Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Mi dulce ángel por Princesa de los Saiyajin

[Reviews - 69]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Como se explica en el resumen, es la continuación de. Mi novio suicida, que terminó con el capítulo 14.

Notas del capitulo:

Sé que dije que dentro de un mes... pero no podía ser tan cruel.

Si aún no has leído el capítulo 14 de la primera parte, déjame decirte que necesitas leerlo para comprender lo que sigue.

Sin más, a leer :)

(Segunda edición 17/01/2019)

1

Curiosidad

 

 

Gotenks no hacía otra cosa más que mirar a través del vidrio de la ventana del autobús del orfanato. Se sentía algo bien por el hecho de que evitó que ese chico se suicidara, aunque le causaba demasiada intriga saber por qué lo intento. No esperaba que un extraño le dijera sus problemas personales, pero era esa curiosidad común en los seres humanos.

     —¿En qué tanto piensas, Gotenks? —preguntó un pequeño niño de ojos verdes y cabello castaño que llegó a su lado, para sentarse en ese asiento que estaba desocupado a la derecha del de cabello bicolor.

     —En nada... —dijo y volteó a ver hacia el techo—. Ojalá pudiera recordar algo. Sé que he visto a ese muchacho antes, pero... ¿dónde? Además, ¿por qué sentí mis mejillas arder cuando me acarició el rostro? Debo reconocer que era un chico apuesto... Espera, ¿soy gay? Supongo que sí lo era... bueno, un papel de dominante es perfecto... ¿¡A quién engaño!? A pesar de que perdí la memoria sé que me gustaría que me tomaran. No tiene nada de malo, así que seguiré con esto. Aunque, ese chico era muy apuesto... Lamentablemente, jamás lo volveré a ver. Quizás en mis sueños... Aunque no estoy muy seguro de eso.

 

***

 

     —¿Quién tocará la puerta a estas horas? —se preguntaba Tarble mientras bajaba por las escaleras acompañado de Raditz. Desde hace varios minutos habían escuchado que alguien golpeaba frenéticamente la puerta de madera.

     —No creo que sea tu padre, él traería llaves—razonó el mayor. Vio que el pequeño iba a abrir, así que lo detuvo—. Yo lo hago, tal vez el sujeto que esté al otro lado de la puerta es un maniático—sugirió.

     Se colocó adelante del más bajito para protegerlo si era necesario y, cuidadosamente, abrió la puerta, dejando ver a un Goku muy alterado.

     —Kakarotto, ¿qué ocurre? —le preguntó arqueando una ceja.

     —¡Vi a Vegeta!—dijo emocionado mientras caminaba de un lado a otro.

     —Ohh…—murmuró Raditz creyendo que su a su hermano se le botó la canica (se volvió loco) —. Kakarotto, Vegeta murió...

     —No... Bueno, sí, pero lo vi—respondió.

     Tarble se sintió un poco triste, las lágrimas se acumularon en sus ojos al escuchar al más alto hablando de su hermano que ya tenía un tiempo que falleció, y de ese gesto se percató el mayor. A pesar de que ya habían pasado un par de meses, la sola mención de Vegeta hacía deprimir al pequeño Saiyan.

     —Deja de jugar, ¿no ves que lastimas a Tarbly? —dijo.

     —¿Tarbly? —preguntó de repente al escuchar eso. El mayor se sonrojó y empezó a tartamudear. Pero antes de que dijera algo, el de cabellera alborotada lo interrumpió, recobrando su emoción—. No estoy jugando. No sé cómo es posible, pero era Vegeta. Me salvó antes de que me lanzara del puente Wiss.

     —Oye, hermano, Vegeta está... Espera un segundo, que tú ibas a hacer ¿qué? —le preguntó viéndolo a los ojos.

     —Sí, quería volver a verlo en el otro mundo. Pero él me salvó, caímos hacia atrás los dos. Luego se tuvo que ir—le explicó con desesperación.

     —Menos mal que ya no intentarás eso de suicidarte en La Esfera del Dragón—murmuró.

     —¿Eh? —preguntó confundido ante esas palabras.

     —Papá cree que lo mejor es enviarte ahí. La directora Fasha es amiga de él, y desde hace tiempo te había observado y quería que formaras parte de esa institución. Empezarás dentro de unos dos meses—le dijo.

     —No quiero irme. ¡Quiero venir y quedarme en la habitación de Vegeta!—replicó.

     —Kakarotto, conocí a Vegeta muy bien, y estoy seguro de que él no querría que te aferraras tanto a él . Él querría que siguieras con tu vida y que cumplieras tus metas—le dijo mientras colocaba una mano sobre su hombro.

     Goku permaneció unos segundos pensando en eso que le dijo. Sí, tenía razón, Vegeta no dejaría que se olvidara de sus estudios y se volviera un vago luego de su muerte. Luego de recapacitarlo, decidió responder.

     —Iré—dijo en murmullo.

     —Bien. Dentro de un tiempo harán un examen a todos los de las escuelas, y sólo los mejores entrarán. A pesar de que ya estás dentro, debes presentar esa prueba—le aclaró. El de cabellera alborotada sólo asintió.

     —Sé que eras tú, Vegeta...

 

Notas finales:

¿Me gané su review? ¿O sigo participando?

~~~Insectos~~~


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).