Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Guardianes Uchihas por Sirio Uchiha

[Reviews - 6]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

he aqui con una nueva locura en mente, espero les guste de todo corazon, veran un Naruto y un Sasuke un tanto diferentes 

Notas del capitulo:

espero que lo disfruten 

-¿Que es ese lugar mamá?  




 




Aquel niño de ojos azules miraba la gran casa sobre la colina  




 




-son los guardianes de este balle, grandes alfas de cabello negro y ojos rojos, se dice que se transforman en grandes lobos cuando se enfurecen 




 




-¿Has visto alguno mamá?  




 




-solo una ves... Con un sombrero de paja, caminaba por la gran muralla iba con una capa roja y su hermano pequeño llevaba un símbolo en la espalda, tenia tu edad al parecer 




 




Siempre creció con los murmullos de los guardianes a su alrededor, el sabía que ellos resguardaban el lugar, eran como los guardianes de los bosques, también se decía que ya casi no existían, que nadie era omega para aguantar a tanto alfa... El tiempo transcurrió en su cuerpo y en su mente y sabia que algo ocurría en sus tierras, había visto a los grandes sabios pasar en carruajes cada año a la gran colina, lo escuchaba en los murmullos de los árboles, en las noches inquietas de los lobos aulladores, y en las mañanas en donde las aves que antes cantaban alegres ahora se mantenían calladas, sigilosas, esperando algún depredador ansioso, y es que los paseos mañaneros ya no eran igual, el bosque estaba sigiloso y oscuro, con gritos y gruñidos extraños, la piel de los animales que llegaban mas allá de sus fronteras, venían con feas marcas y laceraciones. El que había crecido toda su vida entre plantas y animales, conocía muy bien de sus cuidados, su familia era un gran linaje de curanderos, se juntaban chamanes, machis y los más recientes doctores, todos de pueblos vecinos y compartían conocimiento, incluido el.  




 




Tenia ya 17 años de edad, estaba en el apogeo de su juventud y corría de arriba abajo con habilidad, cuidaba de animales lastimados, y tenia grandes amigos. Estaba mirando el alto de los pinos en el cielo y los suaves rayos que le caían en la espalda, cubierto por una gran piel de lince montes, cuando de pronto sintió un fuerte golpe en su quijada, entre la desorientación momentánea y la sorpresa, levanto su cabeza y miro a su agresor. 




 




-eres muy guapo  




 




Media fácil 20 centímetros mas que el y no se le veía nada amigable, su instinto corrió como electricidad por su cuerpo y sus piernas avanzaron, tomando un impulso vertiginoso de supervivencia, corrió cerro arriba, sabia que quizás lo único que podía hacer contra de ese alfa seria darle un par de rasguños, sentía corazón desbocado y los pasos mas cerca de el, vio un sendero camino a la gran casona, jamás había subido tan arriba, y los segundos eran apremiantes, el rubio hizo una plegaria muda y siguió corriendo, los pies ya le quemaban y se había dado con fuertes ramas en todas partes del cuerpo, y sintió la mano sobre su hombro y callo al suelo, rodaron un par de veces, y su atacante quedo encima de el. 




 




-por fin... He casado a mi omega  




 




-suéltame  




 




-jajajajaja 




 




La risa de ese hombre sonó por todo el lugar, algunas aves volaron 




 




-¡jamás! Estas para marcarte ahora mismo  




 




Y sintió esa urgencia de correr una ves mas, intento sacárselo en encima, pero su peso y porte se lo hacían imposible 




 




-¡No suéltame! 




 




Mientras se zamarreaba para intentar salirse, el animal que tenia encima le estaba metiendo las manos por sus prendas, las podía sentir ásperas y sucias, cerro sus ojos no quería eso y grito, pero su alarido duro solo unos segundos ya que le intentaron tapar la boca y cuando no lo consiguió, otro golpe llego a su rostro, y sintió que algo dentro de el se paralizo 




 




-te golpeare omega insolente, hasta que hagas lo que yo diga, y eso es follarte hasta que decaigas  




 




Que se abriera un tajo en la tierra y se lo tragara, por favor no así no ahora, lagrimas calientes y amargas rodaron por el costado de sus ojos, no podía quitarse a su violador se encima, y todo se comenzaba a fracturar dentro de el de una forma vertiginosa, cerro sus ojos cuando sintió como rompían su ropa, ahora entendía cuando mamá le decía que las tierras lejanas eran peligrosas, los alfas de su villa jamás harían tan atrocidad, sintió como abrían sus piernas y el movimiento de las prendas siendo movidas  




 




-no me molesta que grites... Perra  




 




Y el alarido que soltó, se escucho con eco en todas partes, el alfa carcajeo y termino de ingresar el grosor de su falo dentro del pequeño omega, el dolor le quemaba como herida en alcohol, y volvió a gritar y llorar, se sentía roto, sucio, tenia ganas de vomitar, e intento zafarse una ves mas, pero esta ves el hombre lo tomo del cuelo y apretó  




 




-grita puta... Que me calientas mas ...  




 




Y sentía que ya no podía soportar mas, comenzaba a ver puntos en el hermoso cielo azul ¿Ese seria su fin? Y sintió como el peso sobre el se movió brusco, y las manos lo dejaron volver a tomar aire, parpadeo y enfrente de el habían unos pies, blancos calzados con unas sandalias de goma y una capa roja  




 




-esto es tierra santa...  




 




Por entre los pies vio a su agresor, paralizado mirando incrédulo a quien le defendía 




 




-u... ustedes están muertos 




 




-yo me siento vivo...  




 




Y patio el cuerpo en el suelo, luego lo tomo de su cabellera y codujo su rodilla a ella, pisoteo sus partes intimas y de entre sus ropas saco una larga catana, la cual enterró en el pecho y después la limpio, se dio la vuelta y el rubio lo miro, de pelo negro y ojos tan oscuros como el fondo de un poso  




 




-kami... Pequeño...  




 




El tipo se arrodillo, se quitó la gran capa roja y lo cubrió, sus toques eran tan suaves y delicados que parecía irreal, se sintió ser elevado y apretado suavemente contra el pecho del extraño  




 




-aguanta 




 




Y comenzaron a moverme a una velocidad vertiginosa, sentía que todo el cuerpo le quemaba, sin embargo esa fragancia, que el desprendía lo tenía en un estado de sopor tranquilo, se sentía extremadamente seguro, parpadeo y vio lo que toda su vida había visto, la gran casa sobre la colina, con la diferencia que ahora era ingresada a esta 




 




-Itachi, ayuda...  




 




Se escucharon movimientos en el piso superior 




 




-¿Sasuke?  




 




-por favor, necesito ayuda... el baño ahora...  




 




Sintió como subía las escaleras y como se abrían paso a una habitación y pasaban a otro cuarto, sintió una llave de agua abrir. 




 




-¿Que ha pasado?  




 




-un abusivo... Hace mucho que no me topaba con uno, a llegado bastante lejos 




 




-tendremos que hablar con el pueblo, los casos han aumentado  




 




-hay que traer a Tsunade... Hay que formar otra reunión, esto es muy riesgoso...  




 




Y ambos lo miraron 




 




-esta despierto... Wou... ¿Como te llamas?  




 




Sintió la boca sellada y que las palabras no le salían, aclaro un poco su garganta  




 




-Naruto... 




 




-bien... Naruto, se que quizás... Sea un tanto incomodo pero necesitamos sumergirte 




 




Y dicho eso el mayor comenzó a desvestirle en brazos del otro, el que lo sostenía lo miraba a veces y desviaba para mirar un punto fijo, sus prendas eran hileras que eran quitadas sin problema y cuando estuvo desnudo quien lo sostenía se arrodillo y lo sumergió, el agua estaba gratamente tibia, pero cuando hizo contacto con su entrada  




 




-hagg... 




 




Se escondió en el pecho de quien lo sostenía... Pero el sabia que era lo mejor que podían hacer, estaba inflamado podía sentirlo, tenia el conocimiento suficiente para saber que estaba destrozado, que quedarían marcas y cicatrices que revelarían que fue ultrajado, su alma ya no podía más y rompió en llanto en medio de ese olor embriagador, los brazos fuertes y los suaves toques... El gimoteo que soltó su alma fue tan profundo que el hombre le apretó un poco mas... Y el respiro para volver a llorar de dolor, su pureza se había ido en manos de un desconocido... Era un omega abusado, con el olor de un desconocido encima, quería quitarlo y se apego mas al cuello del extraño para sentir ese olor a madera fuerte, y no el olor nauseabundo que se sentía encima, las manos se comenzaron a mover por el agua y a tocarlo son sutileza 




 




-necesito sacar toda la suciedad... Puedes enfermar  




 




Las manos grandes y suaves se paseaban por su cuerpo, quitando el barro y la tierra 




 




-¿cuanto corriste? 




 




-des...desde el limite del pueblo  




 




-eres muy ágil, llegaste bastante arriba  




 




-nunca... Había entrado al sendero  




 




-hiciste bien...  




 




La voz gruesa y suave retumbaba en sus oídos y le dejaba una sensación agradable, sentía los toques en sus caderas, y luego en su intimidad y lo único que se escuchaba era el viento pasando por los árboles, dedos suaves y con un recorrido despacio, tanteo toda la zona, se removió un poco por el ardor pero entendió que tenía algo de conocimiento 




 




-no... Te alarmes  




 




Estiro un poco su agujero y paso en dedo por encima  




 




-no sangras... Eso es bueno, soportaste bien  




 




El rubio se atrevió a mirarlo y sus ojos chocaron, se perdió en ese infinito oscuro de sus ojos, sintió como lo dejaba con cuidado en el agua y salió de la habitación.  




 




-¿Sasuke?  




 




Itachi lo miro pues lo sentía ido 




 




-estoy excitado... Su aroma su personalidad, lo ágil que es... Mi alfa esta muy inquieto 




 




Y lo miro a los ojos, Itachi estaba sorprendido. 




 




-no se que hacer ... Jamás me había sentido así  




 




- no hagas nada que los ponga en peligro 




 




-lo violaron... Tiene aroma ajeno 




 




-tu se lo puedes quitar, es cosa de que hagas las cosas bien 




 




-tu sabes... lo que ha pasado...  




 




-si lo excitas bien no debería haber problema, papá me decía que si bien mamá quedaba sumamente delicada, podía tener un coito normal 




 




-si para ti que mamá gimiera como poseída es normal...  




 




-Sasuke... Mamá soportaba a papá... Sabes a lo que me refiero, emos estudiado mucho para cuidar de este género, papá dijo que solo nuestros destinados nos soportarían 




 




-el... No ha sangrado...  




 




-perfecto menos infecciones, y eso quiere decir que tiene aguante 




 




-y que hago con ...  




 




-nada solo ignorarla, pasara  




 




Tomo dos toallas enormes y entro una ves mas al baño en donde al rubio solo se le vía el rostro fuera del agua, y su figura un tanto distorsionada por esta misma 




 




-¿puedes levantarte? 




 




-no lo se  




 




Dejo las toallas a un lado y se acerco a la orilla, Sasuke estiro la mano y Naruto la agarro estaba casi de pie cuando sintió el tirón en su parte baja y en un rápido movimiento Sasuke ya lo tenia en sus brazos igual como había llegado 




 




-no ha pasado nada... 




 




No podía evitarlo su instinto tiraba, no quería que nada le pasara y su alfa cada ves le reafirmaba mas que era lo que el había querido toda su vida...  

Notas finales:

Dejenme sus comentarios de si le gusta esta idea loca y sus opiniones son importantes para mi uwu 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).