Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El ascenso de los magos de las sombras por ayelen rock

[Reviews - 0]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Fics de ButterflySwarm tengo su permiso para traducir su fics

 

nombre original: Rise of the Shadow Mages

Yugi se sentó en la cama, bostezando y estirándose, contento de estar en casa una vez más. Habían pasado un par de semanas, incluso si la mayoría de sus recuerdos provenían de Yami. No tenía recuerdos desde el momento en que los Oricalcos se llevo su alma hasta el momento en que fue devuelta. Apenas recordaba el duelo de Oricalcos en sí, aunque ciertamente recordaba rogarle a Yami que no jugara la carta y luego empujarlo fuera del camino cuando perdió. Yami siguió disculpándose profusamente por sus acciones durante toda la debacle, pero Yugi no guardaba rencor y le recordaba pacientemente al espíritu cada vez que la culpa amenazaba con apoderarse de él.

Y luego estaba ese torneo en el que Kaiba básicamente los chantajeó para que compitieran. Incluso un torneo bien filtrado como ese había logrado atraer más peligro del que Yugi quería. Al menos ahora todo había terminado.

"¿Dormiste bien?"

Yugi sonrió al espíritu corpóreo que apareció a los pies de su cama mientras deslizaba el Rompecabezas sobre su cabeza -Si¿Qué hay de tí?-

"Muy bien gracias"

"Es bueno estar en casa" dijo alegremente Yugi, mirando hacia afuera al el cielo gris que prometía lluvia. Incluso el clima no podía desanimar su espíritu en este momento "No estaba seguro de cómo lo haríamos si no fuera por Kaiba"

Yami se burló "Solo nos trajo a casa para su propio beneficio"

"Aún así, deberíamos estar agradecidos de que realmente lo cumpliera. Todavía podríamos estar atrapados en Estados Unidos en este momento"

Yami resopló, no queriendo estar agradecido con Kaiba por nada. Yugi negó con la cabeza afablemente ante la terquedad del espíritu hacia su rival de mucho tiempo, y se vistió para el día. Con suerte, sería un día para relajarse y pasar el rato con sus amigos. Ya tenían planeado reunirse esta tarde.

"Podríamos haber conseguido que Pegasus nos tragiera a casa si lo hubiéramos intentado" dijo Yami.

"¿Confías más en Pegaso que en Kaiba?"Preguntó Yugi, haciendo que Yami se enojara. Kaiba había demostrado ser un duelista más digno muchas veces y sería en quien confiar si tuviera la opción, pero a Yami todavía no le gustaba aguantarse al multimillonario si no tenía que hacerlo.

-¡Yugi!- su abuelo lo llamó desde abajo -¡Tienes una llamada telefónica!-

-¡Ya voy!- respondió -¿Quién llamaría tan temprano?- Yugi le preguntó a Yami mientras caminaba hacia la puerta.

"No es tan temprano" Yami se rio, señalando el reloj de la mesita de noche de Yugi que mostraba las 8:30 "Dormiste según tus estándares"

-Oh- Yugi se giro para mirar el reloj, sin haberlo comprobado cuando se despertó. Sin embargo, la pregunta aún permanecía.

"Tal vez sea Ishizu con más información sobre la tableta" reflexionó Yami, recogiendo las preguntas de Yugi.

Era plausible. La exposición egipcia en el museo había seguido su curso y los Ishtar habían trasladado las reliquias de regreso a Egipto, lo que significaba que ahora tenían que ir a Egipto para recuperar los recuerdos de Yami, o Ishizu tendría que encontrar la manera de regresar la tableta a Domino City. Sin embargo, no esperaban escuchar nada durante una semana más o menos.

No queriendo mantener a quienquiera que estuviera esperando por más tiempo, Yugi se dirigió hacia las escaleras.

"Yugi, mira" la voz repentinamente tensa de Yami lo detuvo.

Yugi se giró para ver la luz brillando en el bolso donde guarda los Artículos del Milenio y sintió que el miedo se asentaba en su estómago. Un artículo que reaccionara de repente de esta manera no auguraba nada bueno. Revolviendo a través de él, encontró la fuente de la luz: el Collar del Milenio. Cuando su mano se cerró alrededor del objeto, la habitación a su alrededor se desvaneció, reemplazada por la oscuridad y siete figuras oscuras, cada una claramente empuñando un Articulo del Milenio que brillaba intensamente.

Otra figura, sin un Objeto, apareció detrás de ellos, lista para atacar. Sin embargo, antes de que pudiera, la figura con la Vara se dio la vuelta y arrojó al primero a las garras de un monstruo que emergió de las Sombras. Sorprendentemente, en lugar de una sensación de injusticia o maldad, había una sensación de justicia.

La oscuridad se desvaneció para revelar una ciudad próspera. Yugi y Yami vieron con asombro cómo la ciudad se construía y se destruia una y otra vez. Mientras tanto, las siete figuras permanecieron inmóviles, aparentemente sin verse afectadas por los años que pasaban.

Finalmente, el Rompecabezas brilló más de lo que ninguno de los dos creía posible, cegándolos temporalmente. Cuando la luz se apagó y pudieron abrir los ojos, encontraron que la visión se había desvanecido y estaban de vuelta en la habitación de Yugi.

-¿Qué fue eso?- Preguntó Yugi sin aliento, mirando el artículo en su mano inocentemente. Yami esta sin habla mientras él también miraba el Collar. ¿Fue una visión del pasado o del futuro? ¿Qué significaba?

-¡Yugi!- Solomon llamó de nuevo, sacándolo a él ya Yami de su aturdimiento.

-¡Voy!- Yugi respondió distraídamente, dirigiéndose hacia la puerta de nuevo, todavía mirando el Collar. Bajó las escaleras hasta la cocina, donde lo esperaba el teléfono. Su abuelo debió dejarlo para ir a la tienda. Yugi hizo una mueca por su propia falta de cortesía, reconfortado un poco por las silenciosas seguridades de Yami.

Cogió el teléfono mientras guardaba el collar en su bolsillo -¿Hola?-

-¡Oye, Yug!- la persona al otro lado saludó con entusiasmo -¿Te desperté? Por lo general ya estás despierto-

-Oye, Joey- Yugi sonrió, reconociendo fácilmente la voz y los gestos de su mejor amigo -estaba despierto, solo...- vaciló, debatiendo si decirle o no a Joey que el Collar le había dado una visión -Me distraje por un minuto- se asentó, esperando que Joey no lo cuestionara demasiado -¿Qué pasa?-

-También me distraería todo el tiempo si tuviera un espíritu viviendo en mi cabeza- Joey se rio, -No sé cómo lo haces-

Yugi se rio entre dientes, contento de que sus amigos estuvieran tomando tan bien la existencia confirmada de Yami. Por supuesto, sabían sobre el Faraón por todo lo que sucedió en Battle City, pero no fue hasta hace poco que realmente les sorprendió que Yugi y Yami fueran personas separadas.

-No es tan malo- respondió Yugi con un poco de broma hacia Yami -Pero no respondiste mi pregunta-

-Bien- dijo Joey, de repente poniéndose más serio, "Tienes todos los Artículos Milenarios, ¿verdad?-

-La última vez que lo comprobé- respondió Yugi con una mirada de preocupación a Yami, quien compartía su preocupación Con la excepción de los dos que Shadi tiene. ¿Qué pasó?-

-Podría haber sido sólo mi imaginación- comenzó Joey -Pero me encontré con Bakura, no con el espíritu maligno, cuando estaba comprando bocadillos para nosotros hoy. Podría haber jurado que vi el Anillo alrededor de su cuello otra vez-

Con un asentimiento con la cabeza dando permiso, Yami tomó el control del cuerpo de Yugi -Por lo que entiendo sobre el Anillo, es que elige a su maestro y va hacia ellos cuando quiere. Así es como siguió encontrando su camino de regreso a Bakura y permitiendo que el espíritu tomar el control. Pero hasta donde yo sé, el espíritu interior fue destruido por el lado oscuro de Malik durante Battle City-

-¿Crees que el Anillo se aburrió?- Preguntó Joey con incredulidad. Si tan solo aplicara esas habilidades de pensamiento crítico a su trabajo escolar.

-Quizás- admitió Yami -Revisaremos lo que tenemos y hablaremos con Bakura si es necesario-

-¿Crees que el espíritu maligno podría volver?- Joey preguntó preocupado.

-... Supongo que es posible- dijo Yami -Ciertamente hemos visto cosas extrañas, pero creo que es poco probable. No deberías tener que preocuparte más por esto. Nosotros nos encargaremos de eso-

-¿Qué clase de amigo sería si te dejo abordar algo potencialmente peligroso como esto por tu cuenta?- Joey preguntó con su habitual tono jovial.

-Uno inteligente- bromeó Yami, aunque había una honestidad subyacente en su voz.

-Preferiría ser estúpido- replicó Joey. Tanto Yugi como Yami sabían que lo decía en serio con cada fibra de su ser -No le digas a Tristen que dije eso. Se burlará de mí durante semanas-

Yami se rió entre dientes -Claro. Cuídate, nos vemos esta tarde-

 

 

--------------------------------------------

 

 

 

-¡Oye, Yugi! ¿Qué es eso de que escuché que Bakura quizás haya recuperado el Anillo?-

 

Las primeras palabras de Tristan cuando entró en la residencia Muto no fueron las que Yugi esperaba escuchar. Yami frunció el ceño en su forma espectral a Joey, quien entró justo detrás de él luciendo avergonzado.

 

-El Anillo está arriba en mi bolso- les aseguró Yugi, ignorando la irritación de Yami -Joey probablemente vio a Bakura con un collar o algo así-

 

-Bien, eso es un alivio- suspiró Tea -Por un momento, pensé que no íbamos a tener un descanso de la locura-

 

-Personalmente, espero que el loco nunca vuelva a mostrar su rostro por aquí- declaró Joey, sosteniendo las bolsas que trajo -Por cierto, aquí está la comida-

 

-No tenías que hacerlo, Joey- dijo Yugi.

 

-Sí, lo hizo- Tristan saltó sobre el rubio -No puede estar cinco minutos fuera de un duelo sin comer-

 

Joey fue agarrar a Tristan por eso, pero falló. Los dos chicos terminaron en el suelo luchando, todo mientras se lanzaban insultos el uno al otro.

 

-¡Chicos!- Tea trató de detenerlos, aunque ya estaba más que acostumbrada.

 

-Déjalos, sacar fuera de su sistema- Yugi se rió entre dientes ante sus payasadas, aunque tuvo cuidado de mantener la distancia para no ser arrastrado a ello -Quizás se porten bien el resto del día-

 

-¡Oye!- La voz de Joey protestó desde algún lugar del montón de brazos y piernas.

 

Los dos chicos lograron desenredarse y todos se acomodaron en la sala de estar. Durante horas simplemente se sentaron y hablaron sobre cualquier cosa y todo lo que no estaba relacionado con las pruebas por las que acababan de pasar. Yugi se deleitó con la normalidad de todo. Es agradable cuando podían pretender que eran solo adolescentes normales que no acababan de salvar el mundo... otra vez.

 

El cielo finalmente decidió arrojar lluvia sobre la ciudad, por lo que se quedaron en la sala viendo lo que pudieran encontrar en la televisión.

 

-¡Eso se ve increíble!- Joey exclamó mientras se reproducía el avance más reciente de la película alienígena.

 

-Parece predecible e innecesariamente violento- argumentó Tea, con los brazos cruzados con disgusto.

 

Tristan la rechazo -Es cosa de chicos ¿Verdad, Yug?-

 

-No lo se- dijo Yugi vacilante -Parece que este tema acaba de chocar contra el suelo últimamente. Los extraterrestres vienen, casi destruyen el mundo, el mundo se salva en el último minuto a través de algunos medios altamente improbables. Se está volviendo repetitivo-

 

-Así que es un empate- Joey se quejó, después tiene una mirada traviesa en sus ojos mientras mira a Yugi.

 

Yugi fingió no darse cuenta, desconfía de lo que sea que Joey pudiera estar planeando -No es algo que se pueda decidir en una votación- argumentó -es simplemente una cuestión de opinión-

 

-Claro que se puede- dijo Tristan, compartiendo la mirada de Joey -Necesitamos saber quién está aquí-

 

-Y sabemos quién puede romper el empate- Los dos muchachos se abalanzaron.

 

-¡Ee!- Yugi chilló cuando lo taclearon, derribando la silla en la que estaba sentado.

 

-Hablemos con el faraón- sonrió Tristen mientras inmovilizaban al chico -Queremos su opinión-

 

"¿Bien?" Yugi preguntó en silencio.

 

"También podría" suspiró Yami afablemente "Al menos puedo quitártelos de encima"

 

Yami rápidamente se hizo cargo -Puedes preguntar, lo sabes- dijo con una ceja levantada. Joey y Tristen retrocedieron en estado de shock, aunque Joey no tanto y logró mantenerlo inmovilizado ¿Qué pensaron que iba a pasar? -No tienes que atacar a mi hikari cada vez que necesites hablar conmigo. De hecho, prefiero que no lo hagas-

 

-¿Quién?-

 

"Ellos no saben sobre eso todavía" le recordó Yugi a Yami desde su habitación del alma.

 

"¿Deberíamos decírselos?" Yami preguntó con incertidumbre. Los lados oscuros de Bakura y Malik no pintaban bien su existencia ¿sus amigos podrían mirar más allá de eso? ¿O eso de repente les explicaría la 'verdadera razón' por la que Yami jugó el Sello en ese entonces?

 

"Sólo si tu quieres" aseguró Yugi, tratando de aliviar la ansiedad que amenazaba con romper la compostura del faraón.

 

"No estoy seguro de querer ver sus reacciones" admitió Yami "no después de lo que pasó en California"

 

"Ellos no te acusarán de eso" dijo Yugi "Han visto mucho de tus acciones para saber que no eres como los yamis de Bakura o Malik"

 

El teléfono sonando trajo a Yami de regreso al presente "¿Dos veces hoy?" Yugi preguntó perplejo. Joey dejó que Yami se levantara para que pudiera contestar el teléfono.

 

-¿Hola?-

 

-¿Faraón?- la voz en el otro extremo reconocible en un instante.

 

-Ishizu- respondió Yami -¿Algo anda mal? Yugi y yo no esperábamos tener noticias tuyas hasta dentro de una semana-

 

Joey, Tristan y Tea tenían toda su atención en la conversación desde el momento en que Yami identificó a la persona que llamaba. Están tan ansiosos por ayudar a Yami a recuperar sus recuerdos como Yugi, e Ishizu tiene la tableta para hacer eso. Tea más que ninguno de ellos, ya que ella había estado allí cuando Yami encontró la primera pista sobre su pasado.

 

-¿Estás solo?- ella ignoró la pregunta -Lo que tengo que decirte debe permanecer en secreto-

 

Yami miró a sus amigos, sintiendo la vacilación de Yugi de ocultarles algo "Escuchémosla primero" sugirió Yugi "podemos decirles más tarde si es necesario"

 

-Espera- le dijo Yami, entrando a la cocina y cerrando la puerta detrás de él. Ignoró las miradas de preocupación que se estaban dando por su comportamiento.

 

"¿Debería irme a la habitación de mi alma?" Preguntó Yugi

 

-Solo esta Yugi conmigo ahora- Yami le dijo a Ishizu.

 

-Bien. Esto también le concierne a él. En realidad, le concierne a todos los que tienen un vínculo con Egipto o un Articulo- divagó.

 

-Ishizu, ¿qué está pasando?- Yami preguntó preocupado, Ishizu nunca divagaba. Cualquiera que fuera su noticia, tiene que ser grande.

 

La escuchó respirar hondo y después dice: -Malik y yo estábamos investigando un poco y descubrimos una cámara oculta, olvidada por la línea de guardianes de tumba. En el interior, nos encontramos con un pergamino, muchos pergaminos de hecho, que hablan de Magos de las Sombras-

 

La visión pasó por las mentes de Yugi y Yami -¿Magos de las sombras? Gente que...-

 

-¿Usan los poderes del Reino de las Sombras?- Ishizu terminó por él -Sí, lo son-

 

Yugi exhaló un suspiro "Genial. Más gente empeñada en dominar el mundo. ¿Nunca podremos tomar un descanso?"

 

-¿Quiénes son y cómo los detenemos?- Yami preguntó, resignado a salvar al mundo una vez más.

 

-... Eso es de lo que tenemos que hablar...-

 

 

Notas finales:

otro fics traduciendo...

 

este es de aventura

 

ojala que le den una oportunidad como los otros

 

y tenganme paciencia 

 

cuidensen


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).