Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Disney… adonde??? 2 por yue-sama

[Reviews - 57]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

aqui de nuevo!!!! que bonito se siente, que hayan pedido segunda temporada y que yo la este haciendo.

de verdad gracias a todos lo que me apoyan, espero que les guste como les gusto la primera temporada.

esta viene con muchas sorpresas.

anunciando que tal vez... no solo sea SasuNaru...

espero que no se molesten.

hay nuevos personajes eso ya lo saben y eh cambiado mucho, bastante el trama.

bueno.

 

Notas del capitulo:

bueno!!! hoy fue mi primer dia de clases...

nel casi no me paraba de mi cama para ir. no queria!!!!

pero ni modo.

tambien es el cumple de mi papa, y estoy emocionada.

bueno les quiero por leer.

El pequeño kiba había estado deprimido, aunque ya habían pasado algún tiempo, el gran ancestro había tratado de subir sus ánimos, así que hizo la ceremonia oficial para que kiba volviera a ser la deidad que era.

 

 

-compórtate como la diva que eres-dijo el ancestro mayor sonriendo.

 

 

-después ni me soportan-hizo un puchero.

 

 

-será la única oportunidad de fastidiar a todos los ancestros.

 

 

Kiba se puso en sus cuatro patitas y sonrió de manera lobuna.

 

 

-está bien! Que comience el show!!!

 

 

 

Todo el lugar se llenó de inciencio, y el gran ancestro comenzó a hablar.

 

 

-oh  héroe de Japón!! Has ennoblecido a la familia namikaze, con gratitud te honramos, toda alabanza a ti… oh gran… KIBA!-dijo el ancestro mayor.

 

 

Kiba, comenzó a caminar demostrando sus aires de realeza, y todos los ancestros le vieron mal.

 

 

-respeto por favor!!-Dijo sonriente- que aquí de regreso la deidad!!!! Qué bonito se siente!!! Ahora quiero visitar mi bellísimo pedestal!

 

 

Hizo su nube y se subió en ella para conducirse hasta su pedestal, entonces kiba se puso ahí con la cabeza en alto y sonriente, esa era la mejor sensación que tenía en años!! Por fin podía llamarse deidad de nuevo! Tendría poder suficiente.

 

 

Estaba más que feliz, radiaba de emoción!!!

 

 

-hay si Naruto pudiera ver esto! –dijo susurrando.-ahora masajéenme la espalda, los nudos que tengo ahí me están matando!!

 

 

Todos los ancestros protestaron, pero algunos comenzaron a masajearlo y Kiba suspiro aliviado, sí que se sentía bien!! –Váyanse acomodándose, porque yo no me bajo de mi pedestal en 10 largos años-sonrió feliz.

 

 

Sin saber que le esperaría en un futuro.

 

 

 

 

...........................

 

 

Las flores de cerezo estaban en su apogeo, tan hermosas y bellas delicadas danzando al compás del aire, el día era maravilloso, los pájaros cantando y el sol alumbrando todo, con una enorme paz…

 

 

Bueno, más o menos, en la casa namikaze Kushina no dejaba de dar vuelta, de ir para un lado al otro.

 

 

La abuela estaba sentada viendo un pergamino y haciendo sus deducciones, volvió a suspirar al ver que kushina no se calmaba y dijo burlona.

 

 

-tranquila niña!!, los espíritus dicen que sasuke le pedirá matrimonio a Naruto antes de la atardecer.-Minato se estaba sirviendo una taza de té, y sonrió disimuladamente al ver como kushina suspiraba y seguía con el ritmo acelerado.-además aún es tiempo de hacer apuestas!-dijo divertida, kushina paro de caminar y vio espantada a la abuela, Minato dejo de beber su te.

 

 

-apostar es muy malo madre-dijo minato,  le dio la espalda y vio con tranquilidad a kushina esta sonrió agradecida y volvió a su intranquilidad, entonces minato aprovecho que kushina estaba distraída y paso un par de yenes a la abuela, la abuela sonrió.

 

 

-me enriquece tu gran sabiduría querido hijo.

 

 

Se guardó el dinero muy bien, y kushina los vio mal, entonces minato con dificultad se levantó.

 

 

-tengo que ir a rezar- dijo apresurado antes de que kushina sospechara en serio, de que había apostado con la abuela-.

 

 

La puerta fue tocada y kushina salió disparada a abrirla, encontrándose con un pequeño, que cargaba canasta, y sonrió.

 

 

-hola konohamaru.-el pequeño hizo una reverencia acomodándose su yukata.

 

 

 

-esta Naruto-san?

 

 

-creo que está en el campo, haciendo sus deberes-dijo sonriente.

 

 

-entonces yo le ayudo!!-emocionado se dio la vuelta y salió corriendo al poco rato regreso e hizo una gran reverencia-muchas gracias - y se fue corriendo.

 

 

Kushina cerró la puerta y suspiro feliz- todos los niños aman a Naruto.

 

 

-claro que sí!!-dijo la abuela con un chillido de emoción- si es inteligente, valiente, es bellísimo, ho ho ho -sonrió feliz- es igual a mí en mis tiempos!!!!

 

 

Kushina solo dio un suspiro más.

 

 

 

............................

 

 

En el campo naruto estaba haciendo unos pasos de kendo, estaba concentrado y en paz, portaba una rama doble de algún árbol como si fuera una espada, entonces el pequeño konohamaru lo vio, y también agarro una rama y corrió hacia el rubio.

 

 

Niños comenzaron a llegar al ver como naruto se movía, estaban encantados, el rubio había sembrado la ilusión en ellos y querían ser grandes samuráis como naruto lo era.

 

 

Todos los niños se aglomeraron y se quedaron fijos en el rubio doncel, sin duda era hermoso, delicado como un pétalo y duro como el hilo.

 

 

El rubio se detuvo y les vio, sonrió.

 

 

-hola, que están haciendo??-

 

 

konohamaru respondió rápidamente.-queremos ser como tú, naruto-san-hizo unos pasos pero se enredó todo y cayó al suelo, el rubio se apresuró a recogerlo y limpiarle con ternura la cara, que se había llenado de tierra y sonrió dulcemente.

-pero yo sigo aprendiendo.

-por favor-susurro el niño. Todos los niños presentes comenzaron a suplicarle, de verdad querían ser como él.

 

 

 

-ya, ya, creo que no les hará daño un poco.

 

 

-naruto-san nos enseñara a dar espadazos!! –dijo emocionado konohamaru.

 

 

-calma, esa lección es muy avanzada, pero primero hay que ser gentil pero al mismo tiempo rudos- golpeo su mano en frente de todos, - esa es la primera lección.

 

 

-cómo puedo ser rudo y gentil?-pregunto un pequeño doncel, que daba ternura.

 

 

-quiero ser rudo-dijo konohamaru dando golpes al aire, haciendo un alboroto en los demás niños.

 

 

-yo sé que eso no suena fácil, pero el mundo se compone de opuestos –dijo con calma- para ser samuráis, deben equilibrarlos, -vio la confusión en las caras de los menores así que pensó en una mejor idea- creo que esto funcionara. Tierra, sol, si, no.  El silencio y tu voz. Una solo no es capaz hay que hacerlo juntos.-Señalo a unos gemelos y ellos se miraron sorprendidos, estaban comenzando a comprender. A un paso lento pero comenzaban a comprender.- Como el frio y el calor, esta es la lección.

 

 

naruto agarro el palo que había dejado y lo sostuvo entre sus manos, eh hizo una pirueta con el haciendo que todos lanzaran una exclamación, entonces les ofreció mas ramas y todos agarraron una.

 

 

-con valor ha ha –hizo unos movimientos rápidos- hay que pelear ha ha- su cara seria pero sus ojos llenos de brillos hizo que los niños, sonrieran emocionados, -sin temor hay que seguir, veloz reaccionar-movió su espada rápido como esquivando un espadazo de algún contrincante imaginario.- actuar ha ha sin dudar.-hizo una pirueta en el suelo y después se levantó tranquilo.

 

 

Los niños comenzaron a imitar los pasos de Naruto, algunos tenían más problemas y el rubio les enseñaba tranquilamente, sabia lo costoso que era, pero su corazón se llenaba de alegría al saber que muchos niños se inspiraban en el para llegar a ser un buen guerrero,.

 

 

-listo Naruto-san ya estoy listo-dijo konohamaru, haciendo una pose de súper héroe.

 

 

-no lo creo-sonrió divertido- te falta equilibrio-lo empujo un poco y el niño cayo.- eso solo es la mitad.

 

 

Se sentaron casi todos juntos, en un modo donde estuvieran relajados, suspiraban tranquilos, entonces el rubio levanto sus manos y las junto-equilibrio lograr,  el bambú flexible puede ser- señalo el bambú, y después hizo unos movimientos suaves, como si flotara en el aire, -busca bien esa paz en tu interior- un insecto cayó encima de una niña logrando asustarla, entonces el rubio se acercó para quitárselo- es normal tener temor-dejo el insecto libre-

 

 

El rubio los vio tranquilo y orgulloso al ver como los niños practicaban poco a poco logrando los pasos que les había enseñado.

 

 

Estaba feliz!

 

 

Cuando a lo lejos escucho el relinchar de un caballo, vaya que lo conocía bien, las mariposas se aglomeraron en su estómago, furiosas por salir, se puso nervioso en cuestión de minutos, hasta que vio a su novio.

 

 

Sasuke venia vestido como todo un samurái en guardia, sus katanas se veían pulcras a los costados, se bajó del caballo y todos los pequeños donceles enamorados de sasuke salieron corriendo donde él y los pequeños varones lo siguieron admirándolo.

 

 

Naruto contuvo un sonrisa y un poco de celos, vaya que sasuke era famoso entre todos, hasta los pequeños donceles querían robárselo.

 

 

-como están pequeños guerreros?-dijo con una media sonrisa.

 

 

Como pudo se acercó a Naruto viéndolo, tan radiante y hermoso, nunca se arrepentiría de haber encontrado a su rubio, de verdad le amaba mucho, y estaba feliz por estar a su lado.

 

 

-vaya vienes con el uniforme.

 

 

-oh sí, tengo que ocuparlo, ya sabes por el trabajo.

 

 

-si lo sé, eres muy valiente-sonrió amablemente, sasuke lo miro, tenía tanta ganas de abrazarlo, de besarlo, de decirle cuanto le amaba al oído en pequeños susurros y besos suaves por ese cuello canela.

 

 

Pero los niños estaban ahí, viendo la escena expectante. Y recordó algo,.

 

 

-s-si valor, bueno… quizá no nos conocemos mucho… em pero si un hombre esta…-se cortó al ver como los doncelitos le miraban con esos dulces ojos- em ejem… crees que podemos hablar solos?

 

 

Naruto sonrió, y les dijo a los niños que se fueran amablemente, protestaron un poco pero al final obedecieron, y solo quedo el pequeño konohamaru, quien miraba a sasuke De manera admirable, entonces sasuke se arrodillo y le ofreció su casco de samurái, el chico se emocionó demasiado.

 

 

-cuídamelo quieres?

 

 

-sii!! Claro que sí!!!

 

 

Salió corriendo para dejarlos solos, entonces sasuke pudo respirar con tranquilidad y no perdió tiempo atrajo el cuerpo de Naruto hacia el suyo, abrazando esa estrecha cintura y besando sus labios, el rubio agarro su armadura y se entregó al beso.

 

 

Habían pasado muchas noches juntos, estaban bien, se amaban, y no había pena entre ellos.

 

 

Cuando se soltaron Naruto quiso arreglarse su ropa, y quitarse el polvo que tenía por el trabajo pero sasuke sonrió y le limpio la cara con su propia mano, besándole la mejía de paso.

 

 

Se veía bello como era, no podía amarlo más. Podía estar todo despeinado, pero lo seguía viendo hermoso.

 

 

Le arreglo un poco el pelo suelto detrás de las orejas de Naruto y este sonrió sonrojado, regresaron a la casa, y se fueron a sentar al jardín. Sasuke le agarro la mano y se la beso.

 

 

-oye Naruto… creo que cuando un hombre ama a su pareja no importa las otras cosas, no lo crees?

 

 

-me estas proponiendo algo?

 

 

-quieres escaparte conmigo?-dijo divertido.

