Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Ave Versus Cristus por Xora

[Reviews - 36]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Inspirado en las canciones "Ave Satani" The Omen y "Hymn To Lucifer" de Black Sun.

"Quien no se mueve no escucha el crujir de sus cadenas"
 
Eran las 13:00 horas de la madrugada y la ciudad permanecía en absoluto silencio. El sonido de las campanas pululaban a su alrededor en forma de ecos sordos que se cernían como tortura a sus oídos con cada golpear incesante de un muro negro a otro. Puede ver a Near arrodillado ante el gran reloj de madera brillando como una estrella con la escasa luz de luna que entra por el ventanal que además decora las cuatro paredes y él yace frente a su pálida figura, quieto, en espera de cualquier palabra, cualquier indicio que le recuerde que sigue convida y que el humillante final no les ha alcanzado todavía. Su rostro apacible no refleja la desesperación cuyo sentimiento es dominante en su anatomía mientras intenta descubrir sólo con sus irises carmesí y profundas pupilas dilatadas por la oscuridad el misterio que parece extenderse, distraído con los fríos pliegos de ropas que visten al menor.
 
—¿Dónde está L?— se apresura a preguntar, irritado con el silencio que Near pretende conservar hasta hacerlo enloquecer aunque sea imposible implantar tan osado método al tratarse de Beyond Birthday, un asesino serial que por motivos tanto patéticos como irracionales continúa surcando los senderos de la sociedad como cualquier otro ciudadano al servicio de la monotonía. Una mente llena de grietas que conservan la fachada de un individuo cuerdo demasiado distinguido debido a su vulgar apariencia.
 
—L está muerto— responde el otro escuetamente, jugando con sus extravagantes muñecos cuales figuras forman un circulo perfecto a su alrededor; éstos le recuerdan a Beyond los rostros de las victimas que ha cobrado a lo largo de su enfermiza carrera.
 
—No me parece útil mentir para guardar un secreto, tu forma de actuar no ofrece ayuda alguna a cubrir expectativas. En cambio, sólo me hace pensar que tienes miedo de abrirme el camino y dejar que yo supere cada una de tus disparatadas trampas.
 
—No tengo ninguna necesidad de esconder la verdad. L me ha pedido evitar que intervengas en su camino mientras se encuentra en servicio, mi deber es sólo obedecer indicaciones directas cuando estas lo requieren, después de todo yo no tengo intereses personales o profesionales en lo que Wammy's House y L planeen hacer con el sistema.
 
—Ciertamente tú no eres menos que un muñeco más manejado como un títere desde las sombras y es por eso que estás al frente de todos ellos como la copia de L pero también por eso eres un complicado obstáculo al que debo cruzar como sea si quiero ver a L en persona. Aún sabiendo un dato tan importante como ese, ¿crees que no me encuentro preparado para asesinarte aquí mismo?
 
—No cuestiono tu capacidad de razonamiento ya que es un hecho que has logrado llegar hasta aquí gracias a tu ambición de superar a L, B. Pero también es cierto que con asesinarme no lograrás verlo— decía mientras dos delgados dedos se enredaban en uno de los caireles de su níveo cabello, retorciéndolo del mismo modo que lo hacía con sus destructoras palabras. —Te recuerdo que no soy un simple peón de este tablero, yo tengo mi propia identidad así como tú la tienes en el universo que te engendró. Para los hombres allá afuera soy una simple copia pero aquí adentro tengo el poder de eliminarte completamente, incluso de la mente de quienes te conocieron.
 
—¿Oh? Es la primera vez que te escucho decir una amenza como esa, N—. El gesto duro de Beyond se suavizó un poco, presa de la ligera sorpresa que la actitud usualmente robotica del albino se mostró molesta y cortante. —¿Será que existe alguien en el mundo exterior que te ha ayudado a defender tu integridad y orgullo?
 
—La defensa propia no requiere de una estimulación externa, por lo tanto no tendría sentido que en consecuencia ésta tenga relación con una convivencia humana.
 
—Depende del individuo, hay muchos que necesitan de ello para poder aplicar su propia defensa en una situación sujeta a estrés, más específicamente en personas que evaden su incapacidad de efectuar relaciones con otra gente.
 
—Tus argumentos no son convincentes así que los rechazo.
 
—Lo rechazas porque sabes que mis palabras son dependientes a opiniones personales, lo comprendo en ese caso, pero nadie puede escapar de su propia realidad y esto es un hecho sólido para ti y para mi— dijo acentuando con su voz carente de emociones la veracidad de lo recién dicho por él mismo, dejando atrás un rastro de cruel motivación.
 
—¿Significa entonces que debo esperar de tus llamativas maniobras en mi contra?
 
—Me sería más conveniente que lo ignoraras y bajaras la guardia pero sé que me estarás vigilando cuidadosamente a partir de este momento así que no tiene caso que trate de ocultar mis intenciones contigo. Supongo que puedes tomarlo como una cortesía voluntaria.
 
El hombre de negros cabellos entonces decidió girar sobre sus talones en dirección a la salida sin esperar más nada de aquella inútil conversación por lo que no dudó avanzar con singular tranquilidad a los afueras donde un melodioso viento de media noche se filtraba a sus alrededores como un espectáculo de suma importancia. Nunca esperó que la voz de aquel que hacía llamar N lo detuviera y de manera automática accediera a permanecer quieto mientras las palabras de su relativa compañía le advertían sobre algo que en realidad siempre consideró aún cuando las posibilidades de que ello sucediera fueran casi nulas.
 
—B, Kira continúa activo—. Las campanas resonaron con estruendo rebotando por todas las calles encarchadas por la oscuridad, gimiendo en agonía con cada lamento. —Escuchaste sobre él, ¿no es cierto? Aunque es una realidad el que la policía japonesa y americana intentó arrestarlo, jamas pudieron hacerle frente a su extraño poder el cual supone se trata de un cuaderno capaz de matar a quien cuyo nombre sea escrito en este, un arma mortífera que se cree ha sido entregada por las manos de un shinigami.
 
—¿Un dios de la muerte, eh?— se dijo a sí girándose de vuelta a su único acompañante gestando en sus facciones una mueca que no reflejaba nada en absoluto. —¿Acaso tú crees en esas supersticiones absurdas, N? Aunque resulte fantástico para los ciudadanos asignar una explicación como esa a tantos sucesos inexplicables, las creencias de la gente son pura fantasía. En la antigüedad, los asesinos eran considerados demonios ya que para las personas era imposible que un ser humano fuese capaz de dañar a alguien de su propia especie. Mira a la humanidad ahora, crearon la muerte penal para asesinos potenciales que rompen leyes que a alguien más se le ocurrió crear, ideas colectivas que ni siquiera pertenecen a la divinidad, ¿ésta al menos existe?— cuestionó alzando ambos brazos a los costados con intenciones de darle fuerza a sus razonamientos personales. —¿Qué es correcto? ¿Qué es incorrecto? Todo en este mundo es relativo a la persona. ¿Por qué matar es un crimen? No existe especie en el universo que no haya destruido a otra alguna vez, ya fuera para comer, proteger su territorio o cuidar de sus crías. ¿Por qué los humanos son diferentes? ¿Porque poseemos razonamiento? ¿Acaso no pertenecemos al reino animal también? Nuestras civilizaciones son lo que para cualquier animal sería su madriguera, su nido, su guarida; lo que la hace vistosa son sus exagerados bloques de materias primas combinadas con otros químicos, una sociedad que realiza las peores practicas usando como justificación sus creencias. Kira, del mismo modo, obedece su propio juicio, en este caso la estúpida creencia de ser el Dios del nuevo mundo... pero la divinidad no puede combatir a B, B es superior a L. L es algo real que maneja el universo a base de una justicia sistemática, la sociedad entera es prueba de ello y Wammy's House es su confidente. B no puede morir en manos de algo que sólo existe en relatos populares. Si ese tal Kira planea venir por mi que lo intente.
 
—Eso pensé—. El albino bajó la mirada a sus juguetes, ignorando a Beyond después de que éste diera su respuesta. —Entonces haz lo que te parezca sobre él.
 
—Lo habría hecho aún sin tu consentimiento. Que tengas buenas noches, N.
 
Y se retiró en definitiva del recinto siendo sus pasos aquellos que rellenaron el ambiente hueco del lugar, abandonando la silueta de aquel que no impidió ni retuvo su recorrido más. Y los irises abismales del albino se espesaron ante la soledad aterradora que le precedía entre el silencio. Las fichas habían sido expuestas, el destino había sido echado cuales dados dispares rodando por una superficie inclinada, sólo quien fuese dueño de la mejor estrategia sobreviviría a las jugadas despiadadas del tablero en que ellos como especie infranatural permanecían postrados. Para N los sucesos eran núcleo de superación, para Near un rompecabezas que debía ser resuelto antes de convertirse en perdedor pero para Nate River el ciclo interminable que se alzaba ante sus ojos estaba podrido, no tenía sentido alguno, era muerte, desesperanza y dolor. Sonrió por los tres dejando a sus dedos tirar la hilera blanca de domino estructurado cuidadosamente a sus costados. Pieza por pieza resbaló creando un sonido cristalino al impactarse contra el suelo. Algo que Beyond sabía estaba en juego y sólo Kira podría brindarle la respuesta mientras dejaba al río teñirse de rojo con la sangre que había comenzado a ser derramada por y para ellos dos.
 
El Nocturno dispondría del tablero para que el Destructor y el Ángel del Karma ejecutaran sus maniobras. El verdadero reto era identificar quién era quién.
Notas finales:

Esquizofrenia, trastorno de personalidad multiple y tortura psicológica.

Basado en el cannon de Death Note y Anorher Note fusionados. 

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).