Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Look at the Past

Autor: MiRoApril

[Reviews - 41]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del capitulo:

Recomendación para la lectura...

 

https://www.youtube.com/watch?v=9YEZshzcyr8

Una vez más preparado para salir al escenario, los nervios ya eran cosa del pasado, un poco tal vez, ya no era lo mismo de siempre, ahora más bien estaba ansioso, mostrar otra vez más al mundo que SHINee estaba más vivo que nunca. Después de tantos rumores de separación, más bien, posible separación por la reputación de la empresa, un gran susto a sus fans, pero demostraban en cada entrevista que eso no pasaría jamás, al menos no era algo que tenían en consideración, todo era perfecto para ellos. Solistas, MC, grabaciones de dramas, si, en definitiva SHINee estaba más vivo que nunca y estaban por demostrarlo una vez más.

 

Arreglaba su ropa frente al espejo, a veces las estilistas no lograban esa comodidad o esa esencia tan suya, terminaba el mismo arreglándose, unos cuantos movimientos en su cabello, en su ropa, y se sentía listo para salir frente a una cámara. Arreglo el micrófono en su mejilla, dejando que los encargados del sonido acomodaran la caja en su pantalón, de tal forma que no se notara la presencia de esta en el lugar. Había extrañado tener agenda atareada, tuvo un tiempo libre, solo para él, aunque no podía evitar extrañar a su otra mitad, le hubiera encantado llevarlo con él a esos viajes. No era su intensión mostrar en las fotografías de Instagram algunas expresiones de tristeza, simplemente no estaba de ánimos, pero le gustaba tomarse fotos, ¿Extraño, no?, bien, él era así, una caja de sorpresas.

 

Termino sentado a la espera del llamado a SHINee para salir a escena. Su mirada se enfocó en el televisor, el programa había comenzado hace unos minutos, las presentaciones junto con este, por lo que era consciente que la espera no sería demasiada. Entre su mirada perdida en tantos bailes, lo vio ingresar al camerino. Arreglado, maquillado y con esa sonrisa tan característica de él. Jonghyun siempre había tenido un atractivo que lo volvía loco, desde los inicios del grupo, claro que en esos inicios no pensó en verlo con otro tipo de perspectiva. Era un atractivo envidiable, como cualquier hombre que envidiara a otro. Recordaba como en aquel tiempo esas dudas lo llevaron a una gran confusión, un gran cambio en su vida, probablemente cualquiera se lo esperaba, por su personalidad, pero viéndolo de su punto de vista, más bien de su propia vida no era algo tan fácil de asumir.

 

 

Jonghyun entre todas las personas que se encontraban en el camerino, cámaras, maquilladoras, staff, sus compañeros, se acercó  dedicándole una de esas sonrisas que sabía, solo era para él. Sintió su peso a su lado al sentarse junto a él y su mano sobre su muñeca, con un simple contacto, uno que conocía bastante bien, con el tiempo, todos esos pequeños contactos aprendió a deducirlos, todo por seguir protegiendo su imagen.

 

—¿Dónde estabas? —Pregunto Key.

 

—Por ahí —Dijo entre risas Jonghyun.

 

—¿Estabas de coqueto? —

 

—Siempre. —Respondió sin quitar la sonrisa. — Solo contigo..

 

Key sonrió de inmediato.

 

Sin importar las personas en el interior, ellos hablaban con normalidad, ya la gran mayoría se había acostumbrado a escucharles hablarse de esa forma, no porque estuvieran conscientes de lo que ocurría, sino porque esa relación de amistad que tenían llevaba años y años de cercanía. Probablemente a muchos les tomo tiempo acostumbrarse, más al staff, sus maquilladoras, las personas que no les rodeaban a diario, puesto que sus amistades más cercanas, ya podían imaginarse lo que ocurría tras esas sonrisas cómplices.

 

Así es, Key estaba enamorado.

 

Cualquiera que le hablara de las relaciones falsas que tenían los grupos idols, diría que de falsas no tienen nada, si el lo experimento, ¿Por qué otros no?, es más, Key aseguraba que todo lo que vivió, lo había vivido alguien más, era imposible que fuera el único en confundirse de esa forma. Incluso, cada vez que lo pensaba, asumía que grupos femeninos pasaban por lo mismo, aunque tenía un claro ejemplo cercano, Amber, de ahí creyó que todo era posible, no era único, aunque gracias al cielo, había logrado mantener su relación estable hasta el momento, no sin antes pasar por mil obstáculos, nada en la vida era fácil, mucho menos el cambio donde el mundo no estaba preparado para aceptar.

 

No entendía. ¿Cómo era posible que les incitaran a realizar fanservice y no aceptaran la diversidad?, y no se refería al fanservice en el cual se acercaban a sus fans, no, era aquel en el que debía acercarse a sus compañeros y actuar coqueto, como si estos fueran candidatos a pareja. Si bien algunos lo disfrutaban, como él, porque durante su pasado lo disfruto bastante, no se refería a no disfrutarlo ahora en su presente, sino que era la forma de acercarse a esa persona que provocaba latidos acelerados en su corazón y… Bien. Mucha información.

 

Su sonrisa se volvió un tanto “estúpida”, boba, por estar recordando su pasado mientras miraba los ojos de Jonghyun. Entre tanto ruido, risas de MinHo, Jinki y Taemin realizando estupideces, de los productores moviéndose de un lado para otro, las maquilladoras chismeando… Ellos estaban en su mundo como habían acostumbrado a hacer, mirarse a los ojos y hablarse como si se tratara de telepatía. Termino desviando la mirada de los nervios, acaricio la mano contraria en un simple contacto, nada de arriesgarse, todo debía seguir tal cual estaba, si quería que siguiera funcionando.

 

—¿Qué piensas? —El castaño ladeo la cabeza buscando su mirada. — Esa sonrisa dice algo…

 

—Por alguna razón recordé como todo empezó. —Dijo en respuesta volviendo su mirada al contrario.

 

—¿Será porque estamos cerca de la fecha?. —

 

Key asintió.

 

—Después de todo…Aquí estamos. —Dijo Key.

 

—El pasado nos hizo fuertes. Ya ni tan celoso eres. —Rió Jong.

 

—¡Yah! Sigo siendo celoso, no me provoques ¿Eh?. —

 

Jonghyun rió apretando levemente la mano de Key.

 

—¿Qué estabas recordando?. —Preguntó.

 

—Eh…Bueno…—Realizó una mueca. —Todo… A veces me gusta recordar como paso todo desde que te conocí.

 

—¿Todo?. —Dijo arqueando levemente una ceja. — Preferiría recordar solo los buenos momentos.

 

—Los malos momentos nos llevan a los buenos… Tampoco me gusta recordar exactamente todo, además buena memoria no tengo. —Movió su mano, abriendo su palma. — No pidas tanto..

 

Jonghyun rió y se acomodó una vez más.

 

—¿Por qué no me lo cuentas?

 

—¿Cómo un cuento? Es demasiado largo…¿Debería escribirlo? —Preguntó.

 

—Tu lo escribes, se te pierde ese cuaderno y el mundo se entera. —

 

—Pero es muy largo para contarlo…—Realizo una mueca con sus labios.

 

—Vamos por partes.

 

—Bueno… —Tomo aire y soltó un suave suspiro. — Antes del debut yo…

 

 

Los grandes grupos de la empresa eran una inspiración para él, llegar a ser un grupo tan conocido como lo estaba siendo Super Junior, o más como lo era TVXQ, si es que se refería a grupos masculinos, pues era más se escuchar grupos femeninos como Girls Generation, no podía evitarlo, sus canciones eran contagiosas y terminaba bailando en más de un ensayo, era una forma de calentar antes de comenzar con las prácticas oficiales de SHINee, aunque lo del baile también lo realizaba seguido en casa.

 

Cuatro de los cinco miembros del grupo estaban en la sala de prácticas, aun se sentía algo incómodo con los demás, apenas los estaba conociendo, había compartido un par de palabras con cada uno. Taemin era un niño pequeño, era imposible para el no verlo como un bebe prácticamente, por otra parte estaba Minho, su primera impresión, bien, no fue buena, sabía que tendrían un par de diferencias, por ende estarían discutiendo, hasta ahora nada, claro, pero nada más era por haber cerrado la boca en un par de encuentros que tuvieron. Jonghyun, con el apenas había hablado, quizás un simple saludo, el moreno no se acercaba a él, y tampoco realizaba el mayor esfuerzo por hacer lo contrario, pasarían mucho tiempo juntos, seguramente se conocerían en algún momento.

 

Justo en ese momento, ingreso Jinki, el líder del grupo. Opiniones sobre el, no tenía muchas, bueno, apenas si les conocía, ¿Cómo podía estar opinando sobre ellos si no habían hablado más allá?.

 

—¿Qué tal la reunión, Hyung? —Preguntó el  menor de todos.

 

—Bueno. Me pidieron que pasáramos más tiempo juntos. —Pronunció leyendo un papel que sostenía en sus manos. — Vamos a sentarnos.

 

El mayor los invito a sentarse en el suelo de la sala de ensayos para no solo compartir un poco más entre ellos, sino que también para darles instrucciones y un itinerario a seguir, la empresa les había anunciado que debían debutar pronto. El año estaba acabando, su debut era anunciado para el 2008, con la fecha desconocida pero entre los primeros meses del año. La empresa con respecto al trabajo era bastante estricta, lo había vivido con un ensayo para la coreografía de Super Junior y ya se sentía agotado de saber cómo sería tener una agenda propia. Las amistades, o conocidos que realizo de SuJu en aquella oportunidad le hablaban de lo que era formar un grupo, que tan difícil era, la responsabilidad, pero le alentaron en todo momento, además, de escuchar palabras contrarias, no renunciaría, eso era lo que deseaba más que nada, estaba dispuesto a arriesgarlo todo.

 

—Primero, viviremos juntos muy pronto. — Anunció el líder. — Seguramente nos anunciaran el lugar dentro de unas semanas. También les traje los horarios y la letra de la canción… Las practicas comienzan mañana. Estudien la letra y practiquen.

 

El mayor se dio el tiempo de entregar los papeles a cada uno.

 

Sostuvo el correspondiente con su nombre escrito en un fibrón delgado. Sus líneas estabas delineadas con el mismo marcador, por lo que era fácil de entender lo que debía hacer. Seguido de eso vio el horario, ensayos para la canción, aprender la coreografía, reuniones… Tal parecía que durante la semana con suerte podría respirar.

 

Su mirada recorrió los demás rostros, todos tan asustados como el propio, aunque tanto como asustados, estaban ansiosos. Su vida cambiaría por completo.

 

En realidad… Realmente cambiaría.

 

 

Entre ensayos, prácticas, reuniones. Las semanas pasaron, ya el integrarse a las conversaciones no era tan complicado, se veían los rostros todos los días, incluso reían con sus propias payasadas y errores, burlas entre ellos a las que se estaban acostumbrando, claro que no siempre todo era sonrisas, como había previsto, tuvo un par de disputas con Minho, estaba detestando al menor en realidad, existían oportunidades en las que si, se divertían bastante, pero en algunas pensaba en ahorcarlo, además con ese carácter que el poseía, todo era bastante complicado.

 

Entre todos, con quien más compartió había sido con el tal Jonghyun. Sus gustos eran algo similares, reían por lo mismo, además de que este, no dejaba de sorprenderlo con su voz, cantaba realmente bien, en ese momento entendió porque había recibido gran parte de la letra. En realidad, aunque no debería sentirlo, lo sentía, tenía un poco de envidia, Taemin era un muy buen bailarín, Jinki cantaba tan bien como Jonghyun, Jonghyun, bueno… Su voz es perfecta y MinHo, aunque por el momento se estén odiando, tiene una voz ronca para el rap. El por otro lado, si bien tenia las tres cualidades, no sentía que llegara al nivel de los demás, pero claro, el era el único con las tres habilidades.

 

Su ego creció cuando en una de las tantas reuniones de grupo para organizar los horarios, ensayos, y hablar sobre el debut, su manager hablo sobre los nombres artísticos, la forma de presentación y que harian al respecto. Con un miembro ya se Super Junior llamado Kibum, no quería ser uno más, claro que no, quería marcar la diferencia.  Desde ese día su nombre artístico sería Key, como llave en inglés.  Mientras que Jinki tomo el nombre de Onew. El mismo día se les había anunciado el vivir juntos. Un pequeño departamento en el convivirían día a día, la finalidad no solo era para hacerlos más unidos sino que sería más sencillo el llevarlos y traerlos para los próximos ensayos, y por lo que pudo entender, los horarios serian aun peor.

 

 

Su primera impresión del departamento, bien, ¿Por dónde comenzar?. ¿¡Tenía que compartir habitación!?, lo peor de todo no era el compartirlo con uno, ni con dos de sus compañeros, sino que era con todos, ¡Todos!, la privacidad se iba a la mierda, no tendría privacidad en un lugar como ese, además, era demasiado pequeño. La mayoría del tiempo ni siquiera la pasarían en ese lugar, pero en ese momento no pasaban razonamientos por su cabeza. No era decepción, ni desilusión, estaban recién comenzando, pero.. No le agradaba, nada. Si ya tenía peleas con Minho así, no quería imaginarse más adelante.

 

Finalmente el día de la grabación había llegado, fue el primero en levantarse, más por tener que arreglarse para salir. Siempre tomaba su tiempo en escoger su ropa, accesorios y demás, si sería un idol debía comenzar a preocuparse por ello, incluso tenía el cuidado con su piel. Fue hasta el baño para su rutina matutina, al finalizar, se encargó de realizar un desayuno para todos, tenía a dos pequeños que cuidar, no podía dejar que estos se saltaran algo tan importante como desayunar, menos por seguir durmiendo, así que termino por ir a  despertarlos.

 

—Despierten, se hará tarde. —Dijo encendiendo las luces. —

 

—Hm… ¿Qué hora es?... —Preguntó el líder.

 

—Ocho treinta. — Respondió mientras movia a Taemin en su cama. — Taemin, vamos, despierta…

 

El menor gruñía entre sueños hasta abrir sus ojos y asentir a las palabras de Key. Realizo los mismos movimientos para los otros dos.

 

—Despierten. —Dijo el mayor de todos. — Vienen por nosotros en una hora.

 

—En una hora, hyung. Déjanos dormir. —

 

—Deben desayunar. Despierten. —

 

Fueron sus últimas palabras antes de dejar la habitación e ir hasta la cocina.

 

Termino de preparar todo, dejo la mesa puesta, un puesto por persona y se sentó a desayunar tranquilamente mientras miraba su móvil, disfrutaba de ver las presentaciones de los programas, y con sus horarios se perdía la gran mayoría, por ende mientras desayunaba aprovechaba el momento para ponerse al día con los diferentes grupos. Los ruidos comenzaron a hacerse presentes en el departamento, entre tanto movimiento, llego el moreno hasta la cocina tomando asiento frente a él.

 

—¿También cocinas? —Pregunto poco antes de probar la comida. — Hm.. Delicioso.

 

Sonrió de inmediato a las palabras ajenas.

 

—No soy un experto pero se hacerlo. —Respondió.

 

Palabras como esas le subían el ego y le hacían sentir bastante bien.

 

—Me gusta cuando sonríes. —Dijo Jonghyun capturando su atención.

 

—¿Eh? ¿A que viene eso?. —Preguntó.

 

—La primera vez que nos conocimos me causaste algo de miedo. —Rió. —Eres muy serio a veces, y tus miradas…

 

—Miro normal. —Dijo algo extrañado. —¿Por qué miedo?

 

—Parecías un tipo de esos que les dices algo y de inmediato buscan pelea. No quiero decir a golpes pero… Eso, sabes a que me refiero. —

 

—No soy de sonreír mucho en realidad. —

 

—También te había visto antes por la empresa. Pensé que eras una chica. —Pronunció llevando un poco de comida a su boca.

 

La mirada de Key inmediatamente cambio, como si intentara matar al moreno con esta.

 

Jonghyun se quedó estático por un momento antes de pronunciar.

 

—Justamente esa mirada. —Dijo con la boca llena. — Perdón, Perdón. Te vi un par de veces nada más…

 

—¿Por qué una chica? No tengo…—

 

—Eres muy delgado y tienes cierta delicadeza  como ellas. —Interrumpió. — Eso fue antes de conocerte Key

 

Perfecto. Ahora se había enterado que tenía una figura femenina, debería quizás tomar un poco de peso, no, eso definitivamente no era lo suyo, tampoco el hacer ejercicios, le gustaba su cuerpo tal cual era, pero debía admitir que le causó cierta molestia el que Jonghyun le dijese aquello, más nada cambió, siguieron compartiendo como lo hacían todos los días. Se sentaron juntos en la van hasta la empresa, escucharon música juntos, incluso durmieron durante el viaje. Se estaba acostumbrando o más que eso, tomando cariño a los miembros del grupo.

 

Durante la grabación, estuvo un poco nervioso, era la primera vez que realizaría algo como eso, grabar además frente a los demás. Ingresaron uno por uno a la sala de grabación, un cuarto donde el sonido no salía ni rebotaba en las paredes, era un silencio tranquilizante como desesperante, pues si no se ponía los audífonos para escuchar al menos lo que hablaban del otro lado del vidrio, el lugar era desesperante, sin duda.

 

Grabó sin problema alguno, cometiendo unos errores al principio, cualquiera los cometería, era la primera vez que grababa, además los nervios traicionaban. Cuando escucho la grabación con la pista de fondo, se sorprendió bastante, más bien, se emocionó, estaba grabando el primer sencillo de SHINee.

 

 

—¿Puedo quedarme? —Preguntó mientras miraba como Jonghyun entraba al estudio.

 

—Claro. Siéntate aquí. —Respondieron. —

 

—¿Me quieres escuchar cantar? — Dijo Jong desde el otro lado.

 

—Aprieta este botón para hablar. —Dijo el hombre a su lado.

 

—Oh.. Okey. —Apretó el botón. — ¡Canta para mí! —Dijo bromeando.

 

La grabación del moreno comenzó. Cuando pensó que este podría cometer algún error en un comienzo, no lo hizo, solo un olvido de una nota que practico un par de veces y volvió a retomar la grabación. Si bien había pedido que este cantara para el en una broma, jamás pensó que así lo sentiría. Estaba viendo a Jonghyun cuando sus miradas se cruzaron, veía sus labios moverse, y sus ojos mantenerse sobre los propios, ¿Por qué lo miraba así? Le estaba poniendo nervioso, termino bajando la mirada a los controles de sonido. Sus dedos se movían jugando entre ellos, tocando sus uñas hasta terminar de escuchar la voz del moreno.

 

—¡Key! ¿Qué tal lo hice?. —Preguntó.

 

Elevo de inmediato la mirada encontrándose con la sonrisa del moreno, apenas había logrado calmar esos nervios y esa sonrisa….

 

—¡Muy bien!. —Levanto su pulgar sonriendo de la misma manera.

 

Los malditos nervios de la grabación le afectaron demasiado. Vio como Jong salió por la puerta y se acercó para escuchar la unión realizada por el productor. Mientras el, aprovecho el momento para salir del lugar, un poco de aire le vendría bien.

 

 

 

Con el tema ya finalizado, comenzaba la coordinación del baile junto con la letra terminada, ya no eran ensayos con conteo ni con una canción instrumental, ahora debían intentar no perder el conteo mientras cantaban. Lo complicado empezaba. Ensayos y más ensayos, ahora se dedicaban a más prácticas que cantó, pues las canciones estaban ensayadas, las próximas grabaciones serian pronto, el mini álbum estaría terminado y ellos comenzarían la grabación del MV.

 

Repetían una y otra vez la canción en los ensayos, la letra estaba completamente aprendida, de eso no había duda, tanto sus partes como la de los demás, sobretodo, la de Jonghyun, exactamente aquella que canto “para él” aquel día. ¿Por qué recalcaba el para él?, porque era una broma y el muy idiota lo había hecho con esa intensión. Aun dudaba de esos malditos nervios que aparecieron de la nada, salió calmado de la grabación y Jonghyun le devolvió los nervios, ¡No tenía sentido!.

 

Evitaba mirar al moreno en aquella estrofa, solo para no traer esos nervios de vuelta, estúpido razonamiento, pero debía enfocarse en el ensayo de la coreografía, además no era del todo sencilla, sobretodo la coordinación, eso era lo que necesitaban. Al final de cuentas, dejo a un lado lo ocurrido, no era como si siempre sentiría esos nervios ¿No?

 

 

Luego vinieron las grabaciones. La producción era increíble, habían todo tipo de cámaras, tanto para grabar el video como para grabarlos a ellos mientras realizaban las grabaciones, un detrás de escena, como le llamarían profesionalmente. La unión que tenían ahora era completamente diferente, llevaban meses juntos, y conviviendo, por lo que se conocían mucho mejor, incluso sus diferencias con Minho acabaron, el menor no era tan malo como pensaba, discutían mucho menos, con el tiempo quizás ni siquiera lo harían. Actuar con naturalidad era lo suyo, como eran frente a las cámaras era exactamente como eran ellos fuera de ellas.

 

En una que otra oportunidad mostro a la cámara la llave que colgaba de su cuello, un accesorio del vestuario, tal como su nombre, Key, el cual ya era costumbre escucharlo de los miembros, sobretodo de Taemin quien de la nada comenzó a decirle Omma por su forma de cuidarlo, era el menor, además un bebe, por inercia lo trataba así, y tenía la oportunidad de cocinar, ordenar el departamento, bien, ahora que lo pensaba podría parecer una madre, pero, ¿Por qué madre y no padre, eh?.

 

La protagonista del video, Victoria, capto la atención de algunos, exceptuándolo, bien, la mujer tenia su belleza, pero no era su tipo en realidad, aun así, era bastante amigable, rieron un par de veces, hablaron, debían quitar esa timidez para actuar el video, se suponía que estaban todos interesados en ella. Claro, era extraño por Taemin, puesto que era el menor de todos y Victoria era mayor que ellos, la diferencia en edad era notable, pero tal como decía la canción ella era una Noona. Aunque no dejaría que Taemin estuviera con una mujer tan adulta como ella.

 

Por otra parte, Onew si parecía interesado en Victoria al igual que Jonghyun, eso era lo que él veía, hablaban bastante con ella, aunque intentaba relacionarlo con el reparto de las escenas y ellos tenían más tiempo con Victoria, tenían que relacionarse bien si querían obtener un buen resultado. No era como si fuera un experto en el tema, pero le gustaba la idea de luego ser actor, quizás más adelante, pero eran secretos que todos debían saber a la hora de actuar, ¿No?.

 

Las grabaciones duraron cerca de dos a tres días, diferentes tomas, escenas, vestuarios, escenarios. Durante esos días notó la distancia que había tomado de Jonghyun, llego a la conclusión de que era el trabajo, el grababa escenas en solitario al igual que él, no estaban todo el tiempo juntos, pero, de cierta forma, ¿Le molestaba?. Se había acostumbrado a esa cercanía al parecer, se sentía extraño aunque no era algo para armar un escándalo, simplemente extraño y nuevamente lo asimilo a los nervios que llegaban a su cuerpo por pensar en el debut. Debutaban ese año, los meses pasaban, ya estaban en abril, no podía pasar demasiado para debutar, era en los primeros meses, sería muy pronto, claramente tenía que tener nervios.

 

Estaba cansado, había sido un gran cambio el pasar de una vida cotidiana a cumplir horarios tan exigentes como esos, no podía pensar en algo diferente, además ¿Por qué tendría que tener esa extrañeza relación con Jonghyun?, era su compañero… Amigo, lo que fuera en ese momento, probablemente más amigo, ya tenían una conexión bastante buena para llamarlo amistad, de hecho si, eran muy buenos amigos, ¿Por qué mentiría?, hacían todo juntos últimamente, no tenían que usar modismos entre ellos, podían hablar sin formalidades, aunque le había pedido a Taemin no usarlas demasiado con él para no sentirse tan viejo, y con Onew, bueno, poco a poco iba cambiando todo. Pero con Jonghyun era diferente… Y no, no asimilaría una extrañeza absurda con su amigo, no tenía sentido.

 

 

 

—¿Estabas celoso porque hablaba con Victoria? —Dijo Jonghyun riendo en medio de la narración de Key.

 

—No estaba celoso. Además ni siquiera sabía que sentía. —Dio un golpe leve en el hombro del moreno.

—Pero si te sentías extraño era por celos. —Rió una vez más el moreno.

 

—¡Que no!. Eish…—Se quejó Key.

 

Jonghyun le abrazo. Sabía que este lo hacía consciente de que terminaría molesto entre tantas burlas.

 

—No sabía que te había puesto nervioso con la canción. —Pronunció al separarse de Key.

 

—Tenía dieciséis años… No iba a saber que esos nervios se trataban de algo diferente. —Dijo Key arreglando su ropa.

 

—SHINee es el siguiente. —Pronunció un productor desde la puerta.

 

—Rayos.. Justo en la mejor parte. —Se quejó Jonghyun.

 

—No es la mejor parte…—

 

—Quería saber que tan celoso estabas.. —Rió burlándose una vez más de Key.

 

—¡Yah! Dejare de contarte el cuento…—Refiriéndose al pasado. 

 

—No, no. Ya me callo. —Pronunció sonriente. —Sigues luego de la presentación.

 

 

Ahí iban una vez más, al escenario.

 

Sus nervios volvieron a aparecer, probablemente por la historia que estaba contando a su novio, le hizo recordar aquel 25 de mayo del 2008, cuando por primera vez SHINee se presentó en el escenario, Replay. 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: