Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Por una botella de Sake

Autor: Duquesa del Pan

[Reviews - 12]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Bueno, al principio esta historia nació como un one-shoot pero debido a los mismos lectores me motive a hacerlo un fic de varios capítulos. No se precisamente hasta que momento le daré un final peor mientras eso sucede espero disfruten de esto.

Para términos prácticos he modificado muchas de las cosas que suceden realmente en el anime para darle así mas sentido a mi historia, así que algunas cosas serán un poco diferentes que en el anime pero todo seguirá la misma línea argumental de siempre.

Esta historia, por la forma de ser de los personajes la considero un poco adulta, en el sentido que simplemente no temen decir o hacer las cosas como quieren. Estoy abierta a comentarios sobre la misma ya que me ayudan muchísimo a mejorar tanto la trama como mi forma de escritura.

Notas del capitulo:

Estuve viendo capítulos al azar de One Piece y me dieron unas tremendas ganas de escribir algo de la serie, ¡Seria mi primera vez!
Este es un fanfic corto que ocurre después de la saga de Arabasta, espero les guste 😊

Fue poco después de salir del territorio de Arabasta cuando Sanji recordó uno de los presentes que les había dado el rey Nefertari Cobra, una carísima botella de Sake que no era para nada fácil de conseguir. Pensó en hacerse con ella para prepararle unos deliciosos cocteles a Nami y a Robin, si bien esta ultima era nueva en la banda esto no era motivo para no tratarla como lo que era, una verdadera dama.

Se adentro en la bodega del Merry pero al ser ya demasiado tarde solo había oscuridad dentro de esta y la tenue luz que entraba por las diminutas claraboyas del recinto no le ayudaban en su labor; escucho un ruido y preocupado por lo que podía ser tomo el encendedor de su bolsillo y con este pequeño artefacto alcanzo a iluminar a Zoro, quien cargaba con aquella botella que él estaba tratando de encontrar.

- ¿Qué mierda crees que haces marimo?

- ¿Qué te parece que hago ero-cook?

- Esa botella se sake que tienes allí, deberías dármela.

 - ¿Por qué debería darte algo como esto?

-Un marimo como tú no debería beber una pieza tan fina de buen sake, no es algo que simplemente se deba beber a la ligera.

Mientras Sanji hablaba, Zoro ya había tomado la botella dirigiéndola a sus labios.

-Es cierto estúpido cocinero, es un buen sake el cual no pienso compartir con nadie.

Zoro salió de la bodega dejando a un enfadado Sanji detrás de él quien no tuvo más opción que seguirle si quería tomar, aunque fuera un poco, de dicho sake. Zoro fue hasta detrás de los arboles de mandarinas de Nami y se sentó estruendosamente, Sanji solo le miraba con una expresión de ira en su rostro.

- ¿Aun sigues aquí? Lárgate, no pienso darte la botella.

-Bien, no es necesario que me des la botella, solo deberás compartirla conmigo -Sanji tomo uno de sus cigarros y empezó a fumarlo.

-Creo que el calor de Arabasta fue suficiente para hacerte perder la cabeza ero-cook.

-Cállate maldito, como te dije ese Sake es demasiado refinado para que alguien como tu se lo acabe completamente y al ver que es imposible que me lo des, no me queda mas remedio que pedirte que lo compartamos, una lastima ya que pensaba prepararles unos deliciosos cocteles a Nami-San y Robin-Chan.

-Tsk -Zoro resoplo, muchas veces le había molestado la forma que Sanji tenia de tratar a las mujeres.

Era una noche cálida y como de costumbre Zoro pensaba en beber algo antes de irse a dormir, pero teniendo al estúpido cocinero al frente esos planes no se iban a cumplir, estiro su brazo ofreciéndole aquella cara botella de Sake a su compañero.

-Oh marimo de mierda -Menciono Sanji mientras se sentaba al lado de los arboles de mandarina justo al frente de Zoro- ¿No me digas que estas celoso de la forma en que trato a las delicadas señoritas?

Zoro empezó a cuestionarse el por qué había dejado que Sanji se sentara a su lado, aún más, dándole aquella botella de Sake para que bebiera. Estaba algo molesto por aquella respuesta ya que nada tenia que ver a la realidad; Sanji dio un par de sorbos de la botella de Sake, realmente tenia el saber que esperaba, luego la devolvió a Zoro.

-Lo que en realidad me molesta es… -Zoro dio un sorbo largo a la botella dejando que un delicado hilo del sake se deslizara por su cuello- Olvídalo.

-Lo siento marimo, pero es demasiado tarde. Ya empezaste a hablar y ahora debes terminar de hacerlo.

-Me molesta la actitud que tienes con las mujeres, las tratas de una manera diferente cuando simplemente deberías tratarlas como a cualquier hombre.

-Vaya -Sanji estaba sorprendido de que tales palabras pudieran salir de un cabeza hueco como Zoro- Una dama es una dama y por eso merece ser tratada como tal, simplemente no podría tratarlas como lo hago contigo estúpido marimo.

-No quiero discutir al respecto Sanji.

El cocinero se sorprendió de que Zoro lo llamara por su nombre, su cabeza daba un poco de vueltas y supo que era por aquel Sake ya que tenia mas contenido de alcohol que cualquier otro que hubiera bebido hasta entonces, supuso que lo mismo debía estar pasando a Zoro quien había bebido hasta entonces mucho mas que él. En definitiva, esa seria una noche muy interesante.

-No tiene caso, eres solo un idiota que nunca ha visto lo que en realidad son las mujeres -Sanji tomo la botella y bebió otro buen trago-  Es decir, ¿Nunca te has sentido atraído por alguna mujer?

-No es que no me sienta atraído por mujeres… -Las palabras salían de la boca de Zoro sin que este midiera lo que estaba diciendo, Sanji noto que aquella bebida lograría que el espadachín idiota hablara toda la noche- No soy bueno en ese tipo de cosas.

-Así que odias a todos por igual, tanto hombres como mujeres.

-Yo nos los odio, idiota. Intento tratar tanto a hombres como mujeres de la misma manera por que es lo que realmente se debería hacer.

-Bueno, si mal no recuerdo no es precisamente lo que hiciste en Loguetown con aquella linda marine.

Las palabras de Sanji lograron un ligero sonrojo en Zoro, supo que había dado en el blanco y en la extraña situación en la que se encontraba Zoro el cocinero supo que podría hacer que esta situación estuviera de su lado de la balanza.

-Como era su nombre -Menciono Sanji vagamente mientras bebía un poco más- Talina, Tashini…

-¡Era Tashigi!

-Así que te interesa Tashigi, esto es nuevo bastardo, no pensé que algo aparte de las espadas y el sake pudieran llamar tu atención.

-Te equivocas -Zoro estaba algo molesto, no pensaba con mucha claridad y simplemente no podía deja de hablar- No estoy interesado en ella de esa manera sucia en la cual tu piensas en las mujeres. Ella es una rival honorable y mas que eso… me recuerda a alguien de mi infancia.

-No tienes por que ponerte de esa manera -Sanji encendió otro cigarrillo y le paso la botella a Zoro, entre ambos ya habían bebido poco mas de la mitad- Entonces cuando tienes necesidades de ese tipo que sueles hacer.

-Ah, ¿Te refieres a sexo? Cuando nos encontramos en tierra firme normalmente suelo ir por los servicios de una mujer.

Sanji se ahogo con el propio humano de su cigarrillo, nunca espero encontrar tanta sinceridad tras las palabras del espadachín. Si, estaba bajo los efectos del alcohol, pero aquel siempre había sido un hombre de pocas palabras que estaba acostumbrado a beber grandes cantidades de alcohol para que menos de media botella de aquel sake le hiciera hablar de esa manera. Esto estaba realmente mal.

-Marimo idiota, como puedes hablar de esa manera sobre las hermosas señoritas de tierra firme.

-Maldito cocinero - Zoro se estaba riendo, y entre risas le dio la botella de Sake a Sanji- Lo dices como si no hicieras lo mismo cuando estamos en tierra firme.

-Por supuesto que lo hago -Menciono el rubio con un ligero sonrojo- Pero es el deber de un caballero no hablar al respecto de esas cosas, ¡Idiota!

-Bueno, ya que no soy un caballero así que no tengo problemas en hablar de eso. Solo busco a una mujer cuando mi cuerpo siente que debe hacerlo, pero mas allá de eso no puedo verlas de otra manera.

-Zoro…

La cabeza de Sanji comenzó a divagar sobre lo que le había dicho Zoro, él siempre había tratado tan bien a las mujeres y en frente tenia a alguien que era totalmente opuesto a si mismo, la persona menos caballerosa del mundo y que por si fuera poco estaba borracho.

-Si no vas a beber más me quedare con el resto de la botella.

Sanji, no contesto, sus pensamientos pudieron mas que su propio cuerpo ya que no podía dejar de pensar en aquellas palabras que había mencionado Zoro hasta hace un momento, entonces sintió un fuerte golpe en la cabeza.

- ¡Que crees que haces marimo idiota!

-Bueno, ya que no contestabas no me quedo mas que golpearte con mi katana; lo que acabo de decir, no es que debas darle muchas vueltas al respecto Sanji, una vez te lo dije y es que en el momento en que decidí que quería ser el mejor espadachín del mundo no me importo abandonar la vida que debería llevar normalmente un hombre, cosas como esas relacionadas con mujeres no son mi prioridad y aunque tuviera el tiempo de todos modos no creo que lo fueran.

-Marimo -menciono Sanji con una seriedad recién adquirida- ¿Qué opinas de los hombres?

-Ya te lo dije idiota, un hombre es lo mismo que una mujer y ambos merecen ser tratados de la misma manera.

-No hablo de eso -Exhalo fuertemente dejando salir tomo el aire mezclado con el humo del cigarrillo que tenia en sus pulmones- Así como buscar chicas para tener sexo, ¿Nunca has hecho lo mismo con un hombre?

-Bueno… -Zoro vacilo antes de dar una respuesta- En algunas ocasiones encuentro su compañía mas agradable que la de las mujeres.

Entonces Sanji ato todos los cabos sueltos de aquella conversación, Zoro no se sentía particularmente atraído a las mujeres y por el contrario prefería estar con hombres. Pensó en la manera que Zoro tenia de tratar a aquella Marine, Tashigi, y a sus antiguos compañeros Yosaku y Johnny. ¿Estaría mal llevar las cosas un poco mas lejos? La cabeza de Sanji seguía dando vueltas y no se dio cuenta de que Zoro no era el único que no actuaba con claridad en aquel momento.

-¿Qué tipo de persona encontraría más agradable la compañía de un sucio hombre antes que la de una bella dama? -Sanji hablaba de manera exagerada moviendo sus brazos de una forma muy teatral- Las mujeres son lo mas bello que existe sobre la faz de la tierra y…

Sanji no pudo continuar hablando, Zoro había posado su mano sobre su boca. Alguien había salido de la cocina y sus pasos se escuchaban por toda la cubierta del barco. Eran pasos suaves de tacón entonces ambos supieron que se trataba de Nami y que si esta se enteraba de que ambos habían estado cerca de sus arboles de mandarinas probablemente se enojaría demasiado. Sanji miraba a Nami a lo lejos cuando sintió como el brazo de Zoro tomaba su cintura, se enfureció al principio, pero luego se sonrojo, ya no podría ver a Zoro de la misma manera una vez escucho aquellas palabras saliendo de su boca.

Sería inútil intentar pelear con Zoro, lo mejor opción que tenían en ese momento seria estar callados mientras Nami regresaba al interior del barco. Sanji sentía la respiración de Zoro cerca y eso le incomodaba, no era la mejor posición para estar al lado de un hombre y muchos menos al lado de marimo. Su respiración se lleno con olor del otro, una mezcla de sudor, sake y metal; pronto descubriría que ese olor le volvería loco.

Una vez Nami regreso a la cocina Zoro aparto la mano de la boca de Sanji mientras este empezó a gritarle toda clase de insultos algo molesto por la forma en que lo había tomado sin darse cuenta de que el brazo de Zoro seguía rodeando su cintura.

-Veo que eres mas idiota de lo que creía, no era necesario que tomaras mi boca de esa manera estúpido marimo.

-Era eso o que la gata ladrona nos descubriera -Menciono Zoro algo molesto- No creo que te hubiera gustado que nos viera ebrios escondidos en sus árboles.

Zoro se apartó de Sanji y se levantó del suelo, limpio un poco su ropa y le extendió el brazo a Sanji quien sin pensarlo dos veces lo tomo inmediatamente y se levantó. Ambos permanecieron allí por unos instantes compartiendo una penetrante mirada mientras no soltaban sus manos. Sanji se aparto primero, tomo lo que quedaba de la botella de sake y se lo dio furioso a Zoro mientras abandonaba aquel lugar. Zoro fue detrás de este y tomándolo nuevamente de la cintura lo acerco a su cuerpo, Sanji pudo notar que Zoro tenía una erección y ahora la había puesto sobre sus muslos.

-¿Qué hay de ti ero-cook? -Menciono Zoro sin soltar a Sanji susurrando en su oído, Sanji nuevamente sintió la cara caliente debido a las acciones del otro- ¿No tienes interés alguno en los hombres?

-Aunque lo tuviera nunca me fijaría en un tonto como tu marimo de mierda.

-Haz estado con mujeres solo por que sus cuerpos te parecen atractivos, ¿Cuál sería el problema en hacerlo con alguien igual a ti?

Zoro no se despegó de Sanji y, por el contrario, hizo aquel extraño abrazo aun mas fuerte pensando que si Sanji no había sentido la presión de su miembro en sus nalgas en su anterior agarre ahora sí que lo sentiría.

-¿Qué mierda me estas proponiendo?

-Mira a tu alrededor Sanji, estamos en un barco en medio de la nada y quien sabe cuando podamos estar en tierra firme nuevamente, además cuando estemos en una isla seguramente Luffy nos meterá en problemas y eso nos dejará tiempo de cumplir con nuestras necesidades, como a ti te gusta llamarlo. Simplemente podríamos matar el tiempo.

Entonces Sanji se dio cuenta de lo idiota que había sido la mayor parte de la noche, mientras el intentaba sacar todo tipo de información de Zoro aquel peliverde hacia lo mismo con él basado en las extrañas preguntas que le había estado formulando durante toda la noche. En ese momento no podía negar que estaba excitado. Sanji nunca había estado con un hombre, pero el sentir el pene de Zoro detrás suyo le había encendido completamente, tenia la cabeza caliente a causa de tanto sake; la petición de Zoro había sido sencilla ¿Qué de malo sucumbir ante sus instintos solo una noche? Después de todo, solo seria para matar el tiempo.

-Esta bien -Sanji se libero del abrazo de Zoro, dio media vuelta y se bebió la mitad del contenido que aun quedaba en la botella y dio el resto a Zoro quien bebió el resto y arrojo la botella por la proa del barco- Este será nuestro secreto.

Zoro poso su mano sobre el cuello de Sanji, este se removió un poco ante tal repentino contacto, pero dejo que Zoro avanzara hacia a él para besarlo ¿Hace cuanto tiempo no besaba a una mujer? Se pregunto para sus adentros Sanji mientras posaba sus brazos detrás del cuello de Zoro, este a su vez aprovecho el repentino contacto para introducir una de manos bajo la camisa de Sanji. Sus manos estaban frías y eran ásperas pero aquel leve contacto lo estaba llevando directo al cielo. 

Aquel beso solo logro profundizarse y las manos de ambos empezaron rápidamente a recorrer los cuerpos del otro, si seguían en aquel lugar cualquier persona de la tripulación podría verlos por lo cual Sanji tomo a Zoro y lo llevo a donde todo esto había iniciado, la bodega del Merry.

Una vez dentro y con la puerta cerrada las prendas comenzaron a caer dejando a ambos hombres en un estado de total desnudez, Sanji pudo sentir el sexo de Zoro contra el suyo y no supo porque esto lo éxito a sobre manera. Tomo ambos en sus manos y comenzó a moverlas rápidamente mientras sus labios no se apartaban de los de Zoro. Ambos se tumbaron en el suelo sobre unas sábanas que habían estado cubriendo anteriormente unas cajas.

-Nada mal para ser un marimo de mierda -Menciono Sanji dejándose llevar por la lujuria del momento.

-Lo mismo digo de ti ero-cook.

Los brazos de Zoro eran fuertes, cuando tocaban el pecho de Sanji hacían que se removiera un poco. Sentir como aquellos dedos recorrían su cuerpo lo excitaba aún más, mientras que el seguía masturbando a ambos sintió como las manos de Zoro tomaban sus nalgas. Zoro se poso sobre Sanji y observo su cuerpo desnudo ante la tenue luz de la luna, Era una buena vista. Realmente disfrutaba lo que estaba viendo, tomo nuevamente al cocinero por sus nalgas esta vez intentando hacer que uno de sus dedos ingresara por aquella diminuta entrada.

Sanji se sobresaltó y pateo a Zoro fuertemente en la cara.

-¡¿Qué se supone que haces¡?

-¿Qué crees que hago idiota?

-Esto no era parte del plan, no voy a dejar que me tomes como si yo fuera una mujer.

Zoro se acerco a Sanji frotando el lugar en donde le había golpeado. Lo tomo por la cintura y le beso nuevamente, no intento volver a poner sus manos en aquel lugar, pero esto no provoco que la noche no siguiera entre sus caricias, besos y abrazos. Al cabo de un rato ambos cayeron exhaustos y quedaron profundamente dormidos en aquel lugar, rodeados por cajas tomando aquellas sabanas para mantener el calor.

Al siguiente día Sanji sentía que la cabeza le iba a explotar, despertó completamente desnudo al lado de Zoro quien le estaba rodeando la cadera son su brazo. Lo aparto y se levantó, se vistió tan bien como pudo y salió de la bodega observando como el idiota de marimo seguía durmiendo como si nada. Camino un poco y escucho que Nami le llamaba, atendiendo a aquel llamado corrió hasta llegar a su lado.

-Sanji-Kun, ¿Podría preguntarte algo?

-Lo que quieras Nami-San.

-Solo quería saber el por que hay colillas de cigarrillo al lado de mis arboles de mandarina -La expresión de Nami cambio drásticamente.

Mierda, pensó Sanji para sus adentros, si bien se habían deshecho de la botella de Sake había olvidado por completo que había estado fumando en aquel lugar. Nami lo golpeo en la cabeza lo que solo hizo que el dolor que ya sentía se hiciera aún más fuerte. Sanji escucho las risas de Zoro a lo lejos y cuando volteo entonces le vio, estaba de pie al lado de la cocina.

-Estúpido cocinero, tengo hombre. Dame de comer. -Menciono Zoro con una ligera sonrisa en sus labios.

-Si Sanji, prepáranos comida -Menciono Luffy mientras Chopper y Usopp se le unían en coro.

-¡Comida! ¡Comida! -Mencionaron los tres animosamente.

-Un cocinero debe cumplir su labor.

Luffy, Chopper y Usopp entraron en la cocina seguidos de Sanji y Zoro quien compartieron una mirada de cómplices. Todo había sido por compartir una maldita botella de Sake, se dijo Sanji para él mismo. 

Notas finales:

Bien, mientras escribía esto me surgieron ideas para hacerlo mas que un one-shot sino más bien, una historia larga de varios capítulos, pero aun no estoy muy segura sobre si hacerlo o no.

Mis queridos lectores, ¡nos leemos en otra ocasión!

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: