Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

MI ULTIMO RENACER

Autor: LILITH_HIWATARI

[Reviews - 12]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Capítulo 2: El cachorro asustado.

“El loco no puede reincorporarse a la realidad, está permanentemente viviendo su fantasía” -  Carlos Castilla del Pino

 

-          Ya  se los dije no tengo idea de por qué Cameron reacciono así yo no le eh lastimado – repitió nuevamente el joven sentado en aquella sala de interrogatorio a los dos detectives que le habían apresado.

-          ¿Desde cuándo has hecho esto eh?  - hablo el otro hombre de la habitación  mirándose muy molesto - Tenemos pruebas – empujo un folder con fotografías frente a él -  las quemaduras, su pelvis dislocada – y mostro cada fotografía, cada radiografía asegurándose de que las viera aun cuando eso le daba cierto malestar - los doctores determinaron que ha sido abusado desde que era un niño, ¿Qué paso?  - se acercó a su lado poniendo una mano en el respaldo de la silla y la otra sobre la mesa  intimidándole mientras le miraba a los ojos - Te aburrías comenzó como un  juego tocándole  - relato causando que Booboo se mirara cada vez más incómodo casi asqueado de las imágenes que ese hombre ponía en su cabeza -  empezó a gustarte y después lo quemabas con cigarrillos.

-          ¿Qué? – mirando al hombre -  diablos no, no soy un depravado – dice molesto empujando las fotografías – yo no hice esto.

-          El chico actuó como loco cuando te vio deja de mentir y dinos ¿Por qué lo hacías? – hablo ahora la detective desde su lugar llamando la atención de Booboo.

-          No digas nada mas – un  hombre en traje entro por la puerta sosteniendo un portafolio y sentándose junto a Booboo – soy el abogado del señor Stewart.

-          Yo no llame ningún abogado – le miro confundido.

-          Tu padre lo hizo ahora a menos que tenga algo más que una acusación de un pobre chico mentalmente inestable y pruebas reales terminamos aquí – y el realmente no había llamado un abogado, debió ser su novia ella le acompaño después de todo al hospital  cuando fue detenido, por lo que simplemente hablo con su padre y este busco al abogado, Booboo había estado tan asqueado y molesto por ver las fotografías, por saber del horror que Cameron había sufrido que simplemente olvido llamar a su padre.

-          La victima lo identifico gritando de miedo al verle – hablo la detective -  le ataco.

-          Al igual que lo hizo con un doctor y dos enfermeros pero no veo que los tengan como sospechosos – refuto el abogado de inmediato -  en lo que a mí respecta ese pobre chico tuvo un colapso nervioso y ataco sin ninguna consideración a mi cliente, podríamos demandar por esto.

-          No vamos a demandar a Cameron – hablo inmediatamente molesto por las palabras de su abogado.

-          No lo haremos porque esto se termina aquí.

-          Que nos dé una muestra de ADN y se puede ir  - hablo el detective – es tu mejor amigo ¿y no quieres que su agresor sea atrapado?  Vaya amigo que eres – termino con sarcasmo – si de verdad te importa deja que te descartemos – y todo era un farol realmente no había ADN en el cuerpo de Cameron nada que les ayudara a atrapar a su posible violador pero el detective esperaba que pudieran procesar el suyo tomarle huellas y meterle en la base de datos para hacerla coincidir de alguna forma, estaba casi seguro que ese chico se había equivocado en algo y en algún lugar habría un prueba de lo que hizo.

 

Booboo apretó los puños con fuerza furioso por la mirada que ambos detectives le daban no podía entender como era que lo acusaban de eso, de dañar a su mejor amigo, de inmediato abrió la boca totalmente dispuesto a dejar que le tomaran la muestra que sacaran sus huellas lo que sea para hacerles entender que el jamás le haría daño.

 

-          Y que sea procesado e ingresado al sistema no lo creo –  hablo el abogado apretando el hombro de su cliente para que no dijera nada mas -   no cooperaremos más con ustedes mi cliente es un respetado miembro de la comunidad y una figura pública no  tomaran nada de él.

-          Así son las cosas entonces – se cruzó de brazos el detective mirando a Booboo notando como parecía querer refutar las palabras del abogado – tu amigo es abusado y te preocupas solo por tus antecedentes.

-          Ustedes no sabe nada – gruño Booboo realmente molesto.

-          No hables – ordeno el abogado.

-          No – grito empujando la mano del hombre que intentaba controlarle – usted no entiende, ninguno de ustedes lo hace – miro directamente al detective – he conocido a Cameron desde  que éramos unos niños tuvimos pijamadas en mi casa, aprendimos a nadar juntos y ahora descubro que ha sido abusado todos estos años, compartimos secretos y sin embargo no note que alguien le hacía daño, yo le veía cada maldito día y jamás vi lo que sufría – grito golpeando la mesa – debí saber que algo andaba mal – enterró la mano en su cabello jalándoles un poco – será mejor que lo atrapen porque si descubro quien lo hizo le matare – levanto la mirada para ver a los ojos a la mujer que parecía realmente impresionada – dañaron a mi mejor amigo en mis narices y no pude hacer nada para evitarlo – se dejó caer en el respaldo de la silla totalmente laxo.

-          Como puede ver mi cliente no sería capaz de hacerle daño a ese chico- murmuro de inmediato el abogado.

-          Déjanos descartarte como sospechoso entonces – dijo la detective quien empezaba a creer en la inocencia del joven – danos permiso para revisar tu casa y la muestra de ADN, si realmente quieres ayudar.

-          Ya lo hablamos y no – y el abogado de inmediato refuto la idea.

-          Hagan lo que quieran – Booboo levanto la mirada mirándose totalmente cansado, resignado tal vez – no van a encontrar nada.

 

Y así fue revisaron su habitación en la casa de sus padres centímetro a centímetro, revisaron su departamento, aquel que compartía con su novia, la cual por supuesto no fue feliz de que policías husmearan en sus cosas, tomaron su ADN y sus huellas, lo adentraron al sistema y al finalizar no encontraron nada, ni una sola evidencia, tuvieron que dejarle ir, los detectives no estaban felices, los padres de Cameron mucho menos pero sin pruebas y más aún cuando Cameron negó haber sido abusado por Booboo no tenían muchas pruebas.

 

********************

Carlos estaba cansado, exhausto de que los dos mismos insistentes detectives quisieran que hablara, todo ese tiempo mantuvo silencio no tenía intención de hacer caso a lo que le decían y tampoco quería decir nada, solo quería que le dejaran solo, quería quedarse patéticamente en esa esquina y sumirse en su depresión en los pensamientos que fácilmente le inundaban, solo quería llorar el hecho de que había sido abandonado nuevamente.  

 

Quería pedir perdón cada día sollozaba en voz baja por el perdón de aquellos que le exiliaron, suplico mil veces a Jay, a Mal, a Evie prometió ser bueno y sumiso, haría lo que fuera con tal de que le regresaran a casa a lo conocido, incluso suplico ser devuelto a la isla con su madre a encontrarse en esa tierra extraña.  

 

Nuevamente los detectives intentaron hacerle hablar, trataron con palabras amables preguntando quien le había dañado, “¿Quién se atrevió a tocarle?”, le aseguraron que todo estaría bien y no estaría en problemas, él hubiera rodado los ojos  de estarles viendo, por que no creía nada de sus palabras, la última vez que abrió la boca para intentar hablar de los abusos Mal le había mirado amenazante y Jay le había dejado en claro que nadie lo protegía, la última vez que intento ponerse a salvo, que buscaba la manera para ir con su madre fue desterrado a ese mundo.

 

Preguntaron el nombre de aquellos que le hicieron daño, Carlos quería reír entonces ni siquiera sabía por dónde empezar, la mayoría eran tipos al azar, sujetos que pagaron o simplemente lograron someterle, los pocos nombres que lograba recordar tampoco eran muy fiables, dudaba incluso que pudieran castigarles, pues en este mundo su realidad solo era un cuento.

 

¿Cómo tomarían el hecho de que fue Jafar quien intento tallar sus iníciales en su espalda y su madre lo borro con una quemadura?

 

 ¿Cómo creerían   que Gastón le mantuvo cautivo por una semana empujándole hasta la muerte?

 

 ¿Cómo hacerles entender que fue Cruella la que apago sus cigarrillos en su piel?

 

Nadie lo escucharía, nadie creería las palabras de ese chico, no cuando en este mundo solo eran cuentos de hadas.

 

Levanto la vista cuando la mujer le insistió para ver unas fotografías, no quería hacerlo porque sabía que era inútil pero hubo algo en su tono de voz que le hizo hacerlo, negó a cada una hombre tras hombre al ser cambiado de las fotos, algunos los reconoció otros no tanto, un par de enfermeros cuando intentó escapar del hospital, el doctor que apuñalo, un par de guardias que intento esquivar, ninguno había sido el causante de sus heridas, entonces se detuvo, sus ojos se abrieron con horror al ver aquélla otra fotografía.

 

Era Jay pero a la vez no lo era, se aferró más a sus rodillas y tembló un poco para volver a ocultarse entre estas no queriendo salir de su capullo, la voz de la mujer era dulce, le pregunto entonces si ese había sido quien le causo tanto daño, solo pudo negar, meneo la cabeza con miedo, porque no podía culparle, porque incluso aterrorizado sabía que Jay no estaba en este mundo, cuando le volvieron a insistir en mirar la fotografía lo hizo esperando ser reprendido, mas esta vez la observo cuidadosamente.

 

Realmente no era Jay, sus ojos eran mucho más cálidos, su barbilla no era tan afilada y su nariz era muy diferente, incluso en una fotografía podía ver como ese chico le miraba sin malicia, confundido, Carlos sabía que ese no era Jay, por un instante pensó en culparlo, asentir a la mujer que parecía tan ansiosa como el hombre de hallar un culpable y hacerle pagar por todo el dolor que le habían causado, podía hacerlo parecía como si fueran a creerle y le habían tomado todas esas fotografías como prueba, solo tenía que hacerlo y…

 

La mujer volvió a preguntar si era el que lo había dañado.

 

Negó con la cabeza, no podía culparle, no podía poner todo ese peso sobre sus hombros desquitarse con alguien que no era Jay, en aquel momento estaba dolido, cansado y asustado y aun que quería desesperadamente regresar a casa, aun que estaba dispuesto a caer de rodillas y rogarle a Jay llevarle una vez más también quería verlo pagar, sufrir por todo el dolor, por abandonarle cuando encontró algo mejor, pero ese chico no era Jay y si lo culpaba no sería mejor que su “familia”, así que negó y volvió a esconder su rostro entre sus rodillas decidido a ignorar todo a su alrededor.

 

Todo el ruido.

 

Toda la ayuda.

 

Solo cerró los ojos.

 

Solo se dejó envolver por la nada.

 

Solo se desvaneció.

 

***************************************

 

La investigación no fue a ningún lado, Cameron nunca llego a señalar ningún sospechoso y aunque todavía creían en la culpabilidad de Booboo todos los cargos fueron retirados, el caso fue cerrado y empujado bajo un montón de papeles.

 

Libby estaba furiosa, molesta por que no había justicia para su niño, porque nadie estaba pagando por todo ese daño descargando toda su furia en su marido, hasta que intento acunar a Cameron y este se estremeció a sus palabras, hasta que le vio temblar cuando ella le grito a su esposo, no podía hacerle esto, no hacerle revivir una y otra vez lo sucedido, por lo que lo dejo por la paz, aun no podían sacarle del hospital, intentaron hacerlo pero se les recomendó mantenerle ahí debido a  la agresión que había cometido, al doctor y a Booboo, Cameron era aún un peligro  otros así como a sí mismo.

 

Ella no se lo tomo nada bien pero si no quería que la estancia de su niño fuera más larga se mordió la lengua y acepto, lo visitaba todos los días sin falta estaba ahí con él, intentando hacerle salir de su esquina, hacerle hablar, intentando una reacción del niño que simplemente no se movía.

 

Frustrada no podía hacer otra cosa más que ver a su hijo morir lentamente, le vio dejar de comer, ignorar al mundo y sumirse en el mutismo, le vio convertirse en una muñeca vacía,  sin vida y suplico por un milagro.

 

Kara fue el primero en acercarse, después del incidente con Booboo, ni Sofía o Dove quisieron ir a verle, no sabían que había desencadenado esa reacción pero aun recordaban la última vez que lo vieron en la institución y como este les llamo por otros nombres en una euforia de demencia, ellas simplemente se mantuvieron ocupadas.

 

El chico era uno de los pocos amigos de Cameron que lo eran incluso en la escuela, estudian juntos y después de trabajar en “Jessie” aún seguían llevándose muy bien, así que se acercó preocupado a hablar con Cameron, como era de esperarse fue ignorado olímpicamente, Kara intento visitarle lo más posible siempre hablaba sobre lo aburrido que era la escuela sin él, le contaba las ultimas noticias y como todos le verían como un chico malo si regresaba ahora.

 

“Serás mucho más popular de lo que eras”  había murmurado un día con la esperanza de una reacción más nada paso, cada día al finalizar Kara  se despedía de Cameron pidiéndole regresar, Carlos solo ignoraba sus palabras.

 

La siguiente en llegar fue Sophie, la  rubia hizo chistes sobre todo y nada, intento hacerle entrar en sus bromas y cuando eso no funciono le pidió hacer algo con sus ropas pasada de modas, eso casi trae una respuesta en el más Cameron levanto la vista para decirle fríamente que no era su  decisión la ropa que llevaba después de eso la ignoro de igual manera.

 

Dove finalmente fue a visitarle, la única razón por lo que lo hacía fue por Booboo, ellos eran amigos de igual manera y este no podía acercase al niño por obvias razones pero estaba tan preocupado por el que quería saber que sucedía, Sophie le había colgado llamándole monstruo al creerle culpable luego de conversar con la madre de Cameron y Dove termino aceptando después de muchos ruegos.

 

Ella llevo a rastras Sofía insistiendo en que debía acompañarle porque se lo debía, a regañadientes la morena fue, usando un hermoso vestido azul,  Dove iba de morado, una hermosa blusa satinada purpura casi morada y pantalones blancos cuando entraron a la habitación, cuando llamaron a Cameron con voz tranquila volvió a suceder.

 

Cameron empezó a temblar, levanto la vista y las vio sonreír en su dirección y algo en él se disparó nuevamente, grito,  arañando la pared en un intento de escapar, las chicas fueron sacadas para que los enfermeros sedaran nuevamente a Cameron, afuera Libby lloraba no sabiendo el comportamiento tan errático de su niño, quiso culparles, preguntarles el por qué su niño reaccionaba así pero nuevamente el apenas si las conocía, ellas no podían haberle dañado, el no paso tiempo con ellas más que del trabajo, su niño estaba enloqueciendo y no sabía la razón.

 

Las semanas pasaban y Cameron no parecía mejorar de hecho todo lo contrario tuvieron que alimentarlo por una intravenosa para que no muriera de inanición.

 

Tres días más tarde Booboo volvió a aparecer frente a ella, no dijeron ni una palabra, el solo se quedó ahí mirándole y aun que la ira le invadió al principio esta se fue deslavando poco a poco, ella empezó a llorar, estaba cansada también, miro al chico frente a ella, vio su rostro totalmente tranquilo, vio las ojeras bajo sus ojos y quiso creer que era algún sentimiento de culpa, más sabia que no era así, conocía a ese niño, lo hacía desde años y no podía verle ser capaz de hacerle daño a su bebé. 

 

Cuando vio a Booboo mirándole con cautela y casi culpable no pudo evitar ver a ese niño de diez años, aquel que estaba siendo regañado, que susurraba un lo siento por  hacer llorar a su hijo pequeño, en ese momento fue como verlo otra vez, a aquel niño culpable que solo quería reparar su falta, que había empujado demasiado fuerte a su hijo y lastimo su brazos, aquel que se convertiría en su mejor amigo.

 

Libby solo asintió con su cabeza y dejo que entrara a la habitación, esta vez entro con cuidado, con delicadeza cada movimiento calculado como intentado no asustar a un pequeño ciervo, Cameron levanto la mirada entonces desde su esquina, le vio  asustado por su presencia más antes de que empezara a gritar dejo caer un empaque de  reese's al suelo y la empujo con su pie, Cameron se distrajo ante tal acción miro el dulce en el suelo por lo que parecía una eternidad y cuando su mano finalmente lo tomo Booboo soltó un suspiro que estaba conteniendo.

 

Carlos tomo el dulce ofrecido, le olfateo y lamio el empaque como algo desconocido, entonces logro romperlo y cuando sus labios lo tocaron su rostro se ilumino, recordaba esos dulces, era chocolate con many no los había tocado desde que la limosina les llevo a Auradon y aun que después conoció el chocolate puro estas eran simplemente deliciosas, las había extrañado tanto, y este otro chico, no-Jay le había traído uno, la comió con deleite cuando la risa del otro habitante le recordó que no estaba solo se tensó de inmediato, más aun al verle meter la mano en su bolsillo, mas este otro chico con muy lentos movimientos saco otro empaque igual.   

 

Booboo enseño el nuevo chocolate volvió a colocarlo en el suelo y simplemente lo empujo con su pie otra vez, Carlos lo tomo pero no lo comió de hecho lo guardo ocultándole de la vista sin despegar la mirada de él, la desconfianza y pregunta en sus ojos, saco otro chocolate entonces y lo sostuvo en su mano esperando que lo tomara más cuando pasaron minutos y se hizo obvio que no lo haría  Booboo se sentó en el suelo cruzo las piernas y empezó a abrir dicho empaque.

 

Carlos le miro entre cerrando los ojos, observo como muy lentamente abría el empaque y sacaba uno de los chocolates para ofrecérselo pero tras nuevamente  negarse a cercarse lo metió en su boca haciendo un ruidito satisfecho, cuando vio que tomaba el otro chocolate del paquete se alarmo, ¿acaso este chico no pensaba darle uno?, se preguntó y cuando No-Jay volvió a mirarle y ofrecerle el chocolate dudo nuevamente.

 

Tenía uno guardado, pero no sabía cuándo volvería a comer algo así, se sentía débil por negarse a comer y ninguno de sus visitantes le llevo algo tan deliciosos, considero todas las opciones y determino que no era una amenaza, no se fiaba de este chico pero algo era seguro era vigilado había doctores y enfermeros que entrarían y sacarían a No-Jay si empezaba a gritar por lo que muy lentamente se acercó para arrebatar el chocolate de sus manos y regresar de inmediato a su lugar.

 

Libby miro todo desde la pequeña ventana de afuera sorprendida por la primera reacción en semanas de su hijo, en aquél momento era como ver una recreación, vio a su pequeño hijo que tomaba el dulce ofrecido por Booboo cuando este le empujo intentando demostrarle algún movimiento de artes marciales, recuerda como el niño se disculpó mientras su pequeño lloraba y como finalmente saco de su bolsillo un par de chocolates para compartirlos, habían sido amigos desde entonces, ahora era igual, Booboo volvió a sacar otro empaque abrirlo y ofrecerle un chocolate a Cameron, quien lo tomaba como un conejo asustado para regresar a su esquina, en algún momento Cameron se acercó un poco más separándose de su lugar y eso le hizo sonreír.

 

Todo había estado bien ese No-Jay seguía dándole dulces, deliciosos dulces por lo que le permitiría seguir ahí, además no decía ninguna palabra solo reía ante sus reacciones, todo iba bien hasta que lo escuchó llamarle, se congelo entonces, levanto la mirada con miedo y volvió a retroceder a su esquina.

 

No, él no podía saberlo, no podía, no había forma y sin embargo lo escucho claramente.

 

Aquel chico le había llamado Carlos.

 

Para Booboo la reacción  de terror en sus ojos fue toda la confirmación que necesitaba, no entendía como, si acaso era una  clase de personalidad disociativa pero de algo estaba seguro, este no era Cameron, no era su amigo de la infancia, de alguna forma se había trasformado en Carlos De Vil.

 

Lo empezó a sospechar cunado tras suplicar a Dove visitar a Cameron está muy enojada y asustada le hablo del incidente, de cómo apenas si le vio y empezó a gritar en pánico, Booboo había estado confundido pues no había escuchado que lo mismo pasara con Kara o Sophie quienes por cierto le habían colgado el teléfono cuando intento llamarles Kara incluso fue más lejos llamándole acosador y amenazando con llamar a la policía si no dejaba en paz a Cameron, por lo que no eran de mucha ayuda.

 

Por lo que estaba confundido Cameron parecía empeorar cada día y no entendía como algo tan grande se le había pasado, como alguien abuso por años de su mejor amigo y ni siquiera lo noto, como tuvo que caer en las drogas e intentar un suicidio para que alguien finalmente escuchara su llamado de auxilio, recordaba lo raro que había estado, el momento exacto en el que empezó a ver como Cameron empezó a cambiar, el cómo evita el trabajo y cuando le vio en aquella entrevista y salió corriendo tras verles de forma tan extraña.

 

Recordó verle en el hospital en coma, verle pensativo tras despertar siempre soñando en su mundo, como se le quedaba mirando fijamente después de eso, como buscaba su tacto pero al mismo tiempo parecía culpable cuando le abrazaba, había intentado ser tan amble con su amigo que creyó que eso le había confundido, recordó como antes de aquel beso Cameron parecía un poco interesado en sus personajes de aquélla película, como el interés fue convirtiéndose en obsesión, le veía sonreír de extraña  forma cuando le miraba encarnando a Jay y casi jura que le vio asustado cuando Dove le grito De Vil tras que este le jugara un broma, en ese momento no le veía sentido a todo eso pero ahora tal vez podría ser que estaba viendo el inicio de su locura.

 

Semanas después Cameron le beso en alguna clase de crisis, cuando lo rechazo salto por una ventana cuando eso no funciono entro a las drogas entonces la paranoia lo atrapo y Booboo se culpó por no ver las señales, por dejar que su amigo fuera consumido por la locura.

 

Entonces se aventó  del techo en un intento de escape o suicidio extraño y aun que sobrevivió parecía que su frágil mente lo había abandonado sospecho que tal vez Cameron había decidido evadir a la realidad y en su lugar dejo que esta otra ente tomara el control.

 

Carlos de Vil había tomado el control de su cuerpo.

 

Un chico villano asustado por todo.

 

El niño que al parecer temía a Jay, Mal y Evie por lo que también lo hacía con ellos.

 

Un chico que de alguna forma estaba mucho más asustado de lo que decía su personaje, se preguntó si acaso eso tenía sentido y cuando le llamo así para confirmarlo no tuvo ninguna duda, ese chico no era Cameron, era Carlos y de alguna extraña forma tenía sentido Cameron nunca mostro signos de abuso porque de alguna forma creo otra conciencia para que fuera el quien llevara en esa carga, en algún momento aquélla entidad tomo una personalidad  y pronto un nombre, el otro ser paso a ser solo una burbuja de seguridad para convertirse en Carlos de Vil.

 

Cameron ya no existía, al menos no quería enfrentar aquella realidad, si Booboo quería volver a ver a su mejor amigo tenía que convencer a Carlos de  regresarlo o al menos esa fue la solución que aquel joven encontró.

 

Estaba tan equivocado y en lo cierto de alguna forma.

Notas finales:

Y finalmente eh terminado otro emocionante capitulo.

¿Qué les parece?

 Aburrido?

Debería dejarlo aquí?

Por qué me eh tardado tanto?

Bueno para empezar si me tarde fue porque me distraigo con facilidad y ahora con este del Gafou mi cabeza no piensa en otra cosa, no se confundan tengo muchos planes para esta historia eh escrito como un montón de escenas de Booboo y Carlos pero realmente no tenía el cómo había llegado hasta allá así que les  pido un poquis de paciencia pero de que esto continuar lo hará, al igual que mis otros proyectos, no voy a abandonarle tan fácilmente.

 

 Por otro lado han notado que Booboo cree que Cameron sufre de trastorno de identidad dispositivo, que es más que nada cuando una persona  presenta dos o más entidades de personalidad, estas por lo regular toman el control del cuerpo, por lo regular la persona no es consciente de las otras entidades mientras que estas otras si lo son ellas tienen pleno conocimiento de su entorno y de que no son el verdadero “el” Aun cuando la principal causa atribuible es como consecuencia de eventos traumáticos de la niñez también se tiene conocimiento de la creación de personalidades para cubrir una necesidad o deseo que el individuo no puede realizar abiertamente por restricciones, sociales, culturales, familiares o religiosas.

 

No es de extrañar que Booboo crea que Cameron sufra de esto.

 

Recordatorio amigable leo todos y cada uno de sus comentarios e igualmente los contesto aunque a veces me tardo gracias.

 

Una galleta?

Una opinión??

Unos tacos al pastor???

Mas chocolates para Carlos????

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: