Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

La peor traición por minima

[Reviews - 134]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

~2~

Ms temprano ese da en el castillo de los reyes de Mewni, cierta princesa se enfrentaba a sus padres mientras aun recordaba los rostros de los seores Daz cuando les conto donde estaba Marco ahora, les haba roto el corazn.

El seor Daz tan fuerte y alto como se vea fue el primero en derrumbarse y romper en llanto, y al igual que ella se tumb en el piso de cristal y empez a golpear dicha superficie llamando a su hijo una y otra vez, su esposa despus de caerse del unicornio se uni a su lado y trato de calmarlo aunque ella tambin se encontraba llorando.

Quizs por primera vez en su vida se dio cuenta que tan egosta era.

Era una princesa y en su mundo, e incluso otras dimensiones, no tena que contestar a nadie a excepcin de sus padres, y si causaba algunos problemas normalmente eran sus padres los que lo arreglaban, pero esta vez no haba solucin alguna con magia o sin ella.

En la Tierra pens que tendra ms libertad, ya no tendra que preocuparse por sus padres dicindole constantemente la forma correcta de ser una princesa, ciertamente estaba triste por dejar su tierra natal atrs, pero tomo esto como nueva aventura.

Supuestamente la Tierra no tena magia o monstruos, pero eso no quera decir que dejaba de ser tan sorprende con sus cosas e inventos, lo mejor es que poda usar libremente a su amada varita mgica, claro, se meta de vez en cando en problema y poda meter la pata, pero nada que no pudiera solucionar con otro poco de magia y Marco… el cual ya no estaba con ella.

-Star- la voz de su madre la saco de sus pensamientos, arriba en su trono junto a su padre se vea como siempre imponente, y tambin fra y distante –tenemos que hablar de lo que pas hoy-

-Si madre-

-Lo que ocurri fue imprudente, arriesgado, y las consecuencias…- con cada palabra la reina iba descendiendo los escalones de su trono hasta posicionarse ante su hija –lo seores Daz jams se podrn recuperar de su perdida- murmuro estando ya frente a su unignita.

-Lo s- Star miraba al suelo sintiendo una nueva ola de lgrimas, dolor y vergenza invadirla.

-Yo tambin lo s, despus de todo no soy solo soy una reina, tambin soy tu madre- en un gesto poco habitual en su real majestad esta extendi sus brazos y abraso a su hija –me alegra que ests viva-

Star estaba sorprendida pero devolvi el abraso, su madre no era muy dada a las muestras de afecto o a salir de su papel de sofisticada monarca, pero le agradeca que le mostrara este afecto, realmente lo necesitaba.

-Hija, a veces uno debe tomar importantes decisiones, especialmente nosotros por nuestro cargo de la realeza, ya que bajo nuestro mandato tenemos la responsabilidad de todo un reino. Como princesa no solo es tu derecho portar la varita, sino tambin tu responsabilidad protegerla y usarla sabiamente- A su forma trato de reconfortarla, pero esto solo hiso sentir ms culpable a Star.

Haba hecho lo necesario para proteger la varita, no es as?

Haba estado dispuesta a renunciar momentneamente a ella pero no a destruirla verdad?

Vali la pena?

Abrazo a su madre un poco ms fuerte y lloro nuevamente, ese da aprendi que tendra que vivir con las consecuencias de sus acciones.

Tal vez no era el mejor momento, ni tampoco la haca una mejor persona, sino una terrible, pero en cierta parte en el pecho de la reina Moon Butterfly le dio cierto orgullo que su hija protegiera la varita tan bien ante una amenaza como esta, y aunque haba una triste perdida, con esto su hija iba madurando, ahora pensaba que realmente algn da se volvera en el tipo de gobernante que ella esperaba.

*+*+*
~No siempre es un adis, sino un hasta luego, ya que algn da nos volveremos a encontrar~

Angie Daz senta que su corazn estaba hecho aicos, senta que poda morir de dolor o en el prximo suspiro, estaba junto a su marido frente a la enorme roca que haban logrado sacar del suelo, un pedazo rectangular de maciza piedra coronada en cada esquina con extraos cristales, esa cosa haba sido la celda de Marco, ahora era la tumba de su hijo.

Como no se haba podido romper el cristal se decidi hacer la segunda mejor opcin, extraer el lugar en donde haba estado Marco para luego hacer los preparativos.

Su esposo no estaba en mejores condiciones que ella, Rafael Daz a pesar de un aspecto algo rudo era todo un corazn blando en el interior, su “corazoncito de pollo” era una de las razones por la que se haba enamorado de l y decidido casarse ms adelante, ahora este bello y amoroso corazn lata con tanto dolor como el de su esposa.

Ambos haban dado a luz a un hermoso nio, como pareja intentaron criarlo de la mejor manera posible, con amor, cario, inculcndole los valores que sus propios padres les ensearon a ambos, ensendole de donde vena su familia, su historia, sus tradiciones, estaban tan orgullosos de su nio, su joven muchachito.

Su nio haba crecido para ser un chico un poco tmido en algunas ocasiones, un chico precavido y cuidadoso tambin, eso no quera decir que era cobarde o miedoso, solo que era un chico que pensaba ms las cosas antes de actuar, era un chico inteligente, uno de los ms listos de su clase, tambin paciente y tolerante, tomando en cuenta que sus padres haban decidido ser una familia de acogida para estudiantes de intercambio, o sea tener cada cierto tiempo a un extrao viviendo con ellos por un tiempo su hijo tomaba muy bien la situacin, no siempre se haca amigo de todos ellos, pero los trataba con respeto y trataba que se sintieran lo mas cmodos posibles.

Como lo hiso con Star.

Cuando les dijeron que tenan que acoger a otra nia en su casa se mostraron animados como siempre, amaban conocer a gente nueva, y luego resulto todo muy sorprendente cuando descubrieron que dichosa nia provena no de un pas diferente sino de una dimensin diferente, adems de que ella poda utilizar magia, como en las mayoras de las ocasiones vieron el lado positivo de esta situacin tomndola como una nueva experiencia emocionante.

En poco tiempo los seores Daz vieron los cercanos amigos que se volvieron ambos, Star y Marco, lo cual tomaron de maravilla.

Pero ahora se daban cuenta que haban sido descuidados, por momentos pensaron que cuidar a una chica con poderes mgicos y de otra dimensin no sera tan diferente que cuidar a otro chico o chica que haban acogido, por no ser por la sorpresa ocasional de los resultados de los poderes mgicos de Star, como por ejemplo la media docena de cachorros adorables con rayos lser en los ojos, o que su sala terminara convertida en una jungla o parque acutico algunos das.

Pensar como seria sus vidas ahora, el da de maana o incluso el minuto siguiente sin l les parecera una eternidad de sufrimiento.

-Seores Daz- la voz del rey River Butterfly se escuch a sus espaldas, pero no alzaron la vista, no queran apartar la mirada de aquella roca, como esperando que en cualquier momento su hijo saldra de esta y dira que todo estaba bien –seores Daz, en nombre de mi familia quiero decirles de todo corazn que lamentamos mucho su perdida-

Rafael dio un gemido y solt un pequeo sollozo y Angie se abraz a su esposo, aun no aceptaban esto, aun no podan.

El rey se acerc ms a ellos hasta posar una mano en el hombro del padre, si a l le hubiera pasado lo mismo que a ellos con su preciada hija perdera todas sus fuerzas.

-Eh venido tambin para decirles que honraremos a su hijo, haremos una ceremonia en honor a l digna de un hroe- ofreci sinceramente, esta haba sido idea de su esposa en consideracin de la perdida reciente de los seores Daz, en un intento retribucin quizs, en un intento de consuelo trayndole honor a esta familia tratando al hijo perdido como a un hroe en una ceremonia en donde todo el mundo se enterara de su sacrificio, o al menos hacerlo parecer as.

-No- fue la rpida y rotunda respuesta de Angie –ir a casa, solo queremos ir a casa- la idea de despedir a su hijo en un lugar que no era su hogar era inaceptable.

Su hijo tena que volver a casa junto a su familia, esa era la manera que deba de ser.

El rey River no se mostr ni remotamente molesto o insultado, reaccionaria de la misma manera si le dieran la opcin de oficiar una ceremonia como esta en un lugar extranjero o en su propio reino en honor a su propia sangre.

-Entonces les ayudaremos a escoltar los restos de Marco a su hogar-

-Se lo agradecemos-

Esa tarde llevaron la roca a su dimensin dejndola en la sala de su casa siendo el lugar con ms espacio, vindola de cierto modo era como un especie de fretro, lo cual era adecuado si pensaban que ah estaban los restos de su hijo.

Rafael no se apart de esta en ningn momento, solo Angie lo hiso por escasos minutos para ir por veladoras y una de las fotos de su hijo, era todo lo que podan hacer con las fuerzas que tenan en esos momentos, se quedaron ah llorando, rezando para que esto solo fuera un sueo, as estuvieron hasta que el cansancio les gano y se durmieron abrazados en el sof aun llorando en sueos, por lo que cuando escucharon la voz de su hijo pensaron que an seguan soando.

-Mam? Pap?-

En sus sueos lo escuchaban llamarlos, se escuchaba tan cerca pero no lograban verlo.

-Qu hacen aqu? Mam? Pap?-

Rafael levanto sus parpados que se sentan pesados como cemento, ante sus ojos bajo la luz casi espectral de las velas iluminando la sala vio a su hijo frente a l, no traa puesta una de sus amadas capuchas rojas sino una de las usuales camisas que usaba bajo estas junto a sus jeans y convers favoritos.

Acaso era el alma de su hijo visitndolo para despedirse?

-Pap? Otra vez se quedaron dormidos viendo viejos lbumes en la sala?-

Eso es algo que Marco dira, preocupndose siempre por sus padres o la seguridad de las dems personas, y luego dira algo de que dormir en otro lugar que no eran sus propias camas o sin una cobija enzima podra hacer que se resfriaran.

–Al menos debieron traer una cobija, pueden pescar un resfriado-

S, exactamente eso dira su hijo.

-Dejar velas encendidas en la noche, aunque siempre eres muy romntico con mam pap, podra causar un incendio-

Exactamente el tipo de cosas que dira su hijo, no por nada lo escogieron en su escuela como el chico seguridad.

Algunos padres hubieran querido un hijo atleta, otros que su primognito fuera una copia mejorada de ellos, que amara las mismas cosas y en donde fracaso que su hijo tuviera xito, incluso haba padres que exigan a sus hijos ser unos ganadores, chicos populares, pero Rafael no quera ni esperaba nada de eso. Amaba a su pequeo tal como era.

-Oh Marco, ya te extrao- gimi Rafael ya sintiendo nuevas lagrimas salir de sus ojos.

Si este sueo realista era una especie de despedida de su hijo entonces no quera que jams terminara.

Marco lo vio totalmente sorprendido, no era la primera vez que vea ver a su pap llorar, gracias a eso tena la certeza que no era de dbiles llorar si la situacin lo ameritaba, en el caso de su padre este lloraba cuando vea algunas pelculas, especialmente esa pelcula mexicana de un tal Pep el toro o algo as, pero juntando esas lagrimas con la reciente frase no entenda que era lo que haba causado a su padre reaccionar as.

-Pap que pasa?- Marco tomo del hombro a su padre y fue como si su padre lo mirara por primera vez despus de un largo viaje, su cara de asombro le desconcertaba.

-Marco! Realmente eres t!- en un segundo tena entre sus en un fuerte abrazo a su hijo.

-Ughh!- Si ser aplastado por un techo no haba roto algn hueso de su cuerpo el fuerte abrazo de su padre lo estaba logrando.

-Querido Qu pasa?- Angie estaba despertando por el grito de su esposo, le dola la cabeza y los ojos de tanto llorar, pero nada comparado con el dolor de su corazn, mismo corazn que pareci detenerse al ver a su hijo entre los brazos de su esposo -Marco? MARCO!-

Unindose al fuerte abraso de oso Angie envolva el torso de su nio, senta que aos de vida regresaban a su cuerpo al sentir el pequeo y clido cuerpo de su hijo, ERA REAL!

-Emm mam, pap, pueden dejar de aplastar tanto, creo que no puedo respirar- logro gemir Marco, era su imaginacin o ese abrazo se estaba volviendo ms fuerte?

Ambos padres aflojaron el agarre pero no se apartaron, ambos lloraban nuevamente pero de felicidad infinita por tener entre sus brazos al hijo que haban credo perdido para siempre.

-Oh hijo, estas aqu, estas aqu- repeta Angie tomaba de las mejillas a su hijo y lo acercaba a su rostro y le reparta besos por toda la cara.

-Es un milagro- no pudo evitar decir Rafael mientras ahora abrazaba a sus dos amores de la vida, su esposa e hijo, en un nuevo abraso de oso.

-A m tambin me da gusto de verlos- Marco concluyo que siendo que haba desaparecido por casi un poco ms de un da sus padres se enteraron de su ausencia y se haban preocupado enormemente.

Sorprendentemente quien le haba devuelto de nuevo a su hogar fue el mismo que se encarg de llevarlo lejos de este, despus de su pequea charla Toffee en esa manera calmada de hablar le dijo que ya era momento que regresara a su propia dimensin y un portal se abri al lado suyo, no record que en alguna de sus extremidades, incluyendo su cola, hubiera cargado con alguna tijera dimensional para cortar y abrir ese portal, por lo que le extrao un poco, o quizs haba estado muy distrado, prueba de ello es que no se haba dado cuenta tan sorprendido por la aparicin del reciente portal que la cola mencionada con anterioridad lo envolvi en un fuerte apretn y lo arrojo a su propia dimensin, especficamente en su patio delantero, al menos no haba cado sobre los cactus.

Al entrar en casa todo estaba a oscuras a excepcin de la sala donde unas cuantas velas terminaban de derretirse sobre lo que supuso en la oscuridad era la mesa del caf, estaba cansado por lo que no noto que esta no era la dichosa mesa, pero si noto inmediatamente a sus padres acostados en el sof.

A lo cual nos lleva a este actual momento de reencuentro familiar.

-Cremos, cremos que te habamos perdido para siempre-

-Qu?-

-Pensamos que habas muerto-

-Qu?!-

Con razn sus padres reaccionaban de esta manera.

-Est bien, ya estoy aqu, estoy vivo- les reconforto devolvindoles el abrazo y repitiendo esas mismas palabras una y otra vez, no solo para ellos sino para l mismo tambin.

Toffee le haba parecido un villano ms, ms listo que Ludo, pero que segua buscando lo mismo, resulto que ahora no poda verlo de la misma manera que Ludo o los malhechores con los que alguna vez se haba enfrentado, no le perdonaba que lo hubiera secuestrado u amenazado de muerte, pero despus de escuchar su relato poda comprender un poco por que haba llegado a esos extremos.

Toffee jams busco su muerte, solo de la varita.

De hecho, vindolo de una manera ms fra, Toffee bien pudo haber actuado de peores maneras, no solo dejndole morir sino tambin yendo primero antes que nada con el objetivo de la destruccin de Star, pero en lugar de eso solo haba ido tras la varita o ms bien la destruccin de esta.

Esto tal vez sera mejor analizar a fondo con todo y su trasfondo psicolgico y todo lo que diera su cerebro cuando estuviera ms descansado.

Ahora era momento de estar junto a sus padres.

Se quedaron dormidos un par de horas en el sof todos abrazados, los padres prcticamente aplastando a su hijo con cario temiendo aun en sueos que si lo soltaban este desaparecera de su lado.

Despertaron a la salida del sol cuando los cachorros no dejaron de raspar la puerta para pedir salir al patio a hacer sus necesidades, dormir precisamente todos juntos apretujados en el sof los haba dejado un poco adoloridos pero eso no importaba mucho ya que los seores se dedicaron a atacar a su hijo con besos y abrazos y agradeciendo a Dios y a la Virgen que realmente su hijo estaba con ellos y no haba sido un sueo.

En el desayuno le explicaron a Marco como es que se haban enterado de su desaparicin.

-Entonces cuando Star se fue sin nosotros rpidamente empezamos a pensar que podamos hacer para ir tras ella y por ti, y como en auto no podamos ir decidimos buscar en el cuarto de Star algo que nos ayudara- explicaba Rafael mientras terminaba de hacer sus famosos hotcakes con chispas de chocolate y arndanos con tocino a un lado.

-Sabemos que invadimos su privacidad pero era necesario. Adems recordaba cierto espejo que le serva como video llamada para hablar a travs de l, as que lo terminamos usando, aunque terminamos hablando antes que con el padre de Star con un hombre con cara de Toro y con una sirena, creo- continuo Angie sentada al lado de su hijo en la mesa de la cocina.

-Fue el padre de Star que vino por nosotros y fuimos a buscarte, pero, pero…-

-Solo encontramos a Star. Ella crey que te habas… pero estas aqu!, no s cmo, pero estas aqu, es cierto Qu paso?- admitir en voz alta que creyeron a su hijo muerto era como echar sal a la herida as que Angie no lo dijo.

Marco miro a sus padres viendo la expectacin en sus caras de lo que iba a decir, el problema era que realmente no saba que decir, o como decirlo, se orill por lo ms sencillo, decir la verdad, o parte de ella, no quera preocupar ms a sus padres.

-Cuando me secuestraron estaba este tipo llamado Toffee-

-Toffee?-

-Cmo al caramelo?-

-S, suena igual. Bueno, estaba este tipo Toffee que era el cerebro de este plan. No s qu tanto les conto Star, ella entro despus de unas horas que estuve ah, se enfrent a los a todo el mundo dentro de la sala, pero hubo un momento en que…- Marco tomo un respiro profundo, recordar lo que hiso Star le traa tanto dolor y sorprendente para l tambin rencor.

Por un momento pens a sus padres en una realidad donde realmente hubiera muerto, ellos hubieran estado destrozados, los conoca tan bien que no sera fcil para ellos superar la perdida.

Ellos mismos le contaron que por mucho tiempo haban intentado tener hijos, amaban a los nios, una de las principales razones por las que aceptaban estudiantes de intercambio, si fuera por ellos tendra ya una docena de hermanos y hermanas, pero por ciertos temas de fertilidad y salud no haban podido, hasta que lo concibieron a l. Su madre arriesgo incluso su salud para tenerlo, ya que durante el embarazo sufri problemas de presin cardiaca.

Era su pequeo milagro, ellos lo amaban tanto y l a ellos. Pensar en sus padres llorando, destruidos por su perdida simplemente lo pona enfermo, y eso realmente hubiera pasado si Toffee realmente hubiera tenido intenciones asesinas.

Si realmente Toffee lo hubiera querido muerto despus de que Star no destruyo su varita simplemente ya no estuviera ah.

-Hijo?-

-Deca, hubo un momento en que se le pidi hacer algo a… Star, y yo pens que iba a morir. Y no lo hiso… lo siguiente que supe es que despert en una cabaa en un pantano, Toffee me haba sacado de mi celda a ultimo momento-

-Toffee? Ests seguro de eso?-

-S, l estaba ah cuando despert, el solo me quera como rehn para obligar a Star a hacer lo que quera, cuando vio que ella no lo hara ya no le serva para eso- vio la cara de extraados de sus padres, era un comportamiento extrao, fuera de lo usual para alguien que consideras el villano, alzo los hombros, l tambin pens lo mismo.

No se atreva a decir que conoca al hombre lagarto tambin como para decir con certeza cual era su manera de actuar o pensar, pero intua que en sus planes jams entro su muerte, solo de la varita, cosa que al final no consigui.

Qu hubiera pasado si Star hubiera aceptado destruir su varita?

Quizs no se habra enterado de todas las cosas que saba ahora de Mewni, muchas ms de las que saba del par de meses conviviendo con esta chica que pens su amiga. Quizs lamentaran la perdida de magia, pero conoca a Star para saber que igualmente ideara maneras para entretenerse sin ella o meterse en problemas. Quizs jams se hubiera enterado de lo egosta que poda ser una princesa.

Esos eran demasiados quizs.

-Oh hijo, debi ser muy duro para ti-

-Estoy bien mam- al menos en parte, ya estaba de regreso a casa, eso era lo que importaba, se deca.

-Ese tal Toffee, no suena de lo ms convencional, no es que conozca a muchas personas malas en persona o villanos, pero al menos podemos agradecer que no terminaste como tortilla- trato de bromear Rafael sirvindole una montaa de hotcakes en el plato –ahora la duda es Qu hacemos con la nueva mesa de la sala?-

Oh si la roca, cuando vio bien la “mesa” se dio cuenta que era su ex –celda y le dio un pequeo escalofri, al parecer haban quitado parte del piso del castillo de Ludo pensando que ah estaban sus restos, y las velas eran en realidad veladoras sobre ella. Simplemente algo escalofriante.

-Podemos tratar de moverla al jardn, o quizs tu querido puedas utilizarla para alguno de tus proyectos artsticos- sugiri su madre.

Rafael tena un talento innato para las artes, poda sacarle ms adelante provecho a esa roca, aunque tendran que pensar una buena forma para moverla, se haba necesitado como cuatro o seis caballeros fuertes para cargarla.

Marco tomo un buen bocado de tocino, estaba en casa, con su familia, eso era lo que importaba en ese momento.

~*~*~
~Todos los actos tienen consecuencias~

Tal vez el negro es el color universal para expresar luto, sea cual sea tu dimensin, al menos esa fue la leve cavilacin que tubo Star mientras miraba las telas de su vestido negro.

Se mir en el reflejo de la ventana del carruaje real de su familia, su nariz roja y ojos hinchados indicaban que estuvo llorando mucho, usaba una diadema negra como todo su atuendo, no haba nada colorido resaltante en el como siempre estaba acostumbrada a utilizar.

No haba ido con los seores Daz cuando regresaron a su casa, no poda, no poda verlos a la cara y ser testigo de su dolor si de por si no poda aguantar el suyo propio, en su lugar se encerr en su cuarto a llorar hasta dormir hasta que su padre la despert a la maana siguiente y le comunico que iran a la Tierra a rendir sus respetos a los padres de su mejor amigo.

Sinti algo de miedo con esa noticia, ella que era capaz de enfrentar monstruos y creaturas espantosas sin que le temblaran las rodillas, ahora tena un temor por ver aquella familia que le acogi y la trato tan bien, miedo que esos rostros que siempre le sonrieron ahora la miraran en su profundo dolor y que la acusaran con sus ojos de su actual tragedia.

Tena miedo de saber con certeza que ahora los seores Daz la odiaran.

-Es lo menos que podemos hacer ahora que su hijo no est- dijo su padre despus de darle la noticia y ella estuvo de acuerdo aunque por dentro senta que sus tripas y corazn se retorcan por los nervios, preocupacin y miedos.

Senta que algo malo iba a pasar, pero ms malo de lo que ya haba vivido no crea que pudiera ser.

As que por eso ah estaba en esos momentos sentada en el carruaje vestida con ropa de luto junto a su familia y en camino a visitar la casa de los seores Daz.

Atravesaron el portal que el cochero hiso y estacionaron el carruaje en la calle, al ver la casa sinti que no haba estado en ella desde hace aos siendo en realidad que hace prcticamente un da que no la haba visto. Trago fuerte y se prepar mentalmente para lo que podra llegar a ver, familiares llorando, personas de luto, un ambiente lgubre y pesado, incluso poda imaginar a amigos de la escuela dando condolencias y dando sus respetos a los restos de Marco.

Ya senta el escozor de las lgrimas en el borde sus ojos.

Cuando su padre toco a la puerta contuvo el aliento esperando a que la abrieran, de nuevo su mente dio a dar vueltas en una escena lgubre y sombra de lo que poda encontrar dentro de la casa, no se esperaba ver a un seor Daz sonriente como todos los das.

-Oh! Seores Butterfly, que sorpresa, buenos das- saludo el latino prcticamente radiante con su sonrisa.

Esto era muy diferente a lo que Star o sus padres se esperaban encontrar, se esperaban encontrar a unos padres destrozados aun llorando mares de lgrimas, no a este hombre sonriendo delante de ellos y saludndolos de esa manera.

Acaso esta era la manera en que llevaban el luto en la Tierra? Tenan costumbres muy extraas en este mundo.

-Buenos das seor Daz, venimos a ofrecer nuestros respetos- informo el rey River en nombre de toda su familia.

-Respetos? Oh, Oooohhhh lo siento, lo siento, es que paso tan rpido que apenas nosotros mismos terminamos de creerlo- empez a decir dndose cuenta de la manera en que iban vestidos los reyes y princesa –se nos olvid avisarles- se disculp algo apenado, pero sus interlocutores no entenda lo que pasaba.

-Seor Daz?-

-Pasen, an tenemos algo de desayuno para que coman si gustan-

-Eh, Seor Daz, se encuentra bien?-

-Me encuentro muy bien-

El latino se hiso a un lado y dejo pasar a unos muy extraados Butterfly dentro de su casa.

La casa se encontraba ms vaca de lo que esperaban, no haba velas, gente llorando, incienso u flores en memoria del difunto, Star la encontraba demasiado “normal”, lo cual era lo ms inesperado de encontrar.

Acaso los seores Daz se encontraban en negacin?

Ya adentro escucharon un par de ruidos, platos y agua y tambin perros ladrando en la cocina.

Esto era demasiado normal, ruidos muy cotidianos en la casa de los seores Daz para el gusto de Star.

-Tenemos visitas- anuncio con voz alegre el seor Daz dentro de la casa, rpidamente los cachorritos fueron los primeros en llegar excitados por la llegada de nuevas personas a la casa con nuevos olores sobre ellos.

-Ese perro acaba de lanzar rayos laser por los ojos?- pregunto la reina viera a uno de esos perros incendiar una de las plantas dentro de la casa.

-Ehhh- Star desvi la mirada evitando la de su madre. A su madre no le gustaba que utilizara irresponsablemente su varita, y hacer que cachorros caninos lanzaran rayos laser por los ojos poda tomarse claramente como un acto irresponsable.

Antes de cualquier reprimenda o sermn, la familia Butterfly se qued congelada de la sorpresa ante lo que sus ojos vean.

Saliendo de la cocina y caminando hasta el recibidor sala la seora Butterfly con una sonrisa, su rostro estaba algo cansado pero su sonrisa casi nunca inseparable reinaba en su rostro. Eso no fue lo que los sorprendi, sino al chico que tena abrazado a su lado acompandola hasta la entrada.

Un chico de piel morena, ojos caf y cabello castao, con un curioso y lindo lunar sobre su mejilla abajo en la esquina de su ojo izquierda.

-Imposible- logro susurrar el rey River en su sorpresa expresando la incredulidad que viva en esos momentos su familia.

-Fue algo que nos sorprendi tanto y nos alegr que nos olvid avisarles- deca Rafael Diaz tratando de explicar por qu no les haba contado lo que les haba pasado, pero Star no le escuchaba.

Cuntas veces haba visto ese rostro en los das que paso viviendo en la Tierra? Lo conoca tan bien, o crea conocerlo casi perfectamente como la variedad de expresiones que era capaz de hacer. Sonrisas, muecas, risa, asombro, pucheros, enojo, incluso expresiones despus de recibir una explosin mgica en plena cara, conoca todas ellas, y no poda diferenciar ninguna diferencia del rostro que conoca con este que tena enfrente.

-Marco? Eres t?- dijo con la voz temblorosa, esto probablemente era una ilusin de su mente, quizs estaba soando, deba ser una especie de truco o algo.

-Star-

Incluso tena la misma voz. Ese era Marco.

-Marco!- dio tremendo grito mientras saltaba nada elegantemente hacia su amigo para tirarlo en un abrazo estrangulador, un comportamiento nada adecuado para una princesa seguramente dira su madre, y normalmente tena un poco de cuidado en comportarse delante de ella, pero que importaba! -Marco, Marco, Marco! ESTAS VIVO!-

Los padres solo vean la explosin de felicidad de la anteriormente deprimida princesa con algo de asombro y simpata, un par ms de asombro que simpata y otro con ms simpata que asombro. Ya podrn imaginar cual es cual.

-Esto es… Pero cmo?- pregunto la reina mirando al muchachito con el que haba vivido su hija en sus das en la Tierra, ya lo haban dado por muerto pero ah estaba.

-Es lo mismo que nosotros nos preguntamos cuando lo vimos-

-Marco, Marco, Marco, Marco! ERES T! Eres t y no un zombie o un clon roba caras verdad?- se separ un poco para ver el rostro con ligera tonalidad azul en el rostro del humano, con ese fuerte abrazo no lo dejaba respirar bien.

-Siiii, soy yo- gimi el joven humano –deja de apretar tanto-

-Ups jejejeje pero, Marco, realmente estas aqu!- volvi apretujar ms fuerte mientras que el humano luchaba para que algo de oxigeno llegara a sus pulmones.

-Star, querida, creo que Marco necesita algo de oxigeno- llamo la seora Daz.

-Oh, si jejeje- ahora si Star se apart de Marco dejndolo de estrangular haciendo que el latino diera un suspiro de alivio, casi se desmalla por falta de oxgeno.

-De nuevo, pero cmo esto es posible?- volvi preguntar el rey River mirando con asombro a los padres del nio humano.

-Regreso en la noche, despus de que regresamos a casa mientras dormamos. Al parecer ese tal Tofu-

-Toffee, mam-

-Oh si, Toffee. Ese tal Toffee lo liber de su celda antes de que fuera demasiado tarde y entonces es por eso que est aqu ahora con nosotros- dijo la seora Daz abrazando ahora ella a su pequeo.

-QU…?- las expresiones de asombro de la familia real no tenan precio.

Esa era otra cosa que jams esperara Star en ese da, que uno de sus enemigos, un monstruo, un villano, perdonara la vida de su mejor amigo siendo que el mismo amenazo con acabarla.

-Es eso verdad?- pregunto la princesa al humano aun no creyndolo.

-Si-

-Pero l es un vil villano, ests seguro que no hubo por ah un hroe que no vimos y te rescato?-

-No, Star- gruo su respuesta el castao, las cosas que dijo y como lo dijo le irritaban. Como si no tuviera f en que un monstruo poda ser otra cosa que un villano.

-Ests seguro?-

-Si-

-Rarooo-

Luego de eso Star se dio cuenta que Marco no le devolva la sonrisa o que estuviera alegre de verla, en realidad tena esa mescla de expresin seria y fastidiada que pona cuando estaba irritado pero aun trataba de ser cortes y/o tolerante. La usaba mucho cuando tenia que aguantar al niito rico de su clase de karate que siempre lo molestaba.

-Uh, Marco?-

-Lo siento seores Butterfly, pero me siento algo cansado. Mam, pap, ir a tomar un pequea siesta en mi cuarto, no he dormido mucho- se disculp Marco mientras apartaba la mirada de la princesa y miraba a sus padres con su mejor expresin cansada.

De verdad estaba cansado, pero la razn por la que quera ir a su cuarto en esos momentos era que no quera estar ms tiempo en presencia de Star.

-Oh, est bien hijo, nosotros atenderemos a los padres de Star- acepto Rafael, su esposa y l tambin estaban cansados por lo que comprenda como debera estar de cansado su hijo.

Rpidamente el peli castao subi las escaleras de su casa seguido de los cachorros, cerr la puerta de su cuarto y se arroj a su cama seguido de unos juguetones cachorros que se haban acostado a sus lados y encima de l.

No quera ver a Star a la cara en esos momentos, pero sus deseos no seran escuchados.

Ni cinco segundos estuvo acostado en la cama cuando el contaste toqueteo de la puerta despus de un intento infructuoso de abrir la puerta porque estaba con seguro le hiso saber que la ltima persona que quera ver a la cara en ese momento estaba en la puerta tocando.

Algo le deca que se arrepentira despus de esto, pero bueno, era imposible retrasar lo inevitable.

Gimiendo y gruendo se levant de su cama y fue a abrir la puerta para encontrar a Star sonrindole nerviosamente.

-Marco, realmente estas bien?-

No, no lo estaba bien del todo, estuvo a punto de morir pero lo que ms le haba dolido es que ella haba escogido su varita sobre su vida.

-Si-

-Es que no pareces que ests muy bien-

Entonces para que rayos preguntaba si estaba ya la respuesta escrita en su cara?

-Estoy casado Star, necesito dormir un poco-

-Yo… Marco yo realmente me alegra que ests devuelta, me sent muy destrozada al pensar que haba perdido a mi mejor amigo-

Eso haba sido el colmo. Cmo se atreva?

-Star. T y yo ya no somos amigos-

Algo se rompi, algo dentro del pecho de Star con esas palabras.

-Qu acabas de decir?-

-Star, lo que me hiciste… eso no hacen los amigos-

-Espera Marco, s que fuiste secuestrado por mi culpa y es molesto, pero fui a rescatarte, trate de salvarte, yo…-

-No estoy molesto por eso Star! Ser secuestrado es la menor cosa por la que estara molesto en estos momentos. Por un momento realmente pens que iba a morir, pero tena f, esperanza de que me sacaras de ah… y luego tuve la certeza que realmente morira, me diste a entender que cosas son ms importantes para ti. Incluso ms importante que mi propia vida-

Las palabras eran fras, y hasta crueles, porque todo lo que deca era verdad. Star lo saba, y eso era lo que ms le dola, en el momento ms decisivo, no escogi a Marco.

-Marco, por favor comprende…-

-Siempre te he tratado de comprender, y ya estoy cansado… djame dormir Star- finalizo y cerr la puerta frente a una incrdula y herida Star Butterfly, sus ojos eran tristes y acuosos, seguramente estaban a punto de llorar, pero no le import, por primera vez no le import que es lo que senta otra persona antes que l.

No era ningn orgullo hacer llorar una chica, pero estaba cansado tanto fsica como emocionalmente como para importarle.

Cuando se acost no se sinti orgulloso de sus palabras, pero era necesario que ella entendiera como se senta, esto no se perdonaba tan fcilmente, esto no se solucionaba de un da al otro y se olvidaba para seguir con sus vidas.

Las decisiones que ella hiso tuvieron consecuencias, tena que vivir con ellas.
Notas finales: Es un nuevo año, mi internet esta lento, estrene unas acuarelas y he estado practicando. Regresare a clases pronto, buscare un trabajo, me preocupare por acabar esta carrera que parece interminable, e empezado a probar a hacer videos con dibujos sencillos y subirlos a youtube, si alguien le interesa verlos están https://www.youtube.com/watch?v=4pO5KFTjQRc. Esas son las cosas que han pasado… aun pienso que este puede ser un año prometedor.

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).