Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Sobre adolescencia y pendejadas por Katt-chan

[Reviews - 3]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

¡Espero que lo disfruten!

Había pasado una semana, y, fiel a su palabra, Oliver no volvió a intentar reunirse nuevamente con el castaño, esperando no seguir incomodándolo. Por su parte, Tom comenzaba a sentirse cada vez más inseguro, mientras las palabras de Armand daban vuelta por su cabeza.

‘Se va a aburrir y vas a perder tu oportunidad con él’

Pasó el día, en tanto Misaki esperaba que llegara el momento para ir él a pedirle al capitán de la selección reunirse. Sin embargo, el destino tenía preparado algo especial.

-Hola, Oliver.- Se escuchó justo al finalizar el entrenamiento. Todos voltearon a ver a la persona que había hablado.

-…¿Roberto?- El pelinegro lucía impactado. Al instante, sonrió y comenzó a correr en dirección al hombre. -¡Roberto!- Y los dos se abrazaron.

-¿Cómo has estado, hijo?- El brasileño preguntó dejando ir a Oliver.

-Bien.- Respondió sonriendo. -¿Qué haces aquí?-

-Vine a visitarte… Y te traje una sorpresa.- Dicho esto, un joven moreno se dejó ver en el campo.

-¿Cómo has estado, japonés?-

-¡Pepe!- Ambos se acercaron alzando cada uno su mano derecha, como para chocar los cinco, y estrecharon sus manos; aprovechando el contacto, se acercaron aun más, dándose un beso en la mejilla y terminaron abrazándose. Para el resto, que veían con interés el intercambio, era claro que no era la primera vez que se saludaban de esa forma. Tom miraba con ojos muy abiertos aquella escena. -¿Cómo es que tú estás acá?-

-Al igual que Roberto, quise venir a verte.- Respondió el joven. -Terminó la temporada, así que tenemos unas pequeñas vacaciones y como dijo que vendría…-

Oliver estaba feliz, eso resultaba obvio para todos los presentes, y se notaba que no hallaba la hora de partir con ese par para compartir con ellos. De repente, el capitán se dio cuenta que sus compañeros de equipo los veían atentamente.

-Chicos, de seguro recordarán a Roberto.- dijo señalándolo, y luego apuntó al muchacho brasileño. -Y él es Pepe, somos compañeros en los Brancos.-

-Encantado de conocerlos.- Exclamó sonriente.

-¿Y dónde se quedarán?- El pelinegro preguntó, enfocando nuevamente su atención en los extranjeros.

-Pues, en tu casa.- Fue la respuesta del hombre. Al escuchar esto, Tom se puso en alerta. -Yo dormiré en la habitación de huéspedes, y Pepe dormirá contigo. Supusimos que no te molestaría.-

El mediocampista castaño comenzó a sentir una gran opresión en el pecho; se sentía molesto y triste. Deseaba con todo su corazón que Oliver hiciera una escena y reclamara el hecho de tener que compartir su pieza con ese tipo, pero sabía que eso no pasaría.

-¡Genial!- Exclamó feliz, confirmando las sospechas de Tom. Luego, el joven brasileño abrazó por detrás a su compañero de los Brancos.

-Sí… Ya me hacía falta el calorcito de mi Oli-chan para poder dormir.- Dijo con una voz exageradamente melosa.

El castaño fulminaba al extranjero con la mirada. Era oficial: detestaba a ese maldito aparecido. El resto del equipo japonés solo miraba en silencio, mientras algunos se veían sorprendidos y otros divertidos con la extravagante relación de su capitán. Oliver rio con ganas ante el comentario, rompiendo el abrazo para luego rodear los hombros del brasileño con un brazo.

-Extrañaba tus estupideces.-

Después de salir de las duchas, Misaki vio su oportunidad para llamar la atención del pelinegro y aclarar las cosas.

-Oliv..- Sin embargo, fue interrumpido.

-Bueno, chicos, yo me retiro. Nos vemos mañana.- Anunció el capitán para luego irse rápidamente con los dos brasileños. Tom se volteó deprimido y vio que ahí estaban Benji y Armand mirándolo cuidadosamente. El arquero comenzó a caminar hacia la salida, y se detuvo frente al mediocampista.

-Ven, te invito una soda y aprovechamos de hablar, Misaki- El menor se sorprendió un poco.

-No, gracias, la verdad no me siento muy bien ahora…- Rápidamente Benji entrecerró los ojos.

-Bueno, necesito hablar contigo.- Respondió seriamente.

El castaño sintió que su compañero no lo dejaría ir hasta que conversaran y tenía una vaga idea de lo que podría querer, algo que lo ponía más y más nervioso. Callahan comenzó a sentir un poco de pena por su amigo, por lo que decidió intervenir.

-Benji, no deberías presionarlo.- El aludido lo ignoró completamente.

-Quiero que aclares las cosas con Oliver.-

-No sé de qué me…- Pero Tom fue interrumpido.

-Es bastante simple: ¿Te gusta Oliver o no?- Preguntó el arquero con un tono más delicado. El menor no sabía que responder y solo agachó su cabeza, mirando el piso. Con paciencia, Price esperó sin conseguir una respuesta, hasta que cayó en cuenta que el otro no pretendía dársela. -Si no te gusta solo dile, lo superará. Pero necesita que seas claro con él para que pueda dar vuelta la página.-

-¿…Dar vuelta la página…?- Misaki repitió algo tembloroso.

-Ya sabes, que busque a otra persona.-

Armand se había mantenido en silencio, viendo el intercambio e interesado en como el mediocampista reaccionaría ante lo que le planteaban.

-Mira…- Comenzó el mayor al ver que el otro seguía sin levantar su cabeza. -Oliver es mi amigo, y no lo veo bien. Él ya sabe que no te gusta pero debe tener esa pequeña esperanza de que lo consideres. Solo te pido que no le des más falsas ilusiones.- Se generó un silencio incómodo.

-Bien. Gracias por avisarme. Adiós.- Dicho esto, Tom salió del lugar caminando aceleradamente.

Mientras corría torpemente en dirección a su hogar, sentía una opresión fuerte en el pecho y un gran sentimiento de culpa. Poco a poco, sus ojos se comenzaron a nublar por las lágrimas de tristeza y aceleró aun más el paso. Pronto llegó a su casa y se dirigió directamente a su habitación.

-Hola hijo, ¿quieres cenar?- Gritó su padre al notar su llegada, para recibir como respuesta un portazo que revelaba que el joven se había encerrado en su pieza. El hombre quedó mirando hacia la puerta que había cerrado su hijo con preocupación. -¿Qué habrá ocurrido?-

--

Justo después de que Misaki se retirara del lugar, Armand y Benji se quedaron mirando como éste se alejaba y eventualmente desaparecía.

-¿Realmente crees que Oliver está esperando que Tom lo rechace formalmente para superarlo?- Preguntó de repente el defensa de la selección, a lo que el otro respondió con un bufido burlesco.

-No creo que ninguno de los dos esté cerca de superar al otro.- Callahan lo quedó mirando extrañado.

-Pero… lo que le dijiste a Tom…-

-Es lo que Oliver piensa.- Respondió con una media sonrisa resignada. -Solo creí que Misaki debería saberlo.-

-Ok...- Dijo Callahan lentamente. -De todas formas, ese chico Pepe... ¿no es demasiado... cercano a Oliver?-

-¿A qué refieres exactamente?- Price preguntó entrecerrando los ojos.

-No sé... ¿que tal vez Tom SÍ debería preocuparse?- Guardaron silencio por un momento hasta que el mayor decidió hablar.

-No creo que sea el caso, pero no deberíamos meternos tanto en este asunto tampoco. Solo me metí porque no veo bien a mis amigos; hacer de casamenteros...- Negó con la cabeza. -No nos corresponde.-

-No me refiero a eso, es solo que puede que esto sea algo bueno para ellos.- Benji lo miró intrigado.

-¿Ah sí?-

-Bueno, a Tom le faltaba algo de competencia para que entienda que Oliver no lo esperará por siempre. Intenté que lo entendiera, pero aparentemente esto es más efectivo.-

-También un poco sórdido, ¿no?- Dijo el arquero divertido.

-No es para tanto, solo es drama adolescente.- Ambos rieron ligeramente. -La verdad llega hasta dar rabia que les cueste tanto estar juntos, si se les nota kilómetros a la redonda que se quieren.-

-Tienes razón, es frustrante.- Benji se puso más serio. -Honestamente, me da pena Oliver. Ojalá se termine pronto esta pendejada.-

-Solo nos queda esperar que pase lo que pase sea para mejor.-

Notas finales:

Agradezco cualquier comentario o retroalimentación para poder mejorar. Muchas gracias :3


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).