Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Días inesperados. por Tsuki no Megami

[Reviews - 1]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

La noticia cay como relmpago, alegra, dicha, felicidad, satisfaccin, amor, ternura, comprensin entre otros sentimientos y emociones, se instalaron en el corazn de ambos adultos, por fin luego de mucho intentar consiguieron hacer realidad uno de tantos sueos, a punto de terminar la primavera recibieron el resultado que anhelaban. El mdico encargado de llevar a cabo la cesrea les comunico los cuidados de los prximos meses, estableciendo que la fecha de operacin sea a principios de enero.

— Satsuki tena razn, si dejaba de buscarlo me sera concedido. Sobando su vientre con gentileza y cario.

— Quiero que se parezca a ti, de ese modo tendr dos cerezas para cuidar y consentir. Colocando su cabeza sobre el estmago fro de su pareja.

— Ya escuchaste al doctor, debo llevar una dieta equilibrada y alta en hierro, por ahora procurar seguir las indicaciones tal cual, ya despus me dar el lujo de comer cunta golosina se me antoje.

Acercndose a su barriguita hablndole bajito a su futuro hijo. — No te preocupes bebechin yo me encargar de mostrarte el mundo de los dulces y pasteles.

— Adems de comer frutas y verduras, me asegurar que comas algo ms que cosas azucaradas.

Contentos y emocionados salieron del nosocomio, regresaron al vehculo en el que llegaron de vuelta a su modesta vivienda, unas cuadras antes de su domicilio se encuentra un bonito parque con senderos marcados, ah se detuvieron a dar un paseo, disfrutando de la compaa, el suave viento junto al aroma de las flores, el sitio perfecto donde uno puede relajarse y meditar.

—Seichin debemos decirle a tu padre sobre el beb. Apretando ligeramente su mano, entrelazando los dedos.

— Sabes quiero evitarlo pero tarde o temprano l se va a enterar, es mejor contrselo. Recargandose del brazo, demostrando su inquietud al confrontar a su progenitor. — Es molesto e igual debo hacerlo, despus de todo gracias a l estoy aqu contigo, quiz no lo apruebe an as nada cambiar entre nosotros, dar a luz a nuestro hijo, formaremos nuestra familia tratando de no seguir los pasos de mi pap. Si bien el gran Masomi Akashi era un padre consentidor a la vez que exiga perfeccin, nunca le agrado la idea que su nico hijo y heredero se juntase con un hombre, menos con alguien como el alto pelivioleta, an con todas sus amenazas no logro separarlos por lo cual tomo la decisin de distanciarse de su primognito hasta el ltimo da de su vida.

— Seichin si quieres voy contigo, sirve que le hacemos saber lo felices que somos. Al contrario de su amado pelirrojo, la relacin con sus progenitores era de larga distancia, simplemente con llamadas y mensajes cortos, de esa forma les di las buenas noticias recibiendo un *felicidades hijo y cuida bien de ellos*

— Ser un placer que me acompaes a decrselo pero eso ser otro da primero vamos al centro comercial a organizar la mesa de regalos.

— Cre que regresariamos a nuestra casa y celebrariamos la noticia.

— Tenemos dos das para ello, quiero poner todo en orden antes que pierda mi sentido del gusto cortesa de esta pequea bendicion. Accediendo a la peticin, retomaron su andar hacia la nueva direccin, con una sonrisa en su rostro caminaron entre locales, viendo gran variedad de artculos para el hogar y otras especiales para recin nacidos, recorrieron el lugar de lado a lado terminando por sentrse en una de las banquitas afuera de la plaza, mirando como caa el sol dando paso a la noche.

Regresaron a su amoroso hogar, con la lista de obsequios finalizada, adems de cajas repletas de ropa y accesorios para su futuro hijo, acomodaron lo mejor que podan antes de ir a su habitacin a festejar por largo tiempo. Para el lunes a primera hora la noticia de su paternidad se extendia por toda la empresa e incluso lleg a odos del padre fundador de la gran industria Akashi, sabiendo lo mal que resultara todo, decidieron no retrasarlo ms tiempo y ese fin de semana se reunieron con el seor Masomi en su mansin.

A dos horas de distancia llegaron por fin a casa de su progenitor. — Recuerdas el plan Cierto ?

— Seichin no te preocupes lo aprend por completo, saludar, sonrer, dar la noticia del beb y la boda despus salimos corriendo. Posando su mano en el hombre del pelirrojo dandole nimos.

— Atsushi, que hara yo sin ti. Besandole los dedos, toc el timbre anunciando su llegada, sorprendiendose de la persona que les atendi.

— Buenas tardes joven Akashi lo estbamos esperando. Di unos pasos atrs antes de hacer reverencia sujetando la puerta para que entrasen sus invitados.

— Meiling Donde esta mi padre ? Pens que el nos recibira.

— Akashi-sama a cado en cama vctima del cncer, pueden ir a verlo postrado sobre el colchn. Ms tardo en comunicar lo sucedido meses atrs que el joven emperador en subir las escaleras al encuentro de su padre.

— Se que no quieres verme pero ahora es cuando ms necesitas de nosotros. Sentndose en la orilla de la cama viendo lo decado y demacrado que se encuentra su creador.

— Seiji ya se a que vienes pero no es necesario que lo hagas, todo lo que poseo ser tuyo cuando llegue el momento de partir, me reunir con tu madre y juntos velaremos por t.

— Padre, an en estas circunstancias te rehusas a reconocer mi matrimonio con Atsushi y a mi futuro hijo.

— No los rechazo Seiji, al correo me doy cuenta de lo equivocado que estaba al separarme de ti, mi nico hijo deseo que puedas perdonarme y aceptes la bendicin de un hombre moribundo. Girando el rostro viendo a el alto pelivioleta extendiendole la mano.

Se acerc lo suficiente para estrecharla al mismo tiempo que prometa una vez ms, amar, cuidar, honrar y respetar a su amado Seichin. Con esa terrible noticia ambos decidieron posponer su boda hasta despus del alumbramiento de esa forma tendran tiempo de vigilar al hombre de la casa, asegurndose que tome sus medicamentos as como acudir a su quimioterapia, durante ese tiempo sus asistentes se hacan cargo de las empresas liberando un poco sus agendas. Los meses que siguieron fueron difciles para el pobre de Murasakibara, el cambio hormonal en su pareja a veces lo llevaba a dormir en el sof y en otras navegando en el mar de lgrimas gracias a un Seijuro muy sentimental.

El festejo por otro ao de vida adems de navidad paso sin contratiempos, cenaron el clsico pavo, brindaron con jugo de uva y se acostaron por la madrugada ya que las ancdotas de infancia los hicieron distraerse, para ao nuevo fue casi igual slo por la tradicin de comer uvas junto a sus propsitos para ese ciclo, una semana despus ocurri algo inesperado el seor Masomi se puso muy grave siendo internado de emergencia, mientras el joven Akashi sufra de fuertes dolores abdominales, estuvieron as por dos semanas hasta que sucedi lo ya esperado, la debilidad en el cuerpo del pelirrojo mayor le pas factura dando su ltima exhalacin, mientras en otra habitacin el llanto de una nueva vida se hizo escuchar, un varn haba llegado al mundo.
Notas finales:

Sus dudas, quejas y sugerencias serán recibidas siendo respondidas en la brevedad posible.

 

Gracias por leer .


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).