Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Cuento de hadas, CAPERUCITO ROSA. por Nakine Zenshinju

[Reviews - 17]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo: Bueno, aqui adapte el primer encuentro de Yuki y Shuichi con el viejo cuento de la Caperucita Roja he tenido buenas criticas y me rio mucho cuando lo leo. Espero que les agrade mi nuevo trabajo ;)

 

  Erase una vez, cierto niño que vivía en una aldea, era lindo y simpático. Se llamaba Shuichi y contaba con el apoyo de todos sus vecinos; Los Nakano y los Suguru. Su madre lo amaba pero había caído muy enferma por lo que mando a Shuichi a vender pan a las aldeas próximas. Su abuela le había hecho una ceperuza de franela rosada y, como el niño solía ponérsela cuando salía a jugar con su amigo Hiro al campo, todo el mundo termino por llamarlo Caperucito Rosa. (Además que su cabello tenia un color rosado muy especial).
Un día la madre lo llamó y le dijo:
-Ya sabes la situación, hijo. Ve a vender el pan que horneaste durante la mañana, a la aldea próxima y no demores mucho. Ya sabes los rumores, del Lobo Gris de Seguchi.
Shuichi tomó la canasta que su madre le había preparado y salió de su casa. Shuichi sabia que en la aldea próxima vivía un guapísimo cocinero, que hacia el pan mas deliciososo del mundo y se apodaba como Yuki Eiri, al cual tenia unas enormes ganas de conocer. Para llegar a esta aldea Caperucito Rosa tenia que cruzar el bosque. Comenzó una feliz caminata cantando una canción de unos campesinos famosos en su aldea: Nittle Grasper. Cuando de pronto se cruzo en su camino un delicado lobo de ojos verdes. Llevaba un sombrero negro y tenían agujeros por donde pasaba sus orejas. Para fortuna de Caperucito Rosa, un leñador llamado Sakano se encontraba cerca junto con otros hombres por lo que el malvado lobo tuvo que idear una estrategia. Se acercó a Shuichi y le pregunto:
-¿Se puede saber a donde vas tan apurado?
Caperucito, que ignoraba lo peligroso que es pararse a escuchar un lobo, respondió:
-Voy a vender mi pan, y a conocer al famoso cocinero Yuki Eiri.
Tan solo escuchar el nombre Yuki Eiri, al lobo Seguchi se le hizo agua la boca.
-¿Vive muy lejos?, preguntó el lobo.
-oh, hai!... al otro lado del molino, en la primera casa de la aldea, respondió Caperucito.
-¡Pues bien! –dijo el lobo Seguchi repentinamente- Yo también voy visitarlo... para no aburrirnos entre tanto, te propongo un juego que me enseño un conejo llamado Ryuichi.
-¿Ryuichi?¿De que se trata?, preguntó Shuichi entonces.
-Yo iré por ese camino y tu por ese otro; veremos quien de los dos llega primero, respondió.
El lobo de ojos verdes, echó a correr con todas sus fuerzas y a grandes zancadas por un atajo, mientras Caperucito Rosa tomaba el camino mas largo, entreteniéndose en coger avellanas. Fue cuando se encontró con un enorme conejo rosado. No tardaron en hacerse amigos y corrieron tras las mariposas e hicieron ramilletes con las florcitas silvestres que iba encontrando. Así el astuto Lobo Seguchi, no tardó mucho tiempo en llegar a casa de Eiri y una vez allí toco la puerta.
-¡Toc Toc!
-¿Quién es?, respondió Yuki.
-Soy solo Caperucito Rosa –fingiendo una voz suave- vengo a venderte ricos productos.
-No estoy de humor para atender a criajos.
-demo... tengo algo que te puede interesar... , insistió.
-Esta bien, solo será un momento ¬¬, ahora estoy acostado, levanta el pestillo y entra, respondió Yuki.
El hambriento lobo realizó la operación y la puerta se abrió. Yuki, asustado forcejeó con el lobo quien saltó encima tratando de comérselo. El cocinero logro ocultarse adentro del armario y lo cerro por dentro. El feroz animal, disgustado porque llevaba tres días sin comer, decidió esperar a Caperucito Rosa. Tomó el delantal de Yuki y se acostó en la cama. Al poco tiempo, Shuichi llamo a la puerta.
-¡Laliiooooh!
-¿Quiéeen es?, dijo el Lobo Seguchi.
Caperucito Rosa, oyó la voz afeminada característica de los Lobos de Seguchi, sintió miedo al principio, pero creyendo que su cocinero estrella estaba muy acatarrado, respondió:
-Soy Caperucito Rosa, traigo pan hecho por mí para vender.
El lobo, relamiéndose ya por el banquete que pensaba darse dulcifico la voz y gritó:
-La puerta esta abierta. Levanta el pestillo y pasa, Caperucito.

Shuichi alzó el pestillo y empujo la puerta. El lobo, al verlo entrar, se ocultó lo mejor que pudo entre las sábanas y dijo:
-Pon el pan sobre la mesa y recuéstate en la cama junto a mí.
-¿J-junto a ti?, respondió Shuichi sonrojado.
-Claro.
Caperucito se despojo de su capita rosa y se metió entre las sábanas, quedándose muy asombrado del aspecto que mostraba lo que él creía Yuki Eiri.
Con la voz temblorosa, exclamo:
-Yuki , ¡qué brazos tan largos tienes!
-Es para amasar mejor el pan, Caperucito, respondio el lobo.
-Yuki ... ¡qué piernas tan largas tienes!
-Es para correr mejor, Shuichi, no?
-Hai! ^^... demo...o__o ¡qué orejas mas largas tienes!
-Es para oír mejor a los fans, Caperucito.
-vaya... y ¡qué ojos tan grandes y verdes... yo pensaba que eran color miel!-dijo Shu preocupado.
-Es para ver mejor... para ver mejor... Caperucito.
-Demo... ¡que dientes tan grandes!- dijo mientras se escuchaban golpes desde el closet.
-¡¡¡¡Es para comerte mejor!!!!
Al decir estas palabras el malvado Lobo se arrojo sobre Caperucito Rosa dispuesto a devorarlo, pero este tuvo tiempo para saltar de la cama y gritar con todas sus fuerzas... De pronto un rubio leñador, llega apuntando con un hacha.
-Leave him, now!!!... Haz ido muy lejos... Seguchi Wolf!...
El lobo intento esquivar el hachazo de aquel leñador llamado K, y llevándose algunos golpes logro escapar hacia el bosque. Luego abrieron el armario saliendo de él un hermoso y rubio cocinero.
-Menudo lobo...
-¿¿T-tú eres Yukiii??, preguntó Shuichi algo agitado.
-Si.., respondió Yuki.
-¿¿El famoso cocinero??
-Si, ¿que quieres?
Shuichi llega hasta la mesa y saca un pan de su canasta.
-Pruébalo. Por favor..., le dice ofreciendo su pan.
Yuki toma el pan y le da un mordisco. Comienza a masticar y pone cara de que el pan de Caperucito estaba pésimo.
-No tienes talento para hacer pan.... ríndete.

Y así fue como Caperucito Rosa, Shuichi, conoció a el famoso cocinero Yuki Eiri.

 

 

 

Notas finales: Espero que les agrade, leere todos sus comentarios.

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).