Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Vida fingida

Autor: pri_sasukelove20

[Reviews - 17]  

LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

 

Hola gente ¡Tanto tiempo! Realmente ha costado volver pero aquí estoy con un nuevo proyecto que espero pueda florecer como el resto de mis historias. Esta idea quería hacerla pronto, estaba emocionada y me imagina la trama una y otra vez, planeo que no sea muy largo, así que espero puedan seguirme  y apoyarme.

¡Nos vemos pronto!

(Personajes de Masashi)

 

Observaba detenidamente a cada persona en la cafetería. Se escuchaba ridículo, pero esperaba encontrar el sujeto perfecto para reemplazar al hijo del jefe o en su defecto, lo más parecido posible.

—Kakashi, esto solo es una pérdida de tiempo. No hay manera de que encontremos a alguien exactamente igual a Menma.

—¿Quieres decirle al jefe que su hijo se ha largado a algún lugar del extranjero porque sus deberes aquí eran muy exigentes? Obito, él nos matará por nuestra incompetencia de no haberlo detenido.

—Quizás… quizás él vuelva pronto.

—No atiende el celular. Lo más probable es que lo tiró y compró otro. Revise su apartamento, se llevó todos sus ahorros, ropa, y pasaporte. ¿Te dice algo?-preguntó, levantando una ceja.

—No volverá por un largo tiempo-murmuró.

—Exacto. ¿Mmm?-miró al muchacho entrar y sentarse en la mesa contigua.

—Un café con leche ttebayo…-lucía claramente abatido.

—Sí, señor, enseguida.

—Obito-le susurró—Mira detrás de ti. El milagro apareció.

—¿Qué…?-volteó disimuladamente, sus ojos se abrieron de la impresión—Imposible…

Kakashi sacó debajo de su saco una fotografía del hijo del jefe y la comparó con el muchacho que estaba recibiendo el café. En efecto, eran idénticos. El destino estaba de su lado, Minato no notaría la diferencia en absoluto.

—Teñir su cabello a negro y ya tenemos a Menma Namikaze-se levantó de la mesa y se acercó al blondo que estaba bebiendo un sorbo, sin discreción alguna, se sentó frente a él seguido de Obito.

El joven oji-azul bajo la taza y los miró curioso.

—¿Puedo ayudarlo en algo?

—Yo espero encarecidamente que si-sonrió, el peli plata—Pero antes, sé que no es de mi incumbencia pero tus ojos te delatan demasiado. Dime, ¿has estado llorando, cierto?

—Kakashi-susurró incomodo, le dio un codazo en el brazo, pero a este no parecía importarle.

—Así que soy muy obvio-sonrió amargamente—Simplemente hoy no ha sido mi día.

—Oh, muchacho, porque no liberas toda esa  frustración a un desconocido como yo. Créeme, te sentirás mucho mejor-las palabras de Kakashi eran tranquilizadoras y muy convincentes.

Obito decidió confiar en las tácticas de su compañero.

—Bueno, yo… me despidieron, fue recorte de personal, estoy atrasado con el alquiler. La casera espera que hoy le pague los tres meses, apenas tengo para comer y por si fuera poco, mi novia terminó conmigo. Ella dijo que merecía algo mejor en la vida, yo no podía darle nada… yo…-comenzó a sollozar.

—Debió ser duro para ti-puso su mano en su hombro—Tranquilo, chico, solo has tenido mala suerte.

—Tengo que conseguir un empleo lo antes posible o quedare en la calle…

—Te podemos ayudar-respondió el azabache. Saco de una carpeta una planilla con una hoja escrita, un contrato que puso frente a sus ojos.

—Esto es…-tomó la hoja.

—Eres perfecto para el trabajo que necesitamos-habló, Kakashi.

 —¿Trabajo…?-le brillaron los ojos.

—Necesitamos que finjas ser otra persona hasta su regreso.

—¡¿Qué?!-exclamó sorprendido.

—Entendemos tu reacción, pero créeme cuando te digo que te conviene este trabajo. Pagaré tu deuda del alquiler, y ganarás mucho, mucho dinero. 

—También vivirás en un lujoso departamento, solo para ti, asistirás a fiestas extravagantes. Conocerás personas importantes, tendrás fama, solo tienes que firmar ese papel-señaló, el pelinegro.

—Yo… yo necesito pensarlo con calma, es muy rápido para decidirlo-                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               —Muchacho, —Muchacho, temo que no tenemos mucho tiempo-Kakashi habló seriamente—De aceptar, tendrás una semana para que te enseñemos como debe actuar el autentico Menma, saber de tu familia, amigos, hobbys, y demás… porque transcurriendo esa semana, habrá una fiesta. Es el cumpleaños del padre de Menma, y su único hijo, no puede faltar por nada del mundo.

—¿Y qué ha pasado con ese tal Menma?

—Se tomó el buque-lo dijo malhumorado, Obito.

El blondo le miró sin entender la frase.

—Se largo a algún lugar-explicó Kakashi—Por lo pronto, te aseguro que no regresara en un tiempo.

—Ya veo… ¿Acaso pasó algo grave en su familia?

—Ser hijo de un empresario de industria textil que asiste a todos los lanzamientos de modelaje, no es nada fácil, Minato le exigía sus deberes como hijo, pero Menma a pesar de que lo complacía a regañadientes, no disfrutaba ese modo de vida tan acelerado. Así que, se fue, se borró de aquí. Su padre me ha llamado y ya no sé qué pretextos poner, estamos sinceramente desesperados. ¿Tu nombre, muchacho?

—Na-Naruto, Destinity Naruto.

—Curioso apellido, me gusta.

—Era el nombre del orfanato en donde vivía.

—Entiendo… desde pequeño tú-

—Es algo que prefiero mantener para mí-le interrumpió un tanto incomodo.

—Al grano, Kakashi, Naruto-le miró—¿Aceptaras este trabajo? ¿Sí o No? Decide.

—Espera, Obito, Naruto no queremos obligarte. Ciertamente si aceptas estaremos eternamente agradecidos, tu parecido a Menma es impresionante, incluso tu voz es exactamente igual que la de él, no puedo explicármelo, pero quizás esta en una gran oportunidad que el destino te ha dado. ¿No lo piensas así? Tú justo ahora, los has perdido todo, pero si vienes con nosotros, ganarás más que solo lo perdido.

—Hacerme pasar por el hijo de una persona acaudalada, ciertamente, no tengo más nada que perder-lo meditó unos minutos, suspiró—Lo haré.

—¡¿De verdad?!-preguntaron al unísono.

Él asintió con una pequeña sonrisa.

—¿Tienen bolígrafo?

—Sí, ten-Obito le extendió una de su saco.

Naruto entendió que al firmar esa hoja, su vida cambiaría radicalmente, por su bien, y por ayudar a esas personas, él intentaría dar lo mejor de sí para llevar su papel al pie de la letra. Quizás era tal como Kakashi lo había mencionado.

Quizás el destino quería recompensarle todo el sufrimiento que había vivido.

El día no acabó ahí, había mucho por hacer antes de la noche. Naruto subió al vehículo negro de Kakashi, los tres se embarcaron hasta el departamento de Menma, un edificio de ocho pisos extremadamente lujoso, cabe decir.

 —Pasa por favor-abrió la puerta para su nuevo dueño—Vivirás aquí de ahora en adelante.

El rubio observó nada más al entrar la enorme sala de estar con sillones y mesa de vidrio, un jarrón de flores encima, piso alfombrado color crema, paredes color dorado, techo blanco. Muebles con cientos de bebidas, televisor plasma enorme pegado en la pared frente a los sillones.

—Esto es…

—¿Maravilloso, cierto? Una mujer se ha ocupado de la limpieza desde la semana en que Menma se fue. Queríamos tener esto preparado para la persona que nos ayudaría. Dado que tenemos solo una semana para enseñarte, Kakashi ha traído lo necesario aquí.

—En efecto-el peli plata arrastraba una pizarra blanca junto al soporte que acomodo frente a los sillones azules—Toma asiento, Naruto, no desperdiciaremos ningún minuto.

—Sí…-Obito se acomodó a su lado.

—Presta mucha atención a lo que diga Kakashi-este asintió.

El peli plata pegó rápidamente unas fotografías y tomó un marcador negro para pasar a explicar.

—Esta persona-encerró en un círculo negro la fotografía—Es el padre de Menma, Namikaze Minato. Repítelo.

—Namikaze Minato. Él es… rubio. Y sus ojos…

—Sí, tú y él se parecen, ¿cierto? Quizás sea un hijo perdido jajaja-rió, Obito.

Naruto y Kakashi lo miraron sin gracia.

—Prosigan-suspiró.

—Ella-repitió la misma acción que la foto anterior—Es su difunta esposa, Yamada Akane, murió hace cuatro años de cáncer.

En la fotografía se distinguía una hermosa mujer de cabello largo negro y ojos marrón oscuro, su mirada era muy tierna.

—Lo que nos lleva a lo principal-sacó una flecha que bajó directo hacía la siguiente imagen—Namikaze Menma, de diecinueve años, poca paciencia, alcohólico, mujeriego, derrochador de dinero y bisexual, son algunos detalles de la persona que tendrás que suplantar.

—De verdad me le parezco. Incluso tenemos la misma edad, pero nuestras personalidades son todo lo contrario dattebayo-frunció el seño—Esto será difícil.

Obito puso una mano en sus hombros.

—Tranquilo, lo aprenderás todo en una semana, además no te dejaremos solo en ningún momento.

—Gracias.

—De aquí partimos a sus amigos o conocidos-debajo de la fotografía había varias más de varios chicos jóvenes—La mayoría los conocerás en el cumpleaños del jefe, intenta memorizar sus nombres por favor, Namikaze Karin, ella es la prima de Menma, no son muy cercanos, solo se ven en las reuniones y fiestas familiares. Menma la mayoría de las veces la ha ignorado.

—Que frió es.

—Oh, te sorprenderá aún más-comentó, Obito.

—Siguiente, Shimizu Sai, es uno de sus amigos más cercanos, Sai no muestra muchas emociones en su rostro y cuando lo hace, tiene que ser por algo extremadamente importante. Sai suele acompañarlo a todos lados, incluso a las discotecas, y Naruto, tengo que advertirte de algo, él y Menma mantuvieron una relación sexual por un tiempo.

—¡¿Qué?!

—Pero terminaron hace más de medio año, no te asustes-le miró divertido por su expresión de pánico—Menma acordó que seguirían solo  como amigos y Sai aceptó.

—Disculpe, pero ¿Cómo sabe tanto de su intimidad?

—Obito es el chofer, yo soy su secretario personal. Yo siempre le cubría cuando su padre o alguien deseaba verlo o saber su paradero.

—Vaya.

—Prosigamos, su otro amigo se llama Sabaku no Gaara, su padre y el jefe son muy buenos amigos, han hecho muchos proyectos juntos. Gaara no habla mucho y se la pasa la mayor parte del tiempo serio, yo al menos, nunca lo he visto sonreír. A diferencia de Sai, no le gusta frecuentar ningún lugar de mala reputación, en su lugar, prefiere los deportes o ir a la playa. De aquí iremos a, Hyuga Hinata y Hyuga Neji, ambos primos. Menma ha tenido problemas con Neji por causa de Hinata, él siempre buscaba seducirla y hasta la acosaba, y siendo sinceros, Menma no tiene una buena reputación entre los jóvenes de su edad.

—Se ha acostado con la mayoría, y le ha roto el corazón a muchas mujeres. No es un hombre que quiera atarse a una sola relación, también está el hecho que se ha involucrado con hombres-respondió, Obito.

—¿Su padre no podía hacer nada?

—El señor Minato, hizo de todo para detenerlo, incluso dejó de darle su mesada, pero Menma siempre se salía con la suya. Ha tenido que pagar mucho a los reporteros para que no publicaran nada obsceno de él en las revistas o diarios.

—Que hijo más desagradecido ttebayo.

—Creo que es a causa de todo la libertad que el jefe le ha dado, después de la muerte de su esposa, él solo se enfocaba en el trabajo y descuidó mucho a su hijo. De esa manera, él creció con lujos y todo lo que deseaba lo conseguía con tronar los dedos. En fin, te diré más luego, por ahora, solo tienes que memorizar nombres y rostros de las personas más cercanas a Menma.

Su cabeza comenzaba a dar vueltas. Y hasta empezaba a sentir sueño, ya no tenía noción del tiempo, quizás llevaba sentado más de dos horas, la pizarra ya no tenía espacio para ninguna fotografía más.

—No te duermas, Naruto-le palmeó el hombro.

—Lo siento.

—Y por último y no menos importante, Uchiha Sasuke, recuerda su rostro, Naruto, su padre tiene una empresa que rivaliza con la del jefe, pero su rubro se encarga de las publicidades comerciales.

—Uchiha Sasuke…

—Tiene tu edad, es alguien muy popular entre el grupo de jóvenes ricos, todo lo contrario a Menma. Espera ayudar pronto a su padre en la compañía como lo hace su hermano mayor, Uchiha Itachi. Lo verás mucho en los eventos de lanzamientos y en la fiesta de tu ahora padre. Y debo de decirte algo. Menma siempre ha estado tras él, ha hecho de todo para conquistarlo, es el único hombre que no ha caído a sus pies.

—Es las fiestas-comentó el azabache—Menma corría hacía él y se lanzaba a sus brazos, era muy divertido-rió—Siempre avergonzaba a Sasuke y la gente los miraba raro. En muchas ocasiones intentó embriagar a Sasuke y llevarlo a su departamento con ayuda mía, desde luego, pero Sasuke no era tan estúpido y su hermano siempre ha estado cerca para vigilar los movimientos de Menma. Todo esto se debe a que Sasuke es homosexual.

—Y dado su gran atractivo-el blondo observó su foto—Menma no quería dejarlo pasar.

—Correcto. Pero mi sobrino no es imbécil como el resto de los hombres que han ido a su cama-habló con orgullo.

—¿Dijiste sobrino?

—Soy Uchiha Obito, lamento tardar en presentarme.

—Y yo, Hatake Kakashi, Naruto estamos muy felices que hayas aceptado, te lo agradezco infinitamente.

—Espero no causar problemas en el futuro dattebayo-sonrió.

—Andando, lo siguiente será ir a un lugar muy importante.

Obito y Naruto se levantaron. Kakashi tomó su mano y le dio unas llaves.

—Guárdalas bien. Yo me quedaré con una copia. Cierra tú.

—¿A dónde iremos…?-salieron y puso la llave en la cerradura.

—Por si no lo has notado, Menma tiene el cabello oscuro, Naruto, iremos a la peluquería, desde hoy vivirás como Namikaze Menma.

 

(Continuará)

 

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: