Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Encuentra lo que amas y deja que te mate.

Autor: Adri6

[Reviews - 11]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Bulma junto a su hijo y amigos, habían viajado al pasado. Como un reto personal, ella quería a toda costa saber cómo había sido la infancia de su esposo y por lo tanto, había creado un artefacto que les permitía cruzar el tiempo-espacio y llegar a un planeta tan lejano en donde la raza Saiyajin era la dominante de forma absoluta.

La primera impresión de aquel mundo, no fue la que tenían en mente. La sociedad de guerreros legendarios estaba siendo aniquilada por un ser superior que sin piedad, asesinaba a todos los que se cruzasen en su camino.

“… ¿Es Freezer?” –pregunto Gohan

“No” –repuso Goku de forma seria

Todos estaban nerviosos, algo en aquel Ki transmitía tantas sensaciones negativas que hacía pensar que se divertía asesinando tal como lo estaba haciendo. El planeta crujía con cada esfera de energía que chocaba contra la tierra y las explosiones generaban un destello que contrastaba con la oscuridad de la noche. Las ráfagas de viento impedían que Bulma o Milk se sintiesen tranquilas.

“Iré a investigar” –Goku trato de volar pero no pudo— “¿eh?” –puso una expresión de asombro

“¿Qué pasa papá?” –pregunto el pequeño Goten mientras se acercaba a él

“No puedo… usar mi poder” –susurro lo ultimo pero recordó que también podía teletransportarse por lo que se llevo los dedos a su frente pero tuvo el mismo resultado, es decir, nada.

“…¿Que?” –exclamo Gohan al intentar elevar su Ki pero sin éxito

“No tenemos poderes” –comento Goku con la desesperación que le significaba no poder ayudar en lo absoluto

“¡Goku!” –Grito Milk mientras se acerco hasta él— “deja de jugar… anda, protégenos” –le ordeno con su habitual pose de mujer demandante

El guerrero la miro pero ni siquiera pudo contestarle ya que a unos cuantos metros de ellos, una explosión se desencadeno de forma brusca. Todos se cubrieron el rostro con los brazos y cuando esperaron nerviosos que todo pasase, escucharon perfectamente una voz.

“… Qué vergüenza das al suplicar por tu vida ¿es que acaso no tienes orgullo?” –pregunto aquel ser mientras descendía de los cielos y se acercaba a su más reciente victima

El pequeño abrió los ojos con dificultad y sintió miedo de lo que su radar le decía, la fuerza de aquel Saiyajin era prácticamente ilimitada por lo que no habia cifra que pudiese medir aquel poder. Incapacitado de luchar o de tan siquiera huir, espero lo evidente, su muerte.

“… Así está mejor… todos deben resignarse a morir frente a mi” –sonrió y levanto la mano para generar una esfera de poder que acabe el sufrimiento del pequeño guerrero.

“¡Basta!” –un niño grito con decisión y usando su cuerpo protegía a quien no era más que su primo mayor

El saiyajin sonrió al ver a quien desde que inicio el ataque había estado esperando. Contrario a todo, intensifico aquella energía que se acumulaba en su mano al punto de generar pequeños rayos eléctricos que cortaban al aire mismo.

“… No me agrada el tono con que te diriges a mi” –susurro con algo de molestia

“De otra forma no puedo hablarte” –su rostro serio se suavizo y con dolor tuvo que formular la obvia pregunta: “¿por qué haces esto?... estas destruyendo todo… ¡Madre, por favor detente!” –grito el pequeño Vegeta

La mujer entrecerró los ojos y admirando aquella suplica de su hijo no provocaba nada más que rabia, fue que en un movimiento rápido, desapareció y apareció detrás de este, aquel segundo en que el radar tardo en generar la nueva ubicación de su madre, ella aprovecho para lanzar la esfera de energía justo sobre quién era el ultimo sobrino que le quedaba vivo. La explosión puso punto final a uno más de los pocos descendientes de la familia real.

Vegeta fue afectado por el ataque siendo arrojado a varios metros del lugar, su espalda choco contra un cumulo de rocas las cuales, ejercían un rol de escondite para Goku y los demás. Ellos estaban impávidos, en especial Trunks quien de forma instintiva, quería socorrer a su padre a pesar de que este, prácticamente tenía su misma edad.

“Trunks… es difícil pero debes recordar que tu padre sobrevivió de algún modo” –dijo Bulma mientras abrazaba a su hijo— “… tan solo… debemos esperar y ver” –dijo con miedo y sintiendo por primera vez que se había equivocado

“¡Mamá!... déjame… tengo que ayudarlo” –trataba de soltarse pero ella no lo permitía

Milk abrazo a Goten y Gohan les brindaba algo de protección al estar frente a ellos casi como un escudo. Goku estaba inquieto, tanto así que a pesar de no tener poderes, sintió la necesidad de ayudar a Vegeta más aun cuando era evidente que estaba siendo golpeado de forma brutal por la que supuestamente es su madre. Sus pies se movieron y cuando estaba a punto de salir de aquel escondite, la voz de Milk le obligo a detenerse.

Sintió rabia de que ella le exigiera no hacer nada, le recalco que era un padre de familia y que su deber era estar junto a ella. Apretó con furia sus dientes y sus puños, deseaba más que nunca tener sus poderes pero por más que lo intentase, toda su fuerza no estaba ahí. No era más fuerte que un humano y siendo así, le era muy fácil morir. Con resignación, no hizo nada y tan solo regreso al lado de su mujer, la observo detenidamente y al descubrir aquella sonrisa de satisfacción al lograr su orden fuera cumplida, el guerrero aparto la vista y la enfoco en lo que debía estar ocurriendo.

Cada golpe generaba un estruendo tan difícil de ignorar que Goku sentía miedo, era imposible que Vegeta siendo un niño sobreviviese a ese ataque que a todas luces, busca asesinarlo.

“… Es muy fácil” –susurro ella mientras tomaba del cuello al pequeño y lo levantaba hasta la altura de su rostro— “… ustedes son muy fáciles” –recalco mientras ejercía aun mas presión en su agarre

Más pequeñas manos de Vegeta trataban de hacer algo imposible, si median fuerzas, era comparar un grano de arena respecto a toda una playa. Lo sabía muy bien y por eso, su única salvación era ser también aquella playa aunque eso le cueste más de lo que quería ceder.

“Te dejare con vida… si me dices donde están los demás” –propuso ella mientras esperaba escuchar una respuesta favorable

“No” –dijo de forma segura

“… ¿No?” –pregunto molesta

“No dejare… que asesines… a los míos” –contesto con dificultad

La guerrera entrecerró los ojos y elevo aun mas su Ki, de la fase 2 alcanzo rápidamente a la fase 3. Con aquello, tomo el brazo derecho de su hijo y ejerciendo presión logro quebrarlo con facilidad. Los gritos de dolor de este causaban que Goku sintiese odio por quien le estaba haciendo daño, su corazón latía con fuerza pero pese a todo, se mantenía quieto ya que Milk le sostenía la mano de forma estratégica.

Trunks se tapaba los oídos y Bulma creía conveniente que era hora de regresar a su tiempo, al momento de buscar el artefacto de forma nerviosa en su bolsillo, una explosión causo que todos perdieran el equilibrio y cayeran al suelo. La ráfaga de Ki causo que las rocas se desintegraran y quedaran expuestos a lo que era, el saiyajin más fuerte de aquel momento.

Ella, al verlos los admiro con dudas, las mujeres no eran guerreras saiyajin y los hombres… bueno, cavia una remota duda. Acercándose a ellos a paso lento, descubrió con una mejor visibilidad que de los extraño, uno era idéntico a Bardock.

“¿Quién eres?” –pregunto mientras sin dejar de lado la intuición de que ese hombre, era pariente del ya nombrado. Se movió rápido y al quedar detrás de Goku, noto que no tenía cola— “… Si no tienes cola quiere decir que no eres saiyajin”

“¡Lo soy!” –Grito con rabia y volteo a verla— “… ¡Tú eres la que no eres saiyajin!... ¡¿Cómo te atreves a lastimar a Vegeta?!”

“¿Vegeta?” –pregunto la guerra, sin duda estaba confundida y como tal no hizo nada más que pensar para tratar de entender que estaba sucediendo

“¡Deja en paz a mi papá!” –grito Trunks quien se soltó de los brazos de Bulma y corrió a enfrentar a su “abuela”

Ella, al escuchar eso volteo de inmediato, al ver a un niño que por su apariencia no dictaba que fuera de su misma raza, sintió que algo estaba fuera de lugar. Sin esfuerzo desapareció y aprecio frente al pequeño, analizándolo con cuidado, noto que a pesar del color de sus ojos o de su cabello, tenía unas facciones muy similares a las de su hijo, ademas del tono de voz con que le habla y la postura, delata el tan famoso orgullo saiyajin.

“… No entiendo que sucede… pero si en verdad eres parte de mi familia… entonces te enterrare junto a mi hijo” –sonrió divertida y lo tomo del cabello para arrastrarlo hasta donde anteriormente había hecho impacto la esfera de energía.

“¡Suéltalo!” –grito Bulma quien corriendo hacia ella, pero de pronto sintió un golpe que la dejo al borde de la muerte. Fue arrojada y de no ser por Gohan, se hubiese estrellado contra las rocas.

Goku ya no podía seguir soportando no hacer nada, se interpuso en el camino de la guerrera. La miro con su habitual seriedad en los momentos más difíciles que enfrenta.

“Insecto… ¿quién eres para tan siquiera pensar que puedes luchar contra mí?” –Sonrió con burla— “… mejor dime ¿por qué te pareces tanto a Bardock?” –pregunto con curiosidad y sin soltar a su “nieto”

“Es mi padre” –confeso sin mas

La Reina de los Saiyajines dejo de sonreír, en su ceño fruncido habitaba la sensación de que todo formaba parte de una burla hacia ella. Con aquel pensamiento en mente, decidió que ya era hora de seguir adelante en misión de exterminar a los de su raza ¿y por qué no? a los mentirosos que se atreven a mentirle en la cara.

“… Me aburren” –confeso mientras aparecía frente a Goku y le golpeaba con todas sus fuerzas en el abdomen. Este cayó de rodillas al sentir tal impacto mientras sus brazos abrazaban aquella parte anatómica con la esperanza de calmar en algo, aquel dolor.

Sin mas, continuo caminando con decision, cuando encontró el cuerpo de su hijo, no pudo evitar sorprenderse de que aun estuviese con vida. Vegeta abrió los ojos y al ver a un niño en manos de su madre, sintió una enorme compasión y necesidad de salvarlo.

“Por favor… no lo mates” –dijo con dificultad mientras la sangre acumulada de su boca escapaba por sus comisuras labiales

“Odio las suplicas” –dijo sin mas mientras aparecía junto a él y con su pie terminaba de destrozarle el brazo ya fracturado

“¡AHHHHH!” –gritaba desesperado

“¡Papá!” –gritaba Trunks al verle sufrir de esa manera

“¿Insistes en decir mentiras?” –ella miro al peli lila y este la miro a ella. El cruce de miradas eran frías y severas, ambos no cedían en lo absoluto.

“¡Basta!” –ataco Goku con una patada que fácilmente fue detenida

“Me aburren” –volvió a decir al tiempo que soltaba al pequeño y se enfocaba a quien le hacía recordar al soldado de clase baja que servía a la corona fielmente

Vegeta apretaba con rabia su mandíbula, sus ojos desprendían pequeñas lagrimas más que reflejar dolo significaban cuanto le dolía que personas inocentes estuviesen en manos de quien era su madre. Ella no siempre fue así, desde que había descubierto que podía transformarse en súper saiyajin, su deseo porque nadie más lo pudiese lograr venció su razón. De forma inesperada comenzó atacar a su propia raza y como la mayoría de los soldados incluyendo al Rey, estaban fuera del planeta, aprovecho para iniciar un plan de exterminio radical.

“… No los pude salvar… pero a ellos… ¡juro que los protegeré!” –grito el príncipe mientras su Ki se elevaba de forma violenta, una ráfaga de energía cubrió su cuerpo causando que las rocas que estaban a su lado comenzaran a temblar

Goku miro a Vegeta y con aquella distracción, la reina lo golpeo enviándolo lejos. Gohan corrió hasta su padre y tratando de ayudarlo de pronto vio que una esfera de energía estaba a punto de ser lanzada hacia ellos.

“¡Vieja fea!” –grito Trunks quien la pateo en la pierna

Ella miro con ira al pequeño y si antes sentía la necesidad de asesinar a esos hombres, ahora su prioridad era el mocoso insolente. Dirigió aquella energía el pequeño y sin esperar ni un segundo, lanzo el ataque esperando poner fin a toda la farsa que había escuchado.

Trunks cerró los ojos, la luz enceguecedora estaba ahí pero el impacto nunca llego. Extrañado, abrió los ojos y vio a su padre protegiéndole. Al estar a su espalda, noto la cola y que eran de la misma estatura.

“… Te dije… que los protegeré” –susurro Vegeta de una forma tan fría, que su hijo sintió felicidad de aquella actitud tan caracteristica de su padre

Bulma estaba siendo atendida por Milk pero en realidad, no podía hacer mucho. Su amiga estaba inconsciente y de seguro con daño interno. Goten miraba preocupado a su amigo Trunks pero desobedecer a su madre le era muy difícil.

Goku reacciono y sin importarle nada, aparto a Gohan de su lado. Tenía, era su obligación, que estar al lado de Vegeta. Se puso de pie con dificultad y sin tener algún plan, tan solo se decidió que si era necesario, usaría su cuerpo como escudo para el príncipe.

“¿De qué forma lo harás?” –pregunto ella con un toque de ironía

“No eres la única… que puede transformarse” –confeso con decisión

Al escuchar eso, la Reina sintió que su propósito estaba en lo cierto, seguramente de tanto en tanto, otro de su raza podía igualarle en poder y eso no podía suceder.

“Si lo haces a este nivel siendo tan joven… corres el riesgo de que no lo puedas hacer nunca más” –decía la verdad

“Lo sé” –contesto de igual forma— “no me importa… porque estoy seguro… que tampoco sobreviviré” –la miro con dolor

“Me alegra que seas sensato y veas las cosas tal cual son”

“Por el bien de todos los demás… debes morir” –con decisión aumento aun mas su Ki y la energía que le envolvía poco a poco comenzó a tornarse de tonalidad dorada hasta que finalmente su cabello y ojos cambiaron de color.

“¿Con ese poder?” –pregunto ella al ver su radar

“… Si” –susurro y en un segundo la ataco

Trunks y todos los demás de pronto se vieron envueltos en un campo de batalla que no era tan desigual, de alguna forma Vegeta seguía aumentando su poder hasta alcanzar la fase 2. Su madre, quien jamás admitiría estar preocupada, trataba de acabar con su hijo antes de que le alcanzase en nivel. Los estruendos de los golpes y las esferas de energías que caían de forma aleatoria según la posición de los súper saiyajines, caían peligrosamente cerca de los viajeros del tiempo.

Goku seguía la pelea con la mirada sin preocuparse de nada mas, Gohan se atrevió esquivar ls explosiones y tomo al pequeño Trunks en brazos para llevarlo junto a su madre.

“Bulma” –susurraba Milk entre lagrimas

“¡Mamá!” –grito preocupado el pequeño apartándose del hijo mayor de Goku. Corrió donde su madre y tratándola de despertar fue que experimento el miedo de que ella muriera

El planeta Vegita estaba prácticamente en ruinas, mientras que toda la civilización Saiyajin se veía reflejaba por unos cuantos escombros de lo que fue el palacio o las ciudades. Fuerza contra fuerza, el pequeño tenía la convicción de detener a su madre aunque eso le significase pagar un precio muy alto.

“¡Maldito!” –grito ella de mal humor mientras esquivaba una seguidilla de ataques

“… No es suficiente” --susurro Vegeta al ver que ella salía ilesa de todo. Su pequeño cuerpo no toleraba tanto poder y más aun, con tanto daño. No poder usar unos de sus brazos le significaba una enorme desventaja sin mencionar que aun no alcanzaba la fase 3

“¿Eso es todo?” –Se burlo y en un segundo, estaba frente a su hijo quien abrió los ojos de par en par al verse desprotegido— “… si no te hubieras transformado… tal vez… te hubiera dejado con vida” –susurro cerca de su oído y sin más, genero una esfera de energía que impacto primeramente el abdomen del menor y después, todo lo demás.

“¡Vegeta!” –grito preocupado Goku

La reina había logrado que el pequeño descendiera abruptamente a la tierra y desde ahí, no se detuvo, continúo lanzando todas las esferas de energías que podía. Su radar aun le indicaba que con cada ataque, su hijo perdía poder, por ende, sin cesar en aquello, continuo hasta que se canso de hacerlo.

Cuando poco a poco el polvo se disipo, un enorme y profundo cráter emergió, los escombros de los bordes se deslizaban hasta ser absorbidos por la oscuridad aun impenetrable que la misma noche.

“… Vegeta… ¡Vegeta!” –Goku comenzó a correr de forma desesperada hasta donde el pequeño se encontraba. Su carrera desenfrenada se relacionaba directamente con el estado de su corazón. Saltando los obstáculos, tan solo no dudo ni por un segundo en exponerse y ser un blanco fácil.

Loa reina le observaba desde lo alto, levantando la mano en aquella dirección, por fin pondría fin a la imitación barata de Bardock. Al ver el destello, Goku se detuvo y levanto la vista, la energía que ella había liberado era la suficiente para eliminarlo y eso le hizo abrir los ojos de par en par.

“¡Goku!” –grito Milk con angustia

“¡Papá!” –gritaron los hermanos

Segundos para el impacto, el defensor de la Tierra vio como un niño de cabello negro volaba justo frente a él y con una sola dirección. La Madre de Vegeta se sorprendió de que este, cambiase de estado tan rápidamente, no solo se Súper Saiyajin sino que también de fase en fase, después de alcanzar la fase 3, su cuerpo cambio y fue cubierto con un pelaje rojizo en el pecho y en los brazos, así como su cabello dejo de ser rubio, pero mas allá de eso… todo ese cambio quedo atrás para volver a la normalidad por un segundo, eso pensó hasta que vio que el cabello de su hijo se tornaba celeste.

El radar no tenía la capacidad de cuantificar aquella energía, entonces… fue ahí que ella sintió miedo, miedo de que Vegeta la considerara una enemiga. Retrocedió y sabiendo que su defensa seria fácilmente destruida, se quedo esperando lo inevitable. Cuando sintió el golpe y después que la energía le atravesaba el cuerpo, sonrió satisfecha de morir en manos de un dios.

“…” –Vegeta sostenía con dificultad el cuerpo de su agonizante madre mientras sus ojos celestes sufrian sin piedad

“Encuentra lo que amas… y deja que te mate” –susurro confesando entre líneas que a pesar de todo… le quería. Su corazón se detuvo y todo aquel cabello rubio desapareció, cayendo al vacio encontró su destino entre las ruinas que ella misma había provocado.

El pequeño observo su mano cubierta de sangre así como el resultado de tanto poder, sentía una horrible opresión producto de las emociones y de la fuerza que apenas lograba controlar. Respirando con dificultad supo que lo mejor era… bloquear aquel recuerdo y todo lo demás. Llevándose los dedos a su frente, uso una pequeña esfera de energía que le atravesaría el cráneo pero que al fin y al cabo, lograría impedir que de ahora en más, se transformara tan siquiera en Súper Saiyajin. Sonrió y sin más, se despidió mentalmente de la persona que mas amaba de este mundo ya destruido.

Milk logrando encontrar el artefacto del tiempo, le ordeno a Gohan que vaya por Goku, cuando el hijo mayor tomo el brazo de este, se sorprendió de escuchar: “déjame aquí, necesito ayudar a Vegeta”

El pequeño ya había cumplido su propósito y por ende, todo su poder se desvaneció en un segundo. En una caída libre que solo causara aun más daños en su cuerpo, Goku estaba dispuesto a socorrerlo aun cuando eso le significase perderse en un tiempo que no le pertenecía.

“¡Claro que no!” –grito Gohan y lo golpeo con todas sus fuerzas logrando que se mas fácil llevarlo hasta su madre.

Todos reunidos nuevamente, fue cuando se dispusieron regresar a su tiempo. La última imagen en las pupilas de Goku fue un pequeño Saiyajin a punto de chocar contra el frio y desolado suelo del planeta que le vio nacer.


En el tiempo real, se le ordeno a Goku que fuese a buscar unas semillas del ermitaño. De forma extraña, este obedeció a lo pedido y en cuestión de segundos, Bulma ya estaba recuperada. Trunks abrazo a su madre mientras que Milk y Goten suspiraron aliviados.

“¿Papá?” –dijo Gohan al tiempo que veía que este estaba realmente serio

De pronto la puerta se abrió y apareció un Vegeta que acababa de entrenar en la cámara de gravedad. Se quedo sin palabras al ver que todos estaban despeinados y con la ropa sucia. Era como si hubiesen ido a la guerra.

“¿Qué sucedió?” –pregunto mientras fruncía el ceño y se cruzaba de brazos

Todos le miraron pero más nadie contesto, ni siquiera Goku quien se moría por estar cerca del príncipe.

Notas finales:

Y si, en mi fic Vegeta es el mas fuerte.

Gracias por leer!!

Besos!!

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: