto él como su hermano deben comenzar el papeleo, sin embargo, Red ha pasado su mano hacia la de su hermano llamando su atención

 

-¿Estás bien jefe? No prestaste atención a la sesión de hoy-  pregunta enarcando un ojo con duda más que preocupación, Papyrus lo ha mirado y sonríe suavemente

 

-hace mucho que no me llamas jefe-  respondió el únicamente, sacando más confusión de parte de su hermano quien después de un rato cambio su rostro por una leve sonrisa tranquila; poniéndose de pie el esqueleto más bajo comienza a caminar a la oficina que tiene en especial para comenzar con el papeleo, riendo suavemente espera a estar un par de pasos de distancia de su hermano para girar y sonreírle divertido

 

-porque ya no eres mi jefe… eres el rey, no lo olvides-  menciona con esa sonrisa y volviendo para continuar su camino

-no divagues demasiado en el pasado… recuerda que ese es mi trabajo, el tuyo es ver hacia el futuro-  dicho esto, desaparece con ayuda de su tele transportación dejando en completa soledad al esqueleto más alto quien ha observado calladamente y una sonrisa de ligera molestia parece en sus facciones

 

-tch, al parecer necesitas recordar quién es el que manda aquí-  masculle por lo bajo

 

… … …

 

-su majestad-  escuchan el llamar de un sirviente, Edge se detiene de su papeleo junto a Sans para alzar la mirada, observando a la criatura que con sumisión se inclina delante de ambos reyes, caminando hacia ellos solo cuando le es permitido Papyrus recibe del sirviente un grupo de cartas

 

-puedes retirarte-  dice apenas ha recibido las cartas, el sirviente se inclina nuevamente y marcha lo más rápido puede, Red ha dejado de prestarle atención al sirviente para continuar con su trabajo, aun hay mucho papeleo que deben hacer aun entre los dos y es necesario apurar el paso… sin embargo nota que su hermano a su costado derecho ha tirado todas las cartas que traía y ha abierto una con más entusiasmo de lo que el más alto quería ocultar, así que discretamente la mirada carmesí de Red ha subido en dirección de la de su hermano, encontrando que está leyendo de un modo bastante concienzudo y apurado la carta que hay entre sus manos

 

-¿Ocurre algo malo majestad?-  pregunta enderezándose en su lugar y viendo completamente a su hermano quien se queda un par de segundos en silencio aun leyendo la carta, los minutos pasan en silencio y cuando Red estaba a punto de rendirse para volver al trabajo ha escuchado por fin la voz de Papyrus

 

-aceptaron el acuerdo-  dijo su hermano sacando de su ensoñación a Red para verse directamente a los ojos. El silencio volvió a ellos mientras ambos procesaban la información que ha dado Papyrus, sopesando sus posibilidades, Red ha recordado la realidad de aquellas “negociaciones” así que con un gesto ligeramente desconfiado, así como incrédulo se recarga en uno de los brazos de su silla para ver con más facilidad a su hermano

 

-¿Y qué hacemos ahora? El plan era con los antiguos reyes, no con estos-  dijo él mientras se acomodaba de ese modo “inadecuado” para una reina como ahora lo era, Papyrus en su parte se quedo pensando, el silencio reino aunque para Red realmente no era un problema, es más, le era así más fácil el poder continuar con su trabajo y en partes, procesar las posibilidades que podrían hacer…

-aun puede estar de pie la idea de asesinar al nuevo rey y tomar sus tierras-  dijo casual mientras volvía a la hoja que tenía delante suyo y que con fastidio ya iba más de tres ocasiones que leía de principio no llegando a su final por las constantes interrupciones que le suscitaban

 

-no… esperemos a ver si este sujeto es racional-  dijo Papyrus observando la carta y viendo que al final de esta se encontraba la firma del nuevo rey del Undertale

-y si no, podremos hacer tu parte del plan-  finalizó guardando la carta entre sus ropas y siguiendo con su trabajo del mismo modo que su hermano

 

-hehe, lo que se traduce como “aun está en pie el plan del asesinato”-  se burlo Red mientras tomaba otro documento y comenzaba a leer, ya estaba arto del anterior que había estado leyendo tanto, tal vez dejarlo para un poco después no sería una mala idea

 

Notas finales:

Perdona si el capitulo esta chiquito, este primer capítulo realmente es mi introducción, nada basado XD y si, por si tienen dudas, aquí, los humanos no existen, aquí nosotros somos los cuentos de hadas XD así que no hay temor de Chara, Frisk o un reseteo… ni su intervención o la de los reyes anteriores y, para no andarnos confundiendo tanto, los de Underfell les puse los conocidos apodos Edge y Red… para no confundirlos, ya que aparecerán varios mundos por aparte hechos reinos… underswap, swapfell… bueno, por ahora solo tengo la trama con estos cuatro y aun no está del todo seguro, de todos modos, perdona si es chiquito el capitulo, esto es más una introducción que nada…

 

¿Les ha gustado?

Que tengan un buen día

¡Comenten!

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: