Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

La peor traición por minima

[Reviews - 134]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo: Estoy cada vez más decepcionada de la humanidad con las elecciones de E.U. ¿soy mala al desearle a Trump que le ocurra algo como una embolia? ¿Paro cardiaco? ¿Qué lo acusen de algo que tenga que renunciar a su puesto y quede en la ruina? ¿Qué le den un balazo como a Kennedy (aunque no creo que ese se lo mereciera)?... Aunque aquí en nuestro país también tenemos una decepción de presidente, aun guardo las esperanzas de que o cambien para mejor… o les ocurra algo tan horrible que quede en los libros de historia… tal vez si soy un poco mala
~10~

“A veces los encuentros menos esperados son justo lo que uno necesita. Te dan cierta claridad y ayuda que uno no hubiera encontrado por cuenta propia, o simplemente te brindan la suerte que te hace falta.”

Fue a la escuela con ms nimo que los das anteriores, en la clase de Miss Skullnick la leccin segua con el usual ritmo de explicaciones de la materia y quejas por parte de la maestra de cosas como sus antiguos novios o que no se distrajeran en clase porque esto vendra en el examen.

El da transcurri normal, o lo tan normal para una escuela de adolecentes antes de la llegada de una chica con varita mgica; populares, deportistas, nerds y frikis entre otros tipos de pubertos podan poner en debate el concepto de normal entre todos.

Ejemplo de ello era Hanna.

Hanna tiene fama de ser chica rara, particular en el mejor de los casos, y algo acosadora en el peor. No era mala chica, aunque era conocido que entre sus costumbres se inclinaba el allanamiento de morada a casa de sus compaeros y amigos de escuela (solo quienes consideraba lo suficiente interesantes, como Marco), as como tener basto conocimiento de las cosas ms extraas y peculiares que en el mundo existan, desde conocer los parsitos ms extraos y escalofriantes que pudiera tener la mala suerte de contagiarse el ser humano (gusanos que crecan bajo la piel, chinches y pulgas, cosas asquerosas que prefera elegir exponer en las clases de biologa y ciencia y que hacan temblar y sentir nauseas tanto a sus compaeros como profesores), hasta conocer la mayora de las leyendas del mundo que hablaban de monstruos o creaturas raras encontradas a lo largo de la historia de la humanidad (a la hora de pijamadas o salidas con sus amigos o familiares gracias a ese material tenia las mejores historias de terror que se podan contar y poner a todos con la piel erizada).

Marco la conoca desde la primaria si su memoria no le fallaba, y desde pequea era “singular”. Aunque para el moreno ese tipo de personas podan ser problemticas, no quera decir que le desagradara la chica, aunque si le daban opcin evitara los problemas que esta traera (como explicar a un profesor por que usaba su casillero como un habitad para su tarntula mascota como ocurri hace un ao, o que los supuestos tatuajes en su brazo eran de gena y no reales de tinta permanente lo cual fue hace medio ao, de hecho se deca que por eso usaba suter en la escuela porque aun tena mucho de esos tatuajes temporales en los brazos).

De hecho incluso haba veces que se preocupaba por ella, como el hecho que se metiera a su casa u otras casas ajenas, en su mayora ya gente que la conoca ya no le importaba esa mana suya, pero si un polica la atrapaba practicando su inusual hobby o alguien levantaba una denuncia podra terminar en la crcel, o Dios no quiera, si se meta a la casa de alguien realmente ms loco y realmente peligroso, esta podra estar en peligro y resultar herida, esos eran sus pensamientos, y por eso cada vez que tena oportunidad trataba de decirle que dejara de hacer eso cuando la vea con sus llaves que de alguna forma le haba quitado.

Dejando en claro que su compaera de clase era ms que peculiar, y a veces perturbadora, hoy tena un peculiar inters en fijar su mirada en Marco, y esto l lo noto. Normalmente significaba problemas, o que haba encontrado algo de inters, pero desde que Star se fue a su reino no crea que tena algo de inters para ella en esos momentos.

Quizs quera mostrarle una de sus extraas cosas y quera ver su reaccin, era lo que normalmente haca para divertirse como una clase de broma. Esperaba que no fuera otro frasco con una rana de dos cabezas en liquido como la ltima vez, no tena idea de donde rayos sacaba esas cosas (aparte de algo perturbador le avergonzaba recordar el momento en que dio un grito demasiado agudo, en su defensa en ese entonces sufra horribles cambios de tono de voz, no es que aun hubiera dejado esa etapa, segua creciendo, estaba en plena adolescencia a fin de cuentas, al menos su voz era ms grave ahora, pero en ese entonces incluso alguien que lo escucho llego a preguntar “Asustaste a otra nia Hanna?”).

Ignorando en la clase la mirada de su compaera de clase el tiempo paso y la campana del almuerzo son, por un momento olvido que ella le haba estado observando y fue con sus amigos a comer, este da su madre se haba lucido preparando unos deliciosos burritos con frijoles caseros con la receta de nana Daz (legendarios diran los de su familia y que incluso segn la leyenda una compaa de comida le llego a pedir venderle la receta), tambin lleno un termo con agua de tamarindo e incluso le haba puesto de postre unos dulces de leche que les haba dado su abuela al final de su visita, incluso si Hanna llegaba con una cabra con cinco cabezas esta no le arruinara el apetito con esta buena comida.

-Esos son burritos o tacos?- Ferguson pregunto al ver el almuerzo de su amigo.

-Burritos-

-Aww lastima, los tacos de tu mam son muy buenos- comento el pelirrojo, era sabido que el chico amaba los tacos.

-Lo s-

-Y cundo crees que prepare de nuevo esas delicias?-

-No s- el latino alz los hombros, no es como si hubiera un calendario de comidas como en la casa de Ferguson para saber que se comera cada da de la semana o mes, por ejemplo los martes de tacos y los mircoles de las sobras de martes de tacos –puedo preguntarle luego-

-Genial, cuando los haga resrvame un gran plato de ellos-

-Hola chicos- es la suave voz que llega a sus espaldas que los hace sobresaltar un poco en sus asientos, Alfonzo incluso exhala un gritito aunque jams lo admitira en voz alta.

Con pasos tan silenciosos como los de un gato Hanna haba llegado hacia su mesa, es otra caracterstica de ella, poda ser tan silenciosa que no te daras cuenta que haba llegado a tu lado hasta que ella hubiera hecho un sonido o tacado tu hombro para llamar tu atencin, era otra broma caracterstica de ella tomar por sorpresa de esa manera a sus amigos, compaeros de clase y conocidos. Algunos bromeaban diciendo que tena habilidades ninja, otros que podra ser una espa cuando fuera grande.

A veces Marco pensaba que con esa singular habilidad le provocara un susto a alguien que le provocara un infarto, esperaba que l no fuera esa persona.

-Hanna- saludaron los chicos una vez recuperndose de la sorpresa por no decir del susto.

-Quieren ver algo realmente sorprendente?- pregunto con ese brillo en sus ojos cuando algo le emocionaba, y lo que significaba que incomodara o asustara a sus compaeros.

-Seeee… no lo creo- fue Ferguson quien respondi, le agradaba Hanna, pero la ltima vez que le enseo algo “sorprendente” a la hora del almuerzo se le haba logrado revolver el estmago y para un chico como Ferguson que se jactaba de tener un estomago fuerte era un logro.

-Oh vamos, solo es algo como… esto- en un rpido movimiento la chica metio su mano en el bolsillo de su suter y saco algo que puso inmediatamente enfrente de la cara de los muchachos, en realidad prcticamente en la cara de Marco.

Por instinto los chicos se inclinaron un poco hacia atrs temiendo que fuera un bicho extrao o una cosa asquerosa, para ser una chica Hanna no se intimidaba al tocar cosas como babosas, insectos peludos o con muchas patas, a veces ambas cosas, o incluso el crneo de un conejo una vez, segn ella lo haba encontrado una vez que estaba paseando por las zonas verdes y no tan verdes que rodeaban la ciudad.

Pero no era un insecto, o una cosa viva, o incluso una cosa aparentemente asquerosa lo que Hanna tena en manos, en realidad era una… piedra?

Cuando vieron que no haba riesgo o amenaza de que la cosa les saltara en las caras se acercaron para ver mejor.

-Qu es eso?-

-Eso parece una piedra, pero es algo traslucida… un cuarzo?- Alfonzo movi sus lentes en un tick que hacia cuando estaba tratando de enfocar mejor su vista.

-Miren mejor de cerca- dijo Hanna moviendo un par de sus dedos que sostenan el objeto para que la luz del sol de medioda lo iluminara mejor.

-Hay algo dentro-

-Una… Lagartija?!- Marco se inclin ms de cerca no creyendo lo que vea.

-Muy bien Marco, excelente vista-

-Cmo rayos metes una lagartija a una piedra?- Ferguson tambin se inclin viendo ya la silueta del animal dentro de la piedra.

-Por qu no es una piedra como tal, es mbar no es as?- Pregunto Alfonzo fascinado con lo que tena enfrente.

-Bingo. Esto literalmente es un fsil de resina de un rbol-

-Resi qu?-

-Piensa que es como el jarabe de maple endurecido, pero este tiene cientos de aos- proporciono Marco no apartando la mirada de la piedra de mbar. Ya conoca estas cosas, pero jams haba visto una con insectos u otra cosa en persona, a su madre le haban regalado una pulsera con estas piedras, sus tonos clidos siempre le resultaron atrayente.

-Uhhh Y se puede comer?- pregunto el pelirrojo inmediatamente relacionando la explicacin con el sabor dulce del jarabe que le pona a sus hot cakes.

-Eso sera como comer una piedra Fer- advirti Alfonzo lanzando una mirada desaprobatoria a su amigo.

-No sera la primera vez-

-Aunque sera muy divertido ver tratar a Fergus comerse una piedra, no te puede permitir que te tragues uno de mis tesoros- sabiamente Hanna aparto un poco ms la piedra de mbar del chico pelirrojo, este poda seguir primero sus impulsos ignorando a las advertencias sus amigos especialmente cuando se trataba de comida o chicas, no se diga cuando se involucraba ambas cosas.

-No saba que podan quedar atrapadas cosas ms grandes que insectos en esas cosas, la lagartija parece estar muy completa- el chico de lentes observo con ojo clnico cada detalle que poda percibir en ese pedazo de mbar, no era completamente transparente pero poda distinguirse perfectamente las caractersticas del animal.

-Como dije, uno de mis tesoros. No es tan comn que queden atrapados adentro de estas cosas. Es ms fcil que insectos u hojas queden fosilizados dentro de ellas- Explica Hanna con cierto orgullo en su tono.

-Entonces no es como un caramelo?- pregunto para asegurarse el pelirrojo.

-No- respondieron todos a su alrededor, aunque a ms de uno el color le recordaba a una de esos dulces, como a Marco que tambin inevitablemente pens en un par de ojos que tenan cierta tonalidad similar, no ayudaba que hubiera un reptil dentro del mbar a despejar ese pensamiento.

Le habran puesto ese nombre por qu sus ojos parecan caramelos?

-Muy bonito, verdad Marco?- pregunto Hanna girando un poco la piedra para que se viera un diferente ngulo de la lagartija en su interior.

-S, no creo que usara la palabra bonito para describirlo, es ms bien interesante, llamativo. Cmo la conseguiste?... Espera, mejor no quiero saberlo- a veces las historias de los objetos que llegaba a traer y mostrar Hanna podan ser mucho ms perturbadoras que los mismo objetos por tan simples que fueran, como la vez que trajo lo que pareca el colmillo de un animal y dijo que lo haba conseguido en el suelo de una arena de lucha libre clandestina de un tipo que haba recibido un buen izquierdaso.

-La historia de este hallazgo no es tan asombrosa como mis otros tesoros, en realidad la compre en una venta de garaje cerca de mi casa. Aunque la razn de la venta si trajo una historia interesante, el seor que viva en la casa era alguien ya muy mayor que trabajo como gelogo y entomlogo, por eso que tena una gran coleccin de rocas e insectos las cuales estaban vendiendo en esa venta de cochera, y la razn de esto fue por la muerte del mismo dueo. Al parecer era un hombre solitario y solo se dieron cuenta que haba fallecido cuando los vecinos se quejaron de un olor nauseabundo que vena de la casa, llamaron a la polica y entonces lo que encontraron…-

-Basta! No necesitamos saber ms detalles- Marco interrumpi antes de que fuera ms especfica con la historia que estaba contando, y Hanna realmente poda ser muy grfica en sus relatos cuando quera.

Quizs que hubiera trado a la escuela una cabra de cinco cabezas hubiera sido menos perturbador que la historia de su vecino fallecido.

Una historia mrbida y con detalles asquerosos, algo que por desgracia le gustaba contar a Hanna mucho, arruinara el apetito de cualquiera.

-Aww pero estaba llegando a la mejor parte- la morena sonri sabiendo que estaba causando el efecto deseado de incomodidad en sus oyentes.

-Mejor… cuntanos que ms comprantes en esa venta de cochera-

-Pues haba otras cosas fantsticas aparte de su enorme coleccin de piedras, como su coleccin de insectos o un mapache disecado- y as como haba parecido tan emocionada de contar la historia de su vecino fallecido y el encuentro de su cadver Hanna empez a contar las cosas tan extraas y nicas que haba en la venta.

*+*+*

Despus de una severa auto reprimenda mental, Toffee se dio cuenta que contrario a las expectativas iniciales haber sido descubierto por alguien en su tarea de buscar informacin en la casa de los Daz no haba resultado tan desastroso.

Los peores escenarios que se formaron en su mente fue que aunque la probabilidad era baja que la misma princesa Butterfly o sus padres, o incluso alguno de sus sirvientes lo hubieran descubierto creando una confrontacin en la cual no hubiera estado completamente preparado, a su vez que la princesa terminara nuevamente al lado de la familia Daz, cosa que aunque en cierta forma la tendra ms expuesta en la Tierra creando ms oportunidades, crea que lo mejor era que dejara de involucrarse con la familia que le acogi en esa dimensin y arrastrarlos en sus problemas y/o caprichos; otra opcin sera que la misma persona que lo encontr, aunque no una amenaza real en s, le informara a los Daz de su allanamiento de morada, ya saba que por obvias razones ya era un villano ante sus ojos pero no quera que lo consideraran algo de tan poca clase como un simple ladrn de casas o algo por el estilo.

…l era otra clase de villano.

Pero la chica, la joven adolecente de nombre Hanna, no pareca tener un inters en delatarlo o estar asustada por tener un hombre lagarto de dos metros delante de sus ojos, y por lo que saba de las personas que vivan en la Tierra el comportamiento normal sera una reaccin por lo menos de asombro o aversiva sobre este tipo de cosas, en cambio Hanna pareca muy feliz por tenerlo enfrente de sus ojos.

Poda jurar que incluso le brillaban los ojos de la emocin.

-En las historias que contaba Star en la escuela nunca menciono a un hombre lagarto en traje- reflexiono en voz alta la morena.

Como era de esperarse de la princesa con aires de guerrera presumira sus hazaas con los que quisieran escucharle vanaglorindose de sus victorias aun cuando fueran contra los patticos secuaces que eran los subordinados de Ludo, o ms bien estos bajo su liderazgo.

Al parecer la joven humana haba puesto especial atencin en los detalles de la descripcin de los oponentes de la princesa, aunque dudaba que sus relatos fueran muy prolficos con esa mentalidad tan infantil y un vocabulario deficiente, prueba de ello era el diario que haba ledo.

En esta clase de momentos era solo cuestin de tomar decisiones rpidas, poda quedarse y tratar de deshacerse de este percance, pero no era el tipo de persona que hacia sacrificios innecesarios, adems que pensando bien que supiera o no el joven Diaz que haba ido a su casa no afectaba tan gravemente sus planes, no?

Solo quizs su reputacin y la imagen que tendra de l.

Pero ya haba cientos de seres que pensaban cosas horribles de su persona, que un simple humano se sumara a sus filas no le afectaba. Ahora lo que deba hacer era abrir un portal, marcharse y ahora si definitivamente descartar a la casa de Marco Diaz como alguna fuente de informacin valiosa.

Dejara este desafortunado desliz atrs.

Pero la chica logra ver a travs de su rostro inexpresivo para darse cuenta de sus intenciones de marcharse por lo que suelta un comentario que no esperaba.

-Espera, solo quiero preguntar unas cosas. No le dir nada a nadie-

Hanna poda ser extraa, y a la vez tener la suerte de encontrarse cosas an ms extraas, pero eso no quera decir que no pona de su esfuerzo para saber de ellas o comprenderlas. Quizs era su ansia de conocimiento y la manera de conseguirlo lo ms problemtico en ella.

El internet poda tener mucha informacin y era de fcil acceso, pero muchas de esa informacin poda ser falsa, prefera los viejos mtodos para saciar su curiosidad, investigar en persona o de libros que poda tener entre sus manos.

Su cuarto tena toda una pared dedicada a sus investigaciones y un librero repleto de temas como criptozoologia, misticismo, magia, astrologa, entre otros.

Ha, pero cuando volvera tener la oportunidad de tener a una creatura como esta cara a cara? Bueno, desde la llegada de Star Butterfly esas probabilidades se haban aumentado considerablemente con cada da que esta haba estado en la Tierra sin lugar a dudas.

-No tengo ninguna razn para responder tus dudas- fue la tajante respuesta de Toffee dando por terminado este encuentro, o eso crey l.

Pero con esa negativa solo haba dado a entender a Hanna que ella le deba de dar un motivo por lo cual quedarse y saciar su curiosidad.

Hanna no era tonta, quizs un poco ensimismada en las cosas que le gustaban dando poca importancia a lo dems, pero ella poda ser una chica tan inteligente y racional para solucionar problemas especialmente cuando estos tenan que ver con las cosas que le interesaban. Y en este momento este hombre lagarto era de su inters, o ms bien la informacin que este podra darle.

La mayora de creaturas que venan a la Tierra este semestre o eran estudiantes de intercambio, (si, Hanna en su mente no pensaba en Star como un “humano” y lo ms cercano a “persona” haba sido “creatura”, segn ella las creaturas tambin podan llegar a ser racionales y hablar si su inteligencia les alcanzaba, y podan ser mucho ms agradables que algunos humanos) o monstruos que buscaban la barita que siempre portaba la barita la princesa de Mewni, o eso era lo que haba salido de la propia boca de Star.

Y como era obvio que este hombre lagarto no era ninguna princesa o cosa que se le parezca, entraba en la segunda categora.

No tena la barita, pero en su raciocinio tena algo casi igual de valioso.

INFORMACI”N

-Solo tengo curiosidad con todo eso de viajes dimensionales, monstruos, la magia. Y como te vez como todo un hombre de negocios, Por qu no hacemos un trato?-

Toffee alzo una ceja por la notable persistencia de esta humana, no crea que pudiera tener cualquier cosa que le interesara.

-Informacin por informacin, Qu te parece?-

Eso… si llego a llamar su atencin levemente.

*+*+*

Al sonar de la chicharra de final de clases Marco se dirigi a su casillero a dejar algunos de sus libros que no ocupara y otros que necesitaba para hacer la tarea, era una de las grandes ventajas que vea en la secundaria en comparacin de la primaria, ya no tena que cargar una tonelada de libros en su mochila y con el casillero poda guardar varias cosas aparte de sus libros necesarios para la escuela.

No planea nada especial para el da de hoy, jugar con los cachorros, comer con sus padres, tal vez poner una de sus pelculas favoritas de karate para ver despus de hacer la tarea.

Una montona rutina sin princesas con baritas mgicas o monstruos que buscaban pelea, solo lo que un chico de su edad estaba acostumbrado hacer.

Cuando termina de cargar su mochila con las cosas que necesita cierta la puerta del casillero para encontrar a Hanna recargada al otro lado.

-Hola Marco-

-Hanna-

Marco se siente un poco orgulloso porque esta vez no se sorprendi (asusto, aunque l no usa esa palabra) por una de las apariciones sorpresas de su compaera. Aunque esa sonrisa que traa no le tranquilizaba, era difcil saber que era lo que estaba pensando la chica a veces o que es lo que se traa entre manos, quizs porque los dos eran tan diferentes.

-Hey, tengo algo para ti-

Esas palabras ponen en alerta a Marco inmediatamente, esto podra ser una de las bromas de Hanna o realmente quiere darle algo, pero en bromas a veces Hanna se pasa demasiado, en vez de dar la tpica lata de mani de broma llena de serpientes de resorte de juguete ella pondra una serpiente de verdad, o si tena la intencin de dar algo podra ser un animal disecado.

-No gracias Hanna, sea lo que sea que…-

Pero Hanna no acepta protestas y saca su mano de su chaqueta para ponerla en frente de la cara del joven Diaz, y el chico que ella no le dara un puetazo aunque el movimiento lo pareca pero teme por lo que contenga en su mano por lo que cierra los ojos instintivamente tratando de evitar ver la cosa que le quiere entregar la chica.

A veces no sabe si el comportamiento de su compaera es una clase de coquetera pesada o una forma de ponerlo incmodo y nervioso por diversin de ella, supone que es ms lo segundo que lo primero.

-Hey abre los ojos, esta cosa no muerde-

Y porque tiene que abrir los ojos tarde o temprano, no porque confi mucho en que lo que dijo Hanna, mira por fin que es lo que tiene delante de la cara.

-Eh? Tu piedra de mbar?-

De todas las cosas que hubiera esperado de Hanna esta era la ms inesperada, pero la chica es un manojo de sorpresas.

-Admtelo, te llamo mucho la atencin-

-Pero es tuya, parecas muy emocionada hablando de ella en el almuerzo-

-S, pero tengo ms de estas adems con araas e insectos raros-

-Err- an no est seguro de aceptar este presente o no. A veces Hanna puede ser pesada, extraa as como presentar estos extraos casos de desinters, pero no sabe la causa de este en particular.

-Las lagartijas son de buena suerte, y chico, t la necesitas ms que yo-

-Espera Qu?-

-Ferguson me conto de tu ltima aventura, ya deca yo que si Marco Daz faltaba un da de clases sin avisar a los profesores era una de las seales del apocalipsis o de una catstrofe o quizs estabas en riesgo de vida o muerte, hubiera sido interesante si fuera la primera en vez de a segunda-

No sabe si sentirse irritado porque Ferguson le cont a Hanna sobre su incidente casi mortal, pero conociendo a su amigo y la persuasin de Hanna que entre sus varios dones y extraezas saba cmo y con que convencer a alguien para que le brindara informacin, o sorprendido por que muy a forma de Hanna al parecer se mostr un poco preocupada por l.

-Con que buena suerte he?- extiende su mano y deja que la piedra caiga en su mano. No le caera mal tener un amuleto o dos al alcance en estos das. –Gracias-

-No hay de qu. Y si vez que te falta tu cuaderno de matemticas digamos que lo tomo como pago-

Marco mira nuevamente a su casillero, as que no haba olvidado su cuaderno en su casa como haba supuesto en un principio.

-Solo tomare algunos apuntes, prometo que lo regresare lo ms intacto posible-

-Hanna!-

Pero la chica ya se haba ido a hacer lo que sea que haga en sus tardes no tan tpicas de adolecente normal y con una muy vaga promesa de que vera su cuaderno de matemticas en un futuro no muy cercano y posiblemente no tan intacto como le gustara. As como tiene habilidades en meterse en casas ajenas la adolecente tambin las tiene para abrir cosas como casilleros o cerraduras, no debera de extraarse por parte de ella su invasin a su privacidad.

Suspira y mira la piedra con la lagartija adentro, si le haba llamado la atencin pero no saba que hacer ahora con esta cosa. Transformarlo en llavero o pisa papeles?

-A ver qu tanta buena suerte puede traer esto- guarda su nueva adquisicin en el bolsillo de su sudadera pensando que algo de buena suerte le caera bien.
Notas finales:

Por si las dudas y si no actualizo algo para el 25, FELICES FIESTAS 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).