Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Llegas A Complicarlo Todo por shice

[Reviews - 111]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Se que no he puclicado hace tiempo pero espero tener almenos un rr

Enjoy

Eran cerca de las diez de la noche y un grupo selecto de Slythering entraba al cuarto privado del joven Malfoy. Blaise Zabini había logrado meter unas cuantas botellas de Whiskey de Fuego al castillo y solían reunirse en la habitación del rubio, eran una de las pocas veces que Draco compartía con lo más cercanos que tenía a “amigos”.

Unas horas más tarde algunos de los chicos se fueron retirando, con notorios grados de alcohol en su organismo. En la habitación solo quedaron Blaise Zabini y Draco Malfoy, ambos estaban estirados a lo ancho de la cama de Malfoy.

-“Has estado muy extraño Draco”- Dijo Blaise volteándose para mirar a Draco.

-“Son cosas mías”- Dijo Draco mirando a Zabini y por un segundo la cercanía de sus cuerpo lo puso nervioso.

-“Aún así me resulta extraño”- Dijo Blaise en un susurro.

Draco cerró los ojos, sentía su cuerpo pesado y cansado, además de sentir los efectos del alcohol en su cuerpo. Blaise estiro una mano y comenzó a acariciar el cabello de Draco, paso luego a sus mejillas que estaban con un leve sonrojo por el Whiskey, cuando sus dedos delinearon los labios de Draco este soltó un suspiro, la mano de Blaise comenzó a acariciar el terso cuello del joven y con agilidad metió la mano dentro de la camisa para llegar a su hombro y comenzar a masajear. Draco al sentir el caído contacto de la mano de Zabini con su piel soltó un gemido que fue ahogado por los labios de Blaise.

Draco no supo como termino besándose candentemente con Blaise sobre su cama y ambos sin camisa, pero eso no le importo nada cuando sintió la erección del otro chico presionarse fuertemente a su propia erección. Ambos chicos soltaron un gemido que ahogaron en la boca del otro, Blaise estaba frenético sobre Draco, sus manos exploraban el torso y los brazos del rubio, pero pronto eso no le basto, sus manos bajaron hasta al pantalón del otro, desabrocho el cinturón que Draco llevaba y bajo el cierre. Con esto, Draco reacciono.

-“Mmm, Blaise para, debes irte” Dijo Draco mientras intentaba separarse de Zabini.

-“¿Estás seguro?”- Pregunto Blaise mientras posaba su mano sobra la erección de Draco, este haciendo acopio de todas su voluntad y fuerza respondió que sí. –“Bien, no te obligare, pero quiero que sepas que me gustas, me gustas mucho Draco y no me rendiré”

Blaise se levanto de la cama, se puso la camisa y salió de la habitación. Draco escucho la puerta cerrarse, como pudo se incorporo para quitarse la ropa y quedar solo en bóxer. Se acostó bajo las tapas de la cama, convoco un hechizo silenciador y tomo la erección que las caricias de Blaise habían provocado.

-“Mmm Derek” – Draco no pudo evitar un gemido, deseando que no fuera su mano la que le daba placer, sino la mano o la boca del Ravenclaw. Tras calmar su excitación, Draco se durmió.  

***

El tiempo paso y a finales de enero los alumnos recibieron una agradable noticia. El baile de San Valentín, el cual sería para todos los alumnos y en parejas, justo el día de la última visita a Hogsmeade.  

Quienes no contaban con parejas estaban ya especulando con quien asistir o a quien invitar.

-“Es una lástima que Kruspe este ocupado”- Dijo una alumna de Ravenclaw de primer año.

Para ese entonces todo el castillo estaba acostumbrado a ver a la feliz pareja, quienes llevaban un poco más de dos semanas de relación. Harry disfrutaba mucho de la compañía de Derek y hacia que cierto personaje saliera de su mente; algo parecido le pasaba a Derek, le agradaba Harry, pero era claro que su amor era para Draco, con quien no tuvo la oportunidad de volver a hablar desde el último episodio.

Por otra parte Draco al ver a la dichosa pareja se sumió en un estado de letargo y depresión que se fue incrementando según pasaban los días. Blaise no volvió a insistir con Draco, pero si lo observaba de lejos, notando como el chico se veía más triste que nunca.   

En cuanto a Sirius, este no podía ver a los jóvenes novios, su humor se volvió más hosco y ni Remus podía hacer algo al respecto. Los celos consumían al ex presidiario, los celos y la preocupación, pues el rumor de un espía se hacía cada vez más fuertes y las actividades de la Orden eran cada vez mas continúas. Para Sirius Black el espía era Derek Kruspe.

***

El último fin de semana de enero Harry, Derek, Hermione y Ron se encontraban paseando por los terrenos del castillo, cerca de la cabaña de Hagrid, cuando vieron salir a este del lugar.

-“¡Hola chicos, tiempo sin verlos!”

-“Hola Hagrid”- Dijo Harry.

-“Profesor Hagrid”- Saludo Derek, quien iba de la mano con el morocho.

-“¿Cómo han estado?”

-“Llenos de deberes”- Contestaron los cuatro al unisonó.

-“Jajá, ¿Por qué no vienen a mi cabaña a tomar un poco de té? Acabo de sacar unas galletas del horno y se ven deliciosas.

Harry, Ron y Hermione que sabían de la “habilidades culinarias” de Hagrid tuvieron que disimular su cara al escuchar sobre las galletas de su amigo, pero Derek se mostro encantado con la idea y los cinco entraron a la cabaña del profesor. Fang, el perro de Hagrid, se acerco a Derek y lo olfateo hasta conocerlo luego fue directo a Harry quien le acaricio las orejas.

Hagrid estaba sirviendo el té, cuando unos golpes en la puerta los desviaron de la conversación.

-“Ron, ¿puedes abrir?”

-“Claro”- El pelirrojo fue hasta la puerta y dejo entrar a quienes buscaban.

Remus y Sirius entraron en la cabaña, el primero con la sonrisa amable de siempre y el segundo con una cara de pocos amigos, al ver a su ahijado con ese.

-“Remus, Sirius, que gusto tenerlos aquí”

-“¿Cómo estas Hagrid?” –Pregunto Remus, sentándose a un lado de Harry, Sirius se ubico frente a este, aun lado de Hermione.

-“Bien, bien, lleno de trabajo ya sabes cómo es”

Harry no hablo en mucho rato, incomodo por la presencia de Sirius, a pesar de que ya habían pasado unas semanas, aún sentía los labios de su padrino sobre él.

Hagrid les estaba mostrando unas fotos que había encontrado cuando un resplandor de luz entro por la ventana, un patronus en forma de fénix, la voz de Albus Dumbledore salió de ella.

-“Se requiere la presencia de los profesores Lupin, Black y Hagrid  en el despacho del director”- El patronus desapareció y los tres maestros se levantaron al instante.

-“Chicos si gustan quédense, Fang pórtate bien”- Los adultos salieron raudamente.

-“¿Harry que tienes?”- Pregunto Derek. El morocho se encontraba con ambos puños sobre la mesa y el ceño fruncido.

-“Estoy harto, ¡estoy harto de que me dejen a un lado!”

-“Harry, sabes que Dumbledore solo quiere protegerte” – Dijo Hermione

-“¿Protegerme? ¿No se supone que yo soy el único que puede con ese desgraciado?”

-“Si el director mando a llamarlos puede que no sea por asuntos de la Orden”- Dijo Ron.

-“¿En serio Ron, por que otro motivo los llamaría?” – Harry se levanto y salió de la cabaña dejando a su novio y amigos atrás.

-“¿Debería ir tras él?”

-“No Derek, déjalo un momento hasta que se le calmen los humos”- Dijo Hermione mientras tomaba un sorbo de té.

***

Llevaba caminando ¿Qué? ¿Un par de minutos? Para Harry parecieron horas, no entendía por qué mierda siempre lo dejaban a un lado sobre los asuntos de la Orden, tal y como se lo dijo a Hermione, ¿no era él quien debía matar a la maldita serpiente?

-“Protegerme… ¿Cuándo dejaran de mirarme como un niño? ¿Cuándo dejare de ser el niño que vivió?”

-“¿Harry?”- Una voz saco a Harry de sus pensamientos.

-“Derek, lo siento no debí dejarte solo”- Harry se voltio para encontrarse con su novio.

-“No pasa nada, necesitas tu espacio, ¿ya estas mejor?” – Dijo Derek tomando la mano de Harry y comenzando a caminar con él.

-“Si, creo que si… es que… me da tanta… rabia”

-“Te entiendo, debe ser frustrante. Pero Hermione tiene razón; ellos intentan protegerte”

-“Aun así, no puedo evitar sentir que siempre me dejan a un lado”

-“Si, es horrible cuando solo te dicen que debes hacer sin considerar tu opinión”- Harry vio a su novio, Derek miraba al frente, como si lo que dijo, se lo estuviera diciendo a sí mismo.

-“¿Ron y Hermione regresaron al castillo?”

-“Si, ellos dijeron que te esperarían en la sala común”    

***

Remus y Sirius salieron de la oficina del director, este los había llamado para asuntos de la orden.

-¿Podrás reemplazarme Remus?”

-“Por supuesto que lo hare, tu solo haz lo que tienes que hacer”

-“Antes de irme, debo hablar con Harry”

-“¿Crees que sea prudente? Harry se ve muy feliz con Derek”- Dijo Lupin.

-“Remus tengo que”

-“¿Le dirás que lo quieres?”

-“Que sacaría si esta con Kruspe”

-“¿Ya te resignaste?”

-“Si el arrepentimiento matara…”

***

Unas horas más tarde una blanca lechuza se posaba frente a Harry en el comedor.

-“Hola Hegwid” – Dijo el joven extrañado por la nota que traía la lechuza atada a su pata. Aunque no tenía remitente, Harry supo de inmediato de quien provenía esa nota, la letra era inconfundible.

Harry: Por favor no pienses mal, pero necesito conversar contigo hoy, ve a mi despacho después de cenar; ve en la capa.  

-“¿Qué pasa Harry, de quien es la nota?”- Pregunto Hermione, sentada frente a él, Ron automáticamente les puso atención.

-“Es de Sirius, quiere hablar conmigo”- Dijo Harry sin despegar su vista del papel.

-“¿Iras?” -Pregunto Ron. Harry no supo que contestar; por un lado si quería, quería con todas sus fuerzas y él lo sabía. Por otro lado se resistía a querer, aun tenia la espina clavada en su corazón.

-“¿Harry?”- La voz de Hermione lo saco de sus pensamientos.

-“Iré, veré que quiere, luego volveré a la Sala Común”    

***

-“Derek, ¿estás bien?”- Pregunto Terry Boot a su amigo. Derek se encontraba mirando hacia la mesa Slythering, en cuya mesa estaba cierto rubio. Draco mostraba el mismo aspecto pulcro de siempre, pero algo en su mirada le hacía saber a Derek que el chico no estaba bien, que en realidad estaba más que mal.  

-“Si, estoy bien”- Justo en ese momento Draco se supo de pie y salió del Gran Comedor. –“Perdona Terry, tengo que irme ya”. Derek se levanto de su puesto y fue hasta la mesa de Gryffindor.

-“Hola Harry”- Dijo Derek saludando a su novio.

-“Hola”

-“Solo vine a darte las buenas noches, debo terminar una ensayo para Snape”

-“Esta bien, te veré en la mañana”- Derek beso rápidamente a Harry y salió del Gran Comedor, pero no precisamente a su Sala Común.

***

Notas finales:

Gracias!


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).