Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

San Valentin por EwahYeong

[Reviews - 0]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los Personajes no me pertenecen, todos los creditos a su creador, solo tomados para nuestra entera entretencion, tambien doy Gracias a Francesca (soy tan despistada que olvio su nombre de usuario xD) que me ayudo como Betareader para que tuviera una mejor calidad el fic :)

Notas del capitulo:

Despues de Mucho tiempo y haber perdido la contraseña de mi cuenta, he hecho una cuenta nueva, donde volvere a subir mis fics remasterizados, espero pueda volver a desempolvarme en mi vuelta al mundo de la escritura, solo disfruten :)

 

Dicen que el amor te hace hacer estupideces, siempre pensé que eso era una reverenda mamada y que yo jamás haría o accedería a hacer algo demasiado ilógico para mí.

Pero aquí estoy desnudo, boca abajo con un perro muy emocionado detrás de mí...

Desde hace unas semanas Wheller ha traído una idea que para ser sinceros me incomoda un poco, no sé quien mierda le ha metido en la cabeza que seria super romántico que él y yo intercambiemos de lugar en la cama, ignoro completamente el que tanto habla de nuestra relación con los tontos de sus amigo y para ser sincero esto suena a una de las ideas de Devlin, siempre fastidiando.

Después de discutir, estar varios días sin hablarnos y ver la tristeza fingida en los ojos de Wheller. Y sí, fingida, pues sé cuando está exagerando las cosas, pero aun así no me gusta que me mire de esa forma y bueno...

—Verás mi amor que no te arrepentirás —decía mientras besaba mi espalda y comenzaba a untar gel en sus dedos listos para introducirlos, no quiero aceptarlo... ¡Pero estoy aterrado!

Doy un largo respiro al sentir como introduce uno lentamente, es la sensación más extraña que he probado en toda mi vida, nota mental, disculparme con el cachorro por todas las veces que le hice lo mismo cuando recién comenzamos a explorarnos y él me decía “hazlo más despacio”.

—Relajate, eres el gran Seto Kaiba, tú puedes con esto —me decía entre risitas. Lo odio, odio como el desgraciado sabe donde darme para que no me queje, en mi ego.

Después de estar en un estira y afloja con sus dedos, sentí como los retiró y empezó nuevamente a besar mis hombros y acariciar mi espalda, mientras iba acomodando su miembro en mi entrada.

—Respira profundo porque viene lo mero bueno —comentó en mi oído seguido de un beso lento en mi mejilla. Sentí como hizo presión y por reflejo me puse rígido. —Shhh, shhh, confía en mí, no te haré daño —decía mientras me despegaba los mechones de mi frente que por alguna razón estaban sudados.

He aprendido a confiar ciegamente en Wheller, me tomó un poco de tiempo pero me demostró que él siempre cumple las promesas que hace, así que esta debe ser la máxima representación de mi confianza hacia él, trato de relajarme lo más que puedo, él entiende y comienza un vaivén lento, entrando poco a poco.

—Bien... he entrado…. Ufff, se siente... De-li-cio-so. —Moviéndose lentamente, entrando y saliendo con delicadeza, al principio la sensación era muy parecida a la de ir al baño pero acompañado por un ardor, todo soportable hasta el momento que el perro se despegó de mi espalda para tomarme de las caderas y empezar con movimientos más fuertes y firmes.

—Es...pera.  —No podía ni hablar, había dado justo en mi próstata, enterré mi rostro avergonzado en la almohada, no quería que me viera, no lo quería pero este mugroso perro es necio como la mierda. Me jaló sin delicadeza del cabello obligándome a verlo, él tenía una sonrisa de medio lado mientras seguía en lo suyo.

—Que hermoso te ves —comentó mientras se movía con más fuerza, empecé a sentir un hormigueo, muy distinto a mis orgasmos usuales y... ¡Ahí estaba! El orgasmo más intenso que había sentido en toda mi vida, me vine sin siquiera estimular mi miembro, sentí el cuerpo del cachorro contraerse y terminar en mí, se tumbó a mi lado y me miró muy sonriente.

—Olvidé los chocolates pero… “Feliz día de san valentín” Seto —dijo divertido mientras me jalaba para acostarse en mi brazo. No tengo ganas de moverme solo lo acerque un poco más y le di un beso en la frente.

—Te odio, Wheller —le solté sin más, siempre está haciéndome sentir cosas que jamás pensé que sentiría, pero a él solo parece darle risa.

—Yo sé que no —murmuró—, también te amo.  —Después de eso nos quedamos dormidos, otra nota mental, jamás dejar que el perro me vuelva a arrastrar en sus locuras.

 

Notas finales:

Fue un one shot escrito en un tiempo record para una dinamica como ya habia comentado, creo le falto mas Smut pero sinceramente un Kaiba pasivo no es mucho de mi gusto pero intente hacer algo diferente.

 

 

saludos!!! espero tener RR xD


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).