Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

DEL ODIO AL AMOR SOLO HAY UN TROPIEZO por LIAMSUZUKI

[Reviews - 3]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Buenas.No sé si alguien tenga interés por esta historia pero desde hace mucho quería escribir con este ship.

Ijuuin Kyo es un seme que me gusta mucho y varias veces he pensado que seria lindo si fuera pareja de Akihiko o Haruhiko.

Eché un volado y el afortunado ganador resultó ser Usagi san  y a ver qué tal me va escribiendo.

Akihiko Usami estaba anonadado, impactado, encabronado, asqueado... y todas esas palabras malas que pudieran terminar con ADO después de ver a su hermanastro Haruhiko muy sonriente y victorioso por llevar de la mano a quien fuera su amor casi un año atrás: Misaki Takahashi.

Ambos estaban relucientes y felices en una conferencia de prensa y anunciando su próxima boda, serían la primera pareja en Japón que tendrían un matrimonio igualitario transmitido por televisión a todo lo largo y ancho del país.

¿Y cómo llegaron a esto?

Pues bien, hace 13 meses en una mañana muy fría de invierno Akihiko descubrió que Misaki se mensajeaba con Haruhiko, en un principio no le tomó mucha importancia porque aquellos textos solo implicaban preguntas y respuestas referentes a la nueva película de the kan la cual la productora Usami tendría la responsabilidad de elaborarla y por supuesto distribuirla. 

 

Haruhiko se encargaba de esos menesteres sin importancia y Usagi san no quiso reclamar a Misaki porque muchas veces ya lo había hecho cuando se mensajeaba con él mangaka de quinta y quedó en ridiculo como el "novio tóxico y posesivo" cuando Misaki despreció a Ijuuin en una fiesta y le dijo que solo lo amaba a él. 

Akihiko por supuesto que se sintió victorioso sobre Ijuuin Kyo esa noche y continuaron con su "bello" romance.

 

Desde ese entonces Usagi san prometió controlar sus celos y desconfianza hacia Misaki y el castaño tuvo más libertades en cuanto a su relación. Llegaba tarde de la Universidad y del trabajo. 

Salía de forma más recurrente con sus amigos y con el personal de Marukawa a beber por cualquier bar que se le atravesara en el camino y en una de esas ocasiones, Haruhiko se atravesó por ahí también.

Misaki dejó de atenderlo en casa como regularmente lo hacía. Siempre estaba pensativo, suspirando y buscaba cualquier pretexto para evitar contacto físico con él. Las cosas cayeron por su propio peso y una tarde cuando Akihiko regresó de una comida desde Sapporo con su editora Aikawa los encontró besándose por el parque que estaba cercano al departamento del escritor.

A Akihiko le hirvió la sangre por los celos, por la traición frente a sus ojos y quiso golpear a Misaki; por obvias razones Haruhiko no se lo permitió y quien terminó todo desfigurado esa fatídica tarde fue Usagi san.

 

—Y desde ese entonces Akihiko Usami es conocido como el costal de box de Haruhiko Usami.

—¡Aikawa! ¡¿por qué te metes en mis pensamientos?!—reclamó Akihiko.

—¿Cuáles pensamientos? Si usted es quien se puso a contar su trágica historia de amor frente a todos. 

—Yo ya lo sabía así que no estoy nada sorprendido—dijo Ryuchiro Isaka bostezando.

Akihiko parpadeo varias a veces al ver a los ejecutivos y presidente de Marukawa. Su cara pasó por todos los colores del arcoíris por semejante vergüenza y soltó el control de la pantalla de la sala siete.

—L..Lamentamos mucho escuchar lo que sucedió con su ex novio Usami Sensei—dijo uno de los ejecutivos—y si le sirve de consuelo quiero informarle que su última novela llamada DEL ODIO AL AMOR ya superó las 500 000 copias vendidas estos últimos dos días y por eso se le entregará un reconocimiento por parte del ministerio de cultura y bellas artes de Japón. La cita es el próximo fin de semana en el Hotel Shibuya a las 9 de la noche.

Habrá un extenso surtido de dulces baratos, salchichas en forma de pulpo con puré y payasos para animarlo Sensei, ¡ah! y puede llevar a quien guste. Estoy seguro que usted tiene una fila enorme de enamorados y enamoradas que pelearían por ir de su brazo esa noche. ¡Ánimo Usami Sensei! ¡No se rinda! ¡Usted es fantástico!

—¡¡Si!! ¡Hagamos una ovación para Usami Sensei!

Los demás ejecutivos gritaron intentando que Akihiko borrara esa expresión triste de su rostro pero solo ocasionó que el escritor recogiera su saco y saliera a toda prisa de la sala con los ojos vidriosos.

—¡Usami Sensei, espere!

Aikawa quiso darle alcance por el ascensor y su nariz fue rosada con las puertas en cuanto Usagi presionó todos los botones como desesperado para huir del acto más impúdico que haya hecho en toda su vida.

 

Llegó a la planta baja del estacionamiento y en cuanto se abrieron las puertas salió despavorido y sin darse cuenta que una persona iba ingresando.

Su zapato se atoró con el borde y Akihiko impactó con el hombro del sujeto ganándose medio insulto.

—¡Fíjate imbec..!

El hombre no completo la frase al ver con quien había chocado y como las lágrimas le escurrían hasta el cuello. Lo ayudó a incorporarse cuando tropezó pero Akihiko estaba lo suficiente alterado como para agradecerle y se soltó del agarre. 

—N..no me toques....

Usagi san muy avergonzado corrió a su lujoso deportivo gris y se perdió por una de las tantas calles cercanas a la editorial. 

Él por su parte suspiró de forma pesada, no era de su agrado venir a la Editorial pero sabía que de quedarse en su departamento, la tristeza y depresión podría jugarle en su contra y cometer alguna tontería.

Llamó de nuevo al ascensor y esta ocasión salía Aikawa como loca.

—¡¿Por dónde se fue Usami Sensei?!

—Y yo que voy a saber..

—¡Usami Sensei! ¡vuelva! 

La pelirroja echó a correr como el correcaminos de la caricatura tirando hojas a su paso y provocándole una ligera sonrisa.

—Ella es como mi estudiante

 

Ijuuin llamó por tercera ocasión al ascensor y presionó el botón número 4, se acomodó el cabello hacia atrás y al hacerlo la fragancia que quedó en sus dedos llegó a su nariz.

—Huele bien...pero no por eso deja de ser un imbecil.

Los pies los sentía muy pesados y en cuanto llegó al departamento se dejó caer por una de las tantas sillas.

—¿Y ahora a ti qué te sucede?—preguntó Zen al ver cómo se frotaba los ojos—¿Estuviste llorando?

—Si.. un poco

—¿Y el motivo es?

—Se casa Zen...Misaki se va a casar con Haruhiko el próximo mes.

 

Ijuuin Kyo cubrió su rostro con ambas manos mientras el jefe de Japun miraba atónito la escena. Nunca le había visto asi por un hombre.


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).