Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Vivir- Banana Fish por aheijiletssingashu

[Reviews - 0]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Practicamente, esta historia se la dedico a Ash, por hacerme querer superar mi pasado; y a mi, por que estos ultimos 3 dias siento que lo estoy logrando. Esta historia solo esta disponible por esta plataforma.

3 años y un mes habían pasado. Y, aun así, se sorprendía.

 

Recordaba cómo tomó la decisión de dejar este mundo, creyendo que la persona que ama estaría a salvo de su ser lleno de heridas.

 

¿Ya había dicho que fue de una forma tonta y sumamente egoísta?. Lo supo cuando el nipón, quien estaba en estado de recuperación y en silla de ruedas, se abalanzó a él apenas recuperó la conciencia, temblando y sollozando por el miedo que sintió  al casi haberle perdido.

 

El miedo que muchas veces este le recalco que no sentía por su presencia, sino por la falta de ella. No lo estaba  salvado con su muerte, lo estaba llevando consigo.

 

"Mi alma está siempre contigo" 

 

No pudo evitar aferrarse a él. Sintiendo culpa por el estado del nipón, y felicidad de estar allí para sentirla. Su pasado no solo lo estaba rompiendo a él, también a su amado.

 

Si no podía superar esto para él mismo, lo haría por Eiji. El chico no merecía pasar por esto, la única culpa que tenía era amarle incondicionalmente,amarlo tanto, tanto como para llevarlo a Japón, tanto como no irse de su lado a pesar de la situación, tanto como para casi ser abusado como él, tanto como para sostenerle en brazos cuando se sentía vulnerable, y un millón de cosas más que no sería nunca suficiente para agradecerle.Sabiendo eso ¿Se atrevió a hacer aquello?. 

 

"Las almas rotas también pueden tener una segunda oportunidad,Aslan". Le comento el nipón, aquella vez en aquel hospital, estando ambos heridos de muchas formas.

 

Y tomó la decisión de vivir.

 

Una vez habían sanado sus heridas físicas. Retomaron el plan inicial, ir a Japón y empezar de cero juntos.

 

Se sintió abrumado de mil formas. Un nuevo país, una nueva vida. Por ello, Eiji le regaló un departamento,( quien sabe de dónde habrá sacado la plata) alegando que era un regalo de Bienvenida.

 

"No te sientas obligado a estar conmigo, no quiero eso" mencionó cuando le entregó las llaves. "Me basta con que estés aquí".

 

De allí, todo fue platónico. Eiji venía de vez en cuando a visitarlo, en ocasiones con el Señor Ibe, en otras con la madre y hermana de éste. Todos con la intención de ayudarle con la ideología e idioma del lugar. 

 

¡Aunque ahora era Eiji quien se reía de su acento!.

 

El chico de cabellos oscuros sostenía su estómago mientras se retorcía de la risa. Mientras él soltaba un sonoro bufido. 

 

"Perdón, solo trata de no poner tanto peso en las palabras" Expreso tranquilo.

 

Así hizo, teniéndolo otra vez riendo. El asiatico no supo cuando se le subió encima atrapandole, y susurrandole al oído "Ahora te daré una razón para reír ,Ei-chan".

 

Este no tuvo chance cuando una manos se posicionaron en sus costados haciéndole cosquillas.

 

"Basta,basta" le pido, casi gritando a gritos, no puedo evitar reír también, el nipón aprovechó  esto para posicionarse arriba de él, con la misma intención. Solo que, este olvido que trataba con él, Ash Lynx, y casi al instante captó su acción deteniendo sus muñecas, no puedo evitar sonreír por la expresión del otro, perdiéndose en esta.

 

Soltó una de sus manos, para llevar la suya a la mejilla derecha del chico, este dio un gesto de retroceder pero fue bloqueado por otra mano en su cadera. El nipón encontró sus manos encima del pecho del rubio, y las manos de este empujando el acercamiento.

 

"No escapaste antes, no lo harás en este momento ". Afirmó para luego darle un ligero beso. La presión de sus labios era suave.

 

"Ahora no tienes razón para irte ``.Volvió a decir, acariciando sus mejillas, mientras este le sonreía.

 

"Nunca la tuve".

 

No, no fue una formalización. Solo eran pequeños momentos donde esos sentimientos que tenían desde hace tiempo se desbordaban .Porque estos nunca necesitaban expresarse, no entre ellos dos, ya lo sabían.

 

Pero, esto no significaba que no pasará una.

 

No fue sino hasta el San Valentín, si, un día cliché. Para Ash sería vivir algo que estaba en la normalidad de la gente, nunca tuvo tiempo para pensar en la celebración en sí. Los árboles de sakura desbordaban en la ciudad, los corazones,palabras cursi y chocolates, animaban el ambiente, y el se sintió animado.

 

No pensaba en nada en especial. 

 

Pedirle a Eiji que fuera su pareja, súbitamente, no estaba en el plan del día. Y es que, no quería forzar nada. Sabía que el asiatico le daba su espacio para su sanación propia. Si le pedia eso el de cabellos negros sentiria que le esta obligando.

 

"Lamento la demora". Se disculpó.

 

"Vaya, pensé que pasaría mi primer San Valentin solo".  Y, aunque no lo pensó realmente, se sintió aliviado.

 

Ambos sonrieron. 

 

"Pues, no estarás solo y tampoco no tendrás nada". Este busco en el bolsillo del pantalón y le entregó una tarjeta, en esta se hallaba un pase para una biblioteca y una notita:

 

"Aslan Jade Callereense, ¿me haría en el honor de ser mi novio?,pues ya has aceptado mi sentimientos" 

 

"Si, lo pides así,no me puedo negar" Compartieron un cálido beso.

 

"¿Por que el pase? Cariño,me gusta leer tus libros de fotografía,me recuerdan más a ti" 

 

"No necesitarás mis libros de fotografía para estudiar medicina" Se notaba la emoción en su voz " Ash, si te aceptaron, estoy tan orgulloso de ti" 

 

El también se sintió así.

 

Fue así el primer año de 3 desde entonces.Donde podía mirar hacia atrás sin detener el presente o el futuro. Pudo perdonarse por cosas a las que no tuvo alternativa y, a dejar de pensar que no era merecedor de nada.

 

Que no merecía esta nueva vida , para renacer de la oscuridad vivida,y menos con aquel chico japonés que leía sobre su regazo.

 

Aún faltaba mucho por sanar y por aprender, pero sabía que no estaba solo, si algún día iba a conocer a la maravillosa persona que era Eiji Okumura, como la razón por la que sigo luchando hubiera sido ser reconfortado por el y al final, terminar siendo un nuevo ser con el, entonces, nunca estuvo solo.

 

Por eso…

 

"¿Te casarías conmigo,Eiji Okumura? Pues, siempre has aceptado mis sentimientos y heridas".

 

Preguntó, mientras sostenía una de sus manos y mostraba el anillo.

 

"He llegado hasta aquí, no me puedo negar ahora,entonces es un si." 

 

"Gracias, por darme una segunda oportunidad" Expresó, colocando el anillo con una piedra preciosa onix.










































 




 

Notas finales:

¡Gracias por leer!


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).