Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Born in a Bad Place por -Violeta-

[Reviews - 4]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

>.>


De no haber llegado al Wammy's House; Mello, como le llamaban en ese sitio hubiese querido ser astronauta o junkie.. o cualquier otra cosa que volara y no estuviera inmerso en esa mierda patética y estúpida del tal Kira. Había probado la droga por primera vez a los dieciseis años, cuando tuvo que hacerlo para entrar a una maldita comuna de drogadictos y mafiosos que le abrirían la primer puerta a ese submundo que gobernaba realmente las calles; es decir, que le daría el poder de llegar hasta Kira y poder acabarlo y así de paso, vencer al mal nacido hijo de puta de Near..

La primer dósis de heroína le hizo imaginar todo aquello. Él por encima de ese maldito albino inexpresivo, siempre agachado, resolviendo esos malditos y aburridos rompecabezas.. Lo imagino muerto.. destrozado, volando, de colores, sonriendo, gimiendo incluso pero siempre, siempre debajo de él.. Oh si.. esa noche fue gloriosa. El olor del acero calentandose, las rocas, la jeringuilla, su sangre brotando en pequeñas dosis mezclandose son la heroína, el ardor de ésta entrando por sus venas. Podía sentir el sudor salir a mares o es que simplemente sus emociones fueron aumentando cada que el émbolo se iba quedando vacio. Entonces la luz se apago. Según los que estaban con él esa noche se quedo sin respirar por casi dos minutos, él por supuesto, no recordaba mucho. Solo que su cuerpo esa noche se fue.

Lo que a nadie le dijo fue todo lo que vio. Después de la oscuridad que le rodeo, luces de artificio vinieron a herirle los ojos, el aire se había vuelto denso y olía a dulces, penso en el chocolate. Cuando estaba en el wammy's lo detestaba, tanto como a Near; pero esa noche, el sabor amargo se le quedo clavado en la lengua y en las emociones, como su primer orgasmo a los catorce años viendo a las niñas del orfanato bañarse en el jardín trasero o su primer beso con aquel pelirrojo que tanto le seguía y fastidiaba a veces.. ¿Cómo se llamaba? Joder que importaba.. Miró a su alrededor y saboreo de nuevo el estar despierto, la gente a su alrededor se retorcía y gimoteaba, la primer arcada vino a él y la boca se le hizo agua, estuvo a punto de vomitar hasta que en la puerta del baño vió un rosario rojo, estaba sangrando. No. Su mente, la droga jugaba con él. Sonrió y lo tomo en sus manos, era liquido. No, de nuevo su mente. Soltó una fuerte carcajada y se lo colgó al cuello. Se metió al baño y se miró al espejo, tenía el cabello pegado al rostro por el sudor y las mejillas sonrojadas, parecía que en cualquier momento se derretiría. Sonrió, se acarició el rostro y la desquiciante música de Iggy Pop comenzó a retumbar en sus oidos.

Quiero ser tu perro..
Quiero ser tu perro..


Se imagino al chico pelirrojo de nuevo, chasqueo los dientes y sonrió. Estaba en el infierno. No volvería a meterse esa mierda nunca, de eso estaba seguro. Chocolate, de nuevo el sabor amargo del chocolate. Se dejo caer de rodillas al suelo y escupio sangre, vomito las entrañas y arrastrandose llego a la tina, abrió la llave del agua fría y se quedo ahí. Muy quieto. Imaginando las palabras, el rostro.. las manos de L. Comenzó a llorar y otra arcada le hizo escupir de nuevo sangre. Las drogas no son buenas penso, las drogas no son buenas.. Metió la cabeza en el agua y entonces todo estuvo bien.. la adrenalina se disparo en sus venas y todo comenzó a hacerse más libiano, imagino el rostro de Kira, el momento en el que lo destruiría, el fuego.. siempre ese maldito fuego. Nadie lo sabía pero soñaba con fuego todas las noches. Pero esa vez, no quemaba, brillaba como mil soles y la sombra de Kira fue desvaneciendose. Near aparece, desaparece, lo mismo que ese chico que le seguía siempre. ¿Cuál era tu nombre? le pregunta a la sombra, ésta no responde, solo sonrie y se tira de nuevo entre la sangre que vomito antes.

Quiere ser un astronauta.. irse muy lejos de toda esa mierda. La luz poco a poco va deshaciendose en miles de partículas.. todo se queda en silencio. Después de esa noche, no volvió jamás a probar las drogas.. pero la adicción a la venganza y al chocolate sigue presente.


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).