Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

1000 Formas de Amar

Autor: El Chico de la Bufanda Roja

[Reviews - 0]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Chapter Two

 

A veces pasan cosas que no entendemos y que por más que busquemos una razón para entender, no la encontramos. El mejor metodo para curar estos golpes que va directo al corazón, es el tiempo, la paciencia y rodearse de los que mas queremos para volver a levantar la cabeza y recordar todo lo que haya pasado con un toque nostálgico, pero con un dulce sabor de boca, aunque nos sepa amargo.

 

El dolor recorría su cuerpo de solo pensar que la persona que mas habia amado en el mundo, ya no estaria con el, que se lo habian quitado de las manos injustamente. Ya no tendría a Ben para decirle todo lo que él deseaba escuchar.

 

Después de aquella llamada había tenido que llamarle a su hermano para que lo acompañara directamente a la milicia. Sam habia ido de inmediato, la escuela le otorgó el dia libre por las razones obvias.

 

Ahora se encontraban después de varias horas en su casa, en compañía de su familia y de su hijo.

 

Había tenido que recomponerse de regreso a la escuela para recoger a James y que no lo viera en ese estado, debía evitar las preguntas, su hermano tuvo que para en el camino, abrazando a su hermano haciendo que se desahogará con el, lloro como nunca, esa perdida no se la deseaba a nadie, sentía como su corazón era destrozado con cada lagrima que salía de sus ojos.

 

Después de calmarse le tuvo que marcar a sus papás y a sus suegros para que fueran a su casa, para darles la noticia a todos, lo habían tomado mal. Damon se rompió a llorar tratando de decir aquello que tanto le costaba, por tanto su hermano abrazándolo de nuevo les dio la trágica noticia.

 

-pequeño deberias de ir a dormir en el sillon con el tio Sam - tanto él como su hijo habían llorado y le seguiran llorando indefinidamente, el niño no tenia la intencion de despegarse de su padre - me harias ese favor, tenemos que ser fuertes mi amor.

 

-no papi, me quiero quedar contigo - escuchar la voz acuosa de James, le rompia mas el corazon - ¿porque papa se fue?

 

-no se fue mi amor, el esta en un lugar donde nos esta cuidando y a él le dolería ver que estas triste - le acaricio el rostro limpiando aquellas lagrimas que brotaban de sus lindos ojos - corazon tranquilizate.

 

-chaparro debes hacerle caso a tu padre - Sam se habia acercado y agachandose para estar a la altura y acariciarle la nariz respingona - Vamos a dormir, yo estaré ahí, no te dejare sale.

 

-pero papi va estar solo y va a llorar y no quiero que le pase eso - aquello había removido algo en Damon, tenia que ser fuerte para que sus hijo también lo fuera - el también extraña mucho a papa igual que yo ¡porque nos dejo!

 

-!el no nos dejo James¡ - Sam no sabia como hacerle entender al niño que había matado a su padre en servicio, era demasiado para él - Los abuelos estarán con papa chaparro.

 

-esta bien tio - muy a fuerzas se separó de su padre - no te pongas triste papi.

 

El mayor asintió sentándose de nuevo en el sofa, sus papás se acercaron para acompañarlo y reconfortarlo. No había palabras, solo cuidaban de su hijo mayor, ellos también sufren la pérdida de su yerno, un hombre ejemplar en toda su vida, a su hijo lo trataba y lo tenia con una vida buena.



Abrió los ojos desubicado, no sabía a que horas se rindió ante el sueño, todavía no procesaba todo lo por lo que se tuvo que someter. Hoy seria el entierro y no tenia ganas de levantarse para despedirse de Ben se negaba y no aceptaba todavía el hecho. Vio como su hijo estaba aferrado a él, mientras dormía placidamente.

 

-esto hecho un asco - se tallo los ojos, debían de alistarse ya que sus suegros y sus padres estarían esperandolo para llevarlo al servicio funerario - James hora de despertar.

 

El menor gruño entre sueños, Damon quito las manos de la cintura que lo sujetaban y cargo a su hijo con dirección al baño. Estaba en estado automático, se sentía ido por todo lo acontecido pero tenia que ser fuerte por Ben.



-Damon en que tanto piensas- sintió como Ben lo agarraba de la cintura y ponía su nariz en el cuello para oler la esencia del menor - Deberíamos aprovechar que James esta con tus padres y pasarla bien los 2 juntos.

 

-de hecho ya casi esta la cena - volteo enfrentando la mirada ladina de su marido - estaba pensando en la vida que tenemos es todo.

 

-ya te dije que dejes de pensar en cosas que no son, llevamos mucho tiempo juntos, aparte James tiene 4 años y eso es algo de lo que nunca voy arrepentirme amor - el mayor le dio un pico en los labios - recuerda que aunque yo no este, tienes que ser fuerte, eso es algo que admiro de ti .

 

-por eso te amo, porque eres tan ridículamente perfecto - Ben estalló en una carcajada contagiando al menor - ¿como le haces?

 

-la práctica de vivir contigo y que me hagas el hombre mas feliz del mundo - pego mas el cuerpo de Damon al suyo restregando algo que tenia entre las piernas - creo que algo se despertó en mis pantalones, podemos dejar la cena para después.

 

-pero mira que buena idea señor Holden, aparte de un buen esposo tambien me saliste genio - el mayor se pavoneo restregandose una vez más para dejar claro el punto - creo que es una buena idea.

 

Y asaltó la boca de la persona que le llenaba en todos los sentidos, aquella cena quedó en el olvidado. Mientras aquellos amantes se demostraban todo el amor que se tenían durante gran parte de la noche. Tenían mucho tiempo de sobra juntos, una vida entera juntos.

 

Cada dia que pasaban juntos viviendo como pareja, reafirmaron que la decisión que tomaron delante de un juez hace ya tiempo era la correcta y mas con la cereza del pastel, la llegada de James.

 

 

Iban en el carro mientras platicaban sobre cosas banales, al parecer un disturbio había sucedido entre las calles, que como consecuencia creo tráfico. Al parecer iban a llegar tarde, su hijo como siempre pegado a él, su suegra le venia diciendo cosas que no lograba prestar atención.

 

-Damon tenemos que ser estar mas juntos que nunca, yo se que mi hijo lo dio todo por ustedes - cerró los ojos tratando de no soltar mas lagrimas, aquello lo hacía tan real - Debemos ser fuertes.

 

Cuando menos pensaron estaban llegando a cierta parte del cementerio donde estarían los restos de Ben, bajaron todos llamando la atención de todos los presentes, al saber que ya habían llegado la familia directa del valiente hombre que dio su vida por el país.

 

-mi mas sentidas condolencias señor Holden - Damon levantó la cara para mirar al dueño de aquella voz, era el coronel encargado de la plantilla a la que pertenecía su difunto marido - una perdida que nos duele al igual que a ustedes.

 

-muchas gracias señor Connor - al hombre no le quedó más que palmear el hombro de Damon y dejarlo pasar - James vamos con el tio Sam.

 

Si papi - el niño se adelantó para llegar con su tio agarrandole de la mano.

 

El mayor se acerco hacia el féretro y lo acaricio en donde estaba el cuerpo de su amado Ben. Cerro los ojos por milésima vez para no dejar salir las lagrimas que causaba su partida. Todo sus planes quedaron inconclusos con la marcha definitiva del militar.



-Damon te prometo que regresare sano y salvo - el menor se encontraba de espaldas a Ben él acomodando algo para evitar hablar del tema - un año se pasa rapido, cuando menos pienses estare aqui.

 

-no es tan facil como tu lo dices Holden - enfrentó su mirada, a pesar de que su esposo era tosco y mas grande, el sabia que no le haría daño - te iras de servicio a la guerra y estarás expuesto a todo y eso me pone de los nervios, me es inevitable ¿que pasa con nuestros planes?

 

-se que habiamos dicho que tendriamos otro hijo biológico tuyo, pero me requieren en la base, tu mismo escuchaste al coronel - el menor negó con la cabeza Ben se desespero y tomo las manos de su esposo para tranquilizarlo - mi amor ya dejalo.

-pero y si ya no te llego a ver, no creas que no te quiero cerca, es todo lo contrario - Damon se abrazó a su esposo respirando en su pecho negándose a dejarlo ir - debo recordarte que vas a la guerra.

 

-lose mi amor, es comprensible que te pongas asi, pero vamos muchos y entre nosotros no ayudamos a ser fuertes - el militar le dio un pico en los labios a Damon - asi como tu, recuerda que por eso te amo, aparte de muchas otras cosas, eres fuerte y de no ser por ti no tendríamos todo lo que tenemos.

 

-James no esta esperando, le prometiste que iriamos a tontear por ahi y sabes que a él no se le olvidan las promesas menos si son de su padre - sabía que esquivaba el tema, pero no lo queria tocar mas, terminaría llorando y con Ben sintiéndose mal - deberias ir por el a la fiesta de su amigo.

 

-Damon, todo va estar bien confia en mi, nunca te he fallado - tomo con delicadeza la mano del hombre de sus sueños - Sabes que no me gusta ir solo a ese tipo de cosas y me gusta presumir de esposo, mejor vamos los dos.

 

Sonrio para luego tomar sus cosas y acompañar a Ben por James. Ese día la habían pasado junto con su hijo, disfrutando que lo tenian un dia mas  ya que al siguiente se iba a la armada. Desafortunadamente ese seria el ultimo dia que pasarían en familia los tres.



Se escucho el sonar de las trompetas que anunciaban el inicio de todo aquello de lo que no quería saber, le dolia mucho. Había muerto y ver enfrente aquella caja lo hacia tan real, mucha gente le daba palabras de resignación pero el todavia no quería sacar de su mente a su esposo.

 

Escucho como alguien le tomaba del hombro, era su madre que le decía, que debían sentarse y mas cuando el se encontraba en mal estado anímico desde el día en que se enteró de viva imagen de la razón de la desaparición de sus esposo.

 

El cortejo seguía dejando todos los recuerdos y buenos momentos que marcaron mucho a cada uno de los presentes, un gran hombre que cayó estando en servicio. El ambiente se sentía triste, muchas personas pasaron a decir discursos de lo que era aquel gran amigo, padre de familia, esposo y amante. Era el turno de Damon.

 

Se levanto sintiéndose observado, ironicamente volvió a recordar la vez en que Ben le habia expresado todos sus sentimientos ante todos con una declaración digna de película. Ahora era por una situación totalmente distinta, camino hacia el estrado viendo la foto de su marido con portando el uniforme militar orgulloso y suspiro.

 

-hola, creo que todos aqui tienen la idea de quien soy y porque me duele tanto estar aquí, para mi no solo es la muerte de un militar que lo dio todo por su pais, para mi es la penosa y dolorosa muerte de mi esposo, de mi alma gemela - tomó una pausa con la voz temblorosa, porque eso quería decir que en el fondo al decir esas palabras aceptaba tal hecho - Es dificil creerlo, pero me queda el consuelo de que fue una persona maravillosa que me dio la mejor vida y al mejor hijo del mundo - volteo a ver a su hijo quien sonrio diminutamente - se les agradece a todos por venir, eso demuestra que Ben es bien recordado por todos los que le conocieron.

 

Se bajó del estrado siendo ayudado por su hermano menor, no podia hablar mas, sentia que se quebrada con cada palabra que salía de sus labios. Se abrazo del brazo de Sam y se permitió soltar algunas lagrimas.

 

Presenciar todo eso le mostraba que todo era cierto, ver a su hijo con esa tristeza, ver la foto de Ben a un lado de una tumba indicaba que en efecto era su marido el que estaba inerte en esa caja de madera.

 

Como procedimiento y siendo un militar caído en función se maneja de diferente forma y con más condecoración. Hubo una marcha y un minuto de silencio por respeto a su esposo, su hijo se encontraba tranquilo debía estar atento al tener que en realidad despedirse.

 

-ahora procederemos a prepararnos para el entierro de nuestro gran hermano Ben Holden, les pedimos que estén tranquilos - vio como movian la caja entre todos los hombres más cercanos a la familia - ¿algunas palabras antes de proceder?

 

Nadie dijo nada, los ánimos estaban muy tristes para hacer mas larga la agonía que todos los presentes tenían de ver aquella familia tan desconsolada. Los trabajadores comenzaron con lo últimos detalles para bajar el féretro, su hijo se acercó en dirección a donde estaba su padre fallecido siendo seguido por Damon.

 

-papa, te voy a extrañar mucho, voy a extrañar mucho las salidas al parque, o cuando planeabamos sorpresas para que paia se enamorara mas de ti ¿porque te fuiste? - damon tomo de los hombros a James, sabía que debía de respetar su duelo, era muy pequeño para entender ciertas cosas, pero debía tener compasión por el pequeño - sabes voy a pasar a tercer grado y mis amigos me dijeron….

Todos escucharon lo que le contaba James a Ben, les rompia tanto el corazon ver como el niño se negaba a dejar ir a su padre, que muchos lloraron al ver tal escena. Contaba todo lo que había sucedido en el último año que el estuvo ausente sin olvidar ningún detalle, y soltando una que otra lágrima rebelde. Pasaron minutos en los que James estaba diciendo aquella última conversación con Ben su padre.

 

-James es hora de despedir a tu padre, nos están esperando - Damon se acercó al pequeño abrazándolo por detrás de la cintura y dandole un beso en la mejilla, su hijo toco por ultima vez la caja que llevaba a su padre y en su mente le dijo unas cuantas palabras.

 

-listo ¿papi puedo dejarle algo? - el otro asintió sin dudarlo, el niño corrio rápidamente a su abuela, madre de Ben y agarro uno de sus tantos juguetes de dinosaurios, su favorito, y volvió donde estaba Damon - para que no te olvides de mi.

 

-corazon el nunca se olvidara de ti - trato de sonreir aunque las lagrimas salieran traicioneras de sus ojos - el siempre estará cuidando y tu lo tendras en tu corazon.

 

-ahora será la estrella más brillante nos va a cuidar a ti y a mi - la emoción impresa en la voz del niño le daba mucha esperanza, no debía rendirse y ser fuerte por el - me pone triste que ya no este aqui, pero se que si hablo con él, me va escuchar.

 

-aunque no lo puedas ver mas, puedo asegurarte que su olor te dira que el esta cerca - eso lo sabia por experiencia, a veces sentía el perfume de sus abuelos - vamos a quedarnos un rato mas, si quieres puedes decirle todo lo que tu quieras a papa en tu pensamiento.

 

-bueno claro, pero para no extrañarlo mucho ¿podemos venir a visitarlo seguido?

 

El mayor asintio dejandose acariciar por James, ese niño sabia muchas cosas, a veces le sorprendía las cosas que decia. Se alejaron del féretro y vieron como lentamente bajaba y era depositado en el hoyo de tierra donde descansaría Ben. Sus suegros lloraron al igual que sus papas. El tomo una rosa blanca, la mas bonita, la beso sintiendo su aroma y la tiro hacia la tumba diciendo un “te amo”.

 

Despues de eso todo paso muy rapido, todos los que los estuvieron acompañando se iban conforme pasaban los minutos, hasta solo quedar ellos y uno que otro militar cuidándolos por órdenes del coronel.



Se encontraba en casa, específicamente en su cuarto junto a su hijo, ahora era el que no podia dejar solo a James sin sentir el lado de Ben vacio. Todavia no era tiempo de sentirse solo en esas 4 paredes que había compartido con el hombre con el que compartió muchos momentos importantes de su vida, todavía todo lo sentia tan prematuro.

 

Sus heridas estaban las sentía todavía en carne viva e iban a tardar en sanar demasiado tiempo. Se acomodaba para dormir por milesima vez, no lograba conciliar el sueño, muchas cosas rondaban por su mente y eso no le permitía pegar ojo, ya casi eran la 1 de la mañana.

 

Le adjudicaba la culpa a que después de tantas emociones en un dia y tener la cabeza hecha lio, llegando a casa se fue directo a su habitación para dormir varias horas y despertar para cenar para que sus padres se fueran tranquilos a casa.

 

Vio como una sombra se veía cruzar su cuarto, se alarmo y se paro de la cama, tapando a su hijo para que no tuviera frio y salió al pasillo con un bate que tenía escondido por si pasaba cualquier cosa.

 

-¿quien anda ahi? - bajo las escaleras oyendo ruido proveniente del despacho de su esposo - !llamare a la policía¡

 

-Damon mi amor, no te preocupes estoy aqui - el menor abrió los ojos, eso era absolutamente posible, el estaba muerto, se acercó a paso lento al despacho bajando la guardia - debemos hablar.

 

-pero tu estas muerto ¿como es esto posible? - el mayor levantó la mano incitando a que Damon la tomara, el otro dudoso la tomo sintiendo la calidez que hace mucho no sentía - esto no puede estar pasando.

 

-vine a verte una ultima vez y despedirme de ti - Ben le regalo una de las sonrisas que más amaba y se escondio entre esos enormes brazos - no debes de tener miedo Damon, yo se que podras salir adelante sin mi.

 

-pero todo es mas facil si estas tu aqui - el otro negó suavemente - James es quien más me preocupa.

 

-el estara bien, es un buen chico, al igual que yo - el menor no dudo en darle un golpe suave en su hombro a ben, había olvidado cierta parte egocentrica de su esposo - oye tiene mi sangre no te quejes, igual tiene un Ben papa con el.

 

-Ben me duele mucho y nose como ni cuando voy a poder sacarlo, pero lo único que sé es que te amo - el tro le acaricio la mejilla viendo y comprendiendo todo lo que el menor decía, conocía bien a su soulmate, pero ya lo hecho, ya estaba y no se podia cambiar - nose como seguir sin ti.

 

-lo podrás hacer, tengo la certeza que algun dia me vas a olvidar y encontraras a alguien que llene tu corazon, como yo en su momento lo hice - no  podía decirle mucho, pero el sabia que algun dia pasaria eso. El otro negó sabiendo segun el una falta de respeto a la memoria de Ben - tal vez ahorita no lo veas, pero el tiempo y las circunstancias te mostraran todo lo que yo se.

 

Se miraron a lo ojos transmitiendo todo lo que no se podían decir con palabras, Ben se había encargado de muchas cosas antes de morir y una de ellas era la protección de su familia. Sabia que los dejaba en buenas manos, el confiaba en eso. Tenia que irse, ya no tenia mucho tiempo.

 

-mi amor, me temo que el tiempo se me acaba - el menor se aferró de los brazos de su esposo, no queriendo dejarlo ir tan pronto - Damon, necesitas dejarme ir, y seguir con tu vida.

 

-me es imposible Ben, tu muerte no agarro a todos por sorpresa - el otro asintió y trató de tranquilizar a Damon que se estaba inquietando y saltando en lagrimas - no puedo, no quiero, me niego Ben.

 

-!tranquilo amor¡ - el mayor abrazo a su esposo, esperando a que se tranquilizara, escuchaba todas sus protestas y divagaciones - Damon dile a nuestro hijo que lo amo y que nunca estará solo.

 

-no te vayas - el otro nego sabiendo que le faltaba poco tiempo - no tan pronto.

 

-lo tengo que hacer Damon, por cierto, tus palabras en el cementerio me encantaron - sonrio y le dio un ultimo beso con sabor a despedida - te amo y porque lo hago, debes olvidarme y ver otros horizontes.

 

 Hasta pronto mi amor, nos veremos cuando mi vida se haya esfumado - aquellas palabras sabian a despedida, se sentía tranquilo a pesar de todo, Ben estaría en un lugar mejor después de todo

 

Se alejó caminando hacia una luz que cada vez se iba haciendo más grande y luminosa, Ben volteo una ultima vez y con su mano le dijo adiós a su esposo. Damon sin tener idea, sintio una sensacion de de algo parecido a la tranquilidad y paz, viendo como Ben se difuminaba mientras mas avanzaba.



Se despertó en la cama algo agitado, sonrio como un tonto, no sabia la razon pero se sentía relajado. Fue un sueño, pero el lo sintio mas que eso, se habia sentido tan real, como si en realidad Ben estuviera vivo hasta que llego la ultima parte. Sabía que su esposo tenía razón con seguir con su vida, pero algo mas pintaban esas palabras dichas por su esposo.

 

-James es hora de despertar tenemos que comer con los abuelos - su hijo se pegó más a él queriendo alargar el sueño, al mayor se le ocurrió una idea - deberias ir a despertar al tio Sam, esta en durmiendo en tu cuarto, que ¡osadia!

 

-!que hizo que¡ - como un trampolín se levantó y caminó rodeando la habitación poniéndose su bata. Se veia chistoso ya que estaba todo despeinado - ¡tio levanta tu sucio trasero de mi cama!

 

-¡James esa boca! - le miro con cara molesta - sabes que no me gusta que te expreses asi.

 

-lo siento papi, se me escapo - y salio huyendo de ahi como buen cobarde que era, al igual que su padre cuando él se enojaba.

 

-¡despiertas al tio Sam y te metes a bañar! - grito levantandose de la cama y tratando de acomodarla, escucho que alguien se quejaba, sonrio sabiendo de que se trataba.

 

-oye tu hijo me lastimo la espalda - su hermano entro a la habitación y le dio un beso en la mejilla como siempre lo había hecho cuando eran menores - tu hijo es una copia idéntica tuya.

 

-no te quejes que cuando supiste que venia en camino, te adjudicaste el tío favorito de James - le riño, el otro rodo los ojos exagerando la reaccion muy teatralmente - hablando de otras cosas, gracias por quedarte con nosotros, no es tu obligación tu tambien tienes cosas que hacer.

 

-lo hago porque los quiero y no pongas excusas porque ahora me adjudicare quedarme aquí el tiempo que sea necesario - y le abrazo como koala, Damon odiaba que sus hermano hiciera eso - tambien me gusta molestar a mi hermano.

 

-como sigas con eso te mando a la casa de mama y hablo muy enserio - se deshizo del agarre fácilmente, todo menos regresar con sus padres algo sobreprotectores - sabes que puedes quedarte cuanto quieras, a Ben siempre le gusto tener a alguien que nos cuidara aparte de el



Se encontraban de camino a la casa de sus padres, ahi tambien veria a sus suegros. James iba entretenido con alguno de tantos dinosaurios que tenia, por alguna razón los diferenciaba a todos, el apenas y sabía que eran carnivoros y ya. Tenia muchas cosas en que pensar con respecto a James.

 

-¿como llevas todo esto Damon? - volteo viendo a su hermano, se había quedado ensimismado viendo el camino que no se dio cuenta de nada de lo que pasaba - yo se que la muerte de Ben a todos nos movió, pero me preocupas tú.

 

-duele, debo de admitir que duele como no tienes idea, pero me tengo que adaptar - hizo una mueca planteando la situación - debo confesarte, que ayer soñe con el y me dijo varias cosas.

 

-vaya, mi cuñado siempre supe que tenia todo preparado - sonrió recordando todo - se puede saber que te dijo.

 

-muchas cosas y nada sabes, me dijo que tenia que olvidarlo para seguir - su voz se quebró y se quedo pensando rememorando en todo lo que Ben le dijo - que saliera adelante y que no me preocupara, que confiaba en mi y que el tiempo me daria las cosas que tanto anhelamos, todos nuestros planes.

 

-entonces confía en él, algo que me quedo muy claro, es que siempre fue un hombre palabra - sonrió limpiando las lagrimas que salieron  de su hermano - ¡llegamos pequeño!

 

-la abuela hizo tu comida favorita - oyó como su hijo abría la puerta del coche de su hermano y corria a la casa - Gracias Sam.

 

-para eso estamos los hermanos Damon - su hermano se bajo tambien del coche dejándole a él un momento a solas, para pensar ¿en que? No sabia porque eran demasiadas interrogantes en su cabeza, que no sabía por dónde empezar. El tiempo le daría las respuestas que necesitaba.

 

Miro hacia su casa materna, recordó como Ben había ido a pedir su mano, estaba tan nervioso que antes tuvo que darle una ronda de besos para que se le pasaran los nervios. Funcionó dentro de lo que cabe, sus padres le dieron pase a todo.

 

Ahora solo quedaba que el tiempo acomodara todo en su lugar, él se dedicaría su hijo y a su hermano por lo visto, confiaria en Ben y todo lo que se dijeron en aquel último “sueño” de despedida, donde sintió aquel último beso tan real, que sabia que era más que un sueño.

 

Saludo a sus padres y a sus suegros al entrar a la casa, pasaron un tiempo entre familia, evitando a toda costa ponerse tristes al hablar de Ben, ya que el no hubiera querido verlos sumidos en depresión por su ida.

Notas finales:

Segundo capitulo puesto, la verdad es que ya estaba hecho y lo queria poner, esperen al tercero ya esta en el horno queriendo salir :)

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: