Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Llegas A Complicarlo Todo por shice

[Reviews - 111]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Bien como lo prometi ayer, aqui le va el siguiente cap, me voy de vacaciones!!!!!!!!!!

enjoy!

Capítulo 20: Sorpresas

Harry y Ron mostraban unas enormes ojeras el lunes por la mañana a la hora del desayuno, la noche anterior se develaron a causa del ensayo para Pociones, ya que Hermione se siguió negando rotundamente a ayudarlos.

-“¿Cómo pudiste hacernos esto Mione?”- Preguntaba Ron mientras caminaban hacia el aula de DCAO –“Jamás nos habías negado tu ayuda”

-“Te lo dije Ron: Siete años cubriéndolos con los deberes los han perjudicado”

-“¡Pero somos tu novio y tu mejor amigo!”

Hermione se encamino hacia la puerta sin hacer caso a los comentarios del pelirrojo. El profesor Lupin los esperaba para el comienzo de la clase en la entrada del aula, fue saludando alumnos por alumno.

-“Hola chicos buenos días”- Saludo licántropo al trió dorado.  

-“Buenos días Remus”- Saludo Harry.

Una vez que todos estuvieron ubicados en sus pupitres, Lupin comenzó a dictar la clase de aquél día.

-“Bien chicos, pongan atención…”

A pesar de que Remus siempre hacia sus clases los mas didácticas posibles los chicos no prestaban demasiada atención. Ron dormitaba sobre su pupitre, claramente afectado por la falta de horas de sueño y Harry se debatía por las ansias de tener Duelo. Por una parte quería ver a Sirius, estaba de los nervios imaginándose a Sirius con Emmeline Vance. Malditos celos.

Por otro lado quería ver a Derek, aunque en su mente seguía apareciendo la imagen de Sirius muy juntito a Vance.

Pociones fue horrible pero eso no le importo a Harry en lo absoluto cuando por fin salió de la fría mazmorra alegrándose de poder respirar aire limpio.

Al llegar al aula de Duelo a Harry casi se le caen sus pertenencias; Emmeline Vance se encontraba allí muy cerca de Sirius.

-“Buenos días chicos”- Saludo Sirius al ver que Harry y sus demás compañeros Gryffindor se acercaban.

-“Hola chicos”- Saludo Vance dirigiéndose hacia el trió dorado, quienes solo la saludaron con una leve inclinación de cabeza.

Los Ravenclaw llegaron por un pasillo contrario encabezados por Terry Boot, Padma Patil y claro, Derek Kruspe, este ultimo miro a Harry y le sonrió ampliamente, Harry devolvió el gesto con la misma intensidad.

-“Bien chicos; ¿quieren ver un duelo de verdad?”- Sirius sonrió ampliamente hacia sus alumnos mientras abría la puerta del aula.

En la sala circular los pupitres y el pequeño escenario habían desaparecido, solo en algunos puntos de la sala se encontraban pequeño paneles capaces de ocultar a alguien detrás de ellos.

-“Okey, dejen sus pertenencias en un rincón por favor” – Los alumnos obedecieron y Sirius prosiguió. -“La dama que me acompaña hoy es Emmeline Vance, es una Aurora altamente calificada, miembro de la Orden del Fénix, ella y yo les mostraremos un duelo. ¿Qué tiene de diferente con los que ustedes has realizado aquí? Este va un poco más enserio. Primero realizaré un Protego de alta potencia para cubrirlos y evitar que nuestros hechizos defensivos lleguen a ustedes, no queremos que nadie salga lastimado.”

Sirius levanto su varita y pronto los alumnos quedaron atrapados en una especia de campo de fuerza.

-“Quiero que observen y aprendan, así que estén atentos. Emmeline…”

-“Sirius…” – Vance miro coquetamente a Sirius y tomo posición.

-“¡Más te vale patearle el trasero Sirius Orión Black!”- Fue lo último que pensó Harry antes de que Sirius y Emmeline comenzaran. 

Su enfrentamiento no tenía nada que ver con los duelos que tenían los alumnos. Muchas veces Harry no sabía que hechizo habían enviado a su contrincante ya que eran hechizos no verbales. Transcurrieron varios minutos pero nadie se aburría, Harry tuvo que admitir que como aurora y solo eso, Vance era bastante buena.

Todo paso en un abrir y cerrar de ojos. Sirius no logro esquivar un hechizo haciendo que tropezara, entonces en un rápido de movimiento de varita Vance envió un Sectumsempra directo hacia Sirius…

-“¡NO!”- Harry grito tan fuerte que olvido por completo la presencia de sus compañeros y solo le importo saber si Sirius había logrado evadir el ataque.

Cuando la espalda de Vance dejo de obstaculizar, Harry se dio cuenta de que Sirius si había logrado evadir el hechizo y estaba de pie, más rápido que Vance apunto con ella a la mujer, realizo un hechizo no verbal y unas cuerdas comenzaron a atarla. Eso finalizo el duelo.

***

-¡Esa mujer está loca! Realmente está loca ¿Cómo se le ocurre enviar ese hechizo?”- Los chicos iban de camino hacia el Gran Comedor. Harry aun estaba en shock por el ataque de Vance hacia Sirius.

-“Harry...”

-“No, enserio Mione. ¿Qué hubiese hecho si lastima a Sirius gravemente?”

-“Harry…”

-“¿O a alguno de nosotros?”

-“Harry…”

-“Esta loca, completamente loca”

-“El que parece estar loco eres tu amigo, no dejas de hablar y hablar, ¿Cómo racionalizas el oxigeno?” -Pregunto Ron.

-“Harry, sabemos muy bien que tan peligroso es el Sectumsempra, pero debes recordar que en un duelo no nos van a tacar con Desmaius solamente, si es posible no solo usaran hechizo como el Sectumsempra, sino que varios Avadas y Crucius.”

Hermione tenía razón, él mejor que nadie sabía la clases de hechizos que le lanzarían en un duelo real, pero eso no evito que no se preocupara por Sirius. Sintió la angustia en su pecho con solo escuchar el hechizo, creyó lo peor…

***

Durante la tarde los chicos visitaron a Hagrid, durante su estadía en la cabaña Harry estuvo de los nervios, se movía inquietamente hasta que por fin cerca de la hora de la cena los chicos se despidieron de su amigo

Entraron al castillo, iban llegando al retrato de la Dama Gorda  cuando Harry recordó el porqué de su ansiedad.

-“Chicos, regreso en un momento”

Ron y Hermione vieron como su amigo daba media vuelta y desaparecía por la puerta que llegaba hasta el séptimo piso.

***

-“Realmente tengo que agradecerte la ayuda Vance”- Dijo Sirius.

Este se encontraba en su despacho junto a Emmeline Vance, la había invitado a beber unas copas antes de que ella se marchara de castillo en agradecimiento por su colaboración.

-“Aunque debo admitir que me asustaste un poco, un Sectumsempra  enviado por una de las mejores auroras del ministerio…”

-“Oh querido, sabes que jamás te haría daño, no te hubiese enviado sino confiara plenamente en tus capacidades”- La bruja ya se encontraba bastante mareada por tanta ingesta de Whiskey de Fuego y miraba provocativamente al profesor.

-“Tienes razón”- Sirius le envió una sonrisa marca merodeador lo que hizo que la bruja, aparte del notable sonrojo a causa del licor, se sonrojara aún más. –“Pero creo que ya es hora de que te vayas a la cama, mañana madrugas y supongo que no quieres amanecer con resaca.”- Sirius comenzó a pararse y a guardar la botella con el poco licor que la ebria, digo, la bruja había dejado.

-“Uhm Sirius no seas aguafiestas, ¿Dónde quedo el merodeador parrandero?” – Vance miraba a Sirius con un puchero y se hundió más en el sofá que este tenía frente a su escritorio relajándose totalmente en él.- “Aun no olvido esa vez en que Potter y tu llegaron con Vino de Elfo después de una final de Quidditch a la sala común, Evans se puso histérica ¿recuerdas?”

-“Si me acuerdo, recuerdo también que vomitaste sobre Peter después de tu segundo vaso, no tenias resistencia en esos años”

-“Si hubiese sabido lo que iba a hacer jamás le hubiese pedido disculpas durante dos semanas enteras”- El rostro de Vance se tenso por un momento para luego mostrar una gran sonrisa –“Y hablando de resistencia, ¿Por qué no seguimos poniendo a prueba la mía?”

-“Me encantaría, pero tengo que madrugar, tengo clases mañana”

Emmeline se resigno al ver que Sirius le retiraba el vaso de sus manos. Se puso de pie y ayudada por Sirius se encamino hacia la salida del despacho.

-“No hace falta que me acompañes Sirius, no estoy tan mal como parece”

-“¿Estás segura?” – Sirius abrió la puerta y salieron del despacho.

-“Si, en serio, buenas noches Sirius” -Y así, sin más la mujer le planto un beso en los labios justo en el momento en que Harry doblaba la esquina

***

-“Lo haré hoy”

Draco y Derek se encontraban sobre la cama en la Sala de los Menesteres, luego de despedirse de Harry y los chicos, Derek corrió hacia el lugar esperanzado por que Draco estuviera allí.

-“¿Hablas en serio?”

Derek noto el dolor en las palabras de Draco, este no replicaba nada cuando tocaban el tema de Harry, pero no hacía esfuerzos por ocultar el dolor que eso le causaba. 

-“Si, lo estoy aplazando mucho”

-“¿Y qué le dirás?”- La voz de Draco sonó fría y ronca.

-“Draco no seas masoquista”

-“Quiero saber”

Derek miro directamente a los ojos a Draco, este no desvió la mirada aunque los ojos le comenzaron a arder.

-“Bien; Le diré que comencé a sentir algo por él, no le diré que lo amo porque no le mentiré, pero sí que no lo veo… como un amigo”

-“Esta bien, es tan San Potter que te creerá” - Draco comenzó a incorporarse de la cama, de pronto la mano firme de Derek lo detuvo y lo recostó sobre la cama nuevamente. En un movimiento rápido Derek se poso sobre el cuerpo de Draco y lo aprisiono entre sus brazos.

-“Te amo”

-“Lo sé”- Dijo Draco, aunque su tono sonaba a resignación.

-“Debo irme, ya es hora de la cena”

-“Derek…”-Llamo Draco cuando el joven estaba por salir de la habitación.

-“¿Si amor?”- Derek dio media vuelta para mirar a Draco, este le devolvía la miraba y esta reflejaba la batalla interna que estaba teniendo el joven.

-“No, nada”

-“Te veo luego”

Derek se fue dejando solo a Draco, este había querido pedirle que se quedara, que aplazara un día más su cometido, que le diera esa noche a él, quería ser egoísta, ¡por Merlín quería a su novio!

Pero finalmente no dijo nada, ¿Qué sacaba con eso? Solo iba a ser un aplazamiento de su “adiós”.

***

-“Corre”

Sus piernas no respondían.

-“Sal de aquí”

Su vista no se apartaba de aquel lugar.

-“Vete”

Su cuerpo no obedecía a su mente.

-“¡Harry James Potter, lárgate de aquí!”

Se obligo a dar un paso hacia atrás, fue fácil, dio otro más, paso por paso fue alejándose del corredor donde Sirius besaba a Emmeline Vance. Corrió y corrió sin mirar con quienes tropezaba, sentía los ojos arder, ¡estúpido Sirius!, ¿Por qué tenía que gustarle?

Doblo una esquina sin saber en qué piso estaba, tropezó con alguien y ambos cayeron al piso. Las gafas de Harry cayeron a un lado por lo que no distinguió bien quién era el otro estudiante; hasta que este hablo.

-“¿Harry estas bien?” 

-“¿Derek?”- Harry palmeo el suelo en busca de sus anteojos, al ponérselos distinguió mejor al joven Ravenclaw, de pie frente a él con una mano extendida para ayudarlo a pararse.

-“¿Estás bien?” – Volvió a preguntar Derek cuando el morocho estuvo de pie.

-“Si estoy…” – Harry recordó porque corría, su cabeza empezó a dar vueltas.

-“Harry estas pálido, ven, necesitas aire”

-“No, solo necesito, necesito salir de aquí, discúlpame”

-“¡Harry!”

Pero ya era tarde, Harry salió hecho una bala dejando al Ravenclaw totalmente perplejo.

***

-“Emm… Emm, Emmeline no”- Sirius trato de separase amablemente del aquella mujer, pero este ponía resistencia y se pegaba como lapa al cuerpazo del animago.

-“Vamos Sirius yo sé que quieres”

-“No, es serio… no puedo” – Sirius corría la cara cada vez que la mujer intentaba volver a besarlo.

-“Mentira, puedo sentir cómo quieres” – Si, su hombría estaba despertando, pero quiso explicarle a la bruja que era normal que peque Sirius reaccionara pero no necesariamente porque quisiera – “Y querer es poder”.

Sirius hiso acopio de todas sus fuerzas para alejar a la mujer. Ella lo miraba entre divertida y coqueta pero la mirada de Sirius reflejaba seriedad.

-“Lo siento, pero no te puedo corresponder, eres hermosa, inteligente y una excelente aurora, pero lo siento” – Con un rápido movimiento de varita Sirius le indujo un desmayo a Vance y esta cayo profundamente dormida.

***

Derek salió hacia los terrenos del castillo en busca de Harry, lo había estado siguiendo y lo vio salir hacia los invernaderos, no lo pensó dos veces y fue tras él.

No le fue difícil dar con el Gryffindor, este se encontraba cerca de la cabaña del guardabosque, la espalda apoyada a una pared y su cara entra las rodillas, las cuales tenía firmemente abrazadas.

Sin decir ni una palabra Derek se sentó junto a Harry, este claramente estaba sollozando, puso una de sus manos sobre el hombro del joven, quien a pesar de no levantar su vista reconoció la presencia y la agradeció en silencio.

Varios minutos pasaron para que Harry por fin levantara su rostro, en eso minutos Derek no hablo en ningún momento, esperando paciente a que su amigo estuviera más tranquilo, aun así no saco su mano del hombro de Harry ni un segundo.  

Cundo Harry al fin levanto el rostro este se mostraba pálido debido a la luna, sus ojos estaban notoriamente hinchados y sus mejillas sonrojadas por la fría brisa de la noche.

Derek debió admitir que el chico era guapo, que si no tuviera a Draco, como esperaba tenerlo, Harry no sería un mal partido para él, pero tenía al Slythering enterrado hasta los huesos y no pretendía que fuese de otra forma.

Aun así debía obedecer las órdenes de la maldita serpiente o su madre seguiría encerrada en la mazmorra más oscura de la mansión Malfoy…

-“Sé que quizás te voy a resultar inoportuno, no es claramente el mejor momento para decir lo que voy a decir, pero es algo no puedo posponer por más tiempo…”     

-“Derek…” – La vos de Harry sonaba ronca, su cabeza le daba vueltas y tenía una fuerte jaqueca, el chico tenía razón, no era el mejor momento para nada.

-“Lo sé, pero en serio, necesito hacer esto” – Derek callo unos segundo, esperando que quizás Harry se levantara y se fuera, pero no sucedió; el muchacho lo miraba expectante – “Me gustas Harry”. 

 

Notas finales:

Espero subir el siguiente cap despues de fin de mes, estoy con mucho trabajo!


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).