Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

My life by Shuichi Shindou por LORD GRIM

[Reviews - 7]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Hola a todos, primero que nada debo informarles que mi historia Infidelidad Inducida se encuentra momentáneamente suspendida, hasta que mi mente pueda producir algo bueno para darle continuidad a la trama (bloqueo mental), así que solamente se verán actualizaciones de Zhiend y de esta nueva historia This is my life by Shuichi Shindou.

Este nuevo fic surgió como un one shot sin embargo, todo depende de ustedes, si consideran que así está bien, lo dejare así. Pero si deciden que merece una continuación solamente haré de 3 a 5 capítulos (ni uno más).

 

Notas del capitulo:

La siguiente historia está narrada en tercera persona, es decir, desde el punto de vista del personaje que la relata.

Posdata, es la primera vez que escribo algo con un lemon de este tipo, espero que les gust

La noche era increíble, de esas en las que el cielo está totalmente despejado, las estrellas se apreciaban con facilidad y la luna brilla con todo su esplendor, al menos esa era mi opinión.

No me juzguen, no es que tenga pensamientos cursis o trate de encontrar alguna clase de belleza para inspirarme en mis letras, simplemente no tengo otra cosa que hacer desde la posición en la que me encuentro.

Intentó buscar una posición más cómoda entre las sábanas de aquella enorme cama de caoba pura, pero al hacerlo, escucho de inmediato el sonido de protesta de mi acompañante, el cual afianza su agarre sobre mis caderas y me acerca más a su cuerpo, como renuente a que me separe de el ni un sólo centímetro.

Ante ello suspiro profundamente, este hombre es en extremo extraño, por no decir celoso-posesivo; pero en cierta forma tiene cierta razón en actuar así, ya que si por mi fuera hubiese huido de su lado, además de desaparecer de la faz de la tierra con tal de alejarme de el.

MENTIRA

Jamás podría hacerlo aunque lo intentase, especialmente cuando mi cuerpo se ha vuelto totalmente adicto a su persona.

Es un as en cuestiones de sexo, en una simple sesión me hace alcanzar el orgasmo múltiples veces, pues conoce a la perfección mi cuerpo y mis más bajos deseos. Eso sumado a que se desvive por complacerme, lo vuelven un amante de primera.

Mis ojos terminan por cerrarse, ya cansado me entrego a los brazos de Morfeo, es interesante como al estar dormido el tiempo transcurre de manera diferente, pues una larga noche es apenas como un pestañeo o a veces se vuelve eterna.

- Ahhhhh -

He tenido que dar un fuerte gemido de placer, ya que mi amante decidió despertarme de una manera deliciosa. El sexo matutino se ha vuelto una costumbre entre nosotros, especialmente antes de iniciar nuestras actividades diarias.

Mi gemido fue provocado por la rápida intromisión de su miembro en mi, que poco a poco se adentra hasta lo más profundo. Dios... A veces no comprendo como algo tan grande logra caber en mi culo.

- Ahhhhh-

Al fin ha llegado hasta lo más profundo, deteniéndose para que pueda sentirlo plenamente, en ese pequeño lapso puedo sentir como la lengua de mi amante pasa por mi cuello, llegando hasta mi oído, el cual muerde con descaro sacando mil suspiros de mi parte y como si se burlase de mi pregunta.

- Puedo continuar?

Imbécil, eso pienso, como rayos pregunta eso, cuando fue el quien decidió cogerme mientras aún dormía. Aunque reclamarme fuese mi intención, mi cuerpo tiene otra idea y con velocidad giró mi cabeza para poder besarlo con desenfreno, dando así mi respuesta.

Con agilidad y sin salir de mi interior, me coloca en 4 y empieza a embestirme con ferocidad. Puedo sentir mi culo, contrayendose y expandiendose con forme su miembro se mueve. Y lo único que puedo hacer, es gritar como un animal, acción que no sólo genera satisfacción a mi amante, sino que lo incita a darme más duro.

De momento... PLAFF

- Ahhhh, Ahhhh, Ahhh

Mis gemidos se vuelven un coro, que lo acompaña cada vez que golpea mi trasero con su mano, pero son azotes fuertes que sólo logran que me excite más, cosa que es percibida por mi acompañante, pues no sólo mi miembro se endurece hasta el punto de arder, sino que mi culo se contrae apretando el enorme pene que lo invade.

- Te gusta verdad? Quieres que te azoté más fuerte?

Esa pregunta podría molestarme si estuviese en mis 5 sentidos, pero en estos momentos que me encuentro absorto en placer, sólo puedo contestar.

- Siiiiiiii, pegame más... Más fuerte

La mayoría de las personas, me consideran la perra de mi acompañante, ya que le permito que haga lo que quiera conmigo o al menos esa es su opinión, al ver algunos moretones en mi cuerpo. Sin embargo, nadie sabe que soy sadomasoquista y que me encanta ser maltratado durante el sexo, extraño verdad, es una de las tantas cosas que descubrí al lado de mi amante, la cual por cierto desconocía.

Gracias a el he comprendido mejor mi cuerpo, mis deseos y ahora me siento pleno.

Los azotes continúan con ferocidad, mi trasero quedara morado y seguramente no podré sentarme, pero no me importa, soy libre de vivir mi sexualidad como a mi me plazca y si mi amante está de acuerdo, adelante.

De improvisto, siento una descarga que atraviesa mi cuerpo entero, tensandolo hasta liberar mi semilla, la cual termina esparcida entre las sábanas, al igual que mi compañero que ha descargado su esencia en mi, sin embargo mi amante no parece cansado, al contrario continúa embistiendome, hasta que se aburre de la posición en la que estamos.

Sin delicadeza sale de mi interior, dejando un enorme vacío. Ahora se ha sentado sobre la cama con las piernas un poco extendidas, usa uno de sus dedos para indicarme que vaya a el, eso sumado a su mirada de lujuria, me calientan enseguida y como un perro, me arrastro a gatas hasta el.

Sonríe... Dios como me encanta, baja la mirada hasta su miembro el cual sigue totalmente erecto, incitándome a sentarme en el, lo cual hago de inmediato, para así sentir como entra hasta el fondo de mi culo, logrando que mis ojos se cierren ante el placer.

- Luces endemoniadamente sensual.

Según sus propias palabras mi rostro está totalmente rojo, de mis ojos caen unas cuantas lágrimas, que llegan a confundirse con el sudor de mi cuerpo y cuando abro un poco mi boca, se puede ver la gran cantidad de saliva que mi excitación genera.

La posición en la que estamos, ambos sentados sobre la cama, su miembro dentro de mi, con las piernas entrelazadas, las suyas sirviendo de apoyo para mi trasero y las mías enroscadas en su cadera, gracias a esto puedo verlo directamente a los ojos, el esta cubierto de sudor e igualmente rojo por la acción y su miembro, puedo sentir como se tensa en cada embestida.

Por cierto hay algo que estoy omitiendo, mi compañero tiene... No se como explicarlo, para mi resulto ser un don, posiblemente sea extraño para otros, pero como lo dije antes, viviré mi vida íntima con plenitud. Pero volviendo al punto posee una condición sexual excepcional, que le permite mantener una erección por un largo tiempo, incluso es capaz de correrse múltiples veces sin que su miembro pierda fuerza, una vez lo hizo unas ocho veces, pero fue en nuestro día libre.

Al recordar la gran cantidad de placer que es capaz de darme, sonrió con picardía, acción imitada por mi compañero el cual tras dar un gesto de satisfacción, me atrae para compartir un beso. Nuestro contacto no es para nada tímido, especialmente cuando nuestras lenguas bailan a plena vista, logrando que nuestra saliva escurra desde nuestras bocas al cuello y posteriormente a nuestros abdómenes.

El beso se vuelve más fiero con forme pasan los segundos, la lengua de mi amante llega hasta mi garganta, eso sumado a que mi miembro se encuentra atrapado y estimulado entre nuestros cuerpos, se levanta nuevamente.

De improvisto siento nuevamente como mi compañero se tensa para liberar su semilla en mi.

- Ahhhhh

Ahí está nuevamente mi gemido, cierro los ojos para disfrutar de aquella sensación tan placentera, especialmente como la esencia de mi amante sale de mi interior, deslizandose poco a poco mojando mi trasero y las piernas que me sostienen.

En ese lapso mi compañero centra su atención en mi cuello, el cual besa con desenfreno, para después morder sin preocupación dejando una enorme marca morada, misma que se verá a plena vista unas horas después, me alejó un poco para así decirle.

- K se molestará.

Sólo eso puedo responder, mientras lo miro directo a los ojos, con mi manos alrededor de su cuello, mientras que las de el sujetan firmemente mi trasero.

Lo que acabo de decir no es falso, mi manager se molesta cuando llego al trabajo con marcas visibles por todo mi cuerpo, especialmente en zonas como el cuello, donde es casi imposible ocultarlas y resulta más fácil para cualquiera identificarlas.

Pareciera que mis palabras le preocupan poco pues, nuevamente toma mi cuello y ahora ha dejado al menos otras tres marcas, al mismo que me contesta.

- Al demonio con K.

En todo ese tiempo su miembro no ha perdido ni un poco de fuerza, sigue exactamente igual de vigoroso que en un inicio, a pesar de haber corrido dos veces ya.

Separándose de mi cuello con lentitud, las embestidas comienzan, volviéndose más salvajes casi de inmediato y mi mente al igual que mi conciencia desaparecen. Mi rostro está perdido en el placer, tengo los ojos entrecerrados, la boca abierta, he llevado mi cabeza atrás mirando el techo y mis brazos ha quedado colgando, siendo los de mi amante sobre mi trasero, lo único que me sostiene para no caer sobre la cama, Dios parezco una muñeca de trapo.

El placer que sentimos continúa y continúa, ya se ha corrido otras 2 veces, pero sigue igual de vigoroso, nuestro acto dura por unos minutos más hasta que por fin ambos nos derramamos al mismo tiempo, yo en nuestros abdómenes y el en mi interior. Con suavidad nos empuja para quedar tendidos sobre la cama, permanece arriba de mi unos cuantos segundos más, hasta que decide por fin abandonar mi interior.

Casi de inmediato toda su semilla sale de mi interior, ahora mismo me siento mojado y lo más seguro es que la cama este peor; mi respiración sigue agitada, al igual que la de el. Nos toma unos cuantos momentos más recuperarnos de la reciente actividad, hasta que.

- Es hora de bañarnos, ambos tenemos un día atareado.

Sólo asiento con la cabeza, para levantarme de la cama y caminar con lentitud hasta el baño. Casi de inmediato, el agua caliente moja nuestros cuerpos, por instinto ambos frotamos nuestros cuerpos con el jabón, otra forma que tiene para jamás quitar sus mano de mi.

A pesar de que estuvimos tentados a otra sesión, la cual por cierto, era una idea interesante ya que el agua no ayuda como lubricante y el contacto es más estrecho, decidimos que lo mejor era comportarnos e ir a trabajar.

En poco menos de una hora nos encontramos en el edificio de NG, ambos en el elevador ya que mi amante pasa a dejarme a mi lugar de trabajo antes de marcharse al suyo, por que?... Creo que ya mencione que es en extremo celoso.

Al fin llegamos a mi piso, ambos salimos de aquella máquina de metal para así poder despedirnos mejor.

- Que tengas un buen día, pasare por ti para regresar juntos a casa.

Fueron sus palabras para así atraerme y besarme con fiereza, supongo que es su forma de recalcar que le pertenezco, algo exagerada pero efectiva.

- Puedes darme a mi vocalista.

De improvisto escuchamos una voz perfectamente conocida, se trataba de mi manager, quien nuevamente se veía molesto, porque mi relación perturba mi desempeño, sin embargo la escena de antes no significo nada, hasta que su enojo se disparó al dirigir su mirada sobre mi cuello.

- Te he pedido como mil veces, que no le dejes esas marcas, especialmente en el cuello.

Aquello género una total molestia por parte de mi compañero, que a pesar de que mantuviese una mirada usual, estaba más que furioso por aquello pero, debido a su personalidad jamás lo demostraría.

- Shuchi es mi esposo y podemos hacer lo que queramos en la intimidad.

Tras esas palabras mi manager suspiro derrotado, al mismo que negaba con la cabeza.

- Andando Pink Boy, antes que tu esposo tenga otra cosa que agregar.

K comenzó a caminar en dirección al estudio, la verdad no comprendo el drama, considerando que desde que estoy con mi amante soy el más eficiente del grupo, todo debido a su constante preocupación por mi éxito profesional. Por eso digo que es un esposo, espléndido, pues sólo desea verme feliz.

Puedo escuchar como K avanza dando maldiciones por el pasillo, pobre jamás podrá contra mi esposo. Para evitar más conflictos me acercó a mi compañero, al cual beso con suavidad en señal de despedida, al separarme puedo escucharlo hablar.

- Te amo Shuchi.

Esas simples palabras me hacen sonreír de alegría, es extraño como algo tan simple logra ponerte muy feliz, por lo que respondo igualmente.

- Te amo... Thouma

Si... Ese soy yo... Shuichi Shindou de Seguchi

Notas finales:

Bueno que les pareció?
Como lo dije anteriormente la decisión de que la historia finalice o continué al menos de 3 a 5 capítulos es suya, espero sus comentarios.

Saludos a todos...

Atte. LORD GRIM 💀


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).