Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Te ame siempre

Autor: vejitaprince1054

[Reviews - 6]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes utilizados asi como la historia estan basados en el anime de Dragon Ball Z y Super, que es creado y propiedad de Akira Toriyama.

 

La historia inicia en el torneo de Bills y Champa, solo que algunas escenas o frases o acontecimentos pueden cambiar, ya que no quiero que sea repetitivo al anime, y al verlo en japones y al doblaje ya me hice bolas XD.

Notas del capitulo:

Primer capitulo, espero les guste. saludos :D

Mi vida en la tierra, el lugar en el que mi abuelo me crio y  cuido como alguien de su propia sangre, ignoraba mi origen sayayin y de mis habilidades fuera de lo normal, ya que ningún humano podía conmigo y eso que apenas era un niño, pero el tiempo paso,  crecí junto  a mis amigos inseparables desde Bulma hasta Picoro, aventuras las que he pasado como cada uno de ellos, he salvado el planeta la tierra incontables veces, cada batalla con cada enemigo me hacia mas fuerte incluyendo que algunos enemigos se convirtieron en aliados  como Vegeta,  se caso con mi amiga de la infancia Bulma e innumerables sucesos como compartir mi vida con Milk y tener hijos, todo por hacer cumplir mi promesa, que hasta la fecha he cumplido, amo a esa mujer por darme a mis hijos Gohan y Goten y qué decir de su deliciosa comida, no puedo negar que me siento bien estar con ellos, el tiempo ha  pasado rápido, me convertí en un gran guerrero que hasta con el dios de la destrucción entreno y ahora estoy a punto de comenzar con un torneo que él junto a su hermano han inventado, por mi cuenta estoy ansioso de que esto pase, de esa manera podre enfrentarme con personas con increíbles poderes y ver de que soy capaz.

Gracias al entrenamiento que Wiss nos impone, Vegeta y yo ahora somos más fuertes e  inseparables, compañeros de entrenamiento, de batalla, aunque él lo niegue, también disfruta pasar conmigo. Cuando por fin entendí que es ser un sayayin mucho tiempo atrás, mi sangre me llamaba por más, mi instinto  necesitaba algo que se acoplara a mí fuerza a mis ganas insaciables de pelear y de algo que no me esperaba, y era referente a lo sexual, nunca pensé tanto en eso y mucho menos con Milk, pero con el tiempo junto a Vegeta y al verlo todos los días, ver su cuerpo, sentir su respiración, sentir su sudor ver cómo trata de recuperar la respiración con cada entrenamiento, al estar con él y sentir un leve contacto de su piel, o una simple mirada seria de su atractivo rostro me hacían hervir la sangre con deseo de poseerlo, pero otra parte me detenía, me decía que no podía tenerlo, que él me negaría y me odiaría para siempre, si cuando vino por primera vez quería matarme no me imagino lo que me haría ahora que se entere que lo amo y lo deseo más que a nadie, ni a Milk la desee tanto como deseo a Vegeta, probar sus labios, su cuerpo todo lo que es su esencia y ahora que estamos más cerca que nunca, no me atrevo a decirle ni una palabra.

Creo que sospecha de mis intenciones, mi rostro se enrojece cada vez que lo veo, trato de acercarme a él mas y mas, lo tomo de las espalda  cuando luchamos solo para sentir su aroma, sin duda es un príncipe, siempre elegante con su traje formas sayayin, su mirada orgullosa y su cuerpo forjado en puro entrenamiento y qué decir de su inteligencia, que incluso muchas veces trato de decir alguna tontería para ver ese rostro enojado y  me mire, es así como logro tener un poco de él, pero quiero mas y no sé cuanto podre soportarlo. Al final mi cuerpo pedirá el suyo y no sé que pasara.

 

La habitación del tiempo: Días antes del torneo de Bills y Champa.

 

Vegeta tomaba un baño, había pasado un día desde que entraron en la habitación del tiempo, mientras Goku preparaba algo de comida, ya que después de entrenar le daba una inmensa hambre, que incluso le sorprendía que Vegeta prefería tomar primero la ducha antes que comer, suponía que era por su nivel de educación, al final de cuentas es un príncipe.

El príncipe salía de la tina, completamente desnudo, su cuerpo bien formado era observado por un Goku que se encontraba a unos cuantos metros en la cocina, tiro una cuchara y una cacerola al verlo, algo que hizo que Vegeta tomara la toalla y se retirara para cambiarse lejos de allí sin antes decirle al sayayin de cabellos alborotados que era  un pervertido.

Goku: ¡Lo siento Vegeta! No fue mi intención.

Su rostro se sonrojo mucho, se deleito con ese cuerpo, lo había visto un par de veces, pero ahora su cuerpo ya no soportaba mas aguantarse y tomarlo como su propiedad, sabía muy bien que podía doblegar a Vegeta, ya que era un poco más fuerte que el príncipe. Pero sabía que si lo hacía, jamás se lo perdonaría y lo alejaría de él para siempre, pero la tentación siempre estaba en el aire.

Vegeta: ¡Deja de disculparte! Mejor dime, ¿Qué has preparado?, no huele nada mal.

Goku: Hice un delicioso pollo en salsa teriyaki, pescado, verduras, tempura y muchas cosas más.

Vegeta: Hmm, interesante, es mejor que comamos.

Goku: Esta bien Vegeta.

Goku miraba a Vegeta como devoraba cada alimento, disfrutaba verlo, saber que le gustaba lo que preparo, no dudaría que le gustaría su cuerpo, se mordió el labio al pensarlo, el sayayin de cabellos en forma de flama lo noto y le pregunto porque lo hizo, esto provoco una risa sin control de Goku que trato de desviar en seguir comiendo sin parar.

Vegeta: Estas muy raro Kakaroto, un poco mas de los normal.

Goku: Jajjaja, vamos Vegeta, no me trates así, mira que prepare la comida y que pronto no tendremos nada que comer.

Vegeta: ¿No piensas bañarte?

Goku: Claro Vegeta, ahora tomare un baño.

Goku sin ninguna vergüenza se quito toda la ropa, la tiro al suelo, no le importo que Vegeta lo viera, ya estaba acostumbrado a que lo viera, pero nunca miraba si le gustaba lo que veía, pero esta vez volteo y le pregunto algo a Vegeta, cuando lo hizo vio como el príncipe se sonrojo por completo y desvió la mirada rápidamente a otro lado.

Vegeta: ¡No te piensas tapar!

Goku: Solo quería preguntarte ¿si podemos entrenar con peso en las muñecas para buscar los guantes? Ya que en el planeta de Bills usábamos trajes pero acá solo están los guantes.

Vegeta: ¡está bien! Ahora vete a bañar.

Goku sonrió cuando escucho la voz nerviosa de Vegeta, pero para ponerlo aun mas fuera de control, se acerco a la mesa y tomo una manzana que se encontraba del lado del príncipe, Vegeta pensó que este se había retirado pero al girar y  verlo tan cerca,  sus miradas se cruzaron, pero la de vegeta se perdió también en el abdomen y en lo de mas debajo de Goku, esto le dio una pequeña victoria y de satisfacción al sayayin criado en la tierra, ya que no le era tan indiferente para el príncipe.

Goku: Bueno ahora si me bañare.

Vegeta: ¡Insecto!

Vegeta aun sorprendido por lo que había visto, algo en el despertaba pero se tuvo que retener ya que nunca caería tan bajo como para caer en los brazos de su eterno rival.

El tiempo paso, y ambos sayayines dormían muy cerca, cada uno en su propia cama, pero la cercanía era tal que Goku se despertó y se atrevió a mirar a Vegeta dormir plácidamente, su rostro era tranquilo sus labios entre abiertos dejaban escapar algún suspiro de su respiración, amaba verlo de esa manera, disfrutaba de la compañía de ese sayayin que alguna vez lo quiso eliminar.

Su cuerpo nuevamente deseaba a ese sayayin, lo quería tomar a la fuerza, dormido y sin defensa sería fácil, pero Vegeta sintió algo porque de la nada y se giro dándole la espalda y darle un pequeño gruñido que obligo a Goku a volver a dormir.

Vegeta: Ya duerme..te  Kakaroto.

Las horas pasaron y los sayayines entrenaban sin parar, golpe tras golpe, Goku podía pelear sin ningún freno ya que Vegeta se encontraba su nivel, amaba esos momentos juntos sus miradas siempre perdidas una en la otra, sus respiraciones entrecortadas, alguna herida en su rostro y cuerpo, ambos eran unas maquinas de guerra y a la vez de pasión. Su sangre los atraía, se deseaban pero ambos no querían ceder.

Goku: ¡Oye Vegeta!

Vegeta: ¿Acaso ya te cansaste?

Goku: No, es eso, solo que ahora entrenaremos con los guantes.

Vegeta: Como quieras, solo que no te tardes.

Goku al poco tiempo regreso con los guantes, para tener más contacto con Vegeta, se ofreció para ponerle los guantes al príncipe, que al parecer no le molesto ya que le extendió uno de sus brazos.

Goku al ponerle uno de los guantes, miro el rostro de Vegeta, que nuevamente estaba un poco nervioso, la cercanía entre ambos lo hacía descontrolarse, parecía que le decía algún insulto para ocultar algo.

Vegeta: ¡Apresúrate Kakaroto!

Goku: Tranquilo Vegeta, ya casi termino. ¡Listo!

Cuando ambos estaban con los guantes puestos, iniciaron con su entrenamiento el cual duro un par de hora más.

El tiempo en esa habitación pasaba muy lento a diferencia fuera de ella, si allí tres días, equivalían a unos cuantas horas de afuera, realmente era muy intrigante, pero a Goku no le importaba el tiempo que estuvieran en ese lugar, si era con Vegeta y entrenando, el era feliz.

Una habitación infinita solo para ellos, era muy tentador que tarde o temprano sus cuerpos tarde o temprano se fundirían.

Ambos decidieron parar el entreno y descansar, Goku un poco detrás de Vegeta que se encontraba sentado en una grada ya que el otro con su respiración jadeante y con sus piernas extendidas comentaba que había disfrutado el entrenamiento.

Vegeta había pensado lo mismo, pero eso jamás lo diría. Su mente y sus labios guardaban muchos secretos.

Goku ya no pudo mas, su instinto se desato y en un momento en el que Vegeta pensaba en sus adentros, se sentó detrás de él y lo abrazo y le dio un beso en la mejía. Esto saco de su pensamiento al príncipe que se sobresalto y se paro para alejarse de Goku.

Vegeta: ¡Maldición Kakaroto! No me digas esto.

Goku: No puedo Vegeta, ahora comprendo que sin ti soy un completo incompleto, sin ti soy un sayayin a medias, te necesito, ¿dime que tú sientes lo mismo?

Vegeta caminaba en retroceso al ver como Goku se acercaba mas y mas, sin darse cuenta este estaba a punto de caerse de una de las gradas pero la mano de Goku lo detuvo y lo aprisiono entre sus brazos dejando a un Vegeta helado, sin una palabra.

Goku: Di que tu también me amas, te deseo y tengo que tenerte ahora mismo.

Vegeta: Kakaro…to.

Goku: Creo que siempre te he amado y este desenfreno es por ti.

Vegeta trato de zafarse, pero Goku era un poco más fuerte que él, y no podía hacer nada, sentía su latido, su respiración, su voz tan cerca, su cuerpo sintió una extraña sensación, sentía un cuerpo cálido, parte de su cuerpo se quería dejar ir, quería perderse en ese cuerpo, que lo hiciera suyo, su sangre también lo llamaba, pero lo había reprimido muy bien para que nadie lo notara.

Vegeta: Kakaroto, déjame, esto no está bien, mejor centrémonos en entrenar, tenemos un torneo que ganar o más bien que yo ganare.

Goku: Solo di que sí.

Vegeta: ¡Dije que basta!

Vegeta no le quedo remedio que transformarse en blue y separarse de él.

El príncipe le dio la espalda, no quería responder algo que solo bastaba decir que también lo sentía. Su orgullo de sayayin lo detenía, además no quería rebajarse en ser usado por Goku como su amante.

Goku insistió y lo tomo nuevamente de la cintura y esta vez no lo dejaría escapar.

Goku: Perdóname por lo que hare pero te tomare a la fuerza.

Continuara……..

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: