Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

30 Random Days

Autor: Arteemisse

[Reviews - 1]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes o animes utilizados no me pertenecen.

Beta: Arlene_Ruiz

Cita romántica

--Mmm… ¿Qué me queda mejor, Kura-chan? —dijo el rubio, sacando dos pantalones y dos camisetas de su closet--¿La playera naranja con mi pantalón azul, o la azul con mi pantalón naranja? —vaya complicación.

--Grrr…--gruño el animalito anaranjado, levantando perezosamente sus patas en dirección a uno de los conjuntos.

--¿Estás seguro? —

--Grrr…--si.

--Okay, Okay; me lo probare…--dijo, escondiéndose detrás de la puerta del baño--¿Te gusta?, no sé, siento que es demasiado informal para una cita…--

--Grrr…--¿Y?

--Si, lo sé, lo sé; es demasiado poco varonil de mi parte, pero realmente quiero lucir bien—Naruto se quitó la ropa algo molesto, importándole poco el que se arrugara en el suelo, y se tumbó en su cama—Llevamos seis años de novios, y aun siento como mi corazón late con fuerza por verlo ahí… a mi lado… ¿Crees que soy demasiado cursi? —

--Grrr…--a mí que me importa.

--Tú no eres bueno, Kuu-chan—un puchero relució en su tierna carita, sacándole un bufido a su mascota—Le preguntare a Night, el si es bueno eligiendo estilos—dijo, poniéndose de pie, corriendo a la cocina en busca del gato de su novio.

--Grrr…--los gatos ven en sepia, estúpido humano, y es obvio que yo tengo más estilo.

El tierno zorro se paró orgulloso, siguiendo a su dueño a paso lento.

*********************

--A ver, debo revisar si tengo todo listo para esta noche…--exclamaba un pelinegro, sacando una lista de casi un metro de su bolsillo.

--¿No crees que exageraste, hermanito? –decía un cansado Itachi, quien miraba el pedazo de tarta que su hermano menor le había dado.

--No lo creo, Itachi, Naruto y yo cumplimos 6 años de novios esta noche, y quiero que sea una velada perfecta—el chico miro a su hermano como si no le importara, y volvió con su lista.

--¿Okay? —dijo, sin mucha convicción--¿Y que le darás de regalo a tu noviecito?, digo, ya viven juntos…--

--Es una sorpresa, mi querido-idiota hermano; y sé que le fascinara…--la confianza rebosaba del Uchiha, haciendo que su hermano bufara—Y ahora ayudame a ver lo de la lista, que si no lo haces no te daré las fotografías del primo de Naruto desvistiéndose—

--No sé cómo conseguiste esa información, pero lo vale—la cara pervertida de su hermano daba un poco de miedo, pero nada que pasará de eso—Deidara algún día será mío, ya lo veraz…--

--Aja, si, claro, eso lo has dicho desde que lo conociste, y de eso ya pasaron 15 años—

--Soy perseverante—

--O un reverendo idiota—

--Ya callate y dame esa lista—arrebato la hoja de sus manos, sacándole un gruñido al otro—Bien… ¿Canasta de picnic? —

--Lista—

--¿Manta? —

--Sip—

--¿Comida favorita de Naruto? —

--Ramen de cerdo, pastel de chocolate con relleno de vainilla, helado de cereza y chocolate amargo con fresas y crema batida; si—

--¿Comida para no morir de diabetes o de un shock de azúcar? —

--Ensalada cesar, ensalada de tomates con hierbas finas y aceite de oliva, camarones picantes y lasaña vegetariana; si—

--¿Jugo de manzana espumoso y de uva?, ¿Qué ustedes no toman alcohol? —

--Naruto no bebe y a mí no me gusta, y si, está en la canasta…--

--¿Agua purificada de manantial orgánica?, ¿Cuánto dinero me dices que tienen ustedes? —

--Todos podemos comprar agua de manantial, Itachi, aunque a Naru le gusta la que dice “orgánico”; y si, aquí esta—

--¿Lista de reproducción de Spotify Timeless Love Songs, bocinas bluetooth y batería de repuesto? —

--Si, aquí esta—

--¿Tulipanes anaranjados y amarillos?, ¿Qué no le gustaban las rosas? —

--No, desde que vio una serie en Netflix piensa que son cliché; y si, aquí están—

--Vaya, con todo esto me dan ganas de ser tu novio—

--Sigue leyendo la lista y dejate de tus tonterías—

--¿Anillo de parejas?, espera, ¿¡Anillo de parejas!?—el moreno vio a Sasuke buscando explicaciones, y este solo frunció los hombros.

--Naru siempre ha querido algo para mostrar nuestra relación con el mundo, y no es como que nadie lo sepa, pero quiere algo significativo y que guardar en su cajita de recuerdos—

--¿Tiene una cajita de recuerdos? —

--Si, la primera flor que le di la hizo un separador, y guarda cada peluche que le di en la feria en una cajita de acrílico…--

--Bien, eso no da miedo en absoluto…--

--Sigue con la lista y calla—

--Okay…--

Siguieron con eso por varias horas, acomodando todo en su lugar, todo debía ser perfecto.

Sasuke quedo convencido con lo que hizo y se cambió de ropa para esperar a su amado.

Itachi estaba feliz con las fotografías de su amor-platónico-tengo-esperanzas, camino a casa y paso por una farmacia; tambien sería una noche feliz para él.

*********************

--Respira Naruto, respira—decía el pequeño rubio mientras caminaba hacia el parque, un lugar muy especial para él—Kurama y Night te ayudaron a vestirte, no puedes dudar de su grandioso estilo de la moda—tenía puesto una camisa de botones color celeste e hilos plateados, un pantalón de algodón azul marino y unos zapatos tipo converse; era una mezcla cool y adorable para él.

Siguió caminando a paso lento, llegando hasta una luminaria a las orillas del lago, justo en el centro del parque.

--¿Dónde está Sasuke?, se supone que estaría aquí… Tal vez llegue antes…--miro su reloj en busca de respuestas, topándose con un sobre celeste que decía su nombre--¿Y esto? —levanto el sobre y lo abrió con cuidado, sacando una nota y unos cuantos petalos de margarita secos.

Hola, Naruto.

Esta es la primera parada.

¿Recuerdas lo que hace de especial esta luminaria?
Aquí comenzó nuestra primera cita,
el día que me diste la oportunidad de salir contigo.

Te veías tan hermoso con ese suéter color melón,
y con tus mejillas sonrojadas a causa del frio.

Ese día fuimos a la feria de invierno,
donde comimos dulces hasta reventar,
y también fue donde conseguimos a nuestro
pequeño bebé, Night.

¿Lo recuerdas?
Tambien fue el día que te di un ramo de margaritas,
flores que había recogido del parque,
pero que tu recibiste como si fueran lo más hermoso del mundo.

Una flor cayo de tus manos ese día,
y yo la he guardado todos estos años solo para dártela.

Esto demuestra el puro amor que siento por ti.

Te amo, Naruto.

Atte. Sasuke

P.D. Sigue caminando, busca la única banca que
está a orillas del rio, ahí encontraras la siguiente nota.

--S-Sasuke idiota…--las lágrimas salían de sus ojos, recordando todo con mucha emoción—Yo también te amo…--

Camino con emoción hacia la siguiente pista, abrazando el sobre celeste contra su pecho con fervor y esperanza.

--E-esto es adorable…--en esa banca encontró un pequeño llavero de zorro de peluche, junto con otro sobre color morado y un cojín de plato de ramen—R-realmente sabes todo lo que me gusta…--abrió la carta con mucho cuidado, sacando una nota y una cadena de plata con un dije de corazón, haciendo que el rubio se sonrojara más de lo normal.

Hola de nuevo, Naruto.

Parece que llegaste a la segunda nota.

¿Recuerdas lo que paso aquí?
Obvio que si, o eso es lo que espero.

Aquí fue donde me dijiste “si”,
cuando te propuse que fueras mi novio.

Recuerdo que te lanzaste a mis brazos,
haciendo que ambos cayéramos al lago accidentalmente.
Tu no enfermaste esa vez, pero yo si;
me cuidaste los 7 días que estuve enfermo.

Aprendiste a hacer sopa de pollo en YouTube,
solo para que me sintiera mejor;
te recostaste a mi lado para revisar a cada
rato si estaba bien o no.

Después fuiste tú el que enfermaste,
y fue mi turno de cuidarte a ti.

Esos días que estuviste enfermo,
te la pasaste haciendo manualidades para pasar el rato.

Y una de esas fue este corazón.

¿Lo recuerdas?

En ese momento, no solo me di cuenta de que te amaba,
si no que quería que fueras la persona con quien
debía compartir mi vida siempre.

Te amo, Naruto.

Atte. Sasuke

P.D. Sigue caminando, mi cansado kitsune,
solo dos pistas más; ve al quiosco de
café en el parque, ahí está la siguiente pista.

--Tengo la sensación de que voy a llorar mucho hoy…--Naruto abrazo con amor ambos sobres en sus manos, trayendo a su mente esos hermosos momentos—Y no entiendo como cuidaste este collar tanto tiempo…--

Corrió emocionado hacia su puesto de café favorito, donde el encargado siempre le regalaba algún dulce o panecillo con sus compras, cosa que llenaba de celos al gran Sasuke Uchiha.

--¡Hola, Gaara!, ¿Cómo estás? —el rubio transpiraba de la emoción, pero eso no evito que saludara al dueño del puesto.

--¡Oh!, hola, Naruto; ¿Por qué tan apurado?, vas arruinar tu linda apariencia si sigues corriendo—dijo el pelirrojo, con un tono coqueto.

--Gracias por preocuparte, Gaara, pero no pasa nada—y como siempre, no entendió que le estaban coqueteando—Estoy buscando una nota de Sasuke, ¿De casualidad no te la dio a ti? —

--A, si, el Uchiha—dijo sin emoción, ocultando sus celos—Si, paso esta mañana y dejo un sobre con tu nombre, tomalo—el rojo extendió en su mano un sobre verde, pasándoselo con pesar.

--Gracias…--abrió el sobre de nuevo, descubriendo una servilleta manchada de café y con un número telefónico anotado.

Hola otra vez, Naruto.

Espero que recuerdes lo que sucedió aquí.
Fue un momento muy especial para nosotros.
Un paso más a nuestra relación.

El día que te pedí vivir conmigo.

Era un primero de diciembre,
y hacia tanto frio que sentía que
me congelaba hasta los huesos.

Llegamos a este puesto de café,
en medio del parque;
un lugar que lamentablemente se convertiría
en tu favorito a partir de ese momento.

Tu pediste una taza de chocolate
caliente con malvaviscos, y yo un simple
café americano sin azúcar.

El chico pelirrojo del maquillaje punk
te veía obsesivamente, y mi nervio
celoso reacciono muy notablemente.

Te pedí gritando que me besaras,
y tu como mi buen novio,
dijiste que no lo ibas a hacer,
porque de seguro el café que había bebido
estaba demasiado amargo.

En ese momento reaccioné,
diferente a tratarte mal,
te pedí que vinieras a vivir conmigo.

Y como siempre, con toda tu emoción,
me dijiste que si, saltando a mis brazos con lágrimas
en los ojos.

Tiraste tu chocolate sobre el mapache,
y tuvieron que llevarlo al hospital por quemaduras
de segundo grado.

Ese día comprendí, bajo la mirada hostil de ese tipo,
que siempre ibas a ser mío, y nunca de nadie más.

Te amo, Naruto Uzumaki.

Atte. Sasuke

P.D. Camina hasta el viejo roble, solo falta un poco más.
P.D. 2. Dile al mapache que deje de mirarte.

--Siempre has sido muy celoso, Sasuke—dijo, guardando la servilleta y la carta dentro del sobre, negando suavemente con la cabeza—Ya me voy, Gaara, tengo que encontrar al imbécil de mi novio…--el rubio sacudió su mano, haciendo un gesto de despedida, sin esperar a que el otro le respondiera.

--Si, adiós, no importa…--¡¡¡MALDITO UCHIHA!!!

Con el corazón a toda potencia y un enorme sonrojo, Naruto corrió a toda velocidad, buscando el viejo árbol del parque e intentando no atropellar peatones.

A cada paso más cerca, la música comenzaba a notarse, sabiendo demasiado bien que eran sus canciones favoritas, acelero su paso, encontrándose con una hermosa escena.

Debajo del frondoso árbol estaba Sasuke, con un ramo de tulipanes en un brazo y un peluche de tiburón ballena gigante en el otro, una manta de cuadros cliché, con una canasta de picnic y velas sobre ella; todo rodeado de lámparas solares y petalos de flores.

--Feliz aniversario, Naruto—el pelinegro se acercó al anonado de su novio, dándole un beso en la mejilla--¿Qué no dirás nada? —

--¡E-eres un idiota! –el rubio abrazo a Sasuke con todas sus fuerzas, repartiendo besos en su boca y barbilla, dado a que no alcanzaba más arriba.

--Nada mal, aunque puedes quitar el “idiota”—

--Feliz aniversario, Sasuke—el beso llego poco después de esa frase, olvidando los regalos en el suelo; Sasuke abrazando a Naru por la cintura, y el otro acercándose más a él con sus brazos alrededor de su cuello.

--Dejemos los regalos para después, Naruto—dijo, separándose, para después pasar su lengua por la oreja del contrario—Y dejemos esto para más noche…--

--Eres un pervertido, Sasuke…--su sonrojo era notorio sin importar la poca luz que había, y eso solo causo una sonrisa burlona en el otro.

--Pero aun así me amas, Naruto—

--Pues ya no tengo de otra…--dijo, frunciendo los hombros, recibiendo un golpecito en la frente.

Ambos se sentaron en la manta de cuadros blancos y rojos, uno al lado del otro, importándoles poco la mala mirada que les daban algunas personas.

--Trajiste todo lo que me gusta…--Naruto tomo el plato que le había servido su novio, viendo la combinación balanceada de alimentos—Incluso el pastel que odias…--

--Se que yo odio las cosas dulces, pero da la casualidad de que a mi tierno novio le encantan…--

--Te amo, Sasuke…--

--Si eso dices por la comida, ¿Qué me dirás cuando estemos en la cama? —

--¡Pervertido! —

La cena siguió sin muchos inconvenientes, solo algunos jugueteos y chupetones, pero nada tan fuerte.

--Oye, Naruto, ¿Recuerdas que sucedió aquí?, ¿Exactamente en nuestro primer aniversario? –dijo Sasuke, entrelazando sus dedos con los de su novio, mientras ambos miraban las estrellas.

--Si, no me lo recuerdes—el rubio recargo su cabeza en el pecho de su novio, ocultando su sonrojo—Fue uno de los momentos más vergonzosos de mi vida—

--¿Me vas a decir que no te gusto? –su voz burlona le hizo sonrojarse más, haciendo reír al moreno.

--N-no es eso, e-es solo que fue muy vergonzoso…--

--¡Hey!, ¿Cómo dices eso?, si aquí fue la primera vez que…--

--¡¡¡NO DIGAS NADA, SASUKE!!!—el rubio tapo la boca de su amado con sus manos, mirándolo a los ojos—M-me da vergüenza…--

--Pues que lastima, porque a mí me encanta ese recuerdo…--Sasuke se sentó nuevamente sobre la manta, ayudándole a Naruto a hacer lo mismo—Y pienso que comenzaras a amar este lugar después de esto…--dijo, poniéndose de pie, sosteniendo a el rubio de la cintura.

--¿Qué? –anonado, noto sus pies sobre la manta, mientras veía como Sasuke se ponía de rodillas frente a él.

--Naruto, Naruto Uzumaki…--

--¿Qué estás haciendo, idiota? —

--Caya y escuchame, que estoy inspirándome…--

--Okay, Okay…--

--Naruto, Naruto Uzumaki Namikaze; te conocí hace 15 años, cuando apenas éramos unos niños, pero puedo decirte que causaste una gran impresión en mi…--ambos rieron un poco, si que había sido una gran impresión—Después de muchos ruegos, aceptaste a salir conmigo cuando teníamos 15, y, aunque aún sigo sin agradarle a tu familia y que tarde todo un año en pedirte que fueras mi novio, hoy quiero darte algo muy especial por todos los buenos y malos momentos que hemos tenido juntos—Sasuke saco una enorme caja detrás del roble, junto con otra más pequeña—Tarde seis años en dártelos, pero apuesto que aun los quieres…--dijo, abriendo la caja más pequeña.

--S-Sasuke, e-esto es…--

--Si, Naru, son los anillos gemelos que me has pedido desde que somos novios—un par de anillos hechos de oro blanco relucían en la caja, era uno más pequeño que el otro, y tenían algo grabado dentro y fuera de la sortija—Este es el tuyo, tú tienes los dedos más delgados—el pelinegro le puso el anillo en el dedo medio, mientras el otro trataba de no saltar de la emoción.

--¡Oh, Dios!, es hermoso…--miro atentamente el anillo, notando las pequeñas notas musicales alrededor de esto—Y tiene nuestra canción…--comenzó a llorar a borbotones, notando como comenzaba a escucharse “esa” canción desde las bocinas—S-Sasuke…--el moreno tomo su mano, y se puso de pie.

--¿Me concedes esta pieza? —

--Por supuesto que si—Sasuke puso sus manos en la cintura del rubio, mientras este le rodeo el cuello con sus brazos.

Cause all of me
Loves all of you
Love your curves and all your edges
All your perfect imperfections
Give your all to me
I'll give my all to you
You're my end and my beginning
Even when I lose I'm winning
Cause I give you all of me
And you give me all of you

I give you all of me
And you give me all of you

--Te amo, Sasuke… te amo mucho…--Naru recargo su cabeza en el pecho de su novio, escuchando como la canción volvía a repetirse.

--No más que yo, te lo aseguro…--el moreno bajo el volumen de la música, soltó las manos de su novio para tomar la enorme caja y ponerla frente a Naruto—Aún falta un regalo más, Naru…--

--No creo poder con tantas emociones—

--Ni se te ocurra decir eso, que aún falta mucho para que este aniversario termine…--beso a su novio en los labios, y se puso de rodillas junto a la caja—Ábrelo, Naru, que ya quiero regresar a casa…--

--Pervertido…--Naruto se sentó en el suelo con las mejillas ya cansadas de tanto sonrojo, y abrió la extraña caja con mucho cuidado—¡¡¡Kyaaaaa!!!—el rubio grito de emoción, sacando de la caja un pequeño cachorro de Akita Inu de pelaje negro y ojos celestes--¡¡Es tan lindo!!—

--Tu siempre quisiste un perro, y aunque en casa tenemos un gato, dos peces, tres jerbos, dos hámsteres, una tortuga y un zorro, creo que ya era hora de que tengamos un nuevo hijo a quien cuidar…--

--¡Gracias, gracias, gracias! –Naruto beso repetidamente a su novio, tratando de no hacerle daño al pequeño animalito—Te pondré Alice…--

--Es macho—

--Te pondré Prince—el cachorro ladro ante el nombre, dándole un lengüetazo en la nariz--¿Quién es el bebé de mamá? —dijo, haciéndole mimos al perrito.

--Me alegra que te haya gustado, ya compré todo lo necesario para que viva con nosotros—Sasuke tomo sus cosas, metiéndolas rápido en la canasta de picnic, y dejo todo como lo había encontrado—Ahora tenemos un asunto pendiente en nuestra alcoba, cariño…--

--¡No digas esas cosas frente a tu hijo, Sasuke! —el rubio abrazo a su “bebé” dramáticamente, tapándole una de sus orejas.

--Papá no dijo nada malo, además, Prince aún es un cachorro, el no entiende de estas cosas…--

--Aja, si, claro…--

--Vámonos ya, que desde hace rato tengo ganas de lamer…--

--¿Qué te dije? —

--Que tengo ganas de meter a los niños a la cama y hacer cosas de “adultos” en nuestra habitación…--

--¡¡Pervertido!!—grito con un sonrojo, abrazando a Prince posesivamente—Pero aun así te amo…—

--Yo también te amo, Naru…--

Ambos se tomaron de la mano, y caminaron a casa bajo la luz de la luna, prometiendo más que una eternidad juntos.

Una promesa de amor eterno.

Notas finales:

También públicado en Wattpad, el link esta en mi perfil.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: