Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Harry Potter el Heredero del Fénix por Pazu_chan

[Reviews - 325]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo: jo... lo siento no me habia dado cuenta que el capi 19 no lo habia subido u.u el viernes subo el siguiente que esta listo, espero les guste este capi ^^

a leer
Capitulo diecinueve: Tren a Hogwarts…


Los otros Gryffindor se fueron por la chimenea, a los pocos minutos se iban los Slytherin en un tenso silencio; Lucius solo miro a su hijo sin decir nada, esperando que todos los jvenes pasaran por la chimenea para luego el seguirlos; ms tarde podra hablar con Draco.


********************


Llegaron a la estacin, Lucius vio a un par de distancia a su hijo junto a sus amigos, se les acerco y coloco su mano sobre el hombro de su hijo, este simplemente le miro de reojo. Diviso a lo lejos, a Potter con sus amigos y a Black, miro al primo de su ex-esposa y le dio un ligero cabeceo, para ponerse en marcha.


– Hijo – le hablo a su primognito, dejando que los dems se subieran al tren – trata de no forzarte mucho, las cosas pronto se solucionaran – le aconsejo sutilmente, sabiendo que su heredo, siempre quera tener todo controlado, algo imposible por muy Malfoy que fuera.


Draco simplemente asinti, antes de entrar al vagn y perderse entre los alumnos, mientras Malfoy padre se quedaba aun parado, mirando el tren que por siete aos lo llevo a aquel castillo, donde paso cosas que nunca imagino que le ocurriran. Se dio media vuelta, con su porte elegante y altivo, deba volver a la mansin, para solucionar los ltimos detalles.


*************


Cuando Sirius y Harry haban llegado a la estacin, el animago haba abrazado a su ahijado, sin soltarlo siquiera cuando ya sus amigos haban llegado. Pero el tiempo se acababa por lo que con un ltimo abrazo y un beso en la frente, dejo que su ahijado se fuera de la mano con Hermione, se despidi de los dems con una semi sonrisa. Suspiro cuando ya no los vio ms; en ese momento no quera pensar mucho en lo que haba pasado, esperaba que todo se solucionara pronto vio a Lucius que le dio un cabeceo, l se lo devolvi mirndole de reojo. No poda quedarse ms tiempo en el andn, deba arreglar algunas cositas que no haba tenido tiempo de hacer antes, para poder tener todo listo y partir donde Lucius.


*************


Los Gryffindor encontraron muy pronto un vagn donde sentarse, Harry segua en su mutismo, para frustracin de Ron, molestia por parte de Hermione y pena por Neville. La castaa y el pelirrojo, no queran dejar a su amigo, pero tenan que ir a sus obligaciones como prefectos; sintieron como el tren comenz a andar, empezando su recorrido hacia Hogwarts.


– Harry – le llamo suavemente Hermione, sentndose a su lado – Harry – le volvi a llamar, esta vez, colocando su mano en el rostro de su amigo, para que dejara de mirar por la ventana y le mirara a ella – Ron y yo vamos a ir a la reunin de prefectos, Malfoy tambin va a estar ah, lo traer aqu de acuerdo? – termino con una sonrisa clida en sus labios, al ver como la alegra se vea reflejado en aquellos verdes ojos.


Harry asinti fervientemente, como un cachorrito, Hermione no pudo evitar acariciarle la cabeza, antes de salir junto a Ron.


– No te preocupes Harry – le dijo Neville, mientras se sentaba al lado del azabache – ya vers que pronto tendrs a tu rubito a tu lado – le hablo con una sonrisa divertida.


Harry asinti nuevamente, con mucho nimo, mientras se abrazaba a su castao amigo, refregando su cabeza en el pecho de su amigo, quien rea por la forma de actuar de Harry.


– Hola fnix – dijo una suave y tranquila voz proveniente de la puerta del compartimiento.


Harry y Neville miraron hacia la puerta asombrados por aqul saludo…


*****************


Draco junto a Pansy, emprendieron la marcha hacia el vagn donde se encontraran con todos los prefectos, haban encontrado un vagn solo para ellos, Theo se haba quedado junto a Blaise, conversando tranquilamente. Haban quedado de acuerdo, en que despus de la reunin de los prefectos, Draco ira al compartimiento que ocupaban los Gryffindor y Pansy ira a por ellos, para no levantar tantas sospechas. Se poda decir que estaban tomando demasiadas precauciones, quizs un poco exageradas, pero nunca estaba de mas el prevenir; no tenan ninguna pista de quien era el enemigo y tenan que ir con mucho ms cuidado que cuando estaba Voldemort al asecho.


As que como buenos Slytherin, tenan que tener la mejor cautela posible…


Pansy y Draco caminaban tranquilamente por el pasillo del tren, estaban a la hora, as que no haba por qu apurarse, adems podan verificar los compartimientos, esperando ver a alguno de los Gryffindor. Su pltica era simplemente algo trivial, ms que nada, era Pansy quien llevaba la conversacin, para poder distraer a su rubio amigo de aqul fnix, que lo haba trastocado tanto.


Estaban llegando al vagn de los prefectos, cuando una suave y tranquila voz los detuvo, al pronunciar el nombre del rubio.


– Buenas tardes Draco – saludo educadamente.


Draco y Pansy se dieron media vuelta, descubriendo de quien era duea aquella voz; era una chica de quince aos, de Slytherin, posea el cabello rubio y liso que le llegaba hasta la espalda, lo llevaba delicadamente peinado hacia tras, con dos mechas adelante, enmarcando su hermoso y delicado rostro; tena una altura adecuada para su edad, as como su fsico, vesta una elegante y fina tnica de color celeste muy suave, con un delicado y sobrio prendedor de una mariposa plateada; sus ojos eran de un verde muy claro, su piel era blanca, pero no tan plida como la de Draco, sino mas sonrojada. La chica le sonrea suavemente hacia el rubio prncipe de Slytherin.


La educacin siempre estaba antes para Draco, mas si deba tratar con mujeres – buenos das… – no saba su nombre y esperaba que la chica se presentara, no le haba gustado que le tratara con tanta confianza, como pronunciando su nombre, como si se conocieran de toda la vida, en realidad jams la haba visto.


– Astoria, Astoria Greengrass – dijo suavemente con su delicada voz, aun con su ligera sonrisa.


– Buenas tardes seorita Greengrass – le saludo nuevamente con una leve sonrisa, antes de tomar la mano de la chica y besarla levemente, el rubio escucho un bufo proveniente de su izquierda, pero no dijo nada.


La chica rubia se ruborizo levemente – me gustara hablar con usted… – comenz a decir la tal Astoria.


– Seria un placer, pero en este momento tengo que ir a mis obligaciones como prefecto – le hiso saber tranquilamente.


– oh, perdn no saba, disculpe – se justifico aun con su sonrisa en sus delgados labios.


– No hay problema, en otra ocasin ser… – comento galantemente Draco.


– s, s, si… como sea – espeto molesta Pansy al ser ignorada y que su rubio amigo anduviera coqueteando con esa chica – nos tenemos que ir nia, as que adis – le hablo seriamente, antes de tomar el brazo de su amigo e irse rpidamente del lugar, Draco simplemente le sonri a la chica rubia y se fue con su amiga.


Astoria sonri suavemente, en sus verdes ojos se vea un brillo de satisfaccin, sabiendo que Draco Malfoy, ya no podra escaparse nunca ms de ella y que de ahora en adelante, seria ella quien siempre estara a su lado y tomados de la mano. Con elegancia se dio media vuelta, provocando que su largo cabello se moviera sobre su espalda, empez a caminar lentamente pero segura de s misma; comenzando a pensar e imaginar cmo sera todo de ahora en adelante.


************


– Qu fue eso Draco? – le pregunto molesta Pansy, fulminado a su amigo con su mirada.


– por qu dices eso Pansy – dijo despreocupadamente.


– le estabas coqueteando! – le grito anonadada por el descaro de su amigo.


– Claro que no – la fulmino con su mirada gris – solo fui amable – dijo simplemente.


– Amable, si claro – dijo sarcsticamente – me vale un cuerno le estabas coqueteando! – le refuto molesta, pero por un lado aliviada de que no hubiera estado el pequeo fnix con ellos.


Draco ya se estaba molestando realmente con su amiga – escchame Pansy, solo estaba siendo a-ma-ble – le espeto molesto, deletreando la ltima palabra.


– pero t nunca eres amable con nadie! – Chillo molesta – ni siquiera con nosotros – le ataco.


Draco hiso un mohn molesto, antes de sonrojarse levemente, Pansy se alarmo ante aquel gesto, no poda ser que Draco le gustara esa… esa niata cierto?


– Bueno… – comenz a hablar algo dudoso – es que se pareceamimadre – dijo de carrerilla, mientras segua caminando, dejando a una confusa Pansy de tras de l.


– Qu? – Pregunto, agarrndole del brazo – no entend nada de lo que dijiste.


Draco bufo molesto – que se parece a mi madre contenta? – le espeto enojado, mientras se cruzaba de brazos sobre su pecho.


Pansy se le quedo un minuto con su boca abierta, antes de ponerse a rer como histrica, Draco sigui su camino sin importarle su amiga.


– oh vamos Draco no te enojes – dijo Pansy cuando lo alcanzo, ya estaban frente a la puerta del compartimiento de los prefectos – es solo que… – Pansy tuvo que cerrar su boca para no ponerse a rer nuevamente, su rubio amigo simplemente la ignoro, entrando al estancia seguida de la azabache.


***************


Cuando termino la reunin, esperaron a que todos salieran, para quedarse los cuatro, Hermione, Ron, Draco y Pansy.


– Herm Cmo esta Harry? – le pregunto verdaderamente preocupada la azabache, abrazando a su novia, sabiendo que su amigo rubio no se atrevera a preguntar.


– Bien, esta ms calmado – le hablo seriamente con un leve sonrojo en sus mejillas, por el abrazo de su novia, aun no se acostumbraba del todo – le dije que iras a verlo – le dijo seriamente al rubio Slytherin, en su mirada estaba claro que no quera ninguna queja o escusa.


– Y es lo que iba a hacer – le dijo seriamente, retndola con la mirada.


– vayan ustedes primero, Draco ira tras ustedes, yo voy a buscar a los dems – le dijo Pansy antes de salir, Hermione le dijo en que vagn estaban, la azabache le dio un beso superficial antes de salir.


– Vamos – le dijo Hermione a Ron, quien extraamente se haba mantenido al margen de aquella conversacin.


**********


Cuando Hermione y Ron llegaron a su vagn, se encontraron con nada ms y nada menos, que Neville, Hermione y…


– Luna? – fue mas como si le preguntara a como si dijera su nombre, la Ravenclaw le miro con aquellos ojos celestes tan perturbadores.


– Hola Hermione, Ron – les hablo con su suave y soadora voz.


– Hola – saludaron los dos, ms por inercia que por otra cosa, sentndose ambos junto a Neville, ya que Luna y Harry estaban sentados en el suelo, ambos bien juntos y frente a ellos tenan un libro abierto.


– Qu hacen? – pregunto Hermione al ver el libro abierto, era de color blanco y sus letras eran de color azul oscuro, libro que jams haba visto la castaa y verdaderamente estaba intrigada.


– Le estaba contando al fnix… – mirando a la chica, de lo ms normal del mundo, como si fuera comn que cualquier persona se trasformara en fnix.


– cmo sabes? – le corto Ron, mirando hacia Neville con reproche.


– a mi no me mires – apelo a su favor el castao – ella cuando llego le llamo fnix – les comento a los dos.


– Cmo supiste Luna? – le pregunto intrigada Hermione.


– Los fnix son criaturas muy fuertes – comento simplemente la rubia, mientras acariciaba los cabellos desordenados del azabache, este se dejaba acariciar – adems las salamandras negras han estado comportndose mas alteradas, ellas adoran el fuego – sigui con sus divagaciones.


Los tres Gryffindor se miraron simplemente, sabiendo de lo extraa que era la chica Ravenclaw, no podan esperar ms de ella.


– y de que va el libro? – le pregunto nuevamente la castaa.


– le muestro acerca de los fnix blancos – le dijo soadoramente, mientras daba vuelta una de las hojas, y un hermoso fnix blanco se mostraba en toda la plana.


Harry sonri emocionado y acaricio el dibujo como si fuera algo real, Luna tambin tena puesta su atencin en aquel hermoso dibujo del fnix blanco, que volaba sobre el cielo.


– Es un cuento infantil – le explico Ron.


Hermione le miro asombrada, al ver que el pelirrojo saba algo que ella no, aunque era comprensible, ya que la castaa era hija de muggles y aunque ella estudiaba como loca, para sabe todo lo posible de ese mundo, nunca llegara a saber todo, adems que nunca se haba interesado en cosas infantiles, mitos y leyendas que se basaban en simple supersticin de ancianos magos y brujas que explicaban todo, con fabulas como muchos muggles lo hacan tambin.


La puerta se abri y un rubio entro por ella, dejando hasta ah la conversacin acerca del libro de Luna; Harry se lanzo a los brazos del rubio, sonriendo de oreja a oreja, el rubio sonri tenuemente, aliviado de que Harry no estuviera sentido, por lo que le haba hecho antes.


Draco se sent al frente de los tres Gryffindor y Harry no perdi tiempo en sentarse sobre las piernas de su rubito; algo que hiso fruncir el ceo al pelirrojo, mirando a matar al rubio engredo de Slytherin, mientras que ese le devolva una sonrisa de superioridad.


– Hacen bonita pareja – hablo Luna tranquilamente, como si fuera de lo ms normal, que los dos chicos, enemigos jurados frente a todo el colegio, anduvieran tan juntitos.


Draco le miro sin saber quin era aquella chica, estaba seguro que la haba visto antes, pero no recordaba de donde.


– Creo que ir a ver si los duendecillos me devolvieron ya mi mochila – dijo simplemente, antes de salir del vagn con su libro apretado firmemente a su pecho.


Draco miro a los tres restantes del compartimiento, estos solo levantaron sus hombros despreocupadamente.


– era Luna Lovegood – dijo simplemente Ron, como si eso explicara el gran misterio de la existencia humana.


El rubio simplemente asinti, al saber quin era esa extraa chica, era la Luntica de Ravenclaw. El compartimiento se volvi a abrir, dando paso a los restantes Slytherin, sentndose en parejas, comenzaron una tranquila charla, dejando de lado las divagaciones de Lovegood.


Draco no hablo mucho en el trayecto, miraba distradamente por la ventana, mientras acariciaba descuidadamente los cabellos negros de su fnix, que se haba quedado dormido sobre su regazo. El rubio prncipe de Slytherin, saba perfectamente que sera muy difcil, poder verse seguido con el Gryffindor, no solo por estar en diferentes casas y tambin diferentes asignaturas y horarios; sino mas bien, porque los dems no deban sospechar, aunque claramente por el comportamiento que ahora tena el azabache, muchos comenzaran los rumores y trataran de saber lo que le pasaba al salvador del mundo mgico, eso era algo que no se podra evitar, no con tantos chismosos en el colegio; pero si se tena que evitar lo ms posible, el que descubran que Draco, era el compaero que haba tomado Harry como fnix; era un punto muy vulnerable que el enemigo, quien sea que fuera, podra utilizarlo a su favor. Lo nico que podan esperar, era a que Harry volviera a ser como antes, para as poder pasar ms disimulado, aun cuando aquello pudiera afectar la relacin, que haban comenzado a formar.


Draco suspiro abatido, sin que los dems se percataran de aquella accin, por que el rubio sabia que cuando el tren llegara a su destino, tendra que separarse de su fnix y estaba seguro que sera muy difcil poder verse a solas con el; adems deba mentalizarse, ya que cuando llegaran, deba darle nuevamente otra orden a su fnix, cosa que no le hacia mucha gracia…

Continuara…
Notas finales: gracias a Cere-chan por betear el capi ^^

nos leemos, el viernes ^^
Matta nee!

Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).