Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

"Tú eres especial para mí" por klaushunlove

[Reviews - 0]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

RESUMEN: 

-Vimos cambiar al mundo y su percepción hacia nosotros. De repente ya no era un pecado ni inmoral amar.-   -Hicimos grandes amigos que lamentablemente murieron por la ola de sida y heroína que invadió la ciudad.-   -Al final éramos libre de amarnos pero no de los prejuicios.-   Kakairumonth2021 Día 7: amigos de infancia/película favorita (AU)
"Tú eres especial para mí"
 
-¡Abuelo! ¡Abuelo!-
 
Himawari y Boruto corriendo fueron a saludar a su abuelo favorito mientras Iruka estaba descansando en su silla favorita.
 
-¡Boruto! ¡Himawari!-
 
-Dejen tranquilo al abuelo. Él no se va a ir.-
 
Con una sonrisa en su rostro ya arrugado se levantó y fue a recibir a su familia. No los esperaba pero siempre era grato recibir visitas.
 
-Naruto, Hinata. No se preocupen. Este viejo todavía tiene energía para recibir a esta adorable señorita y a este guapo señor.-
 
-Ay papá. No diga esas cosas.-
 
Iruka, al mirar a su único hijo ser ya un hombre adulto con su propia familia lo llenaba de amor, energía y felicidad. Todavía recuerda a ese niño rubio y revoltoso con energía infinita que le llenó de amor a él y a Kakashi.
 
-Naruto. Siempre es agradable ver a mi nuera y mis nietos. ¿Por qué no dijiste que venías? No tengo nada preparado.-
 
El rubio, ahora de la mano con una mujer hermosa de cabello negro, sonrojándose un poco intentó hablar, pero fue interrumpido por Boruto.
 
-¡Abuelo! Anoche le preguntamos a papá cómo se conocieron él y mamá pero dijo que la historia de tí con el abuelo Kakshi era más interesante.-
 
-¡Sí! También dijo que es tonta película que tanto te gusta es parte importante de la historia.-
 
-¡Himawari! No le digas tonta a la película favorita del abuelo -
 
Riendo un poco por todo Iruka fue a buscar un álbum de fotografías que siempre tenía en el estante y en un lugar de honor.
 
-Naruto, todos aquí saben que la película de Robin Hood es algo tonto ahora. Ahora Boruto, Himawari, ¿de verdad quieren saber cómo conocí a su abuelo Kakashi?-
 
Ya sentado y agarrando con sus arrugadas y manchadas manos el álbum de fotos y con una sonrisa, empezó a contar (de nuevo) a sus nietos sobre cómo conoció al que fue el hombre más hermoso y maravilloso que había conocido.
 
-Papá, si es mucha molestia podemos volver otro día.-
 
-Si señor Umino. De todas formas vinimos de improviso.-
 
-Naruto, Hinata. No es molestia, la verdad siempre me agrada contar historias.-
 
-Conocí a Kakashi cuando tenía yo 11 años y él 13. Mis padres habían muerto unos días antes y era un novato en el orfanato de Konoha.-
 
-Yo era un niño travieso que escondía su dolor con bromas pesadas. Como cierto niño rubio que conocí hace un tiempo.-
 
Dijo eso mientras miraba con picardía a su hijo, haciéndolo sonrojar.
 
-En todo ese tiempo, había un niño que nunca me prestaba atención. Era callado y retraído. Ese chico era Kakashi.-
 
Sonriendo y recordando el pasado pasó una página en el álbum que sostenía.
 
-Miren chicos. Aquí estamos su abuelo y yo cuando éramos niños en el orfanato.-
 
La foto era en blanco negro y allí habían dos niños en la fotografía. Un niño tenía una cicatriz en el rostro y cabello largo atado en la coleta alta. El otro, un poco más alto, tenía el cabello blanco y una máscara que ocultaba la mitad de su rostro mirando al frente sin expresión, aparentemente.
 
Himawari y Hinata eran las que más emocionadas estaban mirando la foto de esos niños. Una con curiosidad y la otra con emoción.
 
-Guau abuelo. ¡Eran tan pequeños!-
 
-Señor Umino, eran realmente adorables.-
 
-Gracias a las dos. Pero estaba lejos de ser adorable. ¡Era realmente un travieso!-
 
Riendo un poco, siguió con su narración.
 
-Y recuerdo que en una ocasión y después de una travesura, Kakashi me ayudó a esconderme en su armario y nunca más lo solté.-
 
-Él ya tenía unos amigos antes. Rin y Obito, si no recuerdo mal, pero ellos ya habían sido adoptados y Kakashi estaba solo.-
 
-Nos volvimos inseparables. Nos volvimos los mejores amigos.-
 
-Una vez, un señor rico, Hiruzen, llegó al orfanato y nos proyectó una película, Robin Hood. Era una animación en donde un zorro robaba a los ricos para los pobres y se enamoraba de Lady Marian.-
 
-Nunca antes había visto una película. Eran verdaderos dulces para los ojos. ¡Hasta Kakashi estaba cautivado!-
 
-Y fue gracias a la película que me di cuenta de algo. Me gustaba Kakashi.-
 
Suspirando y rememorando su pasado, el anciano cambió otra foto.
 
-Lloré y lloré como el día en que murieron mis padres. No quería hablar con nadie, ni siquiera con mi mejor amigo. Pero él era igual de terco que yo y no se alejó.-
 
-Me contó cómo había llegado al orfanato. Como su madre murió cuando él nació y su padre se suicidó por la pena. Cuando llegó y se hizo amigo de Rin y Obito pero que hubo un accidente gracias a él y Obito y Kakashi perdieron la vista de un ojo y el como sentía que la amistad de Obito era súper especial, y que yo me había vuelto especial para él también.-
 
Mirando a todos sentados en su sala de estar y temblando un poco, les dijo.
 
-Mis niños... En esos tiempos el amar estaba restringido, habían límites en cuanto al amor. Te castigaban si eras un hombre enamorado de otro o si eras una mujer enamorada de otra mujer. No eran tiempos buenos para gente como yo o el abuelo Kakashi.-
 
-Pasó el tiempo y mi amor por él creció y floreció como una flor.-
 
-Pero en una tarde toda mi angustia explotó cuando vi a Kakashi tomado de la mano con otra joven.-
 
-No me di cuenta que mi amigo había visto mi expresión y, cuando fue a mi habitación del orfanato, me vio llorar y llorar.-
 
-Él me dijo "Iruka. Iruka. Ella no es nada para mí".-
 
-Y fue ahí cuando recordé que yo era especial para él. Y, armandome de valor, tomé su mano, algo que me correspondió.-
 
-Fuí el adolescente de 15 años más feliz de la tierra. ¡Yo igual le gustaba!-
 
-Nuestra naciente relación era, obviamente, un secreto. Nadie podía saber que dos niños se tomaban de las manos ni que dicho menos se besaran, pero éramos felices.-
 
-Nuestra primera cita fue cuando él ya tenía 18 y yo 16.-
 
-Kakashi estaba trabajando en un ferrocarril y yo seguía en el orfanato cuidando de los niños menores.-
 
-Aquel día se estab exponiendo Robin Hood, la misma película que habíamos visto de niños y la cual me hizo dar cuenta de mis sentimientos.-
 
Descansado, siguió mirando el álbum y vio otra fotografía de él y Kakashi.
 
-Ninguno de los dos tenía dinero para estudiar, pero el señor Hiruzen, nos había pagado una escuela, por lo que ambos sabíamos leer y escribir.-
 
-Y cuando finalmente dejé el orfanato nos mudamos juntos.-
 
-Él seguía en el ferrocarril pero yo había conseguido trabajo en el periódico local.-
 
-Y todo estuvo bien por un tiempo, pero algunas personas se habían enterado que dos hombres vivían juntos como amantes.-
 
-Nos humillaron y nos enjuiciaron. Nos condenaron solo por amarnos, pero arrancamos.-
 
-En la otra ciudad no teníamos dinero ni un hogar y vivimos en la calle como unas ratas.-
 
-Pero Kakashi y yo perceberamos y logramos conseguir trabajo. Vivimos en un lugar estrecho y muy pequeño pero impregnado de amor.-
 
-Vimos cambiar al mundo y su percepción hacia nosotros. De repente ya no era un pecado ni inmoral amar.-
 
-Hicimos grandes amigos que lamentablemente murieron por la ola de sida y heroína que invadió la ciudad.-
 
-Al final éramos libre de amarnos pero no de los prejuicios.-
 
-Nosostros ya teníamos una casa y trabajos estables cuando te vimos, Naruto.-
 
-Eras un niño tan pequeño y sucio. Tú mirada nos cautivó y siempre sentimos que nos habías elegido como tus padres.-
 
El hombre rubio sonriendo, pidió a su padre que siguiera.
 
-Al final adoptamos a Naruto. Y la primera película que vimos juntos como familia fue Robin Hood.-
 
-Nos costó mucho. Tuvumos muchas lágrimas e impotencia, pero al fin tuvimos una familia. Y nunca pude haber pedido nada más.-
 
-Y es por eso que nunca sentí soledad cuando Kakashi partió al otro lado. Claro, sentí que una parte de mi se iba con él, era el amor de mi vida, pero no estaba solo. Tenía a mi hijo y familia al lado.-
 
Cerrando el álbum de fotos miró a sus nietos y nuera con una sonrisa, esperando a que alguien dijera algo.
 
-Señor Umino.- empezó Hinata. -Tuvo una historia de amor tan linda y hermosa. No es de extrañar que sea una persona tan bella por dentro.-
 
-¡Mamá tiene razón!- dijo Himawari. -¡Literalmente tú y el abuelo Kakashi se amaron desde siempre!-
 
Solo sonriendo, Iruka extendió sus brazos para abrazar a su nieta y nieto. Boruto solo estaba pensante y extrañamente callado.
 
-Papá, tú ya sabes lo que pienso de ti y papá Kakshi. Son mis héroes, lo sabes.-
 
"Ay, Kakashi. Amado mío. Solo espero que estés viendo la hermosa familia que logramos construir. Te amo."
 
Fin.

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).