Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Sin decir nada.

Autor: Adri6

[Reviews - 34]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Los personajes pertenecen a DC COMIC. 

Notas del capitulo:

Los personajes pertencen a DC Comic.

Su cuerpo descansaba en un cómodo sillón, al tiempo que observaba la luna través del enorme ventanal. Aquel astro, brilla como nunca lo ha hecho, ilumina desde su suspensión en las alturas cada rincón de la habitación, creando sombras que se alzan dispuesta a atacar ¿qué?, pues todo, las sombras no discriminan. 
 
Noté como sus ojos se posaban sobre mí, era una mirada algo fría, severa y carente de emoción, su actitud me causaba una extraña sensación, sin darme cuenta comencé a mirarle con lastima. Bruce lo noto, frunció el ceño y busco otro punto al cual detenerse a meditar. 
 
Bruce: ¿sabes cómo sé que estoy haciendo lo correcto? –no espero mi respuesta— cuando te dedican la mirada que tú me das ahora, comprendes que tu vida es un completo desastre, el cual no puedes arreglar y a duras penas puedes sobrellevar… mis heridas no dejan de sangrar, nunca lo hicieron, nada calma mi dolor –sonrió triste— trate de luchar hasta el final…  --me volvió a ver fijamente— pero no puedo más.
 
Lo observé tal como se ha dejado ver, pude notar cada fractura y fisura en lo que era su impenetrable armadura, sin duda recibió muchos golpes que con el tiempo se han vuelto fatales. Me mantuve firme en mi lugar, mi rol era solo de espectador, ni siquiera tenía el derecho de decir nada, Bruce me había advertido que no interfiera.
 
 Cerró los ojos y acerco sus manos hacia su pecho, por sobre su corazón, quito el seguro del arma (la escena lucia como una ejecución) y con total seguridad su dedo índice rozo el gatillo, sin decir nada, se suicidó. El sonido se repetía una y otra vez en las paredes y en mi mente, camine lentamente hacia él, tenía que corroborar su muerte, al ver la herida en su pecho (que sin duda era mortal), carecía de sentido comprobar su ausencia de pulso, pero era necesario. Nada. La expresión de su rostro, era sin duda tranquila y una pequeña sonrisa se esbozaba en sus labios. Retrocedí unos pasos algo asustado, no pude evitar pensar… “quizás mi destino sea el mismo”. 
 
Al día siguiente
 
Baje por la escalera lentamente, casi arrastrando los pies, estoy realmente cansado, anoche tuve que encargarme de todo y apenas pude dormir dos horas. El peso de mis emociones me es agobiante, pero no pude más que obedecer al pie de la letra las decisiones de Bruce. Hoy tengo una fuerte migraña...  no llevo ni un día en tu vida y ya me veo afectado por ti. 
 
Alfred: joven amo –sonrió levemente 
 
Me detuve en el último peldaño, no lo había escuchado llegar lo cual me sorprendió, pero logre evitar demostrarlo, desde ahora tendré que esforzarme en controlar cada uno de mis gestos y movimientos involuntarios ya no deben ser tan involuntarios. Alfred había regresado de sus “vacaciones obligatorias” que Bruce le regalo, por lo que veo, luce relajado y alegre, claro que su compostura no le permite expresarse con libertad, pero lo noto alegre. Mire de reojo la habitación en la cual Bruce se suicidó.
 
Alfred: ¿señor?
Yo: … buenos días Alfred ¿cómo has estado? 
Alfred: muy bien señor, gracias. Disfrute su regalo como no pensé hacerlo, se lo agradezco 
Yo: te lo mereces
Alfred: pensé que en mi ausencia usted no sobreviviría 
Yo: si supieras –susurre 
Alfred: pero veo todo en orden… --inspecciono rápido el lugar—  bueno, desempacare y retomare mis funciones 
Yo: bienvenido –baje el último peldaño y le di la espalda 
Alfred: ¿señor? –note duda en su voz
Yo: ¿sí? –voltee a verlo
Alfred: las puertas de la habitación están cerradas 
Yo: a partir de ahora no se utilizara más 
Alfred: ¿Por qué señor?
Yo: me trae malos recuerdos… debo irme Alfred, tengo asuntos que debo intentar resolver 
 
Camine con la frente en alto, aun cuando me vi tentado arrastrar mi mirada a ras de suelo, una vez más escuche a Alfred llamarme con preocupación, escuche atento a lo que tenía que decirme, en realidad no me sorprendió cuando me pregunto si todo estaba bien, simplemente le respondí: eso quisiera. 
 
Me vestí con el traje y me teletransporte a Atalaya, todo me pareció hermoso, se podía apreciar un universo frio, oscuro, pero, aun así, el destello de luz en aquella inmensidad era cautivante. Me tome el tiempo de permanecer junto al ventanal, siempre anhele ver de otra perspectiva la vida, desde aquí, pude reflexionar sobre el actuar de Bruce, al final, fue una decisión valiente de su parte. 
 
Me dirigí hacia la sala de panel de control, observe como todo estaba dispuesto, no me será difícil. Comencé con desarmar y desmantelar las cajas de controles, por lo que tuve cuidado de no alterar el sistema de control de gravedad o suministro de oxígeno, pero todo lo demás, ya sea, comunicación, teletrasportación, sistema de seguridad, sistema de evacuación y alarmas se vieron afectadas. 
 
De pronto sentí una brisa poco usual en mi nuca, me voltee y ahí estaba el, observándome desde lo alto ya que sus pies no tocaban el suelo.
 
Superman: nos asustaste  –dijo en tono amable
Yo: ¿sí? –pregunte poco interesado si fue o no así 
Superman: pensamos que era un enemigo, por eso vine directo aquí al escuchar unos ruidos extraños 
Yo: estoy buscando una falla en el sistema –me defendí 
Superman: ¿falla? –observo el desastre que había a mi alrededor en cuanto a circuitos y cables— ¿te puedo ayudar?
Yo: no hace falta  –retome lo que hacía 
Superman: puedo traer todo lo que necesites, solo déjame ayudarte 
Yo: estoy bien
Superman: ¿sabes?, tu voz suena diferente
 
Me paralice, ¿y ahora?, ¿qué hago?, ¿acaso lo noto?, voltee nuevamente hacia él, Superman había aterrizado y en un movimiento veloz y calculado me quito la máscara, mi expresión debió parecerle divertida ya que sonrió.
 
Superman: tus ojos… incluso tus ojos ya no tienen esa ausencia de brillo 
Yo: ¿Por qué dices eso? –me puse de pie y le quite de malas ganas mi mascara 
Superman: debo confesarte que estaba preocupado, hace tiempo que comencé a notar una tristeza diferente en ti, era como si hubieras perdido las fuerzas para vivir  
Yo: (Ya veo, así que lo noto) pensé— Dime ¿no escuchaste nada extraño anoche en mi mansión?
Superman: lo siento, he estado en una misión con los Linternas Verdes por lo que no me he encontrado aquí en estos días. ¿Por qué lo preguntas?
Yo: no, por nada –baje la mirada y observe la máscara entre mis manos. Así que lo sabías y aprovechaste su ausencia. 
Superman: me alegra verte –su tono de voz llamo mi atención, le mire
Yo: ¿perdón?
Superman: ¿no notas mis sentimientos hacia ti? –se acercó demasiado para mi gusto 
Yo: ¿qué? –Bruce no me dijo nada de esto— ¿de… ¿de qué sentimientos hablas? 
Superman: amor –dijo con seguridad 
Yo: ¿estás bromeando? –frunce el ceño 
Superman: ¿Por qué piensas eso? –contra pregunto algo molesto 
 
Para que voy a mentir, me quede sin palabras, mientras Superman esperaba alguna reacción de mi parte, yo simplemente me quede sin palabras. 

Notas finales:

Gracias por leerlo 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: