Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

¿Héroe o Villano?

Autor: minima

[Reviews - 5]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Otro idea loca surgida de mi mente.
Soy un asco para elegir títulos y resúmenes.
Algunos Fanarts están en la descripción.
Es un Toffee x Marco de Star vs The forces of evil

1.- Hroe o villano?

Que glorioso es el reino de Mewni, que afortunados son aquellos los que son capaces de vivir en este majestuoso lugar, para que este lugar permanezca tan maravilloso… hay que eliminar la inmundicia.

*+*+*

La noche cae y la quietud reina en el campamento, adentro de las tiendas los soldados y sus comandantes tratan de conseguir algo de descanso mientras unos cuanto estn de guardia vigilando que no haya ninguna amenaza alrededor o dentro del campamento.

No todos pueden descansar.

Esa es quizs su ltima noche y ms de uno no eligi participar o enlistarse en esta guerra, especialmente ellos que son extranjeros y su patria natal esta tan lejos que ahora solo est en el recuerdo, Por qu rayos estn ah?

Caprichos de una monarqua rodeada de gloria pero tambin de cruel tirana disfrazada de promesas de justicia.

Gloria disfrazada en sacrificios que baan los campos de batalla con sangre inocente.

Guerra, simple y cruel como es, ya ellos no tienen escapatoria.

-Fer… estas despierto?- un chico moreno y con unos lentes rotos que han tenido mejores das pregunta al chico pelirrojo a su lado.

-See…- el pelirrojo responde con un claro sentimiento de antipata, no por su amigo al lado suyo sino por toda la situacin que les est tocando vivir.

-No puedo dormir-

-Yo tampoco, al menos nos hubieran dado una cena decente-

-No creo que yo haya podido tragar cualquier bocado aunque fuera la comida ms deliciosa de este mundo-

-Yo si, despus de todas estas semanas comiendo cosas miserables me hubiera gustado algo decente-

-Fer… crees que… crees que lo veremos ah?-

-Ya hablamos de esto, es… deja de pensar en ellos Alfonzo-

-Pero si es l seguro que debi pensar en un plan para aguantar hasta ahora-

Ferguson suspiro, el realmente quera creer en eso, que su amigo que haban enviado antes que ellos al frente de batalla seguira con vida, pero era imposible.

-Cllense! Algunos si tratamos de dormir!- alguien les grito algunos cuerpos lejos de ellos, era un chico con unas curiosas orejas similar a las de una cabra u oveja, y no era lo nico similar a esos animales en su cuerpo sino que tambin en lugar de pies tena dos pesuas semejantes a la de esos animales.

-No te metas en conversaciones ajenas Nix- le regao Ferguson, desde los das en el campo de entrenamiento senta cierta enemistad con el amargado fauno o stiro o lo que sea.

Nix no era el nico con caractersticas tan nicas dentro de esa carpa en el campamento, todos jvenes reclutados a la fuerza de diversos lugares tan distantes a los que se desarrolla este campo de batalla, en realidad eran de dimensiones distintas tan absurdo como suena, pero si ya vieron como una reina era capaz de usar magia esta idea no era tan descabellada.

Ferguson y Alfonso eran los nicos humanos en ese pelotn, no se sentan incomodos o extraado de compartir espacio con sus dems compaeros despus de largo tiempo convivir con ellos, aun as en un principio los trataron un poco mal debido a sus similitudes fsicas con aquellas personas que los secuestraron. Pero ellos eran humanos, y los otros eran mewmanos.

-Si dejaran de hablar de tonteras en medio de la noche no les tendra que callar-

-No, t cllate-

-Vamos Ferguson, no pelees, esta noche no-

Por qu un grupo tan diverso se encontraba en ese lugar precisamente?

Todos sin excepcin en esa tienda de campaa fueron secuestrados de su propio hogar para ser obligados a pelear, les haban dicho que tendran el “honor” de servir al imperio de Mewni defendindolo de las malvadas fuerzas que les aquejaban, monstruos viles que se oponan a toda la gloria de este basto reino.

Obviamente no crean todas lo dicho por sus secuestradores, pero si los obligaron a entrenar para aprender a pelear era obvio que al menos la parte de que se estaba desarrollando una guerra era verdica.

No tenan muy en claro o acababan de digerir porque les secuestraron, con el pasar de los das se dieron que las nicas opciones que tenan eran cooperar para sobrevivir o los castigos fsicos podran derivar en muerte.

Pero hubo uno que no se doblego, alguien que constantemente hacia las cosas a su manera y se peleaba contra los soldados que los forzaban a entrenar, especialmente cuando senta que se portaban injustamente contra alguien fuera que hubieran venido de su misma dimensin o no, y ese joven precisamente haba sido el mejor amigo de Alfonso y Ferguson.

Siendo que toda su vida escolar fue conocido como uno de los chicos mejor portados y educados hasta ser apodado “chico seguridad”, en este mundo sus compaeros fueron capaces de conocer el otro aspecto del chico que solo pocos conocan, el del joven que no daba media vuelta cuando vea una injusticia sino que trataba de hacerle frente, el joven que defendera a quien crea merecerlo aunque la situacin pareca superarle, el joven que no se doblegara ante esos mewmanos.

Pronto los capturados lo empezaron a mirar con admiracin, el chico no se renda aun cuando lo castigaran fsicamente o le reducan sus raciones.

Pero fue por eso mismo que decidieron mandarlo al campo de batalla primero que sus dems compaeros a pesar de que no haba terminado su entrenamiento.

Deban deshacerse de las semillas de la discordia entre las tropas jvenes que trataban de formar hasta ser soldados decente para la causa, y el “chico seguridad” no deba seguir interfiriendo.

Dijeron que lo enviaron ya que notaron cierto talento en su manera tan peculiar de pelear sin necesidad de armas, aos de clases de karate al parecer rindieron sus frutos para defenderse, pero era una simple escusa barata, incluso “chico seguridad” lo saba.

Alfonso y Ferguson no lo haban visto desde entonces, hace ya mucho tiempo ya.

Recordarle era un poco doloroso, aun as no queran olvidarle.

Callados por fin se quedaron con esos amargos pensamientos y recuerdos cuando cierto aroma empez a molestar sus narices.

Humo, algo se estaba quemando.

Fuego?

-Qu est pasando?-

-Ese aroma… estn quemando algo?-

-Imposible, es muy noche-

Poco a poco ms de los jvenes dentro de la tienda comenzaron a despertar o a reaccionar con el caracterstico aroma de algo quemarse, lo cual era extrao ya que no siquiera dejaron prender antorchas o fogatas en el campamento supuestamente para permanecer de incognitos en medio de la noche para las tropas enemigas.

-Estn tratando de quemarnos!- se escuch el grito de uno de los caballeros en el exterior junto al sonido de mucho movimiento, eso solo puso an ms nerviosos a los jvenes.

Eso solo quera decir que haban sido encontrados por el enemigo, que no tendran una ltima noche para descansar o aclarar su mente antes de la batalla ya que esta misma los haba buscado y encontrado.

Y ms de uno estaba helado de terror en esos momentos, y cmo no? Si ellos tendran que enfrentarse por fin al enemigo jurado del imperio Mewni, los monstruos.
Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: