Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Celos por Dark Neko Nami

[Reviews - 6]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes no son mios.

Notas del capitulo:

Espero os guste tanto como a mi

 

Celos

 

‘Los celos son muestras de que estamos inseguros de que nos quiten a nuestras pareja, pero el tiene razón de estarlo… ya que el todavía no…era nada de Haruka’

 

- Creí que no te importaba – le replico el pelinegro mirándolo fijamente

 

- y es verdad jeje –trata de reír, pero su voz que quiebra poco a poco - ¿Es parte del plan, no?

 

- ¿Por qué sufres?

 

- mejor vete, que ella te espera

 

Y así el peliblanco dejo terminada la conversación con Haruka, le miro irse en la fría oscuridad de la noche, le miro irse con Yuri-san…

 

Un sin fin de emociones albergaban su corazón, haciéndolo algo muy doloroso, pero sabia que su amor por el era imposible, era un Tengu, eran maestro-sirviente y lo mas importante…

 

‘‘Eran hombres’’

 

¿Eso estaba mal? Tan mal se veía que el se enamorara de Haruka, la única persona que ha podido causarle muchas sensaciones, trato de persuadirlo, nunca funciono por que ese sentimiento cada vez se volvía mas fuerte.

 

¡Por favor ya no quiero sentir eso! Rogaba por que era un sentimiento de verdad doloroso.

 

 

- Haruka-Kun… toma – hablo la linda chica en apenas un susurro y le tendió un talismán para atraer el matrimonio de un color rojo con unas letras en medio y dos cascabeles en la parte de arriba.

 

Este agarro y lo miro detenidamente

 

- ¿Para atraer matrimonio? – pregunto, ella solo asintió y miro hacia abajo, Haruka seguía mirando ese objeto que le acababan de dar

 

- si… - su rostro se cubrió de un sonrojo

 

- ¿Por qué me lo das?

 

- por que me gustas Haruka-Kun – le respondió simplemente al Tengu,

 

- ¿Qué? – y sin esperárselo Haruka sintió algo calido en su mejilla, una calidez diferente a la de… el. Yuri le estaba dando un beso en la mejilla

 

- No… me gustan las personas insensibles – se fue del lugar dejando a un pasmado Tengu.

 

 

El pelinegro miraba el talismán dejando que los rayos del sol lo intentaran traspasar, estaba tan en su pensamientos que no se dio cuenta de las personas que llegaron a su espaldas hasta que la voz de Kantarou, esa voz que en días le hacia perder el control lo saco.

 

- ya es hora Haruka – casi grito

 

- ah… ya veo – fue lo único que contesto sin dejar de mirar el talismán

 

- ¿Qué es? – pregunto Suzu

 

- Es el talismán que le dio Yuri-san jeje – ‘tan solo sonríe, no dejes que vea tu dolor’

 

El Tengu reacciono y dejo de verlo para centrar su vista en el peliblanco quien tenia la mirada perdida, algo en su interior se revolvió

 

- ¡tonto! – dijo Suzu para después pisar al de ojos rubí y salir corriendo de ahí

 

- ¡auch! Pero por que ami, - sobandose el pie hasta caer de espalda, el otro no decía nada solo lo miraba, al fin dejo de actuar y se levanto del piso – no deberías ser tan descuidado, una persona celosa es peor que un Ori

 

- Y ¿tu lo estas? – se levanto del piso y poco a poco se acercaba a Kantarou

 

- ¡¿Por qué debería estarlo?! – Se exalto – no somos nada, nunca lo seremos – bajando poco a poco su cabeza

 

- Kantarou – le agarra suavemente de la barbilla y alza su cara dejando ver esas cristalinas lágrimas - ¿Por qué lloras? ¿Tanto te lastimo?

 

- ¡Es que eres idiota! Vi como veías  ese talismán, por un simple plan no haces eso ¿Crees que no me doy cuenta?

 

Le grito con dolor, el pelinegro lo atrajo hacia así y lo beso, un beso dulce y tierno, Kantarou se trato de separar tenia los ojos abiertos, pero se dejo llevar y al fin lo disfruto… ese dulce beso.

 

- ¡idiota! – se separo de el y lo miro con rencor mientras trataba de limpiarse la boca - ¡ya no juegues conmigo! Ella es mejor para ti ¿no?

 

- … - no dijo nada, no supo ni por que lo hizo, fue mas por impulso, pero debía admitir que fue una sensación tan calida, tan pura… tan llena de amor

 

 

Las luces se apagaron y la música empezó a sonar, Sugino y Muu-Chan, que estaban por ahí, estaba encantados por su preciosa voz, en cambio Kantarou no escuchaba nada, solo un fuerte dolor en el pecho le hizo saber que estaba mal todo,

 

Un grito desgarrador se dio a escuchar, era de el, de Haruka, esté se levanto de su asiento y empezó a tirar de su cabello

 

- ¡Que pasa aquí! – trato de saber, miro al escenario y ahí vio a ese tipo - ¡tu lo haces sufrir! ¿Por qué?

 

- pero si yo no he hecho nada, solo estamos despertando al Tengu devora demonios…

 

- ¡¡Haruka!!

 

- será mejor que lo dejes – el peliblanco lo miro – no ves como sufre por no saber su pasado, es algo doloroso, déjalo será lo mejor para el

 

- lo siento Sugino-Sama – y sin mas fue al escenario, el pelinegro seguía gritando, la cortina se había caído, dejando ver a Ibaragi, quien continuaba tocando

 

- tráiganla – hablo el general y unos tipos empujaron a Yuri

 

Esta se acerco a Kantarou de un gran salto y al estar enfrente de el expulso un humo morado de su boca, botando a este mismo a la pared y dejándolo ahí pegado.

 

Haruka voló al escenario y se sitúo enfrente de Yuri, ambos se veían con odio, con ganas y un deseo de matarse.

 

- ¡¡Haruka!! Detente… - con la cabeza gacha y unas cuantas lágrimas

 

Ambos estaban cerca casi a punto de rozarse hasta que un sonido de unos cascabeles los saco de su trance, se miraron unos minutos, era el talismán, la chica se agarro la cabeza con fuerza al igual que el Tengu y ambos gritaron de dolor, a ella poco a poco se le iba saliendo el Aradama, su amor por ese ser era tan fuerte que ese recuerdo la hizo regresar al igual que el, pero por diferente razón.

 

Kantarou se libero y callo de rodillas al piso, ella se desmayo y en vez de ir con el, fue con ella

 

- ‘Así que a ella la preferiste’ – pensó – bien – sin decir alguna palabra se fue del lugar.

 

Su nombre lo gritaba Suzu, Sugino, Muu-Chan, Youko, pero Haruka ni cuenta se daba.

 

 

- ¿y Kantarou? – pegunto después de saber el diagnostico de Yuri y las consecuencias

 

- ¡Si serás idiota! Al menos date cuenta de tus errores Haruka-Kun – grito una enojada Youko con las orejas de zorro de fuera

 

- Haruka-Kun… Kantarou corrió del lugar al ver como…

 

No pudo continuar por que el Tengu salio corriendo del lugar

 

 

- por que…

 

Se repetía esa pregunta mil veces

 

- te busque por muchos años, fuiste mi sueño… ¿Por qué no entiendes que te amo? ¿Qué me cele? ¿Qué me dolió ver eso? ¿Por qué?

 

Quería terminar su dolor, estaba en la bañera, queriendo disfrutar de un relajante baño, pero cada pensamiento iba dirigido a el…

 

Al Tengu devora demonios… a Haruka-Chan…

 

- así que aquí estabas te anduve buscando por todos lados – esa su imaginación, el no estaba aquí - ¿Por qué no contestas? – pero estaba ahí…

 

- ¿Qué haces aquí? – su voz era apenas un suave susurro que se lo llevaba el viento

 

- vine a buscarte

 

 - no juegues conmigo, ¿no ves como me lastimas? – escondió su cabeza en el agua tibia de la tina, para que sus lagrimas se confundieran con el agua

 

- ¿Por qué te fuiste? – aunque ya sabia la razón

 

- ¿Tiene importancia? Creo que ya no – lo miro directamente, después de volver a sacar la cabeza

 

- ¡Claro que la tiene! – lo agarro de los hombros, lo saco de la tina, aun desnudo y lo abrazo, el solo se dejo – no ves lo que me provocas, no ves cuanto te amo…

 

- Haruka… *sniff* Haruka…

 

- no llores, tal vez sea un Youkai, pero tengo corazón… te amo… te amo

 

- ¡Perdón! Mis celos no me dejaron pensar,,, perdón…

 

- ¿me amas?

 

- si ya sabes la respuesta por que preguntas – haciendo un puchero

 

- por que lo quiero escuchar de tus suaves labios

 

- te amo… Haru-Chan… 

 

Los dos se abrazaron y se fundieron en un beso apasionado, sus lenguas se entrelazaban y hacían una danza, sus salivas se mezclaba creando algo adictivo, Haruka pidió permiso para entrar en esa cavidad bucal y el de ojos rubí no se la negó, la exploro, ya que Kantarou fue el que exploro primero la suya y jugo con su lengua.

 

Como el aire es necesario se separaron

 

- nunca hagas eso… - lo tapo con una toalla

 

- y tu eso… - le miro molesto y con un puchero

 

- ¿Qué cosa? – extrañado, mientras lo cargaba como princesa

 

- ponerme celoso… - con las mejillas sonrojadas

 

- prometido mi niño celoso…

 

Fin

 

Notas finales:

Dejen review para saber que tal n_n3

 

By:

Dark Neko Nami


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).