Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

SÍ, SOMOS PADRES por The_dark_Duchess

[Reviews - 196]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Hello a todos/as :’D

Primero, quiero agradecer a las amables personitas que me dejaron un review c: me motivan a seguir :’D se los agradezco de corazón <3

Aclaraciones: Sé que Shanks tiene 39 en el manga, Mihawk 43, Zoro y Sanji 21, etc… pero les cambié las edades y aquí Shanks tiene ambos brazos, hice todos estos cambios porque… why not? :’s espero que a nadie le moleste

Ahora, al fic :3 con la aparición de más personajes a escena y sus respectivos conflictos x’D

En aquel lejano entonces, el episodio lo escribí con canciones xd ya la última parte es mi edición actual, estoy oxidada =w= pero me esforzaré ;’D

 

Por cierto, Sellawk es más o menos así: CLICK pero con los ojos dorados, para los curiosos/as, solo que sin pistola xD es una niña de 11 :v

El capi de hoy:

-        Letras en “cursiva” es flashback

Zoro vive su fiesta al estilo CLICK AQUÍ :´v todo un Bruno Mars, un loquillo, se lo imaginan así de sobrado con sus amigos? Ace incluido :’v

Sanji la vive CLICK AQUÍ aunque no muy al pie de la letra, pero aquella lejana vez saqué la idea de esta canción xP nótese el título similar.

Todos los enlaces se abren aparte c;

 

Sin más preámbulos, muchas gracias por estar aquí y si desean ver más imágenes, nos vemos abajo :’3

Capítulo 1: 

Last Sunday Night 

 

******

 

Sanji’s PoV

 

Me desperté de golpe, abrí mis ojos cuando se me fué el sueño; bostezo perezosamente y estiro mis brazos para dejarlos caer, cuando mi antebrazo derecho choca con algo a mi lado.

Giro mi cabeza extrañado y me encuentro con un torso desnudo, no, alguien dormido a mi lado, las colchas tapaban desde sus caderas para abajo; su expresión era pacífica y su cabello era de un verde peculiar...

Con mis dedos levanto ligeramente la colcha y me asomo, mis ojos se abren como platos ¡aquello es enorme!... me observo y caigo en cuenta de que también estoy desnudo.

Esperen...

Él desnudo, yo desnudo... ambos en una cama...

 

¿¡Qué demonios ha pasado!?

 

Alguien ronca en una esquina de la habitación, esta es grande, y esa persona está vestida de ropas doradas, algunas rasgadas. Luce como si se hubiera tirado una buena borrachera.

Dos personas más están tiradas en la otra esquina, abrazados y uno completamente desnudo... por todos los cielos...

Intento levantarme pero siento un agudo dolor en mis caderas... no, no puede ser... ¿acaso yo?... ¿con éste?

 

¡Pero si a mí me encantan las mujeres!

 

Miro bien al chico a mi lado... por Dios... su cara me parece conocida...

Ya lo reconocí... ¡Tienen que estar jodiéndome!...

Él... él es... ¡el hijo del dueño de la corporación donde trabajo!

 

Me levanto sutilmente y recojo lo que reconozco de mi ropa, me visto y salgo de puntitas para no despertar a nadie.

 

En el pasillo todo es un desastre; más personas tiradas, con botella en mano o semi desnudas, llego a las escaleras y me percato que esto es una gran casa, muy elegante; en la enorme escalera de madera sólo duermen un trío de chicas, pobres hermosas damiselas.

En la sala hay personas desperdigadas, jugos derramados, latas de cerveza por doquier, botellas de ron, pica pica, serpentinas, espuma y en una esquina algo que parece vómito, también un perro vestido de cuero con peluca afro y muñecos inflables de cebras y leones.

 

Aquí hubo una fiesta de esas donde sólo sales inconsciente. Y lo peor de todo es que muchos de los que están aquí me son conocidos. Son compañeros de trabajo.

 

Alguien me agarra el tobillo cuando intento pasar.

 

- Ro-Ron...- parece un maldito zombie

 

Me zafo tirando de mi pantorrilla y sigo con mi rumbo, la cabeza me duele horrores. Me pregunto qué me diría Shanks si se enterara. Él me recomendó para poder trabajar en la corporación. No puedo hacerle quedar mal.

 

Al salir veo unos cuántos chicos abrazados a un árbol.

 

Algunos comienzan a despertar, será mejor largarme rápido, no quiero llamar la atención.

 

**~**~**~**~**~**

 

Mi nombre es Sanji, tengo veinticuatro años. Soy rubio y de ojos azules, tengo contextura delgada y desde que tengo uso de razón, he sido un admirador innato de las mujeres. Son preciosas.

 

Terminé la universidad hace un año y gracias a mis notas y un buen amigo, entré a trabajar a una corporación prestigiosa. Estudié administración y negocios, actualmente tengo planeado estudiar cocina, mi verdadera vocación, ya que mi familia me obligó a seguir una profesión que no me agrada mucho que digamos.

 

Poco a poco empiezo a recordar lo que pasó; son las seis de la mañana del lunes. ¡Lunes! Entro a trabajar a las ocho. Así que me dirijo a casa a paso rápido. Parezco un irresponsable al ir corriendo con las ropas mal puestas.

 

Cierto, ayer, domingo, hubo una fiesta organizada por el hijo de uno de los dueños de la corporación donde trabajo. Una "reunión" para inaugurar su nueva casa. Fue un fiestón.

Aunque si les soy sincero, no soy de ir a fiestas, siempre he sido bastante organizado y responsable, por lo que en el trabajo me conocen como el "sano" del grupo, no soy de beber y esas cosas.

Pero fui a esa fiesta porque estaba seguro de que sería una reunión formal, digo, estaba organizada por uno de los herederos, tenía que ser formal. Pero me equivoqué. Y estoy seguro que mis compañeros sabían, y no me advirtieron.

 

*.*.*.*.*.*.*.*

 

Respiro profundo antes de tocar el timbre, había unas cuantas personas en el jardín tomando cola, me pareció extraño.

Cuando me abren, veo a muchas chicas del trabajo bailando algo animadas, no voy a negar que los ojos se me fueron, me saludé con algunos compañeros de trabajo y me sumergí en el mar de personas que bailaban. Algunas chicas se me apegaron y bueno, simplemente no me pude resistir.

 

Pasó un buen rato hasta que caí en cuenta de todo lo que estaba haciendo. Me disculpo con las chicas y busco a algún amigo, alguien que le tenga confianza.

 

- ¡Ussop!- llamo

- ¿¡Sanji!? Es raro verte aquí- dice abriendo los ojos sorprendido

- ¿Por qué no me dijiste que esto no era una reunión formal?

- Yo tampoco sabía, me animé a venir a última hora, el ambiente está muy animado aquí

 

No pasó mucho hasta que unas lindas chicas me llevaron a la pista de baile. Bailé como trompo, no era parte de mi filosofía rechazar a tan hermosas damas; a veces veía a Ussop mirándome con cara de no creérselo.

 

Hasta que llegaron los tragos.

 

Y mi cabeza de pollo me la jugó mal. No soy de beber más de dos tragos; pero estos eran bastante fuertes y como me lo ofrecieron las chicas, no pude decir que no.

 

Ya borracho, hasta me abrazo de los chicos y salto como loco. Explotaron unos fuegos artificiales en el jardín y todos salimos a observar. Un chico vestido de oso blanco comienza a bailar en el centro como pueda y todos le hacemos barra.

Hasta que un par de locos amarran a uno de los perros vestido con chaqueta de Michael Jackson, con varios globos de helio. No entiendo cuál era el propósito, pero ya no importaba. Me la estaba pasando padres.

 

El perro sale volando. Bueno, se eleva gracias a los globos y todos corremos detrás, algunos riendo y otros alarmados. Un par se sube a la azotea y no sé cómo, pero terminan enseñando al perro como trofeo luego de rescatarlo. Todos aplaudimos animadamente y comienza la ronda de baile.

 

Y no sé cómo es que termino en el centro haciendo piruetas, sí, soy ágil y flexible, tengo piernas fuertes. Todos gritan mi nombre y me hacen barra, me aloco más obviamente y me cargan entre todos, llevándome a la casa. El oso y yo tenemos un duelo de baile y yo gano. Nos detenemos para ver cómo al anfitrión, Roronoa Zoro, lo retan a seco y volteado con embudo. ¡Hay que ver que aguante! Él gana la ronda.

 

Luego de unos cinco duelos más me toca competir con Ace, un compañero de trabajo. Trago todo el licor que puedo y caigo al suelo semi inconsciente y Ace alza su brazo triunfante.

 

Ussop me levanta, está asustado y, si no me equivoco, es el único consciente en esta fiesta.

 

- ¿Qué estás haciendo Sanji?

- Shhhhhh- lo callo y vuelvo a la multitud 

 

Escucho que me dice algo pero no le entiendo. Todo me da vueltas.

 

Al final termino bailando sobre la mesa del comedor junto con Ace, el oso y dos chicos más, la mesa es larga y los que no están sobre esta, beben y gritan a todo dar. Observo el panorama, perdición total, allá en la piscina mujeres besándose, más chicas en sostén animando, chicos con licor en sus manos, risas y gritos eufóricos por todos lados…

 

Al bajar alguien me besa, cuando soy consciente veo la cabellera verde de Roronoa Zoro, lo beso yo y terminamos devorando nuestros labios.

 

No recuerdo más.

 

*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*.*

 

Luego de llegar a mi departamento me preparo un café bien cargado y me lo tomo junto con una pastilla para el dolor de cabeza. No sé cómo seguirá mi día con esta resaca que me mata.

 

Luego de darme una ducha, me cambio y me echo perfume, por último, salgo comiendo mentitas para mantenerme fresco.

 

Tomo un taxi y estoy diez minutos antes subiendo por el ascensor hacia mi piso, camino por los pasillos alfombrados y algunos compañeros que antes ni me saludaban hasta me sonríen.

 

- ¡Buena Sanji!

- ¡Ese Sanji! El alma de la fiesta

- ¡Buenos días Sanji!

- Hahaha... buenas chicos...- ¿desde cuándo soy tan popular?... ok esa fue una pregunta estúpida, es obvio, aunque tienen pinta de psicópatas, la resaca supongo

 

Ahora había dejado de ser el "sano" de la compañía.

 

- Al parecer hay algo de lo que no me he enterado- me dice alguien a mis espaldas antes de girarme, reconozco esa voz

- Ha! Hola Shanks, creo que te estás apresurando

- Sanji...- ese tono es de no creerme, me conoce desde que tenía trece años, creo que no puedo mentirle

 

No hay remedio, antes de que se entere por chismes y exageraciones, prefiero contarle omitiendo ciertos detalles claro, pero siendo sincero.

Él no parece enojado, nunca se enoja creo, y si lo hace, es por algo muy grave, tiene un carácter muy agradable; eso me tranquiliza.

 

- Eso explica tu pinta y ojeras; no soy quién para juzgarte, pero si creo que me dices toda la verdad, no creo que arriesgues tu puesto de trabajo, unas copitas de más le pasa a cualquiera, además, una competencia de baile es divertida, supongo que ahora te has ganado otra imagen aquí, mientras no sea negativa y no disminuyas tu eficiencia laboral, no le veo mucho problema

 

Me da unas palmaditas en el hombro y yo le sonrío, no le he dicho que me acosté con Roronoa Zoro, eso no sería bueno, ojalá él no lo recuerde, y menos otros. No sé qué consecuencias me pueda traer ello pero sólo espero que no sean malas. Observo al pelirrojo irse a su espacio de trabajo.

 

El ambiente es pesado, al menos siete de cada diez asistió y anda con la resaca; me supongo que en otros pisos o secciones andan igual. Hoy nadie quiere trabajar. Y aún habiendo pasado horas y siendo ya las once de la mañana, varios siguen llegando y muchos ni vendrán, que tarde, hoy habrá bastantes descuentos.

 

- Oe Sanji te llaman en secretaría... oye ¿cómo es que puedes mantenerte en pie? Acá la gente anda semi muerta, como si se estuvieran transformando en zombies, después de la borrachera que te tiraste...

- Shhhh... no hace falta que me lo recuerdes Ussop, por cierto, desapareciste, ¿qué pasó?

- No lo recuerdas ¿no? Te dije que me iba pero tú simplemente me ignoraste y la seguiste hasta Dios sabrá qué hora

- Valla, debiste sacarme de ahí aunque sea a rastras, pero en fin, me voy a secretaría

 

*~*~*~*~*~*~*

 

Nami, la jefa de secretarias de la compañía me da unos fólderes y algo de trabajo, ella es una hermosa peli naranja de curvas perfectas, me encanta adularla.

 

En eso, del ascensor ingresan unos ejecutivos... mierda, entre ellos está Roronoa Zoro, y se están dirigiendo hacia aquí.

¿Qué hago?

No se me ocurre otra estupidez que meterme debajo de la gran recepción de cristal, de donde trabaja Nami; esta me mira con cara de no enterarse y yo le hago un ademán de súplica para que me deje estar.

 

- Buenos días, señor Koshiro, joven Roronoa, señor Monkey D., señor Gold D., señor Aokiji y...- saluda ella

- Dracule Mihawk, mi primo, asumirá la gerencia a partir de hoy, ante la incompetencia de mi primogénito- habla Koshiro, el actual CEO mientras mira a su hijo, Zoro- aún se está acostumbrando al dejo aquí, muchos años en Italia lo han vuelto todo un napolitano.

 

El hombre a quien presentan es alto, pálido, de un curioso arreglo de patillas y unos llamativos ojos grandes de color caramelo o miel, no distingo muy bien por los vidrios oscuros, pero da igual, esos colores son iguales.

 

- Buongiorno- dice con un tono neutro, casi sepulcral, da miedo

 

Ahora que lo recuerdo, el joven Zoro era candidato fijo a ser el CEO de la compañía ahora que el señor Koshiro abandonaba, pero al parecer su tío tomaba su supuesto puesto.

 

- Señorita Nami ¿Qué hace un hombre escondido bajo su escritorio?- el señor Koshiro es observador

 

Sólo a mí se me ocurre que unos vidrios negruzcos podrían ocultarme; levanto la mirada, estoy siendo observado por todos, pero la que más me paraliza, es la mirada de ese cabeza de alga, ahora que lo evalúo, ese apelativo le va como anillo al dedo.

 

Me respingo cuando veo que estoy cerca de las piernas de Nami, habiendo tanto espacio aquí y yo... bueno, no quiero que se lleven una mala impresión de mí. Aunque es algo tarde creo.

 

- Lo siento, fue un exabrupto- salgo intentando ocultar mi vergüenza

- Esperemos que no se repita - el señor Koshiro es bastante razonable- ¿y usted es...?

- Vinsmoke Sanji señor, del área de relaciones inter regionales- me reverencio levemente

- Qué curioso, Zoro trabajará en esa área, espero que usted sea tan amable de enseñarle el movimiento ahí, como enmendando su error

 

Ok, eso sí no me lo esperaba.

 

- N-No habrá inconvenientes en ello señor...

 

Ojalá que la borrachera le haya afectado a él con más efecto que a mí, o podría estar en aprietos.

No entiendo cómo es que pasó esto.

 

 

^~*~^~*~^~*~^~*~^~*~^~*~^~*

 

 

Shanks’s PoV

 

Hoy es un buen día, ha estado calmado y sin contratiempos; Sellawk está estudiando en la escuela y aquí los sistemas se encuentran estables, no hay más papeleo por hoy y por ello estoy más relajado. Creo que iré a por un milshake de fresas; aún falta mucho para el horario de salida.

 

Bajo las escaleras dos pisos más abajo y luego de una larga cola, compro mi milshake con unas galletas de maíz. Cuando estaba gestando me hice adicto a esas galletas y al muffin de avellanas y plátano. A falta de sake... algo tenía que buscar.

 

Subo corriendo y justo en mi piso el ascensor descarga su contenido. Ya es tarde para frenar y me estrello con alguien.

Caímos en lados contrarios, yo me golpeé el trasero y mi milshake se mantiene a salvo ya que hice equilibrio mientras caía.

 

- Ouch... lo siento- dije sonriendo hasta que levanté mi mirada

 

Me petrifico, rectifico mis labios y frunzo el ceño.

Esa mirada... esos ojos...

Él intenta acercarse y yo me arrastro para alejarme.

- Espera...- dice... volver a escuchar su voz.... aún la recuerdo bien; y todavía me pone la piel de gallina

 

Me pongo de pie y sigo mi camino no sin antes reverenciarme levemente ante los ejecutivos que estaban en el ascensor también.

 

Llego agitado y sudando frío a mi sección, camino entre el laberinto de escritorios separados por mamparas y entro a mi mini oficina también construida de mamparas, mi cargo es un poquito más alto que el de la mayoría, soy jefe de revisión en proyectos, generalmente hechos para inversionistas interinos o extranjeros. Además apoyo en el balance del sistema.

Me recuesto en mi silla y trato de espabilarme, parece como si hubiera visto un fantasma del pasado.

 

- No, no puede ser él...

 

Alguien se asoma por mi puerta, es Ussop.

 

- Oye Shanks, te traigo la nueva, a que no adivinas quién es el nuevo CEO

- Hmmm... ¿Roronoa Zoro? Digo, es el hijo

- Me temo que luego del fiestón que organizó el joven Zoro y su clarísima inmadurez y desinterés, el señor Koshiro ha llamado a su primo, directo desde Italia, el temido ojos de halcón, Dracule Mihawk

- Ojos de halcón...

- Sí, era gerente de la sede en Nápoles; pero fue transferido aquí, algunos dicen que fue él mismo quien pidió ser transferido, su apodo es muy conocido allá

 

Ojos de halcón, así solían decirle en la universidad también, al parecer no soy el único que conserva su apelativo.

 

- El nuevo CEO...

- Pero pelirrojo, no pareces entusiasmado, se vienen muchos cambios aquí

- No es eso, es sólo que... hoy no tengo mucho ánimo, ya se me pasa, gracias por la noticia Ussop

 

Se va y yo me quedo intranquilo, soy antiguo aquí, siete años aproximadamente, la opción de renuncia no se me hace factible, además cuento con seguro, un horario flexible y me dejan seguir la maestría los viernes; este era el trabajo perfecto, lo era hasta que él apareció.

No me siento tranquilo sabiendo que está aquí, me aturde su presencia; me fue muy difícil dejarlo ir...

Mientras no sepa de Sellawk creo que puedo manejarlo; evitaré todo contacto con él.

 

 

*-*-*-*-*-*-*-*-*

 

Ace’s PoV

 

Valla, tengo una resaca de los mil demonios, son las once de la mañana según mi reloj de mano y he despertado en el jardín de alguna casa, una niña me ha despertado picándome con una ramita. He vomitado, pues en un arbusto yace lo mío.

 

Por Dios... la borrachera que me he tirado me ha dejado como trapo; recuerdo salir de la casa de Zoro y deambular con unas náuseas de lo peor por la calle a las tres de la madrugada, supongo que me he quedado dormido aquí. Me levanto antes que me descubran, evado a la niña y salgo de entre los arbustos.

Llego a la carretera y tomo un taxi, el dinero lo saco de mis medias, ¡Ja! me conozco, en una borrachera probablemente me roben y siendo sincero, en mis medias se mantendría a salvo un poco de dinero.

Me presento, soy Portgas D. Ace, tengo 22 años y tengo el cabello negro oscuro. ¿Por qué me conocen en una situación así? ¡Pues la culpa la tiene Roronoa Zoro! Un compañero de trabajo que me invitó a la fiesta de inauguración de su nueva casa, uno no puede ser descortés y rechazar tamaña invitación ¿verdad?... ya saben, algunos fetiches de chicos ricos, además, mi padre trabaja con el suyo, por ende somos muy amigos.

 

Cuando llego a casa me voy a duchar y asearme; hoy no iré a trabajar, genial, mi padre me va a matar, sobre todo por ir a una fiesta de tamaña magnitud.

No hay de otra, tengo que ir a la farmacia por unas pastillas. Ni loco le digo a la empleada que valla, quiero evitar que mi padre se entere por otro medio que no sea yo, si es que al final se llegara a enterar.

 

Me cambio y salgo a paso lento, con unas ojeras de mapache y la flojera de un oso perezoso, luego de caminar bastante, por fin llego a la única farmacia de la zona, y también, el lugar donde trabaja él.

 

- Unas pastillas...- digo medio sonámbulo al acercarme al vendedor- ¿Luffy?

 

He aquí Luffy, a quien no esperaba encontrarme, mi primo.

 

- Hola Ace shishishi... ¿pastillas para qué?

- Oye ¿Porqué te ríes?- me incomodo

- Shishishi pareces un zombie

- Serás- tomo mi cabeza, duele horrores- sólo quiero una pastilla para la resaca y el dolor de cabeza

 

Él entra a su almacén y sale con dos cajitas, saca algunas tomas, las recorta y pone en una bolsita mi pedido.

 

- No deberías andar emborrachándote, mira tus pintas... shishishi das pena

- Ja-ja-já- río sarcásticamente- no necesito regaños de un niño

 

Por cierto, debería estar en la escuela.

 

- No soy un niño, tengo diecinueve

- Como sea, gracias- antes de irme, le miro curioso- por cierto… ¿dónde está Sabo?

 

Se supone que él debería estar atendiendo.

 

- Está ordenando el almacén, tiene que terminarlo todo sino no nos dejarán salir

- ¿Salir?

- Shishishi…- le veo sonrojarse- tendremos nuestra primera cita

- ¿¡Haaaaa!?

- ¿No te lo conté?- hace un puchero- Sabo y yo somos novios desde hace un par de días- dice con un entusiasmo propio de él

 

¿¡Qué demonios está diciendo!? Seguro tiene fiebre, así que le toco la frente para ver su temperatura, porque es imposible, Sabo no puede tener una relación… no debe… además, Luffy es nuestro “hermanito”, es mi primo pero con Sabo le decimos “hermanito” a veces, así que esto debe ser una confusión.

 

-        ¿Qué haces Ace?- espeta molesto mientras le toco la frente

-        Debes tener fiebre, porque estás diciendo disparates

-        ¿Sucede algo Luffy?- veo a Sabo salir de la puerta que conecta la farmacia con el almacén, tempestivamente, las manos me comienzan a temblar- ¡Hola Ace!- me saluda con una sonrisa

-        Sa… Sabo

-        ¡Sabo! Ace dice que tengo fiebre

-        ¿De veras?- veo a Sabo acercarse a nosotros y tocar la frente de Luffy también- Hmp, no, tienes temperatura normal

Y como un castigo, soy testigo de cómo el recién llegado le besa dulcemente la frente a Luffy. Esperen, ese es… un saludo de hermanos, nada importante ¿cierto?

-        Sabo- inquiero, necesito saberlo- ¿Tú y Luffy son novios?

-        Así que aquí Luffy ya te lo contó- le revuelve los cabellos- pues sí, llevamos dos días, Ace, íbamos a contártelo el miércoles que nos viéramos…

Ni siquiera le sigo escuchando, siento como si mi corazón se hubiera roto. Esto tiene que ser una estúpida pesadilla. ¡No puede ser! No sé qué es lo más perturbador; saber que el chico del que he estado enamorado 10 años de mi vida al fin tiene una pareja que no soy yo, o que este mismo chico esté de novio con mi primo, a quien considerábamos un hermano.

-        Me voy, estoy cansado- le corto la conversación y salgo de allí lo más rápido que puedo

¿Por qué me pasan estas cosas a mí?

 

 

*****************-********************

 

***Es mismo día, en la noche (narradora)***

 

-        ¡No quiero! ¡Déjenme!

 

El chico de 19 años, Luffy, pataleaba todo lo que podía para evitar que lo metiesen al auto.

 

-        ¡Obedece! Luffy, es como si el destino se empeñara en castigar a mi familia, primero me sale un nieto irresponsable como Ace y ahora tú, ¡Makino! ¿Cómo no me dijiste que Luffy está con novio?

 

Makino, la doctora y dueña de la casa donde se hospedaba el chico siguió al mayor mientras intentaba convencerle de que lo que intentaba hacer era una locura.

 

-        Señor Garp, con todo respeto, sólo se acuerda de su familia cuando le conviene, el joven Luffy tiene todo el derecho de…

-        Lo dejé a tu cargo por su “problema”

-        ¿Problema? Luffy es un joven como todos

 

El mayor, sin ánimos de discutir, se metió al auto una vez su nieto fue lanzado dentro.

 

-        ¡Señor Garp, está cometiendo un grave error!

-        Yo sé lo que le conviene a mi familia, gracias por haber cuidado de mi nieto, ahora me encargo yo

 

Ordenó a su chofer que empezara la ruta correspondiente.

 

-        ¿A dónde me llevas ahora abuelo?- comentó inflando sus cachetes notablemente incómodo

 

No solo lo habían despertado de improviso, sino que en mitad de la noche, lo llevaban a Dios sabrá donde, y por alguna razón, no le agradaba la idea.

 

-        Al hospital, niño, necesitamos esterilizarte por precaución a que sucedan desgracias

 

 

 

*******

 

 

 ███▓▒░░.NEXT.░░▒▓███►

Notas finales:

Como estoy postrada en mi cama xD me he vuelto una buscadora de imágenes *-*, así que, como se dice, les paso un puñadito de imágenes del zelda xD

Aquí, os traigo un SHANKS, otro SHANKS Y SELLAWK, y una de mis tantas MISHA

Un poco de ZOSAN muy parecido a lo q se verá xD algo TIERNO por aquí

Este es LUFFY cuando Shanks lo vio en el prólogo <3

Este es el SALU de hoy :’O esta imagen me ha roto el kokoro :’v pobre Ace, algo de ASL por aquí, no como un trío, no malinterpreten xD pero me encanta su hermandad c’: cuando yo aún publicaba fics aquí hace años, Sabo aún no reaparecía, apenas en manga estaba entrando a la saga de la Isla Kyojin xd y cuando lo ví… *O* sí, admito que es muy apuesto xD

Esas son todas las imágenes por hoy xD son tantas que ni sé cuáles escoger ;’3 poco a poco babies.

Si tienen comentarios, dudas, sugerencias, críticas, o desean dejarme un saludito o una carita, será recibidos con todo mi cariño :’3 <3

Muchas gracias por leer!!! Nos vemos! :D

 

 

Viernes 13 O__O enero 2017


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).