Login
Amor Yaoi
Fanfics yaoi en español

Ai wo ataeru kemono tachi. Tomo 1 , 2 (Traducción finalizada) por yuniwalker

[Reviews - 0]   LISTA DE CAPITULOS
- Tamaño del texto +

Cuando me di cuenta, ya no era un mundo que conociera.

Después de terminar el servicio de guardia en el hospital de siempre, me había dirigido a casa lo antes posible para descansar mi cuerpo cansado. Inmediatamente después de cerrar los ojos, sentí la sensación de ser expulsado. De ser arrebatado de mi cuerpo y sacudido por una fuerza extraordinaria. Finalmente, cuando el campo de visión regresó, no fue una imagen familiar la que se extendió frente a mí, sino la visión de un extraño bosque lleno de árboles.

El incidente no fue lo único que estaba sucediendo en mi cuerpo.

Primero que nada, mi cuerpo era más ligero.
El dolor de espalda ya no estaba allí, lo tengo porque a menudo me mantengo en cierta postura durante una cirugía larga. Mi altura originalmente no era tan alta, pero mis ojos ahora enfocaban de un modo extrañamente bajo. Mis manos eran pequeñas y mis piernas eran diminutas también. Los zapatos que llevaba puestos estaban por todas partes, y mi camisa, mi chaqueta y los pantalones que utilizaba eran tan grandes como para traerlos puestos. La bata que llevaba se había caído a mis pies.

No entendí lo ocurrido y me quedé atónito por un tiempo largo, pero logré recuperar la cordura y caminar por el bosque hasta un lugar similar a un lago. Mi garganta tiene sed y mi boca se precipita al agua para beberla de inmediato... Aunque pensé que tal vez estaría un poco turbia, el agua en el lago es más clara de lo que esperaba y no puedo controlar el impulso desesperado de mi ser. 
No puedo olvidar el impacto cuando llegué a la orilla, incliné mi cuerpo, y antes de beber, me miré...

No era mi cara la que se reflejaba en la superficie del agua.

Incluso aunque tenía 40 años, la enfermera bromeaba y parecía celosa de que mi aspecto fuera como el de un residente. Los médicos y los jefes de piso se reían de mí y me decían "Danos el secreto." 
Sin embargo, la cara que aparece frente a mí en este momento es la de un adolescente. Puede bien confundirse con la de un niño. No importa lo joven que sea, nunca me ví de esa manera. No recordaba las características que tenía cuando era niño, pero no me sentía yo. Era un fenómeno aterrador, una anomalía del universo. Siento por primera vez que no tengo control de mi, que soy un inútil. Que estoy perdido.

No recuerdo mucho después de eso.

En medio de mi caminata sin sentido por el bosque, conocí a los tipos malos del cuento y ellos me mostraron sus cuchillos. Cuando me sorprendí por sus acciones y de repente traté de escapar, me agarraron por detrás y me golpearon en la cabeza. La próxima vez que me di cuenta, ya estaba en algo así como un carruaje tirado por caballos...

Al llegar a lo que parecía ser una ciudad, me sacaron del carruaje y me pusieron en lo alto de una tarima. Hubo una persona que estaba arrodillada a mis pies y otra que me sujetaba por la espalda... Pero esos hombres no eran japoneses. Uno tenía orejas de bestia en la cabeza y otro tenía escamas en la piel.

Eso es lo que puedo recordar.

Después de un tiempo, lo que finalmente entendí fue que fuí atrapado por un banda delictiva y vendido como "Esclavo" en otro mundo que no era la tierra, ni Japón. Afortunadamente podía entender el idioma y hablarlo un poco, así que dialogué desesperadamente con uno de ellos, que parecía ser un esclavo como yo... Pero se rió, y me golpeó en la nariz hasta quebrarla.
Fue un evento muy impactante para mí, que vivía en un país pacífico llamado Japón. Alejado de la violencia.

Al cabo de unos días salí de mi celda, pero fuí obligado a utilizar un collar de hierro terriblemente pesado en el cuello. Cuando un hombre me golpeó, el collar se calentó por un momento, violenta y dolorosamente. Al meterme de nuevo en un carruaje, descubrí que me llevaban a una nueva mansión. Más grande y lujosa que la anterior. Allí me lavaron con agua y me envolvieron en algo parecido a un paño grande con aceite. Instantes más tarde, me condujeron ante los hombres de una habitación pequeña y sin luz...

De los tres hombres presentes, el mayor, que tiene las orejas de un gato sobre la cabeza y un elegante traje de satín, comienza a hablar con otros cuando me agarra del brazo y me tira justo en frente.

Lo que encontré en esta historia es que soy una raza humana pura. Una raza que es rara en este mundo. Los hombres delgados de ojos y pelo negro son preciosos. Una maravilla.
Y, aparentemente, las bestias me miraban con intenciones meramente sexuales.
Para ser sincero, siempre he sido consciente de mi homosexualidad... Pero eso no significa que acepte esto. Me sentí en peligro e intenté escapar del lugar, pero los hombres me agarraron de inmediato y me arrastraron a una enorme cama en medio de la habitación. Como resultado, fui violado en el lugar por los tres hombres. Por primera vez, las lágrimas expresaron el intenso dolor que sentí cuando un objeto extraño fue atornillado en mi ano y las erecciones de los hombres se elevaron dentro y fuera de mi boca hasta que estuve inconsciente.

Por supuesto, aunque resistí con demasiada fuerza, fuí golpeado por todos ellos. Pateado una y otra vez. Luego, algo parecido a una descarga eléctrica salió del collar que utilizaba desde antes de venir aquí. Gradualmente, perdí la capacidad de aguantar. Ya no luché.

Mi cuerpo después de este asalto, fue terrible.

No podía ver mi ano directamente, pero debía haberse rasgado porque el sangrado era severo. El cuerpo que había sido violado estaba lleno de fluidos, heridas, e incluso era difícil moverme por mi cuenta. Después de eso, el hombre que parecía ser el sirviente de la casa, me cargó muy fácilmente y me confinó en un lugar parecido a una prisión pequeña y escondida dentro de la casa.
Creo que estuve llorando por unos días, llorando por mí, por el arrepentimiento y el dolor de que mi primera experiencia masculina hubiera sido en una violación.

La comida era pan duro y un poco de sopa, me la daban dos veces al día. No había ningún problema en que fuera tan poco porque en realidad no tenía mucho apetito.

A partir de entonces, cada pocos días, me llevaban frente a varios hombres para que pudieran hacerme siempre lo mismo. Los sujetos que venían a verme no eran humanos como yo, sino... Las llamadas "Bestias" como perros, personas con orejas, colas de gato o pieles de lobo. Hasta donde escuché, parecía que la actividad sexual con humanos como yo era bastante agradable.
En comparación con las bestias, los humanos tienen una mayor cantidad de poder mágico en sus cuerpos (Fue también la primera vez que aprendí que el concepto de magia se ocupaba mucho en este mundo) y los poderes emitidos proporcionaban entonces un tremendo placer a las bestias cada vez que conectaban sus cuerpos...

Lo sorprendente fue el hecho de que no había mujeres en este mundo.

Era solo una especulación, porque mi vida se basaba en un confinamiento sin fin en el que no recibía la información necesaria... Pero no era tonto. Podía escuchar, podía ver, podía intuir y analizar. Eran todos hombres. Me preguntaba frecuentemente cómo un hombre solo podría tener un hijo ¿Cómo es que se reproducían? pero no había forma de saber la respuesta.

Desde entonces, la misma forma de vida ha seguido siendo igual durante un buen tiempo... Creo que esta repetición continuó durante varios meses en realidad. Después de dormir, me levantaba, comía y era follado. Dormía y me levantaba, comía y era follado... La familiaridad era terrible y era doloroso ser violado por tantos hombres. Pero fui capaz de resistir de forma natural.

Un día, de repente, me llevaron de una mansión a otra. Aparentemente, el maestro anterior pareció cansarse de mi cuerpo y el maestro de este edificio extraño parecía haberme comprado como un acto de buena fé. 
La vida allí no era muy diferente de la mansión anterior, la única diferencia importante era que a este maestro le gustaba ser mimado por un niño pequeño durante el sexo. Yo, claramente. Sin embargo, tenía 40 años y no podía deshacerme de las manías y modismos que ya había adoptado con el transcurso del tiempo. Parecía que no le gustaba el yo que seguía hablando como un doctor.

Cambié mi forma de ser y me hizo hablar lo más infantil posible. Todos en la casa me pedían que fuera amable con mi esposo. "Tratalo bien." Me tomó un tiempo, pero me las arreglé para adaptarme. Como siempre. 
A partir de ese momento, aunque tenía 40 años cuando estaba en Japón... La experiencia que había acumulado hasta entonces comenzó a desvanecerse y comencé a tener la ilusión de que me había convertido en un niño de verdad. Finalmente, la vida como esclavo sexual no duró tanto tiempo y fue algo aburrida por las semanas y meses que le siguieron. Vendido y comprado de nuevo, y cuando se aburrían de mí, me vendían y compraba alguien más.

Afortunadamente, el propietario que me compró esta vez parece tener un buen gusto por los niños. La experiencia que cultivé en la segunda mansión fue útil y me sirvió para arreglarmelas por un momento, pero siempre sentí que no era yo. No podía ser yo cuando me estaba rebajando de esta manera...

¿Tal estilo de vida duró aproximadamente 2 años? No puedo decirlo con claridad porque, después de eso, de repente fui arrojado a un nuevo infierno.

Fui vendido a una "Cafetería."

Nunca dije que había disfrutado mi vida como esclavo, por supuesto que no era feliz... Pero vivir en Kashiwakan, era un infierno. Nunca se me permitía descansar y me tomaban todos los días de la manera en la que quisieran. Aunque el cliente parezca una persona normal, en realidad disfrutan lastimando mi cuerpo o violandome hasta que mi mente se vuelve un manual de herramientas obscenas... Eventualmente, cuando estaban dentro de mí, se convertían en bestias. Bestias enormes que se excitaban destrozando cada parte de mi cuerpo...

No sé cuántas veces quise morir... Pero incluso si deseaba hacerlo, no podría lograrlo nunca: Esto se debe a que el collar hecho de hierro que se adjuntó anteriormente a mi cuerpo, parece ser una herramienta mágica que ha sido maldecida de varias maneras para limitar severamente las acciones de un esclavo. Además de la maldición del collar, me pusieron un hechizo para la prohibición del habla, una maldición para la prohibición del suicidio y una maldición que me impedía escapar. También hay una maldición que permanece en mí, como una marca similar a un tatuaje... Algo que dice "Vean hacía mi." "Soy una puta." La prohibición del suicidio no permite que el esclavo muera por sí mismo. La prohibición del habla hace que no reveles los secretos que conoces en la cama y que no escupas palabras de rechazo al cliente. Por lo tanto, no podía elegir suicidarme, y no había otra manera que pasar mi vida estando en el infierno, simplemente matando mi corazón.

 


Si quieres dejar un comentario al autor debes login (registrase).