Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

1000 Formas de Amar por El Chico de la Bufanda Roja

[Reviews - 1]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Chapter One

 

El sol sale dando una nueva oportunidad para aventurarse a nuevos retos, sabores, idas, venidas y muchas oportunidades, un dia mas para reir y llorar todo lo que nos rodea y suspirar por un amor o desamor. Para tomar otro café mirando como el sol nos ve y pronto se va alzando viendo todos nuestros pensamientos e inseguridades, absolutamente todo. Con el tiempo el astro ser va llendo hasta dejarnos a oscuras sabiendo que el dia se acaba, donde las cosas se empiezan a acabar, momento de alejarnos y decirnos un adiós o un hasta siempre.

 

-papi me ayudas ¿me ayudas a terminar mi tarea? - un niño iba corriendo por toda la casa buscando a la persona que había visto por el hasta la actualidad - pa!

 

-¿que paso hijo? No te escuche estaba algo distraido - un hombre de pelo castaño se frotaba la cara espantando el sueño, vio a su hijo extenderle un libro de escuela, no pudo evitar sonreír ante aquello - veo que tienes algunas dificultades James.

 

-algo padre, sabes que a mi los numeros no se me dan, soy como mi padre - el mayor se le quedo mirando a su hijo sabiendo todo lo que conllevaba aquello - ¿Sabes? Lo extraño mucho y no hemos sabido nada de él desde hace tres meses.

 

-lose cariño cariño, pero recuerda que el dijo que iba a regresar y nunca nos volvería a dejar solos - el menor asintió con toda la convicción que un niño de 8 años podria tener - Dime en que tienes dudas, sirve terminas y vemos una pelicula

 

El niño sonrió motivado, empezó a mostrarle el problema en el que se encontraba metido, segun el era algo que todavía no podía aprender, pero con la ayuda de su papa logro comprender y resolver su tarea a tiempo para divertirse entre ellos.

 

Ya estaba oscureciendo y con ello se encontraba el padre de aquel niño pensando en todo lo que estaba ocurriendo en la actualidad. En la aparente desaparición de Ben el chico que había hecho todo para enamorarlo ya hace mas de 10 años y con el que había decidido tener un hijo biológico por su esposo.

 

Tenia muchas cosas que arreglar tambien de las clases que impartía en la primaria local, algo que le había venido muy bien ya que no se encontraba lejos de donde se encontraba su hijo y lo podia ver y checarlo de cerca. A pesar de todo valia la pena, ademas Ben no tenia problema con que trabajase.

 

Miro a su regazo donde se encontraba el niño profundamente dormido, le acaricio el pelo castaño claro y lo acomodo mejor, viendo como proseguía la pelicula pero en realidad su cabeza estaba en otro lado. Recordaba toda la historia que hasta ese momento estaba teniendo con aquel hombre.



-a donde crees que vas Damon, ven aquí - un joven de unos 17 años iba siguiendo a otro chico que al parecer se veia demasiado enfadado - ella solo me abrazo, no significa nadie para mi, tu eres el unico que me importa.

 

-deja de seguirme Ben, no te quiero cerca - el de menor estatura se volteo para encarar al otro joven - no me interesa que hagas dejes de hacer.

 

-claro eso explica porque estas tan molesto y emberrinchado - ben burlon tomo por sorpresa a Damon de la cintura pegando junto a él, no podía más que estar cerca al chico de sus sueños - lo acepto ella se me estaba insinuando,pero no viste que yo no le hice caso.

 

-ya te dije que no me interesa Ben, aparte lo de nosotros no es oficial ni nada - el menor aparentaba ser fuerte, pero una lágrima rebelde salia y al momento Damon quiso limpiarla - no tengo porque molestarme tu decidiste no decirle a nadie.

 

-¿entonces lo que te molesta es eso? -lo presiono mas hacia el, haciendo que Damon tratara de deshacerse del agarre sin ningún éxito - dime!

 

El menor esquivo la mirada que le estaba dando el mayor, era inevitable no ponerse celoso y mas cuando Ben no hacia nada por detener cualquier situación de coqueteo hacia el, mas ahora con aquella chica creida que no paraba de insistir con el jugador

 

No pero ya me canse de seguir así - el menor finalmente pudo alejarse un paso, de esa forma tendría el valor de hacer lo siguiente - creo que deberíamos alejarnos.

 

Pero que estas diciendo cariño - Ben trato de tomar las manos de Damon pero el se alejaba del contacto - no me puedes hacer esto .

 

-claro que puedo y quiero, ya no soporto tanto hermetismo entre nosotros, tantos secretos - el mas chico de los 2 tomo su mochila que había soltado en medio de la discusión - creo que es hora de dejarlo todo atras.

 

Y sin dejarlo hablar, salió corriendo lo mas que puedo alejándose de aquel hombre al que había caido bajo sus encantos, sin poder evitarlo empezó a llorar pensando en todo lo que había pasado. Pero ya era hora de empezar a quererse asi mismo ya que se estaba olvidando de eso principalmente.



Ben se había quedado en el mismo lugar donde el menor lo dejo hace poco, ahora se daba cuenta del todo el daño que le había hecho, ocultar su relación por prejuicios estúpidos que no valian mas que para entorpecer eso que tenia con Damon, algo que iba a dejar por nada del mundo, ya que es chiquillo dejó huella en el desde el primer momento en que lo vio. Tenia que hacer algo para recuperarlo y ya sabia que iba hacer.

 

No te puedo dejar Damon, eso nunca - con todo el valor infundado se fue hacia su casa esperando a que llegara la noche ya que tenia partido, ese seria el momento indicado - No pienso dejarte ir nunca.

 

Si tenia que dejar o sacrificar algo con tal de estar con el chico lo haría sin caso a dudarlo. Era su luz de vida

 

A veces se sacrifica lo que uno tiene en el momento y Ben estaría dispuesto a dejar todo por estar junto a Damon. No concibe un futuro sin ese muchacho castaño que conoció de la forma mas rara, pero que caló profundo en su corazón para quedarse ahi y nunca irse.

Tomó camino rumbo a su casa para prepararse para el juego que tenia en la noche, sus padres irían esa noche a acompañarlo, ya que era la noche que definiría su estadía y su beca a la universidad que él deseaba ir. Ahora eso quedaba a segundo plano pensado en el futuro que tenia junto con Damon.



Ben se encontraba en la entrada de su casa pensando en todo, aparte venia de mal humor por la tardanza que tomo en llegar. Ocupaba que sus papas le prestaran el carro mas seguido, era un buen muchacho y no le daba problemas.

 

-hijo ya llegaste ¿que haces aqui en la entrada? - volteo viendo a su madre siempre sonriente - debes estar hambriento entra.

 

-madre hay algo que debo decirle a papá y a ti, es algo muy serio - su madre le dio la mano para que el jugador se levantara, su instinto maternal nunca fallaba, ella sabia que algo le pasaba a su hijo- nose como empezar.

 

-no te mortificas corazon, primero comes y ya despues nos dices todo lo que quieras - su madre le acarició la cabeza dandole animos - anda ve al comedor, hice tu platillo favorito, veras que rico me quedo.

 

-gracias madre, por eso te quiero mucho - la mujer se le quedo mirando por unos segundo, ahora era un te quiero y no un “te amo”, ahora comprendía todo - siempre estas un paso adelante que yo.

 

-ay hijo qué cosas dices, tan atento como tu padre - la madre de Ben se acercó a la cocina para servir a su hijo, hoy era una noche importante para él y a ella le gustaba consentirlo mucho - ten hijo come tranquilo.

 

El joven asintió olvidando todo lo que su mente le acechaba, al probar tan buen manjar hecho por aquella mujer que desde que nacio dio todo de si por siempre verlo bien. Dejo el plato vacío sintiéndose satisfecho, llevo los cubiertos hasta el lavatrastes y los limpio para dirigirse a la sala donde se encontraban sus padres como todas las tardes viendo la televisión.

 

-¿como vas Ben? ¿listo para triunfar hoy? - el más joven asintió sentándose en el sofá que estaba contiguo al otro - me dice tu madre que quieres hablar con nosotros - ¿hay algo que necesitas?

 

-no papa, es algo más serio, es sobre amor - su padres sonrieron al confirmar lo que la mujer le había comentado a su marido - la regue hoy como siempre, y lo más difícil es eso.

 

-hijo lo que sea que nos quieras decir, te comprenderemos - su madre le tomo la mano mirándolo a los ojos.

 

-la personas de la que estoy enamorado en estos últimos meses la he mantenido en secreto por temor a lo que digan los demas - Ben bajó la cabeza sintiéndose mal, al igual que sintiendo miedo por lo que iba a confesar - porque esa persona es tan perfecta y por que es diferente. Es un chico.

 

No se atrevió a mirar a su padres, no después de lo que había dicho, escucho como los 2 carraspearon, pero su madre nunca soltó su mano. Fueron los 5 minutos mas largos de toda su vida.

 

-hijo vaya sorpresa no has soltado con esto - la voz varonil de su padre lo sacó de sus divagaciones mentales - has sido tan buen chico, que tus problemas amorosos los hemos dejado de lado.

 

-lo que tu padre quiere decir es que te apoyamos y te respetamos - Ben volteo a verlos, sintiendo una sensacion rara al ver tan normales a sus padres - lo que nos asombra es que si tanto amor le profesas, no nos lo hayas presentado.

 

-bueno nunca pensé que se lo tomarian a bien, mas con que sea un chico - soltó una risa nerviosa - pero es que es la persona mas hermosa y fenomenal.

 

-Ben no debes sentirte mal por lo que digan los demas, nosotros te hemos criado y que un hombre tome tu atención es de lo mas normal del mundo - su padre se paro alzando los brazos y abrazando a su hijo - ahora deja de ser tan cabeza dura y ve y arma un plan para recuperarlo.

 

-al parecer te pareces mucho a tu padre, cuando nos conocimos era medio idiota conmigo, hasta que le deje las cosas en claro - su madre se unió al abrazo - mas te vale que no se eche a la basura tu relación con aquel chico y nos lo presentes.

 

-lo he estado pensando desde que me dejo en la escuela y nose que hacer - faltaban pocas horas para el juego, debía prepararse para la noche - primero debo hacer mis deberes, ya despues pensare en eso.

 

Sus padres asintieron volviendo ver la pantalla que estaba enfrente de ellos. Los amaba, eran lo mejores padres que un joven pudiera pedir. Se dirijio a su cuarto en el segundo piso concentrándose de lleno en sus deberes y en Damon

 

 

Ya era de noche y Damon iba saliendo de su casa con dirección a las canchas que se encontraban a un lado de la escuela, sus amigos les habían insistido en fuera para no perder la tradición que se creó anteriormente con el paso de los días. Llevaba una chaqueta que era obsequio de Ben y que le dio cuando empezaron a frecuentar el uno al otro.

 

En todo el camino fue hablando con sus amigos diciéndoles que ya iba en camino y que le faltaba poco para llegar, que no entraran en desesperacion.

 

Bajo del camión rápidamente y fue corriendo directo a los jardines de la escuela para encontrarse con sus amigos, que vio a lo lejos con caras nada amigables, ya veía venir un regaño por parte de ellos.

 

-vaya Damon, pensamos que nunca llegarias - le dijo una chica abrazándolo y caminando - eras el unico que faltaba ‘¿porque tardaste mucho?

 

-tenia cosas que hacer en casa y me llevó tiempo, no sabia que demoraria mucho lo siento - se excusó quitándole hierro al asunto y evitando hablar del tema - ¿y ustedes de que tanto hablaban?

 

Asi empezó una platica entre amigos que los llevo directo a las canchas, donde hablaron de temas tanto escolares como banales. Cuando empezó el juego todos pusieron atención ya que eran aficionados. Damon no puedo evitar mirar de reojo a la unica persona que más le interesaba y que le robaba el aliento cada que lo veía.

 

Por otro lado Ben vio cuando llego su chico, lo consideraba así a pesar de lo que había pasado en la tarde Verlo con su chaqueta puesta, lo hacia ver mas bonito de lo que nunca lo habia visto en todo ese tiempo en que iban y venían entre ellos. Miraba como platicaba con sus amigos mientras el corria y se encargaba de hacer jugadas y touchdowns.

 

Ya casi se terminaba el medio tiempo y Damon ya se queria ir, no aguantaba mas todo aquello, ver a Ben no le traía nada bueno. Quería ir a su casa y ahogarse el solo en su ahora reciente depresión.

 

-chicos yo creo que ya es hora de irme - llamo la tencion de sus acompañantes y estos le miraron raro - tengo casa que hacer y estoy cansado.

 

-pero si tu siempre te quedas hasta el final - un amigo se acerco a abrazarlo por los hombros mirando directamente su rostro para ver si mentía - además apenas empieza lo bueno del juego.

 

-estoy algo cansado, ya les dije, aparte no estoy de humor - comenzó a rascarse la cabeza sintiendo como todo su alrededor comenzaba abrumarlo - Nos vemos mañana chicos, despues me cuentan que paso!

 

Se deshizo del agarre de su amigo gentilmente y empezo a bajar las escaleras para salir de ahi rapidamente, sentia como lagrimas salian de su rostro las cuales trataba de limpiar para no llamar la atención de nadie.

 

Había sonado el silbatazo anunciando que acababa el primer tiempo del juego, Ben en automatico vio hacia las gradas para ver al chico, confundiéndose un poco hasta que lo vio bajando las escaleras. Tenia que hacerlo ahora o nunca, no permitiría que eso se fuera a la basura, no dejaria lo unica bueno en su vida.

 

Se lanzó corriendo cruzando toda la cancha llamando la atención de todos, pensando que algo malo o raro ocurría, el entrenador se le acerco tratando de detenerlo, todavía faltaba mucho.

 

-¿a donde crees que vas Ben? - el chico volteo importando poco lo que dijera su entrenador y su pensamiento absurdo - tu carrera está en juego no lo arruines.

 

-no señor, voy por lo que en realidad merece la pena - y salió corriendo esperando que no se le hubiera escapado Damon, sonrió al verlo llegar al último escalón. Quedo enfrente de él en un segundo tomándolo de los hombros - ¿a donde vas?

 

-a casa ¿que quieres? - enfrento su mirada limpiando aquellas lagrimas que no podían ocultar,eso hizo a ben sentirse el peor ser humano en la tierra - estoy cansado y debo ir a casa.

 

-no lo hagas nunca lo has hecho desde que te conoci - levantó una mano para acariciar su rostro lentamente mirándolo fijamente - Te amo y no quiero que me dejes Damon, lo tengo muy claro, perdoname

 

-no tengo nada que perdonarte Ben, pero entiende mis razones - la voz se le entrecortaba pero tenia que ser fuerte - yo tambien te amo, pero no es suficiente.

 

-se que soy idiota y que siempre arruino todo y que no te merezco porque soy un imbécil contigo - Ben bajo la mirada sintiéndose fatal, porque esa era la verdad - pero quiero hacer las cosas bien y si eso quiere decir que lo tengo que decir a los 4 vientos lo hare. ¡te amo!

 

-¿que estas haciendo Ben? No lo hagas - le tapo la boca con sus labios mirando a su alrededor, viendo como todos estaban viéndolos con diferentes reacciones. Después enfoco al chico que le habia hecho suspirar muchas veces en sueños - estas poniendo en peligro tu carrera.

 

Lo unico que estoy poniendo en peligro es lo que tenemos tu y yo, eso para mi es mas importante - sonrió mostrando todos sus sentimientos, en eso s ojos claros veía todo el futuro que tenia - ¡si lo tengo que gritar!¡te amo!

 

Eres un tonto Ben - eso por alguna razon lo había hecho enrojecer hasta las orejas, medio mundo según él los estaba viendo, pero todavia seguia estando aquella sombra dolorosa - ¿que pretendes con todo esto? No entiendo porque haces esto.

 

-¡porque te amo Damon! - le dio un fugaz beso y se arrodillo para terminar con eso, ya que sino tambien el entrenador lo mataría - ya te lo dije muchas veces de manera indirecta, pero ahora te lo digo de frente y con todo el valor del mundo que tengo ¿quieres ser mi novio?

 

Todos estaban a la expectativa de lo que hacían ese para, incluso hasta los involucrados en el juego se veían interesados en aquello. Ahora entendían la razón por la que su compañero a veces se veía muy feliz que hasta contagia y en ocasiones algo triste y melancolico. Ahora esperaban la respuesta de aquel chiquillo y esperaban que fuera positiva.

 

-claro que si Ben, nunca podría decirte que no - todo aquel tiempo que fueron algunos minutos, para el mayor parecieron horas, pero era necesario reordenar la mente de Damon para dar una respuesta obvia - me tienes desde que te conoci.

 

-¡te amo! - fue lo que alcanzo a decir el jugador antes de pararse y abrazarlo levantandolo en el aire y despues aprisionarlo entre sus brazos ahogando un poco al pequeño -me haces tanto bien.

 

Todos empezaron a gritar y aplaudir, mostrando todo tipo de reacciones, era obvio que la respuesta dicha era en efecto que si.

 

Si algo tenía en mente el jugador con aquel chico es siempre amarlo y no regarla como últimamente lo había estado haciendo, siempre lastimandolo con su inseguridades que fracturaba esa relacion que tenian. Tenía la seguridad de que con paciencia y tolerancia podrían enfrentar todo lo que viniera juntos. 

 

-Ben ya deja de hacer esto, me ahogas - por impulso el castaño claro aflojo su agarre viendo como estaba rojo su hermoso novio - ya deberias de estar en la cancha con los demás.

 

-claro, se me olvidaba - tomó la mano del menor y la afianzó - tu iras conmigo adonde sea y mas ahora.

 

Siempre lo haré, tenlo por seguro - se recargo en su brazo y escondió su cara mientras sentía como la verguenza todavia lo recorría - eres un idiota.

 

Todo lo que tu digas señor Holden - cruzaban la cancha mientra Damon iba apenado y el jugador iba con una sonrisa de oreja a oreja agradeciendo todas las muestras de apoyo - ahora ese sera tu apellido siempre.

 

Ahora veo que era lo que te traía tan despistado muchacho - el entrenador se acercó con expresión neutra  palmeando el hombro de su estudiante favorito, se dirigió a Damon con gesto ahora serio  - chico no lo dejes ir, es un buen hombre solo que a veces es un poco testarudo y terco. Aparte eres su mejor touchdown.

 

-gracias entrenador - le dio la mano escuchando la agradable risa del hombre de complexión ancha - prometo que nunca lo dejare y le llamare la atencion si empieza a fallar en el juego.

 

-claro hijo, tu y yo nos vamos a llevar muy bien - el entrenador le despeinó un poco el cabello en gesto fraternal y camino hacia las bancas - acompañame tu me ayudaras a gritarles a estos buenos para nada.

 

-con mucho gusto señor tomas - se rio por la ocurrencia y camino junto con su novio y el hombre, ya casi terminaba el descanso y con todo lo vivido apenas se había dado cuenta de la noción del tiempo, se sento en las bancas mirando a Ben - te esperare aqui a que termines el juego.

-gracias por darme esta oportunidad Damon, no te arrepentiras - le dio un último beso a su chico y fue a con los demás jugadores para preparar las jugadas, volteo por última vez y sonrió - ¡te amo!

 

Y ese fue el inicio de una relación donde hubo subidas y bajadas, pero también mucha aceptación y respeto por parte de los 2, supieron pasar todos los obstáculos que requiere llevar una matrimonio que más adelante se concretó. Con el tiempo habían decidido que ya era hora de tener un hijo, por lo que Ben se apuntó para dar su semilla y ser el padre biológico todo con el consentimiento de una clínica especializada y sobretodo de Damon. Pero eso era otra historia.



Damon sonrió recordando todo aquello, aunque él sufrió mucho por la aparente indiferencia que tenia Ben al inicio cuando recien lo habia conocido, mas no se enteraba de todas las miradas que el exjugador y ahora militar le daba, todas la cosas escritas en su cuaderno describiendo todo.

 

Se dio cuenta de que en realidad ya era de noche y que se ensimismo revolviendo su mente y buscando ese preciso momento de su vida. Vio como su hijo literalmente se había hecho un ovillo sobre su regazo, aunque James no lo admitiera si pesaba ya y mucho, debio llevarlo a la cama.

 

Lo llevo entre brazos hacia la habitacion que compartia con Ben. Desde la partida al servicio militar, su hijo apenas y consintió dejarlo solo en sus cama, ya que le prometió a su padre cuidar de lo mas hermoso que hay en el mundo. Según palabras del militar.

 

Oyó como su hijo ronroneaba mientras lo dejaba en la cama, le quitaba las pantuflas en forma de dinosaurio y lo tapaba lentamente con el cobertor.

 

-buenas noches pequeño, volvere en un segundo - le acaricio la cabeza y se dirigió al balcón para despejarse, saco una cajetilla que tenia escondida y un encendedor, no le gustaba que James lo viera haciendo eso - nada como un cigarro nocturno.

 

Le dio la primera calada al tabaco, sintiendo como todo su organismo comenzaba a relajarse, sabía que era un vicio absurdo que no llevaba a nada, pero era lo que había en ese momento para calmar su angustia oculta. Tres meses de estar esperando sin una respuesta clara del paradero de su esposo, trataba de ser positivo, pero el tiempo le empezaba a mostrar escenarios que el no queria ver.

 

Aparte el constante interrogatorio al que era sometido por su hijo todos los días sobre su padre era un factor que también alteraba su estado mental. Todo seria mucho mas facil con Ben estando a su lado y teniendolo en sus brazos.

 

Miro a la luna buscando alguna respuesta que nunca llegó. Se termino el cigarrillo sintiéndose mejor dentro de lo que cabía. Se metio a la habitacion ya que empezaba a refrescar un poco mas y no quería enfermarse y de paso contagiar a su hijo tambien. Se puso su pijama y se resguardo entre las mantas y abrazo a su James.



La luz le calaba, aparte alguien se movía en la cama inquieto. Abrió los ojos con pesadez mirando como James tenia sus ojos puestos en el con una sonrisa del tamaño del sol, se pasó las manos por la cara espantando el sueño que tenía.

 

-buenos dias papi - sintió unas manos tocando las suyas, sonrió sintiendo que su hijo aunque no sabia mucho de la situación de su padre, el era el primero en ver de el - te quiero mucho, levantate dormilon.

 

De cuando aca tu eres el adulto - se subió encima del niño haciéndole cosquillas y como consecuencia el niño se echó a reír - anda apurate que se nos hara tarde para llegar a la escuela.

 

Se levantaron y se asearon lo mas rapido posible. En lo que su hijo se arreglaba, el acomodaba sus cosas de las clases y hacia el desayuno. A veces pensaba que tenia un don ya que podía hacer muchas cosas al mismo tiempo. Cosa que Ben le repetia muy seguido y le preguntaba si no se cansaba.

 

-James ya es hora del desayuno, tenemos 10 minutos para irnos - enseguida un niño bien peinado y vestido bajo por las escaleras dejando su mochila en la silla que tenia al lado para sentarse frente a su padre en la barra - aqui tienes tu waffles.

 

-gracias papa, justo como me gustan con mucho chocolate - se pusieron a desayunar rápido, para salir lo más rápido de casa, tenía trabajos que revisar de un grupo y por pasar tiempo de calidad con su hijo se le había pasado por completo - ¿padre hoy iremos con los abuelos?

 

-claro que si pequeño, despues de clases - se limpió la boca para lavar en tiempo record los platos - quedamos de comer con ellos y tu tio Sam.

 

-el tio Sam prometio que iriamos a ver una película al cine - el hermano de Damon era el tío consentidor al igual que sus padres, a veces tenia que llamar la atención de ellos para que no hicieran tan materialista a James - nos pondremos de acuerdo el dia de hoy.

 

-me parece perfecto, pero recuerda que Sam también tiene cosas que hacer James - estaba perfectamente de acuerdo en que quisiera pasar tiempo con su hermano, pero no quería que el niño se hiciera exigente - recoge tus cosas que ya nos tenemos que ir hijo.

 

-si papi, puedo llevar mi juguete de dinosaurio - el mayor asintió, salió al garaje para subir las cosas a su carro, vio como su hijo subió con su mochila a la espalda y un tiranosaurio rex en las manos - ¡ya estoy listo papa!

 

-perfecto hijo, el dinosaurio no lo podrás llevar a la escuela - el niño hizo un puchero mostrandose contrariado, el otro prendio el carro saliendo al barrio y parándose en el semaforo - Sabes bien que no puedes, lo harás cuando lleguemos con los abuelos, no está en discusión.

 

-esta bien papá, lo que tu digas - se acostumbraba a ese tipo de discusiones que tenía con su hijo, que luego de unas cuantas horas pasaba y James volvía como si nada hubiera pasado - Mi amigo Tyler me dijo que pronto tendría su fiesta de cumpleaños y me dijo que me iba a invitar ¿iras conmigo?

 

Damon asintió sabiendo que su hijo se había dado cuenta de porque de las cosas, iba a ser un dia largo y tendría que tomar varias tazas de café, lo ayudaba a no caer rendido y más con un hijo presente.

 

Trabajaba en la escuela desde hace 4 años, terminando la carrera había aplicado para trabajar en alguna institución primaria, hasta que lo consiguió. Ben siempre lo estuvo apoyando en ese proceso hasta que lo consiguió, festejando en grande.

 

-hola Dalton como estas - entro a la sala de maestros saludando al maestro de ingles - Me entere que te quedaras hoy a detencion.

 

-si ya sabes estos chicos de ahora que no pueden estarse quietos - el lo entendia muy bien, pero no se veía en la necesidad de tomar esas medidas ya que daba a grados inferiores que los que daba Dalton - Yo escuche que la directora te estaba buscando, deberias ir a su oficina, puede ser algo importante.

 

-no lo sabia, pero gracias por el dato Dalton - Tomo sus cosas y salio de la sala, se sentía el clima frio - Bueno dias niños.

 

Saludo a un grupo infantil que el daba, paso por su lado observando que todo fuera bien, los años de experiencia le dejaron claro que los niños eran muy volátiles y podían causar alguna pelea sin ninguna consecuencia, pero ante todo se requería el orden en la escuela.

 

-buenos dias Olga, vengo con Johanna - saludo firmando su entrada, aprovechando que ya estaba ahi - ¿Esta ocupada?

 

-buenos dias Damon puedes pasar - la asistente le le atendió con su característica atención y amabilidad - está dentro, ella te espera.

 

-gracias Olga - se dirigio hacia la oficina, su celular empezó a sonar anunciando una llamada, vio la pantalla y de inmediato contesto - si diga

 

-buenos días te llama Jonas Law llamamos de la milicia nacional - eso quiere decir que tenían noticias de su esposo - hablamos en representación del ciudadano en servicio el militar Ben Holden, hablo con algun familiar.

 

-si habla su esposo Damon, estoy enterado de todo el seguimiento - abrió la puerta viendo a una mujer mayor sentada, a la que le hizo una seña comprendiendo de qué iba el asunto - ¿ya han encontrado el paradero de mi esposo?

 

-ya recuerdo quien es usted, perdón por la formalidad, señor Holden le tenemos noticias - tomo asiento para poder tener mejor certeza y no parecer grosero con la directora - lamento informarle por esta vía, pero hemos encontrado el cadáver de alguien y según las señas y descripción para ser su esposo.

 

Esto no puede estar pasando, no a Ben - la mujer que estaba dentro camino hasta Damon auxiliando, estaba en estado de shock asimilando la noticia que le acaban de dar - no puede ser el.

 

Sintió como todo el mundo se le venía encima, eso solo significaba algo y por mas que quisiera no lo queria aceptar. Una lágrima cayó tras otra hasta convertirse en llanto presintiendo que algo malo se avecinaba.

 

Una tormenta de la que el no tenia control, sentia como se iba quedando sin aire y las personas que estaban cercas empezaban a hablarle, sin él en realidad escuchar ninguna palabra que ellos decían. Ben podría estar muerto y le daba miedo tener que ir a verificar aquel presentimiento que venía ya muchos días asediando.

 

Salió de la oficina buscando aire libre, sintió como lo seguía Johana y también sentía que empezaba a lagrimear más de lo que ya lo estaba haciendo. Salió al exterior y empezó a respirar aceleradamente.

 

Empezó a tomar control de sus emociones y entonces pensó con la cabeza demasiado fría, tendría que hablar con su amiga y decirle las cosas. Ya despues tendria que ir a verificar , su hermano tenía que llamarlo.

 

No podía aceptar tal cosa tan dolorosa, de solo pensarlo empezaba a perder los estribos, no podía hacerlo. Aun no sabia si Ben era la persona que tenían sin vida.

 

Manejo hasta llegar a su casa, que por suerte o casualidad lo que fuera, su hermano estaba ahí, al salir Sam encontró el estado del mayor y corrió hacia él con la pregunta impresa en su rostro, damon solo atino a sujetar sobre el, abrazarlo y dejar que sus emociones drenaran, podía perder a Ben

 

Notas finales:

Espero les guste, como a mi me esta gstando hacerlo :)

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: