Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

PAPARAZZI por Yanel uchiha

[Reviews - 61]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Notas del fanfic:

Como siempre recordarles que los personajes de Naruto no son mío si no del grandioso Masashi Kishimoto pero la historia es mía, el titulo lo elegí por una música que escuche que pertenece a  Kan Mi Youn-Paparazzi, me gusto la música tambien su video por eso escribí esta bonita historia espero les guste vale.

Notas del capitulo:

Holis este un nuevo fic que les traigo para todos mis lectores espero sea de su agrado vale.

Nuestro adorado Naru chan conocera a su querido Sasuke.

 

 

Conociendo a mi opa

 

 

 

En una lujosa mansión, específicamente en un jacuzzi un varón de pelo negro largo con reflejos azules, piel tan blanca, un cuerpo escultural muy marcado, estaba tomando una siesta, era muy guapo, demasiado para ser verdad.

 

Señor Uchiha lo llaman por teléfono – hablo una mujer joven con traje de mucama, realizando una reverencia, el varón al ser interrumpido en su relajante descansó abrió sus ojos mostrando sus jemas oscaras, tan negras como la noche pero sin estrellas.

 

Hmp… enseguida iré... ahora retírese – exclamó el azabache con una voz fuerte y en su rostro una cara sería, la mucama obedeció de inmediato, aún con un rubor en sus mejillas por ver a su jefe en traje de baño – incompetente – murmuró fastidiado el moreno, salio del jacuzzi y dejo ver su buen físico y su estatura de un metro noventa.

 

Cubrio su cuerpo con una bata de algodón color blanco y se puso unas sandalias, empezó a caminar y entrar a su hermosa mansión hasta llegar a su sala, uno de sus empleados al verlo rápidamente le alcanzó el teléfono.

 

¿Diga? – contesto seco el azabache, esperando la contestación del otro lado, claramente se notaba que estaba molesto.

 

Buenos días Sasuke, veo que amaneciste de mal humor… otra vez – se dejo escuchar una suave y delicada voz del otro lado, el azabache al escuchar esa voz su semblante cambió de inmediato a una mas relajada.

 

Gaara... lo siento – se disculpo de inmediato el azabache – no sabía que llamarías hoy... ¿y como te va en tu gira? – preguntó con una sonrisa cálida el varón al escuchar esa voz que siempre le trasmitía paz o eso creía él.

 

Muy bien, las personas son muy educadas y cordiales conmigo – respondió del otro lado – ¿y no hay ningún beso de buenos días o algo? – interrogó del otro lado, causando una risa al azabache.

 

Gaara sabes bien como soy... pero te amo y lo sabes – confesó el varón, mientras escuchaba la risa melodiosa de su novio, un doncel de 24 años, cabello rojo, piel blanca, ojos aguamarina, muy lindo, era modelo y diseñador, eran novios por mas de tres años.

 

Así está mejor – dijo el doncel – Sasuke te llamé para informarte que mi gira se amplió y no podre acompañarte a la boda de tu hermano espero lo entiendas – explico el doncel apenado, al no recibir respuesta se preocupó, no quería hacer enojar a su pareja – Sasuke ¿estás ahí? – preguntó indeciso el pelirrojo.

 

Si Gaara... comprendo no te preocupes, mi hermano entenderá – contestó el azabache con un tono de voz muy diferente además que tenia un semblante diferente – te deseo lo mejor Gaara… debo colgar, tengo una sesión en una hora – informo Sasuke.

 

Lo siento mucho Sasuke... pero en cuanto termine mi gira te prometo ir de inmediato junto a ti – contaba el doncel, esperando a que su novio acepté sus disculpas – recuerda que te amo y gracias... cuídate bye y la llamada se cortó, Sasuke entregó el aparato a su empleado y sin decir nada subio por los escalones en forma de caracol, para cambiarse y terminar con esa estúpida sesión y prepararse para viajar a Japón esa misma tarde si se podía o por la noche.

 

 

 

*******************

 

 

 

Frustrado y agotado miraba por la ventanilla del avión donde era transportado a su destino, que era Japón “Gaara ¿porque siempre pones más importancia a tu trabajo que a nuestra relación?, sera que nos precipitamos en ser pareja, parase que nuestra relación no funcionara” pensaba el moreno, cerro sus ojos y decidió dormir.

 

Cuando despertó fue por el intercomunicador que informaba que habían llegado a su destinó, descendió del avión y salio del aeropuerto, donde su hermano ya lo esperaba junto a su cuñado que estaban con una sonrisa de oreja a oreja.

 

Hola otouto baka – saludo un varón muy parecido a él de 28 años, de pelo largo y negro, piel blanca, muy alto de buen físico a su lado estaba un rubio de 27 años, de larga cabellera que estaba sujeta en una media cola, de una figura envidiable para las mujeres, quien le saludo levantando su mano.

 

Hola Deidara, veo que aún soportas a mi hermano – comento divertido el azabache – recuerdo que mis padres sufrían mucho por su forma de ser – siguió atacando a su aniiki causando una risita al doncel rubio.

 

Mira quien habla, él cascarón vacío que ni sentimientos tiene – soltó con veneno el mayor a modo de defensa, Deidara soltó una risita más fuerte al ver como esos dos seguían siendo iguales.

 

Bueno... mejor es ir a casa para descansar – sugirió el doncel con una sonrisa en su rostro, los dos varones solo asistieron en silencio y se subieron al auto del mayor.

 

En todo el camino nadie comento nada, todos fueron en completo silencio, al llegar al departamento de la pareja, Deidara se encargó de mostrarle la habitación temporal del azabache, este agradeció y se dispuso a darse una ducha relajante y dormir unas cuantas horas, mientras en la sala la pareja miraba una película, ellos se encontraban abrazados y cubiertos por un cobertor, poco a poco ambos se quedaron completamente dormidos.

 

 

 

******************

 

 

 

En un pequeño departamento muy sencillo, un pequeño doncel de 15 años comía como si su vida dependiera de esta, era un pequeño comedor solo para dos personas, claro por que el pequeño doncel vivia solo, sus padres habían fallecido en un accidente cuándo el apenas nació, no murió debido a que su madre le había protegido con su cuerpo, era un chico muy alegre e hiperactivo.

 

Su nombre Naruto Uzumaki, era un doncel, tenía su cabello rubio semicorto, melena a decir verdad, piel ligeramente bronceada muy fina y liza, ojos muy azules, en sus mejillas tenia unas muy curiosas marquitas, parecían bigotes, pero eran cicatrices producto de ese accidente, le daban un aspecto a un animalito, por esa razón sus compañeros de instituto le llamaban gatito o zorrito, era muy bonito.

 

Una vez terminó de comer, su vista observó el gran desastre que había causado, soltó un suspiró de resignación y se dispuso a limpiar su gran desastre, cuando terminó, se fue a dar una ducha rápida y se cambió de ropa, una camiseta color naranja y un short negro que le quedaba hasta los muslos, dejando ver sus hermosas piernas, unas zapatillas color blanco, listo salio de su pequeño casa y fue caminando hasta llegar a una estación de buses, espero unos minutos y al fin abordó el vehículo.

 

Al ver que llegó a su destino, se bajo y fue corriendo por las calles de la cuidad, hasta llegar donde habian departamento muy lujosos, busco la dirección, al encontrar la dirección y el departamento indicado toco el timbre una y otra vez, espero y nada, como una hora paso y volvió a insistir hasta que la puerta se abrió, subio los pequeños escalones y busco una llave en la tapicera y saco una llave la abrió e ingreso al departamento, dejo sus zapatos en la entrada y se puso las zapatillas que tenían para visitas, avanzó por el pequeño pasillo hasta llegar a la sala, ahí diviso a los dos dueños del departamento.

 

¡TÍO DEI! – grito el doncelito, asustando a los dos dormilones, que sin poder evitarlo sus cabezas chocaron entre sí, ambos se quejaron del dolor y miraron con reproche al causante, que solo les sonreía de manera divertida, con una mano en su nuca.

 

Naruto... cuantas veces te dije que no entraras de esa forma a la casa – regaño un enojado Deidara – no quiero morir del susto… antes de casarme – dio su punto de vista el doncel mayor, causando un tic en su pareja.

 

Hola Naru chan… pero mira nada mas, te haz puesto muy lindo – halago el pelinegro, causando un tic en su pareja – ¿a que se debe tu visita? – preguntó muy interesado el Uchiha.

 

Ah... bueno... hola – saludo nervioso el doncelito – yo... quería ah... me pueden prestar su cámara por favor – rogó el menor, juntando sus manitas a modo de súplica, con sus ojitos brillosos, ambos adultos sólo decidieron complacer al pequeño, quien se negaría a semejante escena, nadie se respondieron ambos adultos.

 

Itachi subio a su habitación, mientras Deidara preparaba un té en compañía de su sobrino qué este solo tarareaba una canción muy alegre, los dos donceles estaban sentados tomando el té verde tranquilamente, en ese momento ingreso el pelinegro y le extendió la cámara al rubito quien alegre lo recibió y agradeció a la pareja.

 

Y ¿para que tanto quieres la cámara Naru? – preguntó su tío mientras alcanzaba a su pareja una taza de té – ¿qué paso con tu cámara... mejor dicho que le hiciste a tu cámara? – dijo el rubio mayor, Itachi solo comía unas galletas junto al té mientras observaba a los rubios hablar.

 

Yo... bueno... mi amigo Kiba me pidió prestado para sacarle fotos a su novio y cuando este se dio cuenta se enojo mucho y sin medir sus actos lo arrojó a la pared y mi pobre cámara se rompió en mil pedazos – explico el menor, dramatizando sus palabras mientras se tocaba su corazón.

 

¿Solo por sacarle fotos? – interrogó asustado el mayor “ese chico debe tener muchos problemas con su autoestima y debe estar loco” se dijo internamente Deidara.

 

Lo que pasa... ah... Kiba le saco las fotos en el baño... cuando Shino se bañaba – contó todo sonrojado el doncelito “el chico no esta loco, el loco es su novio” se corrigió el doncel mayor en su mente, estaba por preguntar más, cuando escuchó el ruido de los escalones, todos dirigieron sus miradas a la puerta y vieron ingresar a un alborotado azabache. 

 

Hola – saludo a los presentes sin tomar importancia, fue al refrigerador y saco una botellita de agua y se la bebió toda, cuando termino la puso en el sentó de basura, se dio la vuelta mirando a los presentes, estos le miraban con una cara de susto – ¿qué pasa? – preguntó desconcertado el azabache.

 

Sasuke tu... tu cabello – mencionó su hermano mayor, el azabache en un rápido movimiento ya estaba en frente de un espejo y en todo el departamento se escuchó un fuerte grito.

 

¡NOOOOOOOOO! – Sasuke al verse en el espejo se espanto, todo su cabello estaba echó un completo desastre, tenia baba en su cara y producto de eso sus cabellos se habían pegado a su rostro, su imagen era un desastre, corrió a su habitación y se encerró ahí.

 

Itachi san – llamó muy calmado el pequeño doncelito, este solo le miró atentó – él... él es su... su hermano ¿verdad? – preguntó entrecortado el rubito a causa de la emoción que se estaba formando en su corazón.

 

Si Naru chan... es Sasuke, mi hermano menor – contesto con simpleza el mayor, Deidara solo miraba en silencio bebiendo su té al ver el comportamiento de su sobrino.

 

Pasa algo Naruto ¿te noto algo nervioso? – interrogó el doncel mayor, al ver a su pequeño sobrino apretar la cámara, mientras todo su cuerpo temblaba.

 

¡KYAAAAAA! – grito fuerte el pequeño doncelito, ocasionando a que ambos adultos tapen sus oídos por la voz chillona que soltó el menor – no... no puedo creerlo es Sasuke... es Sasuke – repetía una y otra vez el pequeño rubio con sus ojitos grandes y brillantes mirando los escalones, la pareja solo miro todo los actos del menor con desconcierto.

 

Bueno... hola nuevamente – saludo el azabache ya todo arreglado, iba a sentarse cuando solo sintió como alguien se le lanzaba a su encima causando que ambos cayeran al pisó, Sasuke fruncio el ceño muy molesto por tener en su encima a una bola rubia.

 

¡Kyaaaaaa!, mucho gusto Sasuke san ¡kyaaaaaa!, soy-soy Naruto Uzumaki y siempre soñé con conocerlo muak – se presento muy contento el menor besando en la mejilla al azabache, quién estaba tapando sus oídos por los grito del menor – ¡kyaaaaaa! es tan guapo, ¿tiene novia o novio?, ¿le gustaría salir conmigo?, ¿le gustaría que le preparé algo?, ¿cuando llegó?, ¿puedo ver su habitación?, ¡kyaaaaaa! que emoción – el pequeño rubio no dejaba de preguntar y gritar mientras abrazaba al mayor quien se sentía mareado por tanto grito y a la vez tantas preguntas.

 

¡YA BASTA PEQUEÑO DOBE! – grito un muy molesto Sasuke, no podia creer que apenas llegaba a Japón ya era acosado por un dobe y que además se tomaba el atrevimiento de besarlo y abrazarlo, para el colmo estar en su encima – ¿quieres quitarte de una buena vez?, pesas – protesto el azabache, el rubito algo desconcertado miro, de unos minutos proceso la información y en la posición que se encontraba, se apartó de inmediato muy avergonzado.

 

Yo... yo lo siento mucho Sasuke san – se disculpo realizando una reverencia a modo de disculpa, la pareja solo miraba divertida por lo susedido.

 

Bueno... jejeje... Sasuke te presento a mi sobrino – hablo un divertido Deidara – y Naru chan deja de molestar tanto a Sasuke – reprendió al menor, quien solo agacho su cabecita rubia apenado.

 

Itachi para romper ese ambiente tenso que se formo, decido intervenir, sugirió comer algo ligero y salir a pasear Naru salto de alegría al saber que estaría al lado de su persona favorita al que admiraba y amaba, dos días después la boda se realizó, era sencillo solo asistieron amigos cercanos y familiares nada más.

 

La pareja se fue de luna de miel dejando el cuidado de su departamento al azabache, quien prometió cuidar de éste y también del pequeño dobecillo sin saber que ese pequeño doncel seria su tormento y que tal vez logre entrar y romper la coraza de hierro que formo en su corazón el azabache.

 

 

 

Continuara.........................

Notas finales:

Nos vemos en el próximo capítulo.

Espero dejen sus comentarios para ver cómo voy avanzando la historia de este fic.

PD: Es un fic que tiene pocos capítulos si no me equivoco solo son ocho.

Arigato minaaaaaaaaaaaaaaa.

Loading...



Introduzca el código de seguridad que aparece debajo: