Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

¿INOCENTEMENTE ERÓTICO?

Autor: Algodon de azucar3096

[Reviews - 20]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Hola, después de mucho mucho tiempo estoy de regreso, que puedo decir los estudios me tienen muerta a mas no poder pero de verdad que quiero terminar las historias que deje por aquí, si alguien ya me conoce espero que siguán leyendo y si alguien aún no sabe de mi espero me den una oportunidad, esta historia es más relajada que las anteriores que he hecho más que nada porque la hice para darme un respiro de la escuela, eso sí está hecha con mucho cariño, espero alguien guste leerla y dejar un comentario para saber si gusto y seguir haciendo capítulos.

Posdata si alguien quiere saber de mis otros escritos les comento que ya los estoy retomando.

 


Aburrido… susurraba mientras miraba las múltiples fotografías eróticas que conformaban la página de internet en la que me encontraba, no es que me agradara ver este tipo de cosas pero mi compañero Aomine me la había recomendado, decía que era de lo mejor puesto que era una página interactiva, ya que además de ver las fotos provocativas de las personas podías mantener conversaciones con ellas y comprar artículos usados como camisas, pantalones, faldas, ropa interior, también por la cantidad adecuada podías  obtener uno que otro servicio más…sin embargo esto me resultaba MUY poco atractivo, ninguna de las chicas que me recomendó Aomine me interesaban, todas me parecían muy artificiales con sus enormes pechos, estaba a punto de salirme cuando sin querer di clic a otro link de las diferentes clasificaciones que tenía la pagina, al parecer en esta sección se mostraban a hombres jóvenes más o menos de mi edad, al igual que las chicas estos se mostraban de forma muy provocativa- Desagradable- Fue la primera palabra que se me vino a la mente, no sabía quién estaba tan loco como para querer entrar a este tipo de sitios, por simple masoquismo seguí mirando las fotos de esta sección mientras me preguntaba cómo era posible que la gente se interesara en este tipo de cosas… estaba a punto de salir de la página cuando note una imagen un poco familiar, a diferencia de todas las anteriores en esta foto el modelo apenas y mostraba piel, en algunas tenia levemente levantada la playera mostrando un poco su abdomen, en otras apenas y mostraba su hombro que de hecho era su pose más atrevida, como lo dije anteriormente la imagen de este chico me resultaba familiar, sin duda lo había visto antes, formaba parte del cuadro de honor de mi escuela.-Tatsuya Himuro que interesante…


---------------


-Buenos días Tatsuya -Decía un alto pelirrojo al moreno mientras abría su casillero para guardar algunas cosas-


-Haa… este buenos días Taiga -Decía un poco nervioso mientras se ocultaba detrás de la puerta de su casillero- ¿Cómo estás?...


-Algo cansado, no dormí bien anoche por estar haciendo la tarea, es que termino muy tarde el entrenamiento de basquetbol, bueno debo irme o llegare tarde a clases, te veo después- Dijo el mayor mientras revolvía el cabello del pelinegro de manera un poco brusca y hacia que este se sonrojara-


-Si… claro hasta luego- apenas pronuncio mientras miraba alejarse al mayor, posteriormente soltó un largo suspiro y se recargo de los casilleros, ¿Por qué era tan difícil estar al lado del pelirrojo?, ¿Por qué cada vez que lo veía le temblaban las piernas y el corazón le latía rápidamente?, eran tan desesperante como no podía articular bien las palabras, era tan desesperante no poder acercase más a él, era tan desesperante no poder abrazarle… besarle…,volvió a suspirar profundamente y continuo organizando su casillero, tomo algunas cosas las metió a su mochila, estaba a punto de cerrar la puerta del pequeño contenedor cuando sintió algo extraño como si alguien lo observara, volteo rápidamente y noto que un muchacho muy alto de cabello morado le observaba o bueno al menos eso creía pero no quiso tomarle más atención, la mirada del peli-morado era tan penetrante que  se apresuró en cerrar el contenedor y salir prácticamente corriendo de ahí- ¿Qué le pasaba a esa persona?, ¿Por qué le miraba de esa manera?  ¿O era solo su imaginación?


------------


Tatsuya Himuro… de segundo año de preparatoria, pelinegro, de piel pálida, con un lunar debajo de su ojo derecho, había regresado a Japón después del divorcio de sus padres, actualmente vivía solo porque su madre se encontraba trabajando en Tokyo, pertenece a un estatus medio-bajo el cual no es suficiente para cubrir los gastos de una prestigiosa escuela como esta, sin embargo es acreedor de una beca que le permite estar aquí por una cantidad muy razonable para su condición, se encuentra en el primer lugar del cuadro de honor de toda la escuela, por tratarse de una persona de escasos recursos dentro de una escuela como está la mayoría de los estudiantes saben del, claro una cosa es conocerlo de vista y otra muy diferente hablar con él, la verdad es que pocas veces lo había visto, a veces va a las prácticas de basquetbol y su casillero se encuentra algo cerca del mío, parece un chico muy tímido y reservado, nada interesante o al menos eso pensaba antes de verlo en esa página.-llegue a la escuela se me estaba haciendo un poco tarde para entrar a la clase, prácticamente los pasillos estaba vacíos, solo había una persona sumido en sus propios pensamientos, mientras intentaba regular su respiración se trataba del pelinegro del lunar, se veía algo nervioso como si algo le estuviera afectando me le quede viendo fijamente ¿Me preguntaba quien más sabia de la página web?, ¿Qué tipo de servicios ofrecía?, si alguien lo habría tocado… besado… si alguien ya le habría hecho el amor… -Después de un rato de estarlo observando este se dio cuenta, quise mirar a otro lado pero algo me lo impidió, su rostro demostró un ligero miedo al sentirse observado acto que me pareció sumamente lindo, después de unos segundos el pelinegro salió corriendo del pasillo, este chico cada vez me resultaba más interesante.


------------


La campana sonó indicando que era la hora del almuerzo, me dirigí a la cafetería para comer, yo siempre llevaba mi almuerzo ya que la comida de la cafetería me resultaba muy cara, busque una mesa vacía y me senté en ella, no era raro para mi estar solo, es decir soy el chico pobre que solo está aquí por una beca asi que prácticamente nadie me dirigía la palabra, bueno a excepción de…


-¡Tatsuya!...-Escuché un grito proveniente de la fila para comprar comida se trataba del amable pelirrojo que siempre que me veía me dedicaba una hermosa sonrisa e intentaba hacerme una plática, él era el único estudiante que no me trataba como si fuera poseedor una terrible enfermedad contagiosa o algo por el estilo, era tan amable que incluso me obligo a llamarlo por su nombre a pesar de que solo llevamos un año de conocernos, a pesar de ser rico él vive no muy lejos de mi casa en un barrio de nivel medio, la fortuna de sus padres comenzó a formarse cuando apenas tenía 7 años por lo que en un principio había llevado una vida común y corriente, la razón por la que a pesar de ser rico se esfuerza en llevar una vida normal es porque dice que jamás se acostumbró completamente al estilo de vida ostentosa que lleva la gente con dinero-


-Eh.. Tai-Taiga…hola…-Apenas pronuncie, no quería que se metiera en problemas solo por hablarle al “plebeyo” de la escuela-


-¡Tatsuya! hoy no podre comer contigo tengo mucha tarea que hacer… pero te espero en la práctica de básquet hoy tenemos un partido de practica con otra escuela, quisiera de tu apoyo- Me gritaba desde la fila mientras esta avanzaba-


-Kagami apresúrate…. –le dijo calmadamente otro pelirrojo, con heterocromia, el cual era el capitán del equipo de basquetbol, Akashi Seijuro-


-Ya voy Akashi… te estaré esperando Tatsuya, no faltes…- después de esto ambos compraron su almuerzo y salieron de la cafetería, mi corazón estaba totalmente acelerado y mis orejas estaban completamente rojas todos los presentes volteaban a verme, está de más decir que a todos les molestaba que uno de los chicos más ricos del instituto se llevara con el plebeyo de la escuela, pero la verdad aunque todos se molestaran por eso a mí me hacía muy feliz que Taiga me hablara… por unos minutos me quede atrapado en mis ensoñaciones mientras mi vista se dirigía hacia la fila, sin embargo una sensación muy extraña parecida a la de esta mañana logro sacarme de mis pensamientos, se trataba del enorme peli-morado del pasillo su nombre era Murasakibara, lo sabía porque era compañero de Taiga además también formaba equipo de basquetbol, sin darme cuenta mientras soñaba despierto había dirigido mi mirada hacia él, tal vez pensó que lo estaba observando, pero en vez de incomodarlo el comenzó a mirarme con una mirada muy intensa, o al menos eso sentía, ¿Qué le ocurría? Estoy seguro que en la mañana hizo lo mismo, o bueno… ¿Tal vez estoy alucinando?, me sentí muy incómodo así que tome mi almuerzo y nuevamente salí casi que corriendo de ahí.


---------------


Nuevamente se me hacía tarde quede de comer con los chicos, pero me daba mucha pereza caminar a la cafetería, Minechin, Sechin, Midochin se habían adelantado, Akachin y Kagachin me esperaron un poco pero como vieron que no me apresuraba también se fueron, así que termine yendo a la cafetería solo, me coloque en la fila para comprar el almuerzo para mi fortuna esta se movía rápido la verdad que no tenía mucha hambre pero si compraba comida me darían un postre de regalo, estaba a punto de pasar por mi rasión cuando una sensación extraña me invadió, gire para ver que provocaba sentirme así y note que se trataba del pelinegro con un lunar debajo del ojo, Tatsuya Himuro el cual estaba dirigiendo una mirada un tanto extraña hacia mi dirección sus ojos se encontraban entre abiertos al igual que sus labios y sus mejillas ligeramente sonrojadas, mientras hacía unos gestos un poco raros, esa mirada era muy erótica para solo tratarse de una mirada normal, ¿Qué estaba haciendo?... ¿Estaba intentando provocarme?... Sé que lo normal era que me sintiera incomodo pero fue todo lo contrario me intrigo descubrir que otro tipos de gestos podía hacer con esa dulce rarita… ¿Dulce?...si definitivamente era un dulce que me encantaría probar, de un momento a otro se dio cuenta que yo también me le había quedado viendo, sus mejillas se sonrojaron y al igual que en la mañana salió corriendo de ese lugar.


------------------


-Rayos… ¿Qué había pasado?, ¿De verdad el peli-morado lo estaba mirando?, estaba muy nervioso no sabía cómo actuar además que tal vez el había tenido la culpa, lo más seguro es que el peli-morado haya pensado que él lo estaba observando en primer lugar, lo mejor era disculparse aunque no sabía cómo hacerlo, después de un rato se dirigió a su casillero para tomar algunas cosas pronto acabaría el descanso y debía volver temprano al salón, mientras tomaba sus cosas dirigió su mirada hacia el casillero del peli-morado, el cual se encontraba en la esquina que conectaba al otro pasillo, seguía pensando que debía disculparse por lo sucedido pero la idea de hablar con el peli-morado le aterraba, en eso escucho una voces aproximándose inmediatamente dejo de ver el casillero del mayor y se concentró a seguir buscando sus cosas-


-Anda Murasakibaracchi, debes ir... es un partido muy importante


-No quiero Se-chin-La voces provenientes del pasillo se trataban de Kise un apuesto rubio, al igual que los demás integrantes del equipo de basquetbol era de los estudiantes más ricos del instituto además era modelo el cual le rogaba al gigante de cabello morado que asistiera al juego de practica-


-Anda Murasakibaracchi es una gran oportunidad para todos nosotros, ademas tu nunca vas a los entrenamientos nos lo debes- Dijo un poco molesto el rubio-


-Ya te dije que no quiero y no iré- le dijo tranquilamente el más alto mientras se disponía a tomar cosas de su casillero-


-De verdad que contigo no se puede-El rubio se retiro muy molesto del lugar dejando solo al peli-morado, el ambiente se sentía pesado y el pelinegro estaba realmente incomodo en parte por haber escuchado su pequeña discusión y en otra por lo sucedido en el almuerzo, estaba a punto de salir del lugar cuando noto que el gigante había dejado caer por accidente un dulce el cual por azares del destino había llegado hasta sus pies, al parecer el peli-morado no se había dado cuenta de lo sucedido y seguía acomodando sus cosas, algo dudoso el moreno recogió el dulce y con temor se acercó al mayor-


-El mayor sintió dos pequeños jalones en su sudadera lo que lo hizo girarse para ver quien le hablaba para su sorpresa se trataba del pequeño moreno que rodaba en sus pensamientos los últimos días-


-Este…ten… -Apenas pudo articular palabra el moreno mientras temblando le entregaba el dulce al mayor, el cual lo tomo pero no emito respuesta solo se dedicaba a mirarlo con su ya característica perezosa pero potente mirada, al no obtener respuesta el menor se sintió mas nervioso- Este… yo también quería disculparme…


-…-No obtuvo respuesta pero si una ligera mueca de interrogación evocando a un ¿Por qué?


-Por haberte mirado hace un rato… -Hizo una reverencia realmente apenado, no es que lo estuviera mirando en sí, pero bueno era más fácil disculpare por “mirarlo” que por estar distraído pensando en Taiga- No se volverá a repetir de verdad lo lamento…-después de esto giro para salir lo más pronto posible del lugar pero antes de retirarse se giró y nuevamente le hablo al peli-morado- Se… se que no es de mi incumbencia pero espero que vayas al partido de practica… espero verte…-Dijo nervioso y posteriormente se retiró-


-----------------


Su corazón estaba a punto de salirse, hablar con el peli-morado era completamente aterrador, pero al menos se había disculpado y aunque fue muy vergonzoso intento animarlo para que fuera al partido la verdad no creía que fuera a convencer al gigante de ir pero por lo menos había hecho su granito de arena, ese partido era muy importante para su amado Taiga y si ese grandulón era parte fundamental para que todo saliera bien, al menos intentaría ayudar al pelirrojo de esa manera.


--------------


Se-chin ya me tenía harto me había estado molestando desde el almuerzo para que fuera a ese estúpido partido de practica y a pesar de que le dije muchas veces que no, seguía insistiendo hasta el grado de seguirme hasta mi casillero, cuando llegamos pude notar como el moreno del lunar sexy se encontraba mirando mi casillero, hace rato me miraba de manera muy provocativa… ¿y ahora esto? ¿Qué pretendía? Decidí no tomarle importancia, Se-chin me tenía tan aturdido que ya no escuchaba ni mis propios pensamientos.


-Anda Murasakibaracchi, debes ir... es un partido muy importante


-No quiero Se-chin-


-Anda Murasakibaracchi es una gran oportunidad para todos nosotros, además tu nunca vas a los entrenamientos nos lo debes- Dijo un poco molesto el rubio-


-Ya te dije que no quiero y no iré- le dije tranquilamente, lo que a mi parecer lo había hecho enojar más-


-De verdad que contigo no se puede- Después de decirme esto el rubio se fue muy molesto del lugar, intente no tomarle más importancia y seguí buscado mis cosas, mientras acomodaba mis pertenencias alcance a percibir un pequeño sonido, pero no quise voltear me daba mucha flojera, si algo se me había caído, ni modo… no tenía ganas de levantarlo, después de unos momentos sentí como alguien alaba de mi sudadera, con algo de pereza voltee a ver de quien se trataba, fue una sorpresa muy grande encontrarme con unos grandes y hermosos ojos grises o mejor dicho un hermoso ojo gris adornado con un lunar,  el propietario de dicho ojo se encontraba templando frente a mí mientras me entregaba un dulce, ¿Qué esto?, ¿Una declaración?... la verdad es que viéndolo bien, este chico no estaba mal… pero yo tenía hambre, así que tome el dulce sin decir nada, bueno al menos tenía un dulce gratis.


-Este… yo también quería disculparme…- Escuche decir al chico de la nada, tenía un poco de curiosidad de por qué lo decía, pero después de lo ocurrido con Se-chin, no tenía energías para entablar otra conversación, así que solo le dedique un pequeño gesto de confusión-


-Por haberte mirado hace un rato… no se volverá a repetir de verdad lo lamento…-¿Mirarme?, entonces no lo estaba imaginando… de verdad que… ¿Está intentando provocarme?- Se… sé que no es de mi incumbencia pero espero que vayas al partido de practica… espero verte…-Esto último que dijo me descoloco un poco mientras lo miraba alejarse, ¿De verdad esto es en serio? … Bueno si quiere jugar con fuego, es mejor que se prepare…esto será interesante- Muro-chin...


-------------------------


-¿Esto era una buena idea?, ¿De verdad era buena idea venir al partido de basquetbol? , claro que ya había venido antes, pero nunca a un partido que fuera tan “importante” según las palabras de Kise, además que había mucha más gente de la que solía venir a los entrenamientos normales, no paso mucho tiempo para que los equipos entraran a la cancha el primero fue Akashi, seguido de Aomine, y después Taiga, el cual al instante me sonrió y saludo levemente, esta vez no me grito como solía hacerlo tal vez porque no quería llamar tanto la atención, tarde un poco en responder su saludo lo que hizo que el pelirrojo no lo notara, enseguida entro el peli-morado y por nueva cuenta se me presento una situación incomoda al parecer que lo saludaba a él, intente restarle importancia y algo avergonzado le dirigí un salo intentando hacer que el ambiente se volviera menos denso, incluso creo que el gigante morado sonrió ligeramente, después de el ingreso Kise y Midorima, el partido era contra una escuela rival la cual tenía un gran reputación como una de las más fuertes del país, el equipo de nuestra escuela no tenía mucho de haberse formado y era realmente bueno, es por eso que esta era una gran oportunidad para abrirse paso en este gran mundo del baloncesto, después de la presentación el juego inicio, todo pasaba tan rápido, que era un poco difícil seguirles el paso, la verdad es que todos era increíbles no podía despegar la vista de ninguno de ellos y claro menos del pelirrojo de tez miel, me encanta ese contraste que tenía su bronceada piel con su cabello rojizo, después de unas extraordinarias jugadas los equipos estaban empatados y faltaba menos de 6 minutos para que el juego acabara, claro un empate no estaba nada mal, pero me encantaría que algo pasara-


--------------------------------------------------


-Entre sin mucho animo a la cancha, la verdad no sabía por qué había venido, ah… claro…él dijo que quería verme, entonces… ¿Solo estoy aquí para comprobar si es cierto?....no me lo esperaba pero justo al entrar fui recibido por un pequeño saludo por parte del pelinegro, de inmediato sentí que algo en mi interior surgía… ¿Qué era esto?... ¿Tal vez el dulce que me dio tenia veneno?... Bueno fuera lo que fuera de pronto sentí ganas de jugar y claro por qué no encestar unas cuantas veces…


Quedaba poco tiempo en el reloj, lo más probable es que acabara en empate pero sin previo aviso el gigante de cabello morado logro colarse hasta el lado del contrincante, la verdad es que era rara la vez que venía a los entrenamientos pero aun así era asombro, estaba a punto de lanzar el balón pero fue bloqueado por un jugador casi igual de grande que él, de una manera muy rápida realizo un pase al pelirrojo de tez amiela y este logro encestar, a pocos segundos de que la alarma que indicaba que el partido había terminado sonara, todos en las gradas comenzaron a gritar de la emoción, era un gran acontecimiento y era digno de festejarse.


-Tsk..-Un pelimorado se encontraba un poco molesto por no haber sido el quien hubiera encestado, pero estaba feliz por haber contribuido en la victoria, desvió su mirada hacia las gradas en la primera fila se encontraba el pelinegro del lunar con una gran sonrisa, tal vez era hora de acercarse, bueno si lo había venido a ver sería correcto preguntarle si le había gustado el partido, su intención era ir hacia el pero antes de siquiera dar un paso noto como un enérgico pelirrojo lo  abraza y alzaba por los aires.


-¡Tatsuya!…Hemos ganado…- Decía mientras lo giraba en el aire y lo abrazaba con fuerza, mientras el menor se sonrojaba-


-Taiga… bájame los maestros nos van a regañar


-Si es verdad- Dijo mientras lo colocaba en el suelo y revolvía sus cabellos- Me alegra tanto que hayas venido a verme jugar…-Le sonríe ampliamente-


-No me lo perdería por nada- le sonrió de igual manera, pero después de unos segundos sintió una sensación extraña la cual guio su mirada hacia un pelimorado el cual lo miraba con un semblante algo molesto, ¿Qué significaba esto?-


-¿Tatsuya? ¿Pasa algo?


-¿Eh?...no nada


-De acuerdo, ven acompáñame por algo de agua -Lo tomo de la mano y lo llevo con el mientras el pelinegro se sonrojaba cada vez más-


-Ahí va otra vez con el plebeyo…-Decía un moreno de cabello azul eléctrico-


-Akashi creo deberías decirle algo, nanodayo-Dijo un peli-verde al momento que se acomodaba sus gafas-


-Tal vez tengas razón, después hablare con el-Dijo el pelirrojo-


-Yo creo que no es para tanto, mientras no pase nada malo-Intento defender un apuesto rubio-


-Sera mejor que no hables Kise -Lo callo el moreno-


-Deja de molestar Aominecchi-


-Aomine tiene razón Kise-


-¿Tú también Minorimacchi?


-¿De qué están hablando?-Les interrumpió el pelimorado al escucharlos hablar-


-Oh… es verdad como tú no vienes a los entrenamientos es lógico que no lo sepas, Kagami tiene una fuerte “amistad” con ese plebeyo, de hecho  desde que llego a la escuela le ha hablado pero lo disimulaba aunque  últimamente lo ha hecho más notorio para los demás lo que le puede provocar problemas, además que no sabemos hasta donde pueda llegar ese chico.


-¿Llegar?-Pregunto confundido el grandulón-


-Bueno es bien sabido que él no posee dinero y Kagami tiene un gran corazón y bueno… -corto algo incómodo el peliverde-


-Hablando en serio el chico no está nada mal y tenemos miedo que solo utilice a Kagami para conseguir dinero -Prosiguió el peliazul-


-Debemos hacer algo urgentemente- Interrumpió de manera calmada el pelirrojo de piel pálida-De un momento a otro se escuchó el estruendo de un balón siendo arrojado al suelo mientras un molesto pelimorado salió del lugar dejando a todos un poco confundidos-


---------------------------------------


-Taiga…-Decía un sonrojado Himuro mientras intentaba soltarse del pelirrojo- Por favor suéltame, todos nos están mirando… te meterás en problemas


-No me importa al principio ocultaba nuestra amistad porque me lo pedias pero la verdad es que estoy harto de que todos te traten mal, así que les demostrare que no estás solo, que me tienes a mí- las palabras del pelirrojo hicieron que el corazón del menor se sobresaltara tanto que casi se le saliera del pecho, haciendo que sus mejillas se enrojecieran más-


-Pero…


-Nada de peros…-dijo este soltándole y sonriéndole- Eres mi mejor amigo y debo cuidarte, así que vamos a casa juntos


-¿Mejor amigo?... claro lo olvide… el amor que siento solo es unilateral-pensaba el pelinegro-


-¿Pasa algo Tatsuya?-le pregunta el mayor preocupado al ver su semblante algo triste-


-¿Eh?... no…no es nada, solo que olvide algo en mi casillero por favor espérame en la salida en un momento te alcanzo, después de decir esto salió corriendo a toda prisa hacia los casilleros, mientras de sus ojos brotaban pequeñas lágrimas, se sentía tanto por llorar él sabía que el pelirrojo y el jamás llegarían a nada pero aun así le dolía aun así lloraba, llego al casillero limpio sus lágrimas y tomo algunas cosas, suspiro un poco y cerró la puerta del contenedor y se dio la vuelta pero al hacerlo se vio acorralado por un gigante pelimorado-


-¿Murasakibara-kun?...-dijo casi en un susurro un poco intimidado-


-Yo…yo también quiero-Dijo con su tono de voz flojo mientras se acercaba más a él, acorralándolo cada vez más-


-¿Eh?...


-Yo también quiero comprar tus servicios…


Continuara…


 

Notas finales:

Alguna sugerencia, idea, comentarios, piedras, tomates, los acepto con gusto, les mando un enorme abrazo, los quiero, espero leerlos pronto.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: