Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Princesa por Liss83

[Reviews - 22]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Arthur Weasley era lo que muchos llamarían un hombre caído en desgracia. Tenía treinta años y ocultaba un secreto imperdonable ante la sociedad, el cual le valió el repudio total de parte de su familia. Después de haberse distanciado de estos, había conocido a Molly Prewett, con quien desde hacía tres años estaba casado, lo que valió que su familia terminara por darle la espalda

 Aun no tenían hijos, ya que querían primero estabilizarse. Molly soñaba con tener una gran casa en uno de los barrios más lujosos de Londres y todo aquello que por tradición le debería corresponder a un Weasley, pero a lo cual Arthur había renunciado sin consultarle

Esa era una constante fuente de problemas entre ellos, como el que estaban teniendo mientras desayunaban

 

 

 

-          Ya te dije que no es mi culpa - dijo Arthur con voz cansina

-          ¿Y entonces de quién es? - pregunto Molly

-          No sé - dijo Arthur desesperado -. De la suerte, del destino, ¿Qué sé yo?

-          Yo si lo sé - dijo Molly - es tu culpa. Tuya y de tu ineptitud. No sirves para nada.

-          No digas eso Molly - pidió el pelirrojo - Yo te amo

-          ¿y que hago yo con tu amor? - grito la mujer poniéndose de pie - ¿me visto? ¿c0mpro joyas? ¿Viajo? ¿Qué hago? Tu amor no me sirve para las cosas realmente importantes. Fracasado - escupió antes de salir arrojando la puerta

 

 

 

Había pensado en divorciarse, pero es que la amaba tanto. Respiro hondo y miro a su alrededor. ¿Por qué Molly no lograba quererlo como él lo hacia? Miro su reloj y salió de prisa. No podía llegar tarde a la fábrica

 

 

 

________________________

 

 

 

Zabini Company era una de las fabricas automovilística más importantes de Europa con base en Londres, pero ensambladoras es Japón, India, Rusia, Estados Unidos y Brasil. Competía con marcas de autos de lujo como Mercedes Benz, Volkswagen, Roí Roy  entre otros. Su dueño era uno de los hombres más deseados de Europa, Blaise Zabini. Había asumido la presidencia tras la muerte de su padre en un accidente aéreo hacia dos años, cuando y apenas contaba con treinta años.

 

 

 

El mundo empresarial había esperado ver el ocaso de una de las empresas más importantes del rubro tras el ascenso de alguien tan joven y de vida tan desordenada a ese cargo. Sin embargo Blaise había demostrado que podía llevar su vida profesional y personal sin que se afectaran entre sí. De ocho a cinco era el hombre de negocio más importante y temido del continente, su visión y audacia en los negocios le habían valido llevar al consorcio al siguiente nivel, posesionándose en el mercado como número uno, y abriendo una brecha descomunal entre Zabini Company y la competencia.

 

 

 

Mientras que de seis de la tarde a cinco de la mañana era un hombre déspota que creía que podía tener a quien él quisiera y como él quisiera con solo tronar los dedos. Existían diversos mitos alrededor de su persona, como que nunca se acostaba dos veces con la misma persona, sus prácticas sadomasoquistas en el sexo o que tenía cierta obsesión por las personas pelirrojas. Lo que si era cierto es que  más de una vez había anunciado en los programas sensacionalistas quien sería su próxima conquista, y no se había detenido ante nada ni ante nadie hasta conseguirlo. Poco importaba si era hombre o mujer. Casado o soltera. Si él decidía que quería a alguien en su cama, lo tenía, lo usaba a capricho y luego iba por su siguiente fijación

¿Cómo conseguía que la gente cayera en ese juego? Era algo que sabían solo él y sus víctimas, como la prensa amarillista las llamaban

 

 

 

Ese día viajaba en la parte trasera de su auto. Iba recordando detalladamente todo lo que había hecho la noche anterior con James Potter, el único hijo de una familia que era parte de la corona británica. Lo había vuelto a ver después de varios años que el pelinegro había regresado al país. Sin lugar a duda había mejorado sus movimientos en el extranjero

 

 

 

-          Frank - dijo el hombre con voz suave - dile a tu mujer que esta noche… trabajaremos hasta tarde - y sonrió maliciosamente - que no te espere despierta

-          Señor - dijo Frank Longbotton nervioso - o… hoy… e… es m… mi… mi…ani… aniversario de… boda. Pensé que…

-          ¿Cuántos cumplen? - pregunto Blaise

-          Si… si… sie…te años , señor - dijo Frank

-          Perfecto - dijo Blaise -, lo celebraremos por todo lo alto en mi cama esta noche. Siete serán las veces que entraras al cielo

-          Pero señor… - dijo Frank nervioso

-          No me hagas recordarte - dijo Blaise inclinándose hacia adelante y acercando su dedo índice a la boca del hombre - que tu deuda por los remedios para tu madre esta cerca a los veinte mil dólares - y Frank empezó a lamer el dedo de Blaise, quien luego se lo introdujo en la boca, y luego otro - eso es. O los lames bien o te va doler mucho esta noche. ¿No queremos eso, cierto? - y Frank seguía lamiendo sin dejar de lamer - me encantas - dijo sacando los dedos de su boca para bajar su mano por todo el pecho y vientre hasta llegar a la entrepierna del chofer la cual masajeo suavemente - no te desconcentres Frank o tendremos un accidente - y volvió a su lugar para mirar por la ventana

 

 

 

Fue cuando lo vio. Iba de espalda pero no podía dejar de mirarlo. Su porte, la manera de caminar, como movía sus caderas. Todo en él era una invitación al pecado. Tenía que tenerlo, y tenerlo ya

 

 

 

-          Mi querido Frank - dijo con voz suave - tal vez exista una manera en la que puedas festejar tu aniversario con tu esposa después de todo

-          ¿Cuál señor? - dijo el hombre nervioso

-          Averíguame todo - dijo Blaise  -, absolutamente todo de la preciosidad que va ahí. Tienes hasta las cinco en punto. Si tu investigación no me convence te castigare, y ya sabes como

-          Si señor - dijo Frank sudando y aceleraba para llegar al estacionamiento

 

 

 

Ese día fue uno bastante agitado para el presidente de Zabini Company. Tuvo varias reuniones vía Skype con administradores de algunas tiendas, otras con proveedores, almorzó con un representante de la realeza, quien buscaba cambiar su parque automotor oficial, por la tarde se reunió con su contador, y con los diseñadores del nuevo modelo de motocicletas deportivas que lanzarían el siguiente año

A la cinco de la tarde en punto, bajo al estacionamiento y encontró a Frank abriéndole la puerta del automóvil. Blaise subió en silencio y minutos después salían rumbo a la mansión Zabini

 

 

 

Al llegar, el automóvil estacionó en la entrada de la mansión y espero a que el chofer abriese la puerta. Bajo de este y se dirigió a la entrada de la casa, subió las escalinatas, cruzo el porche y cuando faltaban dos pasos para abrir la puerta esta, se abrió. Le entrego su abrigo y su maletín

 

 

 

-          Buenas noches señor - dijo Peter, el mayordomo

-          Dile a Frank que lo espero en mi habitación - dijo Blaise dirigiéndose a la escalera - y que me suban la cena

-          Si señor - contesto haciendo una venia

 

 

 

Salía del baño cuando llamaron a la puerta y no pudo evitar que se le dibujara una sonrisa guasona en los labios

 

 

 

-          Adelante - dijo Blaise y un hombre alto de contentura delgada, nariz de  gancho y gafas de media luna entro cargando una bandeja que coloco sobre la mesa de noche - puedes retirarte Albus - este hizo una venia y salió - justo como me gusta - dijo levantando la tapa de un plato cuando volvieron a llamar a la puerta y una sonrisa guasona se le dibujo en el rostro - adelante

-          Permiso señor - dijo Frank entrando y cerrando la puerta tras si

-          Mi lindo gatito - dijo Blaise acercándose y parándose detrás de él para besarle el cuello - ¿Qué novedades me tienes?

-          La persona se llama Arthur Weasley, tiene treinta años - dijo Frank cerrando los ojos mientras Blaise metía su mano entre su pantalón para masturbarlo - está casado hace tres años con Molly Prewett. ¡¡¡ah!!! Aun no tienen hijos. Pertenece a una familia de abolengo, pero le dieron la espalda tras su boda ¡¡¡ah, ah!!! Se… se… ñor

-          No te atrevas a venirte - sentencio Blaise - porque sabes lo que te pasara

-          Ya… ya… n… n… no a… a… guan… ¡ah! ¡ah!... to se… se… nor ¡ah! - gimió Frank

-          ¿en qué área trabaja? - pregunto Blaise

-          Em… em… empa… empaque… ta…  - gimió el hombre

-          Empaquetadura - dijo Blaise por lo bajo sacando la mano de los pantalones del hombre y caminando hacia la cama - es un trabajo muy pesado para ese bomboncito - se dijo a si mismo - trae la bandeja - ordeno

-          Señor… ya no… - suplico Frank casi llorando

-          Ve al baño y aséate - ordeno Blaise con la mirada ausente caminando hacia la ventana - Arthur Weasley, casi te estoy saboreando. Más te vale haberte guardado para mí. ¡cómo te voy a disfrutar!

-          ¿Me… me puedo ir, señor? - dijo Frank mientras salía del baño cinco  minutos después

-          ¿sigues aquí? - pregunto Blaise al hombre que lo miraba suplicante - lárgate - y Frank casi corrió hacia la puerta - Longbotton - dijo y Frank se detuvo de espalda a él cerrando los ojos y conteniendo un sollozo - tu deuda bajo 300 dólares y dile a Albus que suba, tengo hambre. Ah… y feliz aniversario a ti y tu mujer. Mira que si es como tú, es una muy buena hembra - Frank salió corriendo y por poco tropieza mientras contenía su llanto

 

 

 

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).