Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

EL EPÍTOME DEL EROTISMO por SonDanSaiyajin

[Reviews - 1]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Naruto pertenece a Kishimoto

Gracias por leer.

Tratare de actualizar frecuentemente.

Se aceptan todo tipo de comentarios.

Notas del capitulo:

No hay mucho que decir.

  Capítulo 1


En más de una ocasión, Uzumaki Naruto había escuchado en diversas conversaciones y por lo general entre camaradas, uno de los clichés más grandes que han existido. Dicho cliché dicta que cuando un hombre entra en los 30's inevitablemente la atracción por mujeres de menor edad se hace presente bajo la justificación de que lo prohibido le pone adrenalina al asunto, aunque en realidad sea una cuestión biológica y sociocultural en el ser humano. Pues para nuestro querido Naruto el mencionado cliché siempre representó algo de "viejos pervertidos" o de "hombres débiles"  pues bajo ningún concepto su moral y valores podría ser tan ruin como para llegar a pensar algo así. Él tenía su propia peroración personal en el que por supuesto defendía que "la razón debía estar al servicio del instinto y no al revés" por algo nos había tomado miles  de años hasta lograr evolucionar en seres pensantes.


Naruto era la clase persona que llamaba la atención a donde iba, esto no solo se debía a su impulsividad, hiperactividad aunado a sus cortos lapsos de atención que a sus 33 años de edad no había podido controlar del todo. El físico de Uzumaki se asemejaba más al de un extranjero, resaltando entre las multitudes, alegrando los ojos de las féminas y  los de uno que otro pasivo barón. Con su agraciado 1.85 de cuerpo musculado, con la luminosa piel trigueña  logrando el sensual contraste de un par de ojos azules de mirada infantil casi todo el tiempo, con el envidiado cabello rubio californiano, con las escasas cejas rubias varoniles y desprolijas, con la nariz recta poco delicada  rematando con las marcas zorrunas de nacimiento que encandilaban a más de una mujer, daban como resultado el desorden  hormonal masivo en las calles de la gran ciudad de Konoha por donde nuestro rubio pasara.


La relaciones sentimentales de dicho personaje tendían a ser divertidas, relajadas, muy sexuales pero terriblemente cortas. Naruto se consideraba un "macho heterosexual"  en toda la extensión de la palabra, fiel admirador de la belleza femenina, tan admirador que no se establecía con ninguna ya que a su pensar "aún le faltaban muchas que conocer" y eso de sentar cabeza no iba con su alegre personalidad. Sin duda  amaba a las mujeres, teniendo un estándar de características para la selección de sus efímeras relaciones. A el solo le interesaban las mujeres de 30 para arriba, divertidas, dóciles, delicadas, femeninas, muy cariñosas y por encima de todo "hermosas". 


Justo en ese momento nuestro rubio , en medio de una importante reunión de negocios en casa de su cliente para cerrar un jugoso contrato de varios miles de ryōs, se le venía a la mente una de las tantas conversaciones sobre el mismo tema cliché que entre copas había tenido con sus camaradas.


Flashback 1 semana antes


Pero te lo digo enserio hombre...nada como la carne fresca de una jovencita para sentirte vivo y eliminar el estrés . exageraba su reacción el castaño hombre con una copa de whiskey en la mano y un puro en la otra.


-¿Pero de qué vas Kiba? lo dices tan a la ligera, a mi ese rollo de cambiar pañales y aguantar niñerías no me va, nada como una mujer madura y con experiencia'ttebayo. -renegaba simpáticamente el rubio dando un trago a su cerveza.


Apoyo a Naruto...las mujeres de nuestra edad son tan complicadas, no me podría imaginar lo que debe ser lidiar con una jovencita adolescente y hormonal—torció los ojos. — pero que problemático— agregó con pereza el chico de coleta mientras cortaba su filete.


Naruto, Shikamaru, ustedes hablan por que no han probado lo que es apretar un buen culo suave y par de tetas firmes, te devuelve mil años de vida jajaja se carcajeaba escandalosamente mientras miraba la cara de sus colegas entre anonadados y dudosos.


En esa conversación Naruto tenía la plena convicción de que Kiba era un hombre débil ante sus instintos y un total viejo pervertido,  no es que el blondo fuera casto, realmente este poseía un talento nato para la perversión y el morbo pero con todo y todo había ciertos límites morales que no se podían sobrepasar y algo como eso jamás le podría suceder a él ya que definitivamente lo suyo no era precisamente complicarse la vida. 


Fin del Flashback


Y se preguntaran la razón por la que nuestro zorro se encontraba recordando tan detalladamente dicha conversación mientras estaba reunido con sus clientes y el vicepresidente de "Namikaze Publicity" Shikamaru Nara, quien se dedicaba a explicar los últimos puntos del contrato a cerrar con "Akatsuki Originals", la empresa de moda más importante del mercado juvenil de todo el país. Pues toda esta repentina reflexión de Uzumaki en ese preciso momento se debía a los acontecimientos suscitados durante las últimas 2 horas.


Flashback 2 horas antes


—Espero que la comida esté siendo de tu agrado— paso bocado y aclaró la garganta.— realmente es un placer poder cerrar contrato con el heredero de mi gran amigo—a sus 55 años, imponente cual roble, gran porte y elegancia, enfundado en un traje negro de camisa blanca y corbata color vino se expresaba el hombre con una sonrisa amable cargada de nostalgia.


—El gusto es mío señor Uchiha— sonrió cálidamente.— mi padre me encomendó este contrato encarecidamente. —replicó con un tinte de nerviosismo pues las ocasiones que había visto a Uchiha Fugaku en su infancia durante las largas y amenas cenas que daban sus padres , el hombre  le inspiraba mucho respeto y hasta cierto punto  temor.


— Y cuéntame muchacho, ¿Hace cuánto tomaste la presidencia? ¿Cuánto tiempo estuviste fuera del país? Y por favor llámame Fugaku— la estima se podía identificar en sus palabras.


—Pues verá Fugaku, aproximadamente hace un par de meses, mi padre ya quería retirarse y era tiempo de asumir el cargo— sonrió de manera  cansada.— eso me obligó a regresar a Konoha, y a la última pregunta  estuve en el extranjero aproximadamente 12 años—  realmente frente a ese hombre sentía que  empequeñecía.


Justo cuando Fugaku se disponía a responder, entró en el comedor de la elegante mansión tradicional un atractivo joven de 25 años y todas las dignas facciones de un heredero Uchiha, cabello azabache largo, suelto y ordenado de manera pulcra hasta la altura de los hombros, piel blanquecina y tersa, ojos  profundamente oscuros , rostro impasible y perfecto. Haciendo su aparición el primogénito Uchiha con el elegante andar de su estirpe en un traje café claro y camisa blanca sin corbata con los primeros 2 botones desabrochados finalizando con unos impolutos mocasines cafés dando un aire de seriedad pero sin restarle su jovialidad.


Itachi — le llamó claramente orgulloso.—hijo que bueno que llegas pasa y toma asiento, aunque seguramente te acuerdas de él, quiero presentarte al recién nombrado presidente de Namikaze Publicity, justo después de comer estamos por cerrar el contrato solo esperamos la presencia de Nara Shikamaru.


Itachi cuanto gusto, soy Naruto, años sin verte se incorporaba con una amable sonrisa mientras tendiendole la mano al recién llegado.


El gusto es mío Uzumaki-sandevolvía el azabache con una sonrisa sincera mientras soltaba la mano y tomaba asiento.


Pues veras Naruto, Itachi es el encargado del área de puntos de venta en la empresa y por eso su presencia en esta reunión es de suma...


PUUMMMM el azotón de una puerta hizo saltar a los 3 hombres sentados en el comedor seguido de unas sonoras zancadas furiosas que se asemejaban a pasos de elefante.


Demonios se escuchó una voz rabiosa en el pasillo contiguo mientras las pisadas avanzaban al comedor insulsas...insulsas mujeres.


Naruto nunca fue un hombre iluso de creencias estúpidas como él llamaba a todos los clichés románticos que existían como el "amor a primera vista" o las famosas "almas gemelas", pero  en ese momento sus creencias fueron cruelmente derrumbadas. 


La imagen que a continuación se presentó parada en el marco de la puerta de la estancia  fue para Naruto la digna representación de la divinidad encarnada en un adolescente caprichoso de 18 años.


Ante él se encontraba el digno significado de la belleza en una  piel pálida inmaculada.  A través de los vaqueros rotos por las rodillas se apreciaba la falta de vello corporal , con una playera azul marino completamente hecha jirones se exponía un  pequeño pezón rosa de manera descarada. Se mordió el labio. Pudo apreciar el sinuoso torso que a través de las roturas  se apreciaba tonificado, fuerte , firme pero perfectamente estético , incluso su mente rememoró a toda velocidad las esculturas que había visto alguna vez en el museo de Atenas durante la última ocasión que estuvo viajando por Grecia sin poder evitar la maravillosa comparación. Un hombro  atlético  hacía armonía con un cuello estilizado y  largo,  a la par que gotitas de sudor corrían por la piel perdiéndose en su agitado, blanco y tonificado pecho. Después de analizar cada detalle del cuerpo inevitablemente Uzumaki subió la vista lentamente a su rostro y  solo pudo tragar en seco ... Dios su rostro... era el más perfecto que había visto jamás. Conformado un par de ojos ligeramente rasgados tan pero tan negros que a simple vista se perdía el iris en la pupila de estos,  a Naruto le parecieron bastante fríos e irónicamente cálidos al mismo tiempo, cubiertos con espesas pestañas, acompañados de dos cejas negras perfectamente delineadas como para  repasar su forma con la yema de los dedos .Su nariz se alzaba totalmente recta y varonil, los labios que en ese momento se encontraban entreabiertos tratando de coger aire, eran delgados de un color rosa pálido casi infantiles, sus mejillas se encontraban totalmente arreboladas como si en ese momento hubiese echado una larga carrera, ese mentón en forma de V en conjunto con las demás facciones daba como resultado un rostro perfectamente simétrico que en ese momento estaba acompañado de un cabello negro como sus ojos alborotado y despeinado pero que a simple vista se veía suave y saludable, para acabar la fina estampa a el chico le hacía falta uno de sus tenis negros dejando a la vista un pie que incluso se le hizo.. ¿lindo? sí definitivamente lindo.


Su macho interior gruño. 


"EL MALDITO EPITOME DE EL EROTISMO" pudo  hilar en su cabeza , observando al adolescente furioso que para ese momento entraba totalmente colérico al comedor ignorando la presencia del invitado o al menos eso pareció en ese momento.


¡Sasuke!, ¿Pero qué manera de irrumpir es esa?  Con un gesto serio y duro alzó la voz el progenitor Uchiha.


¿Otra vez tus queridas fans otōtosoltó Itachi con la voz temblorosa y una mueca producto de aguantar la carcajada atorada en su garganta que provocaba el ver a su hermano menor en ese estado.


¡No te rías baka! ... esas locas me querían arrancar la ropa... arghhh tuve que correr como demente para lograr escabullirme respondió al borde del colapso  con una venita saltándole en la sien.


mhhja...mhhja...mmja  se escuchó una risita ahogada en la estancia mientras el dueño de esta se tapaba la boca con la mano para no reír, pero dado su carácter y sentido del humor el pobre no podía contener los temblores de su cuerpo debido a la risa mal disimulada.


¡Oi! ¿Se puede saber tú quién eres y de qué te ríes DOBE? con los brazos cruzados a la altura del pecho, entre dientes, pero de manera perfectamente audible masculló .


Naruto dejó de tapar su rostro y sonrió enormemente al joven Uchiha como si el insulto no le hubiese afectado en lo más mínimo encogiéndose de hombros.


¡Sasuke! No te dirijas de esa manera a el señor Uzumaki, retírate a tu habitación, cambiate esa ropa y luego baja a escuchar la reunión que es importante también tu presencialevantó la voz Fugaku reprendiendo a su hijo.


Dio una última mirada desdeñosa a su hermano, pasando a una de superioridad al dueño de los ojos azules, hizo media vuelta con su ropita desgarrada y su cabello despeinado, pero con la barbilla en alto tratando de preservar el orgullo Uchiha y se retiró de la estancia con toda elegancia que su aspecto le permitía en ese momento. Naruto no pudo evitar dar un rápido vistazo al trasero del adolescente terminando de validar su reciente teoría descubierta unos cuantos minutos atrás "Glorioso...era jodidamente perfecto por donde lo vieras" y ese carácter, oh si ese ego solo lo hacía más incitante e interesante como un pequeño animal salvaje que se sabía así mismo indomable.


Lo lamento Uzumaki— se apeno. — Sasuke está pasando por la etapa difícil de la adolescencia y como puedes ver tiene un carácter muy especial estoy tratando de comenzar a brindarle responsabilidades dentro de la empresa ...


A esas alturas Naruto  no le ponía atención al viejo , para ese momento Naruto asentía y sonreía mecánicamente mientras en su mente viajaba lejos y se sentía idiota por todas las veces que pensó que ese tipo de atracción solo sucedía en la mente de los ilusos y en las películas románticas tan sosas y repetitivas que tanto odiaba, incluso por un momento pensó en pellizcarse porque lo que estaba viviendo no parecía real, la imagen de dicho adolescente que además de todo era un hombre y para el peor de los casos era un hombre demasiado joven, era avasallante, imposible, perversa y excitante. No es que el rubio fuera homofóbico o algo similar, incluso este durante su juventud y con su curiosa personalidad experimentó un par de veces con uno que otro varón solo para poder constatar que lo suyo eran las féminas. En ningún momento de su vida, ni en los países que visito, ni en las relaciones que mantuvo con numerosas mujeres , sintió tal grado de admiración a la belleza de alguien, simplemente la situación era disparatada y absurda, carecía de toda lógica.


Por la mañana sus valores morales forjados a través de los años y las experiencias vividas estaban claros y tan solo unas horas después estos vacilaban de una manera tan ligera en su mente como un vaso de cristal en manos de un niño pequeño. Si bien este insistía en ser un amante de las mujeres, lo sucedido minutos atrás era algo totalmente diferente, no podía definir como algo bello o bonito a aquel impactante muchachito, esas palabras no alcanzaban.


 Sasuke no tenía curvas en las caderas ni pechos redondos como le gustaban, y su estampa no podía ser de otra manera porque simplemente no lo necesitaba, nunca un pecho plano y unas caderas estrechas fueron tan precisas, tan correctas, todo estaba donde debía estar haciendo en conjunto una obra perfecta y por primera vez en 33 años Naruto se sintió viejo... si, viejo y pervertido como todos esos a los que juzgo duramente por pensar de manera lasciva en las jóvenes menores, por primera vez en 33 años se dio cuenta que ya no tenía 20 y fue consciente de que las generaciones nuevas distaban mucho a la suya.


Final del Flash Back


*******************


Entró a su impoluta habitación con ojos chispeantes y el ánimo totalmente renovado,  una media sonrisa de suficiencia nació en su bonito rostro, casi casi olvidando los hechos acontecidos con el grupo de locas de su declarado "club de fans".


—¿Así que Uzumaki ? — susurro para sí mismo mientras se recargaba de espaldas en la ya cerrada puerta de su habitación rememorando la intensidad de un par de ojos traviesos con tintes infantiles, curiosos e infinitamente azules que lo consumían de pies a cabeza. Por qué el dominio de su apacible rostro lo llevó a ocultar la sorpresa de la presencia que detectó en el comedor desde que entró por el marco de la puerta disfrazándola de indiferencia.


Uchiha Sasuke estaba acostumbrado a todo tipo de miradas a su alrededor desde que era un infante, la mayoría de estas eran de adulación y admiración, no sólo era inteligente y habilidoso en prácticamente todos los campos de su instituto si no que tenía el "aura Uchiha", infalible herencia de su apellido. Por un instante el bello de su nuca se erizó rememorando la sonrisa picará del invitado la cual no le parecía usual... el hombre sentado en el comedor de su hogar le evoco sensaciones sofocantes e intensas en el estómago , nunca le habían mirado así tan... tan animal, tan primitivamente natural. Porque si bien recibía diariamente miradas deseosas tanto de mujeres como de hombres, esto era diferente y no había palabras para definirlo, pero lo que más hizo mella en el chico, es que dicha mirada le había agradado, realmente le había gustado despertar eso en ese hombre específicamente. 


De pronto su mente retrocedió en el tiempo mostrándole una película confinada en lo más profundo de su mente, dicho recuerdo lo dejo estático en su lugar.


Flashback 13 años atrás


Ven... ¿quieres salir de ahí? ¿por qué lloras pequeño? mientras se sentaba en el pasto en pose de mariposa con una , tierna y apacible sonrisa el universitario se dirigía al pequeñito pelinegro escondido tras una enorme maceta en el jardín de los Namikaze.


El infante se incorporó  lentamente, sacudió sus pantaloncillos blancos que estaban algo manchados de tierra y se quedó estático junto a la maceta agarrándose de la orilla de esta con una mano mientras con la otra arrugaba el borde de su camiseta azul marino, con su carita roja, largas pestañas mojadas y lágrimas en sus mejillas, hipaba con un sonido apenas audible mientras su labio inferior temblaba.


Ven acércate repitió con calma el blondo. no te hare daño ¿estas lastimado o te duele algo? con un amoroso tono de voz y una sonrisa pacífica pregunto.


El pequeño negó con la cabeza levemente a la pregunta del rubio, al ver la sonrisa encantadora de aquel joven, se fue acercando poco a poco a pesar de su naturaleza desconfiada y retraída. Al quedar frente a él, Naruto lo tomo de la mano y lo sentó en su regazo como su madre hacía con el cuando era pequeño.


Ahora si explícame que pasa pequeño  conciliadoramente pidió el muchacho.  ¿Por qué estas solito aquí?  preguntó con curiosidad mientras limpiaba una lagrimita con su dedo índice y despejaba el cabello de su frente para poder verlo mejor, ya que generalmente siempre que veía a los hermanos Uchiha en su casa, el pequeño Sasuke se escondía tras su hermano y se negaba a soltarlo muy a pesar de que el  desafortunado Itachi solo quería jugar con Deidara.


E..es que... mi ani... mi aniki se fue a... a ...jugar videojuegos con... con Deidara y me dejaron aquí  explicaba a duras penas mientras temblaba, hipaba y suspiraba.


Así que eso es... ya veo  se llevó los dedos a su barbilla como si pensara en algo muy importante. yo puedo jugar contigo ¿Quieres ?


Esperando una respuesta Naruto miró al pequeño aun sentado en su regazo y se sorprendió al verlo examinando su rostro con mucho detenimiento, sus ojos brillantes totalmente llenos de curiosidad ya sin rastro de lágrimas y totalmente repuesto.


De repente el pequeño estiró una de sus manitas y tocó con la yema de sus dedos las marcas en las mejillas de él joven, repasándolas,  una sonrisa tenue como su misma personalidad nació en su infantil carita.


¿Te gustan mis marquitas? pregunto Uzumaki con un sentimiento de ternura consumiéndole, sintiéndose totalmente desarmado. Si bien a este no le gustaban los niños en lo absoluto, siempre que veía a Sasuke nunca le pareció un niño normal, sabía por pláticas de sus padres que este era brillante, responsable y educado, no era impertinente y siempre guardaba silencio, en resumen, era la clase de niño que jamás imaginarias haciendo un berrinche o una travesura, cosa irónica porque el mismo Naruto había sido la clase de niño hiperactivo y travieso que había dado muchos problemas a sus padres.


Si susurro el niño aún con su pequeña sonrisa tímida y sus negros ojos curiosos, luego la misma manita ascendió hasta su cabeza y toco el cabello rubio con suavidad repasando las hebras.


Naruto se dejaba hacer sintiendo tanta ternura, saciando la infantil curiosidad que sabía que el pequeño tenía mientras observaba de cerca la carita del pequeño, orgulloso de lograr que ese niño inseguro y retraído, tuviese ahora una sonrisa tan bonita en su rostro. Pero lo que le dijo a continuación hizo que su corazón se deshiciese como chocolate en el sol de verano.


Es como el sol... tu cabello se parece a el sol  dijo el niño mientras seguía sonriendo y explorando la cabeza del mayor con la yema de sus dedos. A continuación, con sus dos pequeñas manos tomo la cara del rubio mirando fijamente sus ojos con curioseo y prosiguió arrojando los resultados se la exhaustiva investigación que llevaba a cabo en esos momentos. es de día en tus ojos... así como ahora y señaló al cielo.


Kyaaaa, el blondo universitario quería estallar de ternura y apretujar a ese pequeño niño encantador que acababa de descubrir guardado dentro del tímido Sasuke, sonrió como bobo mientras trataba de recordar si su hermano menor había sido así de lindo cuando niño pequeño, pero inmediatamente vinieron a su mente imágenes de Deidara pegándole, arrojándole juguetes, arrancando hojas de sus cuadernos del colegio para hacer sus supuestas figuras, haciendo berrinche etc. etc. Adoraba a su hermano, pero definitivamente había sido todo menos tierno y encantador como el pequeño Sasuke, casi podía asegurar sin miedo a equivocarse que no existía ningún otro niño, así como el pequeño que ahora lo miraba tímidamente.


Después de eso Naruto se sintió obligado a responder el gesto tan puro e inocente. Acarició los mechones traseros de la nuca del pequeño pelinegro, fascinado por la suavidad y la forma característica en pico de estos, su cabello olía a frutos rojos, era un olor infantil y agradable, Naruto sonrió enormemente y tomando el mentón del pequeño con delicadeza le dijo con una sonrisa llena de honestidad .es de noche en tus ojos Sasuke-chan... y son brillantes como las estrellas  deposito un beso tierno en su frente.


Veo que hiciste un nuevo amigo Sasuke dijo una hermosa y elegante mujer pelinegra de blanca piel inmaculada con enormes ojos negros mientras cruzaba el jardín.


–Mikoto-san, buenas tardes. – saludo amablemente el rubio mientras el pequeño pelinegro se incorporaba y corría a agarrarse de las piernas de su madre.


Wow Naruto-kun estoy muy sorprendida, nunca había visto a Sasuke sonreír con nadie que no fuera Itachi o yo— la mujer estaba enternecida y asombrada. -¿Te cayó bien Naruto-kun? —pregunto Mikoto a su pequeño con una sonrisa.


El azabache asintió ligeramente mientras se escondía tímidamente tras la larga falda de su madre.


Sasuke-chan es un niño realmente encantador Mikoto-san agrego mientras se acercaba al pequeño y acuclillándose para quedar a su altura le dijo ¿A que si eres el niño más bueno?  mientras despeinaba su negro cabello con cariño.


Fin del Flashback


Una sonrisa tan infantil similar a la de ese recuerdo se apodero de su ahora adolescente rostro sin darse cuenta. De inmediato se reprendió mentalmente por llevar más de 10 minutos recargado en la puerta de su habitación pensando en un hombre que si bien conoció de pequeño, actualmente era un completo desconocido. Oh no esos pensamientos no eran dignos de su atención.


Soltó la mochila que tenía en la mano sobre la silla de su escritorio de madera y se miró en el enorme espejo de su habitación frunciendo el ceño por la imagen reflejada. Con la ropa hecha girones y su pulcro cabello totalmente revuelto, recuperando automáticamente el mal humor. ¿Como habían osado en jalarlo de esa manera?, ni lo quería recordar.


Pues resulta que, en el famoso instituto de la hoja, se corrió el falso rumor de que el menor Uchiha estaba buscando prometida y ante la noticia las hormonadas adolescentes de su club de fans armaron una revuelta, en cuanto lo vieron caminando hacia su transporte particular a la salida del instituto se le echaron encima sin que el pelinegro pudiera hacer nada. Apretado, manoseado, estrujado y tironeado, el pobre chico se safo como pudo y corrió como si su vida dependiera de ello pasando de largo su auto.


Cansado mentalmente deslizó sus ropas por su blanca piel y se dirigió al baño a darse una merecida ducha para poder bajar a la reunión de su padre, después de todo él sabía que debía comenzar a empaparse de los asuntos de Akatsuki Originals.


******************


Continuara


 

Notas finales:

Gracias por tu tiempo. 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).