Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Mi director

Autor: Ciel Ritsu

[Reviews - 4]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Hola nuevamente!!


Ahora vengo a entregarles la 2da parte de la continuación. Para no hacerlo muy confuso por las parejas, decidí separar el escrito y tener el protagonismo para cada pareja.


Agradezco inmensamente que inspiración-chan viniera a visitarme anoche, la verdad me estaba frustrando por no tener nada en mente para escribir TTATT es horrible sentirse así.


Pero ya no los interrumpo. Disfruten y apoyen también este oneshot!! 

POV de Itachi Uchiha

 

—Eres un buen chico Naruto —Sonrió mientras dejaba mi celular a un lado de la cama— Un fin de semana solo como Minato —Feliz doy unas poco vueltas en mi cama iba a seguir con mi felicidad hasta que el sonido de la puerta del baño se abre y de ella sale un apuesto hombre rubio y de hermosos ojos azules.


—¿Por qué tanta felicidad Itachi?


Demonios, ¿por qué ese hombre es tan sexy?!! Minato a pesar de sus 44 años encima tenía un cuerpo de infarto y lo sabía perfectamente bien. No por nada ese hombre con cuerpo de Adonis es mi pareja desde hace unos meses.


—Solo estoy feliz porque Naruto y yo hicimos un trato —Sonrío un poco coqueto y aprovechando que aún me encontraba en bata y que mi cabello estaba suelto camino hacia mi novio provocativamente— Él pasara un fin de semana con mi hermanito y yo la pasaré contigo. Solos tú y yo.


—Ustedes dos —Sonríe negando con su cabeza— Pero me parece bien —Estando cerca suyo dejo que rodee con sus brazos mi cintura y yo sin perder tiempo poso mis manos en esos fuertes pectorales. —Solos tú y yo Itachi


—Sabía que la idea te gustaría Minato, ¿soy un genio no crees? —Con una sonrisa coqueta me acerco a sus labios y los atrapo en un apasionado beso, los días sin él me habían afectado mucho.


A pesar de que habíamos tenido un encuentro muy sexual y erótico hace unos minutos eso no quitaba el hecho que mi cuerpo necesite más de él. Y más estando ambos solo tapando nuestros cuerpos con una bata de baño.


Nuestra relación no había empezado tan bien como ahora, la inseguridad de Minato debido a nuestra diferencia de edad fue un impedimento muy moral para él.


Nuestra diferencia de 16 años fue una distancia muy fuerte para él. Para mí no tanto porque soy fiel seguidor de la frase “En el amor no importa la edad ni mucho menos el género”.


Enamorar a ese Adonis rubio fue la osadía más grande que tuve que pasar en mis 26 años de vida. Además de la diferencia de edad también había un impedimento de ser su “subordinado”.


Minato era el director del prestigiado Instituto de Konoha, lugar en donde trabajo como profesor de química. A pesar de la muy notoria atracción que tuvimos al conocernos, él mantuvo su distancia.


Y claro cómo olvidarme del tercer impedimento, su difunta esposa. Kushina Uzumaki Namikaze una mujer fuerte y hermosa. Nunca la conocí pero lo que han dicho de ella era más que maravillas. La madre de mi cuñado Naruto perdió su vida en un accidente de tráfico, ella era una reconocida diseñadora pero en el avión que iba tuvo un accidente y perdió la vida junto con otras 300 personas más. Fue un hecho devastador para Minato.


Sus amigos cercanos me habían contado parte del ocurrido y el cómo Minato sufrió por ello. Pero fue él mismo que me contó la verdad de todo. Él nunca llego a amar a Kushina como mujer, su matrimonio fue como una “tapadera” para los padres de Minato. Pero no hay que mal interpretar las cosas, Minato amo a Kushina, la amo como amiga, como compañera, como una hermana y como la madre de su hijo Naruto.


Su perdida le afecto porque no iba a poder ver de nuevo a una fiel amiga, la que lo acompaño siempre y la que lo ayudo cuando sus padres pensaban dejarlo en la calle por su orientación sexual. Fue un acuerdo mutuo, aunque lo que nunca se sabrá y lo que yo sospechaba era el hecho de que Kushina si amaba a Minato como hombre.


Esos tres fuertes impedimentos para Minato hicieron que mi acercamiento y sentimientos se tardaran en ser correspondidos. Pero nunca me rendí. Yo amo con mi alma a Minato y repetiría todo lo que hice de nuevo solo para estar con él.


—¿Itachi?


—¿Umh? ¿Qué?


—Eso mismo pregunto —La suave risa de Minato me hizo salir por completo de mis pensamientos. Me había quedado pensando en el pasado. —De un momento a otro no dijiste más nada ¿En qué pensabas?


—En el pasado —Sonrió y pasando mi mano por su mejilla la acaricio suavemente. —El cómo pasó todo lo nuestro y el que lo repetiría mil veces solo por estar contigo.


— Itachi —Lo escucho murmurar, sabía que mis palabras lo habían sorprendido. Tomando la mano que tenía en su mejilla observé como la llevaba a sus labios y dejaba un beso en ella— Gracias por no rendirte y por amarme tanto.


—Pero no te mentiré. Fuiste muy difícil Minato. —No puedo evitar reír y al ser un poco contagiosa escuche también como Minato se unía.


—Si lo admito. Pero aquí me tienes.


—Oh si, te tengo solamente para mí —Con una sonrisa juguetona jalo la bata de Minato y lo llevo hacia la cama — Y jamás dejaré que alguien te robe de mi lado. —Con suavidad lo empujo y dejo que este se acostara en la cama. Sin perder tiempo desamarro mi bata, dejándola caer en el suelo. Estando completamente desnudo me subo a la cama y me acomodo arriba de Minato.

 

—¿De nuevo quieres hacerlo? Estas insaciable Itachi.


—No me culpes señor director. Mi cuerpo te extraño demasiado Minato.


—Y el mío Itachi —Sonríe y desamarrando su bata deja a la vista ese cuerpo de infarto y a su muy despierto amigo también.


—¿Pero que tenemos aquí? Junior está listo para seguir jugando —sonrío  mientras me siento sobre la entrepierna de Minato dejando a su muy dura erección rosará mis nalgas y mi entrada.


—Y solo para ti.


—Eso es lo que más me agrada.


No hice esperar más el momento y aprovechando la recién actividad vivida minutos atrás dejo que inicie una nueva ronda de placer. Donde de inmediato los gemidos, jadeos y palabras de amor fueron llenando la habitación.


Espero inmensamente que mi hermanito no venga por ningún motivo al departamento porque estos días que se aproximan serán solamente para aprovechar y recuperar todo el tiempo perdido durante las últimas semanas.


Y por la disposición que tenía Minato en cada encuentro que teníamos él pensaba igual que yo y esperaba que ni su hijo ni el trabajo los interrumpieran por ese fin de semana.


Nuestra relación tuvo muchos impedimentos para darse pero la dedicación y el amor lo puede todo.


Y ahora teniendo a Minato haciéndome el amor comprendía que había valido completamente la espera. Cada intento, cada cercanía y cada expresión de amor habían valido la pena.

 

Notas finales:

Mil gracias por leer n.n


Me harían muy feliz que me dejaran en los Rw sus opiniones de este pequeño oneshot!! Se los agradecería inmnesamente!!


Les mando un gran abrazo *3*)/

 

Ciel Ritsu

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: