Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

El marido de mi prima por shice

[Reviews - 0]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo: Hola otra vez, espero que si estas leyendo esto sea porque te gusto el fic
Enjoy

Al día siguiente fueron los funerales de tía Minnie, varias personas le dedicaron lindas palabras, incluida Lily y Harry, luego del entierro los Potter volvieron a su hogar.

- “Remus como el mayor se hará cargo de todo, dice que lo mejor es vender la casa”- Menciono Lily camino a su hogar.

- “Ya habrá tiempo Lily de hablar estas cosas, por ahora es importante que vivamos el duelo”- Dijo James tomando la mano de su esposa.

Harry, quien iba en el asiento trasero del auto, no prestaba atención a lo que sus padres halaban. Estaba mensajeándose con Ron para ver cómo iba todo en Londres y pensando en Draco.

El rubio no volvió a acercarse a Harry ni a dirigirle la palabra mientras que el morocho trato en todo momento en no mirar hacia donde estaba el matrimonio Malfoy.

Finalmente llegaron a casa, Lily y James subieron a su cuanto a descansar un poco, Harry quien no se sentía cansado fue hasta la cocina y comenzó a cocinar. Amaba ponerse audífonos, meterse a cortar verduras y saltear carne. Eso le ayudaba a despejarse de algunos temas, temas que aun a pesar del tiempo dolían.

Una hora después cuando ya tenía todo preparado su madre apareció, sus ojos estaban hinchados y unas ojeras se hacían más que evidentes.

- “Gracias cariño por preparar el almuerzo” – Dijo tomando un vaso de agua.

- “Sabes que me gusta cocinar”- Dijo Harry mientras ponía tres servicios y tres vasos en la mesa donde usualmente almorzaban.

- “Con todo esto ni siquiera te he preguntado cómo estás tú”

- “Esta bien, teníamos la cabeza en otro lado”- Dijo Harry, sabía muy bien a qué punto quería llegar Lily y no estaba seguro de querer llegar al mismo punto.

- “Bien… ¿Cómo estás tú?”

- “Bien, con mucho trabajo a causa del nuevo jefe misterioso, pero bien. Ron y Mione les envían cariños”

- “Dales las gracias, pero no te hagas el tonto conmigo, sabes bien a que me refiero”

- “Lo sé, yo estoy más tranquilo…”- Dijo finalmente Harry, fue una suerte que James entrara justo en ese momento, esto hiso que la conversación fuera hacia otros temas, menos delicados.

- “…Así que no sabemos quién será el nuevo jefe, aun no entiendo ese hermetismo, pero gerencia lo quiere así.”- dijo Harry mientras almorzaba junto a sus padres.

- “Suena como si fuese alguien ya con experiencia, puede que sea ya un cincuentón”- Dijo Lily, era la primera vez que sonreía desde que Harry llego a Surrey.

***

Harry decidió quedarse hasta el fin de semana en Surrey y aprovechar de estar con sus padres y compartir un poco con la familia que había llegado para despedir a Minnie, por suerte los Malfoy no se quedaron, James comento que se habían marchado terminada la ceremonia en el cementerio.

- “Me parece que por trabajo de Draco.” – había comentado.

Llegó el día domingo y luego de un agradable almuerzo familiar Harry se despidió de la familia y sus padres.

- “Conduce con cuidado por favor hijo”- Dijo Lily, Harry se dio cuenta que hacia grandes esfuerzos para no llorar.

- “Si mamá, tu quédate tranquila por favor, los llamo cuando este en Londres”- Harry se despidió de su padre y subió al auto.

Fue un viaje tranquilo y rápido, no era hora punta por lo que el tráfico estaba expedito y después de un poco más de 50 minutos ya estaba en Londres.

Al llegar a casa envió un mensaje a sus padres para avisarles que no se había matado durante el viaje y otro a Ron para avisar que ya había regresado, minutos después recibió un mensaje de Hermione invitándolo a cenar.

***

Siempre era un gusto ir a cenar a casa de Ron y Hermione, los tres se conocían desde niños, de hecho, no fue extraño para nadie que Ron y Hermione comenzaran a salir desde su época de escolares, como había dicho la hermana pequeña de Ron, Ginny, fue “crónica de una muerte anunciada”. Los tres se habían vuelto muy amigos y Harry los valoraba por ser los primeros en quienes confió al confesar su homosexualidad y quienes estuvieron a su lado cuando decidió contarles a sus padres.

Hermione se desempeñaba como docente en una escuela secundaria, amaba su trabajo y siempre estaba metida buscando materiales o estrategias para enseñar, a Harry le recordaba un poco a su madre, quien trabajaba en un jardín infantil.

- “Todo estuvo tranquilo en el periódico, fue una suerte que el nuevo editor también retrasara su llegada” – Comento Ron mientras se servía una copa de vino.

- “¿Y a Cedric como le fue con la Champions?”

- “Bien, cubrió los partidos de Liverpool y Manchester, a decir verdad, estuvo bastante relajante el trabajo”

- “Que bueno, ¿Qué tal tu Mione?”-

- “Ah igual que siempre, llena de planificaciones, trabajo colaborativo, más todo lo que la nueva reforma trae, ¿Cómo estaba tu madre?”

- “Bastante angustiada los dos primeros días, pero hoy ya la vi más tranquila”

- “Me imagino, recuerdo con cariño a Minnie y las cosas que siempre nos preparaba”.

Harry agradeció las palabras de su amiga, se quedó varios minutos más conversando con Ron y regreso a casa para alistar las cosas que debía presentar mañana al nuevo jefe.

***

- “¿Listo?”-Pregunto a la mañana siguiente Ron entrando a la oficina de Harry.

- “Si, vamos debe estar por llegar”

Harry y Ron salieron de la oficina y llegaron a otra, la sala de reuniones donde había un proyector y un enorme televisor de 60’’ donde debía mostrar la presentación al nuevo editor. Angelina y Cedric se unieron a ellos minuto después. Harry termino de instalar todo justo cuando se escucharon las voces de tres hombres acercándose. Harry se paró junto a Ron para ver al misterioso nuevo editor en jefe y la misma sensación en el estómago que había sentido en Surrey lo invadió, sumado a que su corazón nuevamente comenzó a latir fuerte contra su pecho.

- “Oh mierda…”- Susurro, Ron que estaba su lado lo miro extrañado.

- “¿Qué pasa?”- Pregunto extrañado el pelirrojo.

- “Luego te cuento”- Susurro Harry justo antes de que las tres personas entraran a la sala de juntas.

- “Esta es nuestra sala de reuniones y este es nuestro equipo de reportero del área de deportes” – Dijo Ryan Henry, el gerente del London News. – “Les presento a Draco Malfoy, nuestro nuevo editor en jefe”

Harry no sabía dónde carajos meterse en ese momento, jamás se le paso por la cabeza que el nuevo editor seria Draco. Pensó que el reencuentro en Surrey y enterarse que estaba casado con su prima sería una broma cruel del destino y quedaría hasta ahí, pero verlo llegar junto a Ryan y Marcus, gerente y presidente del London News respectivamente, era casi surrealista.

- “Draco, te presento a Harry Potter, jefe de reporteros”– Draco se acercó a Harry y le tendió su mano con una sonrisa un tanto enigmática. Al estrechar su mano, la misma corriente volvió a recorrerle desde la palma de la mano hasta el hombro.

- “Un gusto conocerte”- Dijo Draco.

- “Igualmente” – Respondió Harry – “Déjame presentarte al resto del equipo, Ron, Cedric y Angelina” - Draco saludo al resto del equipo y todos tomaron asiento.

- “Bien comenzaremos con una introducción de lo que es nuestro trabajo, Harry ¿podrías iniciar tú?”

- “Claro Marcus”- Dijo Harry, la verdad es que hasta hace cinco minutos de sentía muy preparado y seguro para exponer ante el misterioso nuevo editor, pero ahora esa seguridad se había esfumado. - “Bien como mencionaron soy el jefe de reporteros del área de deportes, coordino el trabajo de los demás periodistas en lo que es básicamente diversos deportes ya sea a nivel nacional como internacional…”- Comenzó diciendo Harry mientras se apoyaba en una presentación, podía sentir la mirada de Draco fija sobre él, cosa que Harry atribuyo a que le prestaba atención a su presentación, aunque de todas maneras eso le ponía nervioso.

Luego de unos 15 minutos de exposición, Draco realizo unas pocas preguntas que Harry y los demás contestaron, Draco apunto algunas cosas en una pequeña libreta, dio las gracias por la presentación y junto Ryan y Marcus salió del lugar.

- “Creo que salió todo bien, se ve bastante agradable”- Menciono Angelina antes de que ella y Cedric se marcharan. Ron cerró la puerta una vez que quedaron solos mientras Harry recogía unos papeles y su portátil.

- “Bien ya suéltalo, ¿que fue ese oh mierda?”- Harry termino de cerrar su portafolio, soltó un suspiro y se sentó frente a Ron.

- “¿Recuerdas que hace un poco más de un mes llegue un poco… de buen ánimo?”

- “¿De buen ánimo? Amigo llegaste radiante, yo diría que ese día eras la simpatía hecha persona”- Dijo Ron recordando cierto día que su, en ese entonces, deprimido amigo llego con sus ojos brillando.

- “Bien, fue porque me acosté con un tipo, tipo que yo creía que no volvería a ver hasta…”

- “… Hasta hoy, no me digas que ese tipo…”- Dijo Ron inclinándose hacia Harry.

- “En realidad hasta el fin de semana pasado en el funeral de Minnie”

- “¿Cómo?”- Harry miraba a su amigo que se sorprendía cada segundo.

- “Draco es el esposo de una recién aparecida sobrina de mi madre y el mismo tipo con quien me acosté”

- “¡Oh mierda!”- Exclamo Ron.

- “Ahí lo tienes”- Dijo finalmente Harry.

- “Y ahora es el editor en jefe lo que lo hace prácticamente tu jefe”

Harry miro a su shockeado amigo, tenía razón, Draco ahora era su jefe… ¡se había tirado a su jefe, al esposo de su prima! Aunque esto último no lo sabía cuándo sucedió.

Lo que si sabía que era solo cosa de una noche, que no debía prestarle importancia, con este pensamiento salió de la sala de reuniones para seguir trabajando. 

***

Al llegar a su departamento Harry fue directo a la nevera y saco una cerveza. Se estiro en el futón que tenía en el living, dio un largo trago mientras rememoraba la noche en que conoció a Draco

Estaba una vez más en aquel bar, no porque fuese un alcohólico, sino porque le gustaba el ambiente, era tranquilo, había buena música y se sentía un poco mejor ahí que en su departamento donde sabía que sucumbiría a la pena. Había pasado un mes desde que Viktor se fuera sin decir una palabra, un mes en que lo único que quería era refugiarse en su departamento y no tener que levantarse para ir a trabajar; fue Ron el que lo saco de una patada de su departamento para que fuera a la oficina, lo único bueno era que había encontrado ese lugar, ese bar al que iba seguido.

-“Hola, ¿me puedo sentar?”- Dijo una voz que saco a Harry de sus depresivos pensamientos.

-“Si claro”- Harry vio al hombre que se sentó junto a él en la barra, era rubio, más menos de su misma edad, guapo y con aspecto sereno.

-“¿Te puedo invitar otro?”- Dijo el rubio apuntando el vaso vacío de Harry.

-“No debería seguir bebiendo, pero bueno te acepto un trago”- Dijo Harry.

El rubio pidió dos cervezas y pronto comenzaron a conversar; libros, música, películas, política entre varias cosas, lo curioso es que ninguno de los dos pregunto por trabajo o situación sentimental. Una hora después sin saber muy bien como el rubio tenía arrinconado a Harry en el baño de varones mientras le comía la boca y metía sus manos dentro de la camisa de Harry.   

-“Salgamos de aquí”- Dijo Draco separándose de Harry unos milímetros, sentía que iba a explotar y no quería hacerlo ahí mismo, quería privacidad y una cama.

Pidieron un taxi y llegaron al hotel donde el rubio se hospedaba, durante el corto viaje en el ascensor Draco se dedicó a saborear el cuello de Harry mientras este se aferraba a la espalda del rubio. 

Minutos después estaban sobre una amplia cama, ambos sin camisa y Draco bajo Harry disfrutando del oral que este le hacía de maravilla.

-“Espera… espera”- Dijo Draco ahogando sus gemidos, Harry se separó de él y se recostó a su lado- “Pretendo acabar en otro lado”- Dijo el rubio sonriendo pícaramente.

Esta vez era Harry quien se aferraba a las sabanas mientras su miembro era devorado por Draco, disfrutaba de las caricias que este le daba, lo hacían sentir bien y ¡Dios como necesitaba sentirse bien!

El resto de la ropa de ambos desapareció en cosas de segundos y Harry fue preparado por Draco con tanta delicadeza que no pudo evitar sentir como si le importara a alguien…

Un par de horas después Harry despertó en una cama que no reconoció, miro a su lado, Draco dormía plácidamente con su cabeza ligeramente ladeada hacia él. Le hubiese gustado quedarse un poco más pero miro la hora y vio que iban a dar las 7 de la mañana, tenía el tiempo justo para ir a su departamento tomar una ducha e ir a trabajar.

Salió de la cama y de la habitación lo más silenciosamente posible, creyendo que no vería otra vez a ese rubio, según recordaba era de Francia así que dudaba en que eso fuese posible. Como sea, llego a su departamento, se ducho y se cambió de ropa; y salió rumbo a su trabajo de tan buen humor que hasta Ron adivino que algo bueno le había sucedido, el simplemente sonrió. 

Notas finales: Querides!
1: Espero con todo mi kokoro que les gustara esta historia, si es así siéntete libre de comentar, sino...también!
2: Espero poder seguir publicando, hace mucho no lo hacia por diversos temas, hasta que pensé "yo amaba esto" y decidí darme una segunda oportunidad con algo que me ha gustado mucho escribir
Nos vemos espero en un tercer capítulo

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).