Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Mi pequeño angel por Artemisa El Britannia

[Reviews - 8]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Bien chicos a mi amiga le gusto tanto este fic que quiere que lo continue, así que bueno decidi dejarlo a su criterio y que den su opinion... lo continuo o lo dejo así

espero sus votaciones

Notas del capitulo:

Bien ahora si como ya es costumbre en mi

Espero que disfruten en leerlo como yo al escribirlo

Capitulo 1

El era un estúpido… jamás lo entendería… siempre que quería hablar le daba la vuelta y se encerraba en su cuarto…

  • “extraño a mi madre” –

Era el único pensamiento que llegaba a mí en las noches frías donde mi padre salía de la casa y volvía entrada la noche para dormir hasta volver al trabajo y así pasar de mí como si no existiera…

Hacía poco mi madre a muerto… al principio mi papá me consolaba y me dejaba dormir a su lado para que no tuviera miedo…

Pero después de medio año eso cambio…

Empezó a alejarse de mí… ya no me hablaba… no me miraba a los ojos… ni siquiera quería comer conmigo…

¿Qué había pasado? No lo sé… pero me lastimaba… quería volver a esos momentos en donde sentía su cálido cuerpo protegiéndome… así como cuando era un bebe y siempre me cargaba y cuidaba

Quería volver a esos tiempos… pero mi papá no me permitía acercarme a él…

Siempre estaba fuera                       

Siempre me ignoraba

Y cuando me veía…

Llegue a pensar que hasta vomitaba de verme

  • Hola Naruto – saludaba mi mejor amigo Sasuke, siempre nos quedábamos de ver para pasar el día juntos ir a la escuela y cosas por el estilo, como su familia era rica obviamente tenían poco tiempo para él… y bueno al sentirnos identificados habíamos terminado siendo amigos y pasábamos nuestra solitaria vida juntos –

  • Hola Sasuke… - dije mas deprimido que otros días… -

  • ¿¿Día de descanso de Minato – san?? – pregunto al ver mi deplorable estado de ánimo –

  • Si… al parecer no saldrá el día de hoy… lo vi metiéndose a su cuarto con una enorme botella de sake… y el álbum familiar – Sasuke hizo una horrible mueca de desagrado –

  • Vaya… mejor no vayas a casa… seguro acaban peleando – sabía que eso era verdad… pero si no llegaba o llegaba tarde me llevaría un buen regaño –

  • Hablas enserio… sabes cómo se pone cuando no me ve – Sasuke recapacito y asintió –

  • Si se pone pesado te vienes a mi casa – dijo mi amigo y acepte… solo haría acto de presencia y después huiría para no tener que ver a mi padre en deplorable estado etílico –

Como supuse, al llegar a casa mi papá estaba sobre el sofá tirado con la enorme botella de sake encima de él, no había más remedio que limpiar su desastre…

Al ir levantando se fue dando cuenta de que su padre había sacado las fotos donde aparecía él en específico… pero lo que más le había dolido era que todas esas fotos de él con su madre ahora estaban rotas por la mitad… su padre de verdad debía de odiarlo…

No sabía el por qué… pero su papá no toleraba su presencia… no entendía… por que el reciente odio que había desarrollado hacia él… pero quería que dejara de odiarlo quería que lo abrazara que lo besara y que cuidara de él como antes… como cuando su mamá estaba viva…

  • Naruto… ¿Qué haces aquí? – pregunto Minato medio mareado por el alcohol en sus venas, sabía con quien hablaba pero no controlaba sus movimientos a voluntad  -

  • Pues aquí vivo… pero si quieres que me vaya me iré – dijo al borde de las lagrimas por la escena de las fotografías –

  • ¡¡¡NO!!! HIJO NO TE VALLAS – lo tomo del brazo cayéndose en el acto de frenarlo lo más rápido posible –

  • ¿PARA QUÉ?... TU YA NO ME QUIERES… ME HAS ABANDONADO COMPLETAMENTE…YA NI EN FOTOGRAFÍA PUEDES VERME… NO VALE LA PENA… ACEPTARE LA IDEA DE SASUKE… IRE A VIVIRME CON ÉL….- no pude continuar… mi papá me había abofeteado… mi papá por primera vez en mí vida… me había puesto una mano encima… -

  • No te vayas de mi lado hijo… yo te amo mucho… - eso había sido la gota que derramo el vaso… ¿me amaba? Entonces, ¿por qué ya no hablaba conmigo?... ¿Por qué rompía mis fotos? ¿Por qué me evitaba? – lo siento hijo… no se qué hacer con este sentimiento… - fue ahí cuando todo se nublo ante mis ojos… mi papá me estaba besando… ¡¡¡¡EN LOS LABIOS!!!!! – te amo hijo… jamás me dejes –

No sabía que pensar… justo ahora enrollaba mis manos en el cabello de mi padre que me besaba sobre el suelo… me metía la lengua hasta el fondo probando todo de mi… metía sus manos bajo mi playera… y acariciaba mi pecho mis piernas y cuando podía metía mano hacia mi trasero

Sentía que en cualquier momento me volvería chocolate y me derretiría en sus manos… mi piel ardía como jamás había sentido… incluso la vez que Sasuke y yo nos habíamos besado por accidente… ese día había sentido mariposas… pero ahora… sentía cual huracán en mi estomago, todo se revolvía nada tenía sentido… todo era perfecto…

Sentía sus caricias incitándome a gemir lo más alto posible hasta desgastarme las cuerdas bucales en busca de más placer en sus manos esas que me había criado con mucho esfuerzo en mis pasado… aquellos días que ahora se veían muy lejanos… aquellos que con estos toques se iban a borrar…

Ya no éramos padre e hijo…

Ahora éramos amantes…

 

 

 

 

 

Había visto a mi esposa morir en el hospital… había presenciado como se le iba el alma del cuerpo poco a poco y se despedía de mí y me pedía que cuidara de nuestro pequeño retoño, Naruto

Yo sabía que debía cuidarlo pero yo no era muy listo para eso… hasta cierto punto…era torpe cuidando de un niño… Kushina era mi mano derecha… la única mujer a la que había amado realmente

Esa mujer extraña que le había robado el corazón desde niños… era increíble, era fuerte, era energética, era perfecta para mí… y en esta ocasión me ha dejado solo… ahora estaba perdido…

Al llegar a casa vi a mi hijo… 15 años parecido a mí en físico… pero tenía toda la actitud de su madre… era el único tesoro que ella me había dejado… era lo único pedazo de ella que me quedaba

Así llegando lo abrace y le conté la mala noticia sobre su madre… estaba destrozado… no sabía cómo consolarlo, así que lo empecé a consentir más, lo dejaba dormir conmigo y lo abrazaba y besaba para poder darle el amor necesario…

Pero el problema empezó… cuando tuve mí primer sueño húmedo con mi hijo… soñé que lo tomaba de manera salvaje sobre la cama que algún día habíamos ocupado Kushina y yo…

Me aterre debo ser consciente y confesarlo… tenía miedo… por que al despertar me di cuenta que me había gustado… me había llenado el sueño de ideas para poder estar con mi hijo… y el que mi esposa me diera permiso de volver a enamorarme… me daba muchas más ideas para poder estar con mi hijo…

Todo nervioso y sin saber qué hacer decidí ignorarlo de lleno… fingir que no existía… mostrarle mi lado más frío para así evitar que ese sueño húmedo se hiciera realidad…

Pero… lo malo del asunto era que cada día era más hermoso a mis ojos era cada día más perfecto… verlo salir de la ducha era un martirio cada mañana… así que como acción desesperada… decidí ausentarme lo más posible de casa, no estar para no verlo

Eso debía disminuir mi ansia… o bueno eso pensé…

Hasta que empecé a tener relaciones con mujeres de mi trabajo para poder olvidar el cuerpo de mi hijo… y también tratar de hacer los sueños húmedos lo menos seguidos posibles… era horrible cambiar sabanas todos los días por esas visiones nocturnas que lo hacían desear a muerte

Ese día decidí hogar mis penas en alcohol… de verdad no había otra forma de poder sacarlo… llevaba meses ignorándolo… y me estaba cansando del sexo sin amor… así que tome los álbumes y empecé a romper las fotos familiares… con todo el dolor de mi corazón…

Si iba a tomar la decisión que había tomado desde la oficina, tenía que romper con todo eso… y después cambiarme de casa y de ciudad… pero bueno empezaría por el recuerdo de mi esposa… y de mi hijo…

Que dentro de poco… tomaría como mi amante

 

 

 

  • Naruto… esto está mal – decía Minato mientras desvestía a su hijo en la sala de su casa entre besos y caricias causando que Naruto gimiera por los toques proporcionados –

  • Lo… se – no sabía que más decir… sabía que estaba mal sabía que cuando eso culminara no volverían a ser padre e hijo –

  • Vamos al cuarto – así lo cargo como princesa y Naruto se sonrojo por como lo tomaba su papá entre brazos… era un sueño hecho realidad… lo amaba y no quería perderlo… y ahora que habían llegado a ese punto nada podría detenerlo –

Así Minato coloco a Naruto sobre el colchón y se coloco sobre él de manera lenta para poder admirar la belleza de su hijo, no se comparaba en nada a sus sueños… era mejor en la realidad… ¿cómo había podido negarse a si mismo tremendo manjar?, así que empezó a besarlo de nuevo mientras su hijo enrollaba sus piernas en su cintura creando un contacto que los había hecho gemir por el calor en sus cuerpos

Así empezó  frotarse sobre su hijo que lo tomaba del cabello y empezaba a despeinarlo causando mucho placer al sentir sus manos recorriéndolo, nada de lo que vivía en ese momento se podía comparar con lo que había soñado con lo que su esposa le había hecho sentir… y mucho menos con lo que las mujeres de su trabajo habían querido hacerle sentir

Su hijo era inigualable… era delicioso… era hermoso… era SUYO…

  • Ahhh papá… siento… siento… ahhh – Naruto no sabía cómo expresar sus sentimientos en ese momento, sentía todo revolverse en su estomago y al parecer lo único coherente que salía de su boca y de su cerebro eran gemidos –

  • Si Naruto… tu solo dedícate a sentir… solo siénteme… y no te alejes de mí por esto – y sí empezó a desvestirlo y a besar todos los lugares de su cuerpo, era de sabor durazno… tan dulce que hasta podría decirse que era adictivo –

Paso sus manos rozando sus muslos y empezando a bajarle los pantalones y los interiores para así ir disfrutando poco a poco de la piel de su hijo, al tenerlo completamente desnudo y a su merced decidió empezar a lamer el miembro del mismo causando que Naruto gritara con fuerza por la humedad de su miembro y de lo sensible que se había vuelto de un momento a otro

Así empezó a recorrer el miembro con su lengua y la deslizo lentamente para poder llegar a la entrada de su hijo…. No podía resistir más quería saber si su entrada era tan deliciosa como había soñado la primera vez

Su pequeña entrada era jugosa a la vista infladita por el placer y húmeda por su lengua que la recorría una y otra vez, ya que poco a poco iba preparándola para recibirlo, pero una duda lo asalto… ¿su hijo seguía siendo virgen?... ¿había pertenecido ya a alguien más?... dios eso lo empezaba  poner celoso…

Lo había descuidado mucho por su confusión…

  • Naruto… tú… ¿eres virgen? – trato de preguntar lo más calmado posible –

  • Aaahhhh si… papá… - dijo cegado por el placer que le proporcionaba el primer dedo de su padre dentro de su entrada –

Eso hizo que Minato casi brincara de alegría sería la primera y única persona dentro de su hijo… por que jamás pensaba dejarlo… era de él y de nadie más

Así coloco el segundo y tercer dedo para empezar a prepararlo y así poder penetrar la entrada que juraba ya lo llamaba y lo invitaba  culminar un pecado que estaba seguro sabía a gloria

Coloco una almohada debajo de la cadera de su hijo para poder dejar el menor daño posible sobre el mismo y así le abrió las piernas y lo miro a los ojos… los vio más obscuros y cegados por el placer que le brindaba en ese momento y lo beso lo beso tan intensamente que el gemido que se provoco al penetrarlo quedo ahogado por el beso causando que se tuviera que separar de el para gemir a gusto

Su hijo… ¡¡¡era una delicia!!! Estaba apretadito… caliente… lo succionaba como rogándole por más… santo dios tuvo que aguantarse mucho para no correrse una vez dentro… jamás había experimentado tanto placer en su vida…

Así que una vez supo que al moverse no iba a acabar empezó a embestir a su hijo de manera lenta, al salir para agarrar impulso podría jurar que su hijo lo succionaba y eso lo hacía arremeter con más fuerza de la necesaria, claro que Naruto no parecía molesto, al contrario gritaba su nombre de manera demencial por que daba en el punto exacto donde llegaba al placer y a la gloria…

  • Naruto… te amo… jamás me dejes – Naruto solo contesto con gemidos al pequeño pacto que se estaba formando en ese momento – TE AMO – dijo al correrse dentro de su hijo –

 

 

 

 

 

Al cabo de dos días ya habían empacado todo… se mudarían a una nueva ciudad… con nuevos nombres… y Naruto se pintaría el pelo de rojo como su madre…

Ahora que eran amantes no podían darse el lujo de que supieran que eran familia… así que lo mejor era vivir un amor prohibido pero a la vez placentero… que los llenaba a ambos de amor y satisfacción…

Fin

Notas finales:

DICEN QUE NADIE MUERE POR DEJAR UN RW


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).