 

 

-no, no lo creo-respondo rápido haciendo pucheros.

 

 

-vale, vale -sonrió divertido y se arrodillo en frente de naruto jalando sus manos acariciándolas suavemente.

 

 

-que h-haces?-pregunto nervioso.

 

 

-te he dicho que eres hermoso como las flores de sakura? Tan hermoso que me moriría si no te tengo?-el rubio asintió débilmente, estaba pensando lo que pensaba…- quiero pasar mi vida a tu lado… no como novios, si no como esposos, me alegraría mucho tener muchos hijos juntos, seria hermoso-sonrió al ver como el rubio se sonrojaba- quieres casarte conmigo?

 

 

Le volvió a besar la mano y Naruto brinco feliz, oh dios, había esperado tanto, no lo pensó mucho y grito emocionado aventándose encima de sasuke, cayendo ambos al suelo, riendo felices.

 

 

A lo lejos la abuela se reía satisfecha, los espíritus no le habían fallado- dijo que si!!! –grito feliz.

 

 

Kushina suspiro y se limpió las lágrimas, Minato la abrazo feliz,.

 

 

-cuando el cuerpo se llena de alegría,  un poco se puede escapar de los ojos-abrazo más fuerte a su esposa, y la abuela estaba emocionada.

 

 

-oh sí!!! Tienes toda la razón, YO GANE LA APUESTA!!!-saco de su kimono los yenes, y los alzo victoriosa kushina se quedó de piedra y Minato se puso serio, entonces sonrió.

 

 

-de hecho, tu apuesta fue que sería antes del atardecer, yo aposte para antes del mediodía.

 

 

-pero tú no apuestas-dijo incrédula kushina.

 

 

-hacerlo contra mi madre no es apostar-dijo tranquilo extendiendo la mano para que su madre le regresara los yenes, y la cifra apostada- es hacer una inversión.

 

 

La abuela arrugo la cara y reacia le dio las monedas, desilusionada- ogg-gruño.

 

 

............................

 

 

-oh kami-sama!!-Lloriqueo kiba, viendo a Naruto.-mi lindo bebito se va a casar!!!

 

 

-shhh kiba!!! Van a escucharte-lo cayo el rubio, que se miraba en un espejo viendo ropas tradicionales,

 

 

-a quien le importa!! Recuerda que los perros somos emotivos-dijo con lágrimas de cocodrilo bajando por su hocico.-ha sí parece que no hace tanto salvamos a Japón

 

 

-de eso hace unos meses.

 

 

-el tiempo vuela no crees-dijo rápidamente kiba moviéndose de un lado a otro-se lo especial que esto es para ti.

 

 

-es como un sueño hecho realidad-dijo tranquilo con una mirada brillante.

 

 

-me refiero a darme la noticia a mí-dijo alto- te recuerdo que tu galán y tú, se conocieron gracias a mí!!! Al mejor de las deidades kiba!!

 

 

Se coló entre los brazos de naruto y este sonrió.

 

 

-eres más que eso kiba!-lo abrazo tan fuerte que le corto la respiración rápidamente, y kiba se sintió feliz, al sentirse querido por el rubio- eres mi mejor amigo.

 

 

Kiba volvió a exagerar y a llorar como niño- eso si me llego hasta el corazón!!!

 

 

Rápidamente cambio a ser un hombre y apretujo fuertemente a Naruto y este ahogo un quejido al sentirse apretujado mucho, siempre diría que kiba de perro era más tierno, pero aun así correspondió el abrazo.

 

 

-kiba estas llorando?

 

 

Kiba se sentía mal, Naruto estaba creciendo y tenía miedo de perderlo, sus lágrimas salían más, pero no quería preocupar al rubio así que ocupo su característico sarcasmo.

 

 

-solo se me metió una basura en el ojo, CLARO QUE ESTOY LLORANDO!!! –se abrazó más a su cuerpo- estoy tan feliz por mí!

 

 

-por ti?-pregunto incrédulo.

 

 

-claro- se soltó- esto de la boda me va a subir de nivel, cuando los ancestros vean mi historial se quedaran con la boca muy abierta! –le desordeno todo el pelo a Naruto.

 

 

-que maravilloso que mi boda te beneficie tanto kiba-dijo sarcástico.

 

 

-ya capte, pero deberías estar alegre yo voy a planear tu boda! Pero primero hay que escoger un tema, los temas son importantes, que me dices de ‘’un paseo por la nostalgia’’ –Naruto hizo una cara mala.- Está bien, está bien, voy a pensarlo, nos vemos.

 

 

Se volvió a convertir en perrito y salió por la ventana.

 

 

Naruto se miró en el espejo de nuevo, pensando en el futuro, se sobo el vientre pensando en una familia con sasuke, como se vería con una pansa de embarazado.

 

 

No pudo evitar sobarse con ternura levantando su camisa viendo su vientre plano, estaba feliz pero sasuke  lo interrumpió cuando lo abrazo por la espalda y también sobo su vientre mientras besaba su cuello.

 

 

-oye… tu abuela invito a algunas personas por nuestro compromiso-dijo lento.

 

 

-lo hizo? A quien.

 

 

Los dos salieron agarrados de la manos, pero se asombraron al ver a tantas personas ahí… podía ser todo el valle. Naruto sonrió nervioso y sasuke le dio un beso en la frente.-tranquilo, todo saldrá bien.

 

 

-si eso espero.

 

 

...........................

 

 

-atención!!! –Grito kiba- levántese muertitos!! Hay mucho que hacer.-los ancestros comenzaron a salir al ser llamado por kiba.-tengo algo muy importante que decirles! Naruto se va a casar!!!

 

 

De la cara de fastidio no quedo nada todos comenzaron a celebrar.-muy bien, muy bien tranquilo-quiso poner orden- yo sé que están felices pero hay muy poco tiempo, quiero tener todo listo.

 

 

-y no quieres una patada en el trasero-dijo una ancestro.

 

 

-no gracias, tu abuela no podrías tocar este hermoso trasero- la señora arrugo su cara.

 

 

-creo que tenemos que hablar-dijo el ancestro mayor.

 

 

-q-que pasa-se quedó serio al escuchar como el ancestro le había hablado.

 

 

 

-cuando un doncel o mujer se casa, los ancestros del hombre se junta y son ellos y sus deidades la que los protegen eso es decir… que ya no te necesita.

 

 

-que!-dijo alarmado. –pero…

 

 

-estas sin trabajo!-grito uno muy contento al ya no tener que aguantar a kiba.-y sin pedestal.

 

 

Kiba casi colapsaba, se agarró de su pedestal lo más fuerte que pudo, pero los ancestros lo estaban jalando para sacarlo de ahí.

 

 

-no, no no!!- Grito alarmado- no pueden sacarme así!, me costó cientos de años recuperar mi pedestal para terminar así!!

 

 

-escúchame perrito-dijo el ancestro mayor- recuerdos tu antiguo trabajo… bueno espero que todavía te acuerdes de tu sakuhachi.

 

 

Se lo entrego y después lo echaron, kiba temblaba, eso no era posible, lo estaban quitando de ser deidad, le había costado mucho obtener otra vez su poder, y ahora se lo quitaban así de fácil, cuando le había costado tanto.

 

 

-que voy hacer ahora-dijo triste y casi llorando, le dolía haber perdido su puesto pero también le dolía que Naruto ya no lo iba a necesitar para nada.

 

 

No quería que Pasara eso, no quería que lo separaran de él, escondió su colita entre las patas y puso sus patas sobre su hocico, triste, solo quería desaparecer.

 

 

 

 

...........................

 

 

 

 

Naruto estaba atareado, había recibido tantas felicidades que ya le retumbaban los oídos, sasuke seguía serio y haciendo reverencias, él era así, no podían cambiarlo, se acercó un poco pero una señora lo jalo.

 

 

-la boda será grande??

 

 

-por supuesto!.

 

 

Al otro lado sasuke le preguntaron lo mismo y el contesto-no no lo será.

 

 

-hijos?-le preguntaron a sasuke.

 

 

-los más posibles-dijo convencido.

 

 

-uno o dos-dijo naruto cargando a un pequeño bebe.

 

 

Minato y kushina se vieron entre si al comprobar que la pareja no estaba de acuerdo en algunas cosas.

 

 

-nos daremos nuestro tiempo-dijo sasuke.

 

 

-cuanto antes-dijo Naruto.

 

 

Y así preguntaron muchas cosas, pero las respuestas nunca concordaban, haciendo que minato y kushina suspiraran.

 

 

-por kami-sama escuchaste?-dijo alarmada.

 

 

-no son los más armoniosos…-dijo minato.

 

 

-que podemos hacer?

 

 

-pienso que deberíamos darle nuestro regalo.

 

 

No pudieron seguir con la conversación ya que las puertas de su casa fueran abiertas y un samurái joven entro a todo galope parándose enfrente de Naruto y sasuke.

 

 

-general  Sasuke, Naruto-san! Órdenes del emperador –les entrego unos pergaminos y sasuke lo tomo seriamente.

 

 

-hay problemas?

 

 

-si señor-contesto el joven. –repórtense al palacio imperial.

 

 

Sasuke vio los ojos claros de Naruto y este asintió.

 

 

-de inmediato.-Se fueron corriendo hacia los establos, para arreglar sus caballos.-debe ser muy importante si el emperador nos llamó a los dos.

 

 

-el reconoce que somos un gran equipo-dijo sonriente.

 

 

En uno de los pilares del establo estaba Kiba mirando la escena no muy convencido y un poco enojado.

 

 

-desde cuando son un gran equipo-chillo ofendido- me acaban de dar mi peor noticia ahora Naruto me remplazo- su indignación se escuchaba en su voz. Pero se ponía a pensar y se sentía mal- como puedo ser tan egoísta-dijo triste- son la pareja perfecta, está bien lo de mi pedestal se acabó, solo quiero que seas feliz Naruto-dijo suspirando.

 

 

Por las puertas entro minato y kushina, -mamá, papa.

 

 

-venimos de ver los retoños del árbol-dijo minato, acercándose a Naruto para ponerle una flor en su pelo- las flores buscan los rayos del sol, pero aun así las raíces buscan el agua de la lluvia, sol y agua, son muy diferentes, solo trabajando juntos, crean vida y armonía- sasuke vio a Naruto y sonrió un poco, hasta sus aspectos eran distintos, el con su pelo negro y naruto con su pelo rubio, el sus ojos negros y Naruto sus ojos azules.

 

 

-lo se papa, es la lección del yin y el yan.

 

 

-y para que no olviden esta lección-dijo minato sacándose su collar al igual que kushina, uno tenía la mitad del yin y el otro  el yan.

 

 

-pero… son sus collares.

 

 

-claro que no-dijo kushina- fueron de nuestros abuelos.

 

 

Minato se acercó poniéndole el collar con el yin a Naruto y este le sonrió, y después a sasuke el yan y este le hizo una gran reverencia.

 

 

-ahora son suyos.

 

 

-gracias señor.-dijo sasuke.

 

 

-son tan hermosos- Naruto lo agarro y lo contemplo.

 

 

-pero se sorprenderán cuanto llegara a pesar, pero trabajen juntos para compartir la carga, igual que el sol y el agua.

 

 

Los dos se vieron a los ojos diciéndose y prometiéndose muchas cosas.

 

 

En el pilar kiba arrugo su nariz.-un momento! El señor minato tiene razón!! Son como el sol y el agua! Y cuando se les pase el enamoramiento ya no van a querer estar juntos!

 

 

Vio cómo se despedían alejándose de ahí y kiba siguió pensando.

 

 

-esto no lo hago por mí-dijo tratando de convencerse, aunque sabía que su avaricia era grande por querer proteger su poder- esto lo hago por Naruto, para protegerlo, él es mi razón!!! –dijo decidido, con un tono triste, no quería perder a Naruto, así que se paró en sus patitas y decidió viendo la escena de Naruto con sasuke dijo.

 

 

-está decidido, voy a separarlos.

 

 

Notas finales:

gracias por leer y por favor dejar RW!

saben que con eso me alimentan el alma.

actualizaciones saben que publico los martes.

tratare con toda mi fuerza actualizar el otro martes, pero no se como vaya a ocuparme por lo de la escuela.

pero les quiero!! y espero que les guste esto.

nos vemos.


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).