Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Make me shining por Dark hime

[Reviews - 41]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Hola a todos! Bueno esta es una historia alterna de “You are shining” pero no es necesario leer ese fic para entender este, en realidad estaba trabajando en la segunda parte de ese fic pero después de escuchar a una personita decir “que hubiera pasado si Sendoh hubiera actuado diferente?” durante un mes pues mejor me puse a escribir esto jajajaja


Como decía, no es necesario leer la anterior para comprenderla, en realidad es como unos capítulos alternativos y mas centrados en Sendoh pero sobro todo desarrollando mas como se da la relación entre ellos, ammm bueno los que ya leyeron You are shining, tal vez noten que los diálogos son muy parecidos y pues bueno es porque se basa en la misma historia digamos que aquí los personajes tomaran decisiones diferentes lo cual cambiara poco a poco el rumbo del fic. :3


le tengo mucho cariño a esta historia debido a que You are shining fue mi primer fic de mas de 5 capitulos y hacer una nueva version de la historia me tiene muy emocionada asi que espero sea de su agrado.

Notas del capitulo:

Bueno aquí está el primer capítulo, espero que les guste, ammm lo de siempre, los personajes muy tristemente no me pertenecen y no creo que lo hagan algún día :(

En la historia Rukawa esta en segundo de prepa y Sendoh en tercero (lógicamente)

Comenzamos!

Make me  shining

Capitulo 1. Cuando lo miro

Ese día se despertó muy temprano aun para ser domingo, sabía que por mas que lo intentara no conseguiría dormir ni 10 minutos más así que se levantó decidido a caminar un rato, tomo el tren sin ninguna dirección especifica, a veces solamente salía a ver donde llegaba. Durante el camino miró por la ventana, mirando todo y nada, cuando llegó a una estación conocida se bajo, a final de cuentas solamente iba ahí cuando su equipo tenía algún partido, tal vez con más tiempo encontraría algo interesante que ver.

En menos de 5 minutos llego a un deportivo, entro mirando el agradable lugar, era tranquilo, solo de vez en cuando se encontraba con algunas personas que pasaban corriendo por la pista. Caminó un poco hasta que a sus oídos llegó lo que para el era un sonido inconfundible, se animo de sobre manera y corrió a donde juraba estaría la cancha de basket ball, si tenía suerte tal vez podría jugar un partido esa mañana con alguien que no fueran sus habituales compañeros de equipo.

Fue entonces que lo miró, ahí en la cancha se encontraba Kaede Rukawa practicando en solitario su casi perfecto estilo de juego, la aun luz matutina iluminaba cada parte de su cuerpo y cuando Sendoh lo miró saltar de forma inigualable para encestar, su corazón comenzó a latir de prisa.  Casi como si Akira lo hubiese llamado, Rukawa miró hacia donde se encontraba, las intensas miradas de color azul chocaron, la mayor parecía saludar con un ligero movimiento de su mano, pero el otro simplemente se limito a girar y seguir con lo que estaba, el Ryonana no podía creer que lo había ignorado, aunque realmente no le sorprendía.

El sábado siguiente, Sendoh corría apresuradamente en dirección a Shohoku, esperaba poder llegar antes de que su entrenamiento terminara, justo antes de llegar miró como salía Rukawa, aun no subía a su bicicleta, cuando se percato de que ya lo había visto le sonrió amistosamente e intento hacerle un saludo con la mano, pero como sabía que no funcionaría e igual lo terminaría ignorando, entonces corrió hasta él.

-hola, Kaede!!!- saludó amablemente y no pudo evitar divertirse con la cara de frustración que había puesto el nombrado

-Ru-ka-wa- dijo el chico con su típico tono frio y con una expresión igual.

-eh, si, bueno, hola, Ru-ka-wa!!!- Sendoh trato de bromear pero al parecer con el chico de hielo no se podía hacer eso

-si buscas al entrenador esta dentro del gimnasio- le contestó montando a la bicicleta, por suerte ya había planeado algo con lo cual capturar la atención del menor.

-no, vine a verte a ti ... te interesa jugar un uno a uno?- y esas fueron las palabras mágicas para que ambos chicos terminaran en la cancha en la que se habían encontrado la semana pasada.

Akira se movió ágilmente logrando pasar por la barrera que Rukawa intentaba ponerle y así con un salto casi magistral encestar haciéndolo parecer realmente fácil demostrando porque ahora era el capitán de su equipo.

-bien, Ru-ka-wa, creo que te gane- finalizó con su típica sonrisa mientras miraba la cara de frustración de su compañero, incluso podría jurar que lo escuchó soltar un pequeño gruñido, lo cual le parecía lindo, pero era mejor no decirlo en voz alta si quería seguir respirando.

-deja de decir así mi nombre- le contestó enfadado y Sendoh miró como caminaba hasta donde se encontraban sus cosas, seguramente tenía pensado irse a su casa, pero Akira no tenía eso en sus planes, quería pasar mas tiempo con Rukawa para ver si así descubría pensado tato en él en esa semana.

-oye, a donde vas?, no quieres ir a comer algo, antes de regresar a tu casa?- dijo mientras llegaba junto a Rukawa y colocaba su mano en el hombro del chico.

-no tengo hambre- contestó quitando la mano de Akira de su hombro

-ummm, que pesado- murmuró infantilmente

-qué dijiste?

-yo?, nada jejejejeje emmm... dijiste que vives por aquí, no? Te acompaño a tu casa eh?... Rukawa?- de nuevo parecía que él chico ni lo  había escuchado ya que se encontraba mucho más adelante que el caminando tranquilamente por lo cual se apresuro para alcanzarlo.

-dije que te acompañare a tu casa- le comentó amablemente y tratando de poner su mejor sonrisa, pero sus tácticas para agradarle a todo el mundo con él nunca parecían funcionar.

-como quieras.

 

La casa de Rukawa le pareció muy agradable a Sendoh, los colores eran bellos y la estructura simple la hacía lucir incluso mejor, en el camino cruzaron unas cuantas palabras pero nada importante, por eso cuando Akira miró como Rukawa  buscaba sus llaves no supo si comenzar a despedirse o  hacer una invitación a hacer otra cosa… o tal vez quedar para otro día,  cuando por fin su compañero abrió la puerta Akira quiso decir algo pero Rukawa entró a la casa sin decir nada dejando la puerta entreabierta por lo cual su acompañante se quedo algo sorprendido.

-vas a entrar o te vas a quedar allí afuera? O si te vas a ir cierra antes de hacerlo!!!!- con esas palabras la sonrisa apareció de nuevo en el capitán de Ryonan para después entrar muy educadamente. El interior de la casa era aun más agradable a vista de Akira quien se encontraba sentado junto a su anfitrión en la sala. Se trataba de una escena extraña, ambos ahí sentados sin decir nada, de que podrían platicar?

-¿quieres algo de comer?- preguntó Rukawa con una extraña amabilidad

-creí que no tenias hambre- dijo confundido Akira

-no dije que yo iba a comer, pero seguro tu tienes hambre- se levantó y camino a hacia donde Sendoh supuso que sería la cocina.

-es muy evidente que tengo hambre? - comentó divertido para después alcanzar al chico- te ayudare, no creo que seas muy bueno en la cocinando o algo.

 

-y tenias planes para hoy, Rukawa?, ahora que lo pienso creo que fue muy desconsiderado haberte llevado a jugar sin pensar en eso primero- comentó Sendoh mientras comían, ya que a final de cuentas el dueño de la casa había aceptado su apetito.

-no realmente, sólo iba a... dormir- finalizó con un mormullo

-dormir?, eso no es tener planes, no es una forma de pasar la tarde del sábado  jajajaja- rió sintiéndose ahora en más confianza

-por eso dije que no los tenía, además que hay de ti, invitar a jugar a alguien que ni conoces tampoco lo es- Rukawa tenía razón, ellos ni siquiera podrían considerarse amigos, realmente él no sabía nada de Rukawa, pero desde ese dia que lo vio en las canchas no dejaba de pensar que tal vez tenían cosas en común

-tienes razón, y aunque suene extraño... creo que yo te conozco, Rukawa, tal vez es porque te pareces un poco a...

-a alguien que conoces, seguro- intervino con tono irónico y el mayor no se sorprendió

- a alguien que fui- dijo con un toque de melancolía en su voz al recordar como en el pasado el también fue tan solitario como el jugador  estrella de Shohoku, como él también creía que jugar solo lo era todo.

-... este año... sales de la preparatoria- dijo Kaede tratando de cambiar el tema, tal vez la respuesta no era la que había pensado, tal vez por notar tan serio al mayor y descubrir que  Akira Sendoh también podía hablar en serio- ya sabes a donde iras a la universidad?

-eh?... no, realmente no he pensado en eso- comentó con una sonrisa- no estoy seguro, hay tantas cosas que quiero hacer jajajaja... y seguramente tu serás el nuevo capitán de Shohoku, será una lastima que no me pueda enfrentar contigo en una partido en ese entonces... tal vez cuando entres a la universidad nos enfrentemos de nuevo jajajaja, uno nunca sabe- de nuevo ese chico sonreía

-si, tal vez

- es verdad y tu padres?- comentó al notar que ya se hacía tarde y aun estaban solos en la casa.

-ellos no viven aquí, están en América

-y vives tu sólo aquí?!!! Increíble!!! ¿Por qué no vas a vivir con ellos?

- lo hare, en cuanto termine la preparatoria y de esa forma podre jugar en EE. UU.

-eso suena bien, pero tienes que practicar mucho, es decir, aun no puedes ni ganarme- después de eso rió inocentemente hasta que sintió la mirada glacial que le dirigía Rukawa- jejejeje u_u

El chico continuó riendo y así siguieron hablando durante toda la comida, a Sendoh le sorprendió notar que Rukawa podía llegar a ser realmente un buen compañero, hasta a pesar de lo que muchos decían realmente hablaba... no tanto como él pero más de lo que pensaba.

 

Akira miró por la ventana y notó como ya había comenzado a oscurecer, suspiro y muy a su pesar anunció su retirada, era una lastima realmente se lo había pasado bien, tanto que Sendoh sintió la especie de nostalgia anticipada que se siente cuando sabes que debes separarte de un buen amigo… o de una persona muy apreciada

-gracias por todo, Kae...Rukawa, nos veremos luego-dijo en la puerta mientras daba media vuelta y comenzaba a caminar

-si... luego...- escucho contestarle, casi triste desde la puerta, Sendoh se detuvo pero sin mirarlo, sabía que Rukawa aun lo miraba porque no había escuchado cerrarse la puerta, tal vez eso era una señal, una señal de que a Rukawa también le había agradado su compañía

-escuche que la próxima semana Shohoku  tendrá un partido de práctica, no es así?-  tenía que hacer algo, él había buscado a Rukawa para descubrir por que no dejaba de pensarle  y lo único que había descubierto  era que le encantaba estar a su lado… si, tenía que hacer algo

-si...es verdad- fue entonces que se volteo a mirarlo

-entonces estaré allí!, así que asegúrate de brillar. Tal vez después podamos ir a algún lado, te parece?- dijo dedicándole una última sonrisa

-seguro... hasta entonces- podría jurar que Rukawa también le sonrió.

 

Los días pasaron y el partido de práctica de Shohoku se encontraba en sus últimos momentos, estos iban ganando por una diferencia de 30 puntos, todos estaban haciendo su mejor esfuerzo, sobre todo el chico de ojos de hielo que parecía dar todo lo que tenía en la cancha.

Sendoh vio como el nuevo capitán de Shohoku se acercaba a felicitar a Rukawa, sin duda su actuación había sido increíble, después de eso, sus miradas se encontraron, Sendoh le sonrió mas por necesidad de expresar esa alegría sentía “ es esta alegría que siento… cuando lo miro” pensó Akira notando como Rukawa también parecía dedicarle un diminuta sonrisa.

Notas finales:

muchas gracias por leer y espor ns encontremos en el siguiente capitulo

 

<3Elektrika<3


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).