Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Bizarro.

Autor: cristinita9509

[Reviews - 165]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes pertenecen a Akira Toriyama. Se que es un pareja que no se lee mucho, pero igual escribiré sobre ellos. Al principio Gohan tendrá once años, pero ira creciendo.

Notas del capitulo:

Pues aquí me encuentro escribiendo algo más para esta serie . Tratare de respetar las personalidades. A lo largo de la historia (no se si será larga eso depende si gusta ) Gohan ira creciendo , por lo que por esa razón no marque shota. Espero les guste.

Seis meses han pasado desde aquella batalla contra Cell que marcó a los guerreros en muchos aspectos.

El más joven de ellos había sido capaz derrotarlo, pero lamentablemente el poco control de sus emociones le costó la vida de su padre.
Todos lamentaban la perdida de Goku, el hombre se había negado a ser revivido por lo que tenían que aprender a vivir sin esa voz que detonaba alegría y esa sonrisa eterna.

La vida tenía que continuar, ahora más que nunca el joven pelinegro sonreía al saber que en poco tiempo tendría un hermanito.  Su madre continuaba siendo estricta con sus estudios, pero de ves en cuando se daba sus escapadas por la ventana de la habitación.

Aquella tarde era hermosa, salió a caminar a unos prados rodeados de árboles  cerca de su casa, no estaba solo, aquella presencia que lo acechaba siempre, lo acompañaba.

Piccolo tenía la costumbre de vigilar a Gohan desde lejos, sabía que el joven se percataba de su presencia.

-Señor Piccolo ¿Porqué mejor no se sienta aquí conmigo?- el pelinegro se sentó en el pasto, esperando que el Namekiano saliese de entre los árboles.

El mayor sonrió y se dispuso a tomar asiento junto al hijo de su ex-rival.

-Te veo un poco distraído Gohan.

-Es que...- él joven agacho un momento la cabeza para después depositar su mirada sobre el de piel verdosa.- es que me pone nervioso saber que seré pronto el hermano mayor. ¿Y si yo no le agrado?

Piccolo deposito su mano sobre la cabellera del pelinegro y le dedico una sonrisa sincera.

-Yo pienso que será muy afortunado al tenerte como su hermano.

-Gracias señor Piccolo.- el joven se tranquilizo y curvo sus labios en una tenue sonrisa.

Ambos estaban en silencio mirando el atardecer. El cielo se tornaba de un tono rojizo, el aire que resoplaba sus ropas era fresco. Todo era tan pacífico, causando que el menor empezara a pestañear por la tranquilidad.

-Gohan, no me digas que ya te dio sueño.

-No, yo no...waa...tengo sueño.- el joven no pudo evitar un bostezo mientras se rascaba los ojos con las manos.

-Puedes dormir un rato si quieres, de seguro te la has pasado estudiando, te mereces un descanso.

-Si, gracias.- el joven se acostó en el césped, cerrando de a poco sus ojos, su respiración se hizo calmada, dejando ver tranquilidad reflejada en ese rostro risueño.

Piccolo lo miraba, movió su mano acercándola a la cabeza de Gohan, paseaba con lentitud sus dedos sobre esa cabellera suave.

Ni en sus más locos pensamientos habría creído que terminaría sintiendo tal cariño casi paternal por aquel niño berrinchudo que se dispuso a entrenar. ¿En qué momento atravesó Gohan aquella coraza de frialdad en él? 

Con certeza, podía saber que ahora haría cualquier cosa por la felicidad de el joven, sabía que a Gohan no le interesaba la pelea, siempre fue así, si peleó fue por las circunstancias en las que se vio envuelto, pero ahora con la paz reinando no tenia porqué obligarlo a tomar un entrenamiento, merecía disfrutar de la vida y si era necesario quedarse a su lado y encargarse de que el joven no sufriera, entonces lo haría.

Pasaron los minutos, el cielo empezaba a oscurecerse, el joven de orbes negros abría de a poco los párpados, dejando ver la imagen de su maestro, sonrió al instante.

-Al fin despiertas, pensé que tendría que llevarte cargando.

-Perdóneme señor Piccolo, creo que si estaba cansado. Veo que ya esta oscureciendo, creo que debo ir a casa.

-Te acompañare.

El mayor se disponía a emprender vuelo pero fue detenido por el menor que jaló su capa.

-Amm..si no es molestia, me gustaría que camináramos.

-De acuerdo.

No es que no quisiese llegar a casa o que le molestara volar, pero sentía ganas de pasar aunque sea unos segundos mas junto al de piel verdosa.

Algo en él estaba cambiando, su maestro era el mismo pero de alguna manera su forma de verlo ya no era la misma. ¿Era otra forma de ver su amistad? Estaba confuso.

-Gohan, Gohan.

-¿Eh?- el joven salio de sus pensamientos. -¿Qué sucede?

-Ya llegamos. Vaya que estas distraído, más te vale descansar bien.

-Si señor Piccolo. - Gohan le sonrió y se despidió para poder ir a su hogar pasando por alto aquellos pensamientos confusos que se desarrollaban en su joven mente.

Notas finales:

Pues este fue un capitulo tranquilo. Pero las cosas irán desarrollándose de a poco, no me gusta llevar las cosas a prisa. Diganme que tal les pareció y las sugerencias aon bienvenidas. (se que Piccolo es asexual, pero yo hallare la forma de hacer las cosas con mi imaginación rara) Nos leemos. :3

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: