Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Te Alcanzara Mi Corazón por AMMU TEIKOKU YUDAINA

[Reviews - 1]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Un nuevo capitulo de este hermoso fic. Espero que lo lean, disfruten, comenten y nos vemos a bajo. 

---Cerca del rio divisor---

Caminando, sumido en sus pensamientos, iba en silenció con su soledad, portando la armadura protectora del antiguo carnero que ayudo a forjar estas tierras.

Siempre con ese semblante de pocos amigos, le habían inculcado que demostrara su fuerza ante cualquier cosa, pero lo hiciera con sabiduría.

Mira la sección que custodiaría durante esos dos meses. Tendría que acampar o quedarse en una de las casuchas destrozadas en la última batalla.

Tendría cuidado, pues obviamente del lado enemigo, estarían guardias listos para atacar. Tenía la habilidad de forjar un muro rápidamente si así lo requería, no era algo que le preocupara tanto.

Sus ojos eran excelentes para ver en la noche, la capacidad de la visión nocturna por los ojos brillantes de los demonios le ayudaban bastante.

-¿Por qué me enviaría aquí, mi maestro?- Camino desganado, odiaba ese olor que los Ángeles podían llegara despedir, y sin duda la orilla tenia ambos olores mezclado, le producía un asco irremediable.

Frunció el ceño –Esto no debería estarlo haciendo yo- Mira despectivamente hacia la otra orilla –Esos Ángeles me repugnan tanto- Parándose con los brazos cruzados –Me encantaría mejor estar al frente de las tropas, para acabar con ellos-

Cerro sus ojos por un instante, tratando de relajar su mente, sin dudas el enojo lo estaba consumiendo y no podía dejarse guiar por sus emociones.

Sin embargo por algo no era bueno el enfado en los demonios a veces, les causaba que sus sentidos se descontrolaran y no se diera cuenta de su alrededor por un momento.

-¡¡¡HOLA!!!- Una voz masculina demasiado entusiasta, le pego de golpe en los oídos sensibles.

Provocando que abriera sus ojos de golpe, girándose en dirección de donde venía ese sonido.

Topándose con lo que más odiaba, volando en los límites de ese rio, así no se mojaría y podía verlo bien.

Frunció el ceño –Un maldito Ángel-

-Los Ángeles no estamos malditos, jajajajajaja eso se supone que son ustedes- Ríe, mostrando una mueca de burla.

-Arggg…- De nuevo la molestia en su rostro se plasmó, con los ojos inyectados en enojo puro. Levanto una de sus manos, para preparar el escudo de aquellos portadores de su armadura, sujetando de igual forma con su mano derecha una espalda que llevaba en su cintura.

El Ángel de cabellos castaños, ojos verdes, piel un poco bronceada, vestía unas túnicas con tonalidades blancas, azules y beige, sus alas blancas, revoleaban tranquilas.

Lo miraba con atención, era la primera vez que miraba a un demonio, y le causaba intriga y curiosidad, mas no saco ninguna arma, solo se mantenía en el aire, aun en territorio angelical.

Los ojos rosas, estaban puestos en él, sin siquiera parpadear, cualquier movimiento que hiciera, sería motivo suficiente para atacarlo.

-¿Qué pasa dominio? ¿Me vas a atacar?- Lo pegunto de manera burlesca, aunque intrigado por la respuesta.

-¿No piensas sacar tus armas? ¿Activar tu cosmos?- Le cuestiono ahora él.

Mostro sus manos y cuerpo como si nada –Estoy completamente desarmado y no lo hare al menos que tu ataques- Refuto aquello con audacia.

Apretó la mandíbula con enfado, entrecerró sus ojos, le aprecia una ridiculez ese sujeto, que se paseaba como si nada enfrente del enemigo.

Bajo su brazo zurdo, deshaciendo la posibilidad de un escudo y dejo tranquila su espada –No atacare a alguien desarmado- Se giró levemente, para mirarlo por un costado –Sera mejor que te largas-

-¿Enserio no me atacaras? Que demonio tan bueno jejejeje- Rio de forma burlesca –Nunca creí que los demonios tuvieran honor-

Cada palabra que salía de la boca del de alas blancas, le estaba causando un gran enfado, que se estaba poniendo rojo del mismo, si no fuera que era de los pocos que tenía en verdad un código establecido y por ende odiaba los patrullajes, no atacaba o mataba a nadie al menos que fuera una amenaza para los suyos.

No respondió, pues no habría caso de pelar con alguien que muy a su pesar no rompía las reglas de adentrarse a este territorio de oscuridad.

Decidió mejor ignorarlo y seguir su rondín, por la zona de eterna oscuridad.

-¡¡¡OYE!!! ¿Por qué te vas?- Demostró una sonrisa de oreja a oreja –Platiquemos un rato-

El peliverde no le contesto, decidió mejor seguir la orden.

Pero el Ángel tenía otros planes sin duda y fastidiarlo era lo que buscaba o a la vez algo más.

-Demonio… Me llamo Dohko… ¿Cuál es tu nombre?- Lo seguía volando a su ritmo

Los ojos rosas, no lo miraban, fijos al frente de su caminar.

-¿Por qué no me contestas?- Cruzo sus brazos sobre su pecho –No es de buena educación ignorar a quienes te están hablando- Giro sus ojos –Pero que tonto soy, es de un demonio a quien le hablo, ustedes tienden a ser así siempre-

Apretaba amas sus dientes, quería contestarle, pero su temple debía mantenerse intacta, aunque estaba con ganas de romper sus estándares de honor.

Suspiro pesadamente –Si quieres que me valla, solo dime tu nombre y me iré- Llevaba sus brazos cruzados por detrás de su cabeza, posándola sobre ellos, mientras decencia a sus tierras.

Shion siguió su camino, no caería por ese chantaje.

Ese castaño, sonrió de manera maquiavélica, extrañando a cualquiera se supone que era algo propio de los demonios, pero en fin, planeaba molestarlo hasta lograr lo que quería.

-Tienes unos lindos cuernos sabes- Sonrió de manera coqueta.

Por primera vez en su vida Shion había recibido un cumplido de su apariencia física, pero en vez de halagarlo, solo lo miro con unos ojos de desagrado y molestia, aunque le incomodo mucho.

-No me pongas esa cara, aunque este lejos puedo ver que luces adorable- Sonrió triunfante sabía que los demonios no gustaban de cumplidos y eso los desubicaba.

-¿Qué?- Sus orbes rosas, se fijaban al Ángel, que aún lejos notaba su rostro burlesco.

-Y no me hagas hablar de tu cabello, están esponjoso- Sonrió ladeando su cabeza juguetonamente -¿Te han dicho que pareces un borreguito pachoncito?-

Aquello sin duda, le comenzaba a avergonzar al de piel blanca… Cumplidos por parte de un Ángel, nunca ni en mil vidas podría pensar que algo así pasara.

Suspiro triste, bajando su mirada –Se me hace difícil pensar que alguien tan lindo como tú, sea capaz de destazar Ángeles inocentes en una guerra sin sentido-

Fijo sus ojos, camino adentrándose un poco al agua, mirándolo de manera decidida, sin duda se notaba que ese demonio era unos cuantos centímetros más alto que el castaño, pero no por eso se dejaría amedrentar.

-¿Qué pasa demonio? ¿Te gustaron mis cumplidos?- Una sonrisa socarrona se dibujó en sus labios.

-Me llamo Shion, y ahora vete- Dijo serio, respirando algo agitado por el enfado en su interior.

Sonrió animado, sin duda era una característica que el peliverde recordaría de él, por un rato, le molestaba esas sonrisas tontas.

-Es muy elegante tu nombre, no lo olvidare, igual recuerda mi nombre, hermoso demonio- Comenzó a alejarse del lugar, había conseguido su cometido.

Dejando a un hombre de alas negras, demasiado incomodo, pero confundido, por lo que acaba de pasar.

¿Acaso se había dejado manipular por coquetos de un Ángel idiota?

No podía creer, lo que acaba de pasar, ahora sí que estaba más enojado con ese idiota de ojos verdes, en ese mismo momento deseaba arrojarle su espada, y darle en la espalda, pro no lo haría…

Tembló del coraje su mano, respirando rápidamente para lograr controlarse y no acabar bajo un impulso idiota.

Se retiró refunfuñando, odiaba ser tratado de esa manera y la manipulación era algo que el detestaba tanto

Si volvía a ver a ese Ángel de nombre Dohko, procuraría llevar otra espada para arrojársela y ahora si pelear.

No le importo que estuviera mojado de los muslos para abajo, siguió su patrullaje. El enojo le duraría un buen rato

---Territorio de los Ángeles---

-Te arriesgaste demasiado Dohko- Una voz suave pero masculina se escuchaba algo preocupante.

-Jajajajajaja, no es para tanto- Cruzo sus brazos por detrás de su cabeza –Te dije que no eran tan malos como se creen-

Suspira girando sus ojos con molestia –Solo tuviste suerte que tuviera honor ese demonio- Niega con su cabeza –Si hubiera sido otro, posiblemente te arrancaba las alas-

-Su nombre es Shion, no le digas demonio- Sonrió, cerrando sus ojos-

-Pero… Es lo que es…- Su mueca mostraba un poco de confusión.

-Como sea, gane la apuesta, te dije que no todos son malos, como nosotros no todos somos buenos- Extendió su mano izquierda para recibir el premio.

Suspira resignado, buscando en su ropa la gema que habían pactado –Toma, si ganaste- Depositando dicho objeto pedido –Pero si tu padre se entera que estuviste hablando con uno de ellos…- Poso sus manos en las caderas –Te matara, y a mí por ayudarte y luego a ese demonio llamado Shion- Se notaba molesto, sin duda romper las reglas no era algo que le gustaba.

-Cálmate un poco Asmita…- Rio, mientras observaba a contra luz la gema rosa que gano -¿Quién le dirá? Ni tú, ni yo, y mucho menos Shion se lo dirá-

-Pero… se lo puedo decir yo- Un sujeto alto, corpulento, se hizo notar, caminando hacia ambos jóvenes.

Notas finales:

Buenos días, tardes, noches, ¿Que hora es? ¿Quien me ha robado el reloj? ¿Como están? Me estoy enterando que muchos terrones de azúcar ya están saliendo de su ciclo escolar y eso me da mucha alegría, que ya sean libres, jajajajja de hecho ya ando cumpliendo lo prometí cantando con un terrón de azúcar la canción "Libre soy" JAjajajajajja con Sheyale, por ende si cumplo las primeras dichas y establecidas jajajajaja.

Felicidades a loas que ya son libres, disfruten sus vacaciones, se lo merecen pero obvio con las medicas sanitarias siempre atentos, por favor ¿Si?

Recuerden mamá terrón de azúcar quiere que estén bien y super sanos. 

Me siento feliz que seamos una gran familia de terrones de azúcar super geniales, la vedad cada día les agradezco que sigan apoyando mis loqueras, yo siempre daré lo mejo de mi, para traerles cosas hermosas, para leer, reír, comentan y divertirnos todos juntos. 

Ahora la pregunta del día de hoy Si pudiera traer a cualquier caballero dorado de antiguas generaciones o futuras que no sea de la del siglo XX ¿A quien regresarían a la vida? Yo estoy entre Regulus y Avenir. (Obvio Shion y Dohko no cuentan pues... Pertenecen a dos generaciones jajajajajja XD) Es que ese chiquillo y ese pachon son tan geniales, y me encantan. 

Ahora les toca a ustedes espero su respuesta, comentarios, reclamos jajajja de todo. 

Espero que les guste esta nueva actualización de este fic, sin duda nos era tan crudo y cruel como "Mi Único Deseo" Pero recuerden no por que sea gracioso al principio tiene que seguir así, jajajajajajaja bueno... Ya sabrán.

Felicidades de nueva cuenta a todos los terrones de azúcar que han completado su ciclo escolar, disfruten sus vacaciones pero de manera sana y precavida. 

Sin mas por el momento me despido.

Ammu se va. 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